sábado, 11 de julio de 2015

Huercasa Country Festiva - viernes, 10 de julio.


Entrar en Riaza, bordear El Rasero, divisar a través del parabrisas el frontón, estructura evocadora de mi tierra, aparcar enfrente de la que siempre me han hecho sentir mi casa...dificilmente se puede adjudicar a estas sensaciones el termino volver, difícil cuando realmente nunca, cuando me alejo del pueblo, tengo la sensación de marchar. Riaza siempre esta en mi recuerdo, lo llevo en el corazón, al pueblo y a sus gentes, pasear por sus calles nunca me es extraño, casi como caminar por las arterias de mi Bilbao, la compañía de mi gente de aquí nunca me resulta como algo remoto o esporádico, se trata de algo tan normal como el trato con los mío de todos los días, difícil aplicar el verbo volver, simplemente es estar en casa, en mi otra casa, Bilbao, León y Riaza...tengo tres casas.


Si además se da la circunstancia de que estos días se desarrolla en esta localidad un festival como el Huercasa Country Festival dedicado a uno de los género musicales que mas me gusta pues la visita se convierte en un deleite doble.
Ayer por segundo año consecutivo el festival me sirve de escusa para regresar a Riaza, el country empasta de forma natural con este entorno natural, con la personalidad e la villa y con el carácter de sus paisanos, no podían elegir un lugar mejor para un evento como este.
Tras unas cervecitas por la mañana y la comida con la familia, un rato de sobremesa y dando un paseo nos dirigimos al campo de fútbol de Las Delicias con expectación y hormigas en el estómago, este año tengo la suerte de que me acompañen mis primos Esther, Claudi y el pequeño Diego que asiste a sus primeros conciertos, solo el sofocante calor aporta un cierto pesar a la dicha mientras esperamos la llegada de los primeros acordes escuchando las canciones que el ilustre Manolo Fernandez, quien vuelve a oficiar de maestro de ceremonias, ha elegido pinchar para la ocasión.


Y finalmente, cuando el calor empieza a dar un respiro, a eso de las 21:00 horas, Manolo nos presenta el primer bolo, y así salta al escenario la madrileña Nat Simons, había ganas de escucharla en vivo y no decepciono, aunque comenzó algo dubitativa, cosa normal al verse abriendo un festival de gran enjundia con un cartel de enorme importancia, pronto se sintio mucho mas segura, clavo sus botas en las tablas y ofreció un recital excelente, poseedora de una voz de carácter y un timbre arcilloso perfecto para el género, instrumento que sabe frasear de forma impetuosa en ocasiones y delicada en otros lides, desplegó temas propios de sus dos trabajos discográficos: "Home on High" y "Trouble Man" y algunas buenas versiones de históricos como Chris Isaak o la Creedence, notable comienzo y confirmación de que la señorita Simons es un proyecto más que prometedor.


Tras la madrileña tocaba el turno a los texanos Old 97's, primera visita de los de Dallas a España, rendido fan de la banda el que suscribe desde que descubrió el pasado año su último trabajo de estudio: "Most Messed Up", auténtico pelotazo de country-rock al que no le dieron demasiado protagonismo ayer, decantando el cancionero ofrecido por los cortes de mas marcado sello campero, sonaron de miedo, compactos, seguros y enraizados, plenos de actividad y con un frontman llamado Rhett Miller arrebatador, con una actitud imflamable y pletórico en todo momento, un guitarrista Ken Bethea, que sabe lo que tiene que expulsar su Telecaster, y una base rítmica de ensueño con Philip Peeples y un gran bajista como Murry Hammond que oficia de cantante en algunos corte, poderosos y activos encandilaron al respetable y a mi me conquistaron ahora en vivo.


Y cerraba la velada un ángel llamado Laura Cantrell, ya demostró esta condición en Bilbao el pasado miércoles y anoche lo volvió a demostrar, todo lo que se diga es poco, una artista capar de calentar la noche que el relente nocturno castellano empezaba a enfriar con la calidez de su voz, bella, como una caricia, sexo entre voz y oídos, entre pasión y corazón, fraseo elegante, lírico, dulce y melancólico y además femenino...pero encima ofreció un cancionero bellísimo, con su primer Lp de protagonista, ese "Not, the Tremblin' Kind" (2000) que es una POM como una casa y presentando varios temas de su último disco "No Way There From Here" (2014), también excelente.


Fué el momento mas glorioso de la noche la interpretación de ese bálsamo que es "Two Seconds" y el final antes de los bises con "Not, the Trembin' Kind", la señorita Cantrell además es simpática, cercana y emana paz, nos obsequio con dos bises y se mostró en todo momento como una dama, una suerte haber disfrutado por dos veces de una artista tan descomunal, una gran suerte, esperemos que no tarde en volver.
Éxito total la primera jornada, en lo musical, en cuanto a organización y en lo tocante a público, hoy el plato fuerte, con actuaciones en la plaza del pueblo y juegos infantiles a la tarde en El Rasero, y en el festival U.S. Rails y Rodney Crowell y...pero eso lo contaremos mañana.

6 comentarios:

  1. Cuanto de lo que leo Addi me hubiera gustado verlo y vivirlo en directo, rodeado por ese típico paisaje castellano de sol y moscas, plazas y callejas, eras y montañas, perros amigos y poso de pacharán en las entrañas. Y yendo al campo donde se celebra el Festival, con ese hormigueo como dices, haciendo de una pequeña historia algo grande dentro de nuestra musical. El martes 14 estaré en Riaza con la familia (lamentablemente este año no me he podido "librar", prometo liberarme el que viene...) durante una semana y, seguro que encontraré ecos de vuestras andanzas. El aire caliente me traerá recuerdos de vuestros bailes y de vuestros sueños musicales del verano del 2015.
    Abrazos,
    JdG

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues el año que viene nos vemos alli, con mas musica y degustando asados y patxaranes.
      Este año ha estado genial.
      Abrazo.

      Eliminar
  2. Da gusto leerte Addi, aprovecha tu q puedes y sigue contandolo todo. Que disfrutes del festi! Muxus.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como hasta octubre no tengo vacaciones tengo que aprovechar estos fines de semana, desde luego ha merecido la pena.
      Muxus.

      Eliminar
  3. La verdad es que es sorprendente que no le den más cancha a un discazo como Most Messed Up, espero y deseo que eso no signifique nada raro. Abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo leí tu crónica despues del concierto, y ahi es donde me sorprendio, pensé que lo de Riaza se debía a que habían tirado por discos y temas mas country, en lugar de Most Messed Up algo mas rockero, pero cuando ví que en Valencia había ocurrido igual me sorprendió.
      Esta noche les vuelvo a ver en Bilbao, veremos aunque no creo que cambie mucho la cosa.
      Fuerte abrazo.

      Eliminar