miércoles, 22 de julio de 2015

Anderson East - "Delilah" (2015)


Reflexionaba el otro día el compañero Bernardo de Andrés Herrero en su reseña de Mi Tocadiscos Dual en la que presentaba el disco que hoy comentamos (pinchar reseña), que parece que los negros están involucrados en otros estilos musicales más modernos como el Hip-Hop o el Dance, dejando un poco al margen las músicas que durante décadas han cultivado con infinita sabiduría hasta convertirlas en géneros sublimes e  inmortales, disciplinas musicales como el blues o el soul parece que en este nuevo milenio interesan menos a los hermanos de color, debo añadir a esto que esa misma sensación es la que vengo detectando en los últimos tiempos yo también.
Circunscribiéndonos a este último palo, al soul, es justo decir que por contra no son pocos los artistas blancos que están cogiendo el relevo a los dioses inmortales de color de anteriores décadas, y en bastantes casos haciéndolo francamente bien, todos conocemos y admiramos los trabajos de gente como Danny & The Champions of The World, Eric Lindell, Marc Broussard, el irregular Eli "Paperboy" Reed, la magnífica Joss Stone, la edulcorada Duffy, el impecable Jessee Dee o los mas psicodélicos Monophonics; todos ellos de raza blanca y practicantes de un soul revisado con los aires del nuevo siglo, llámenlo Neo-soul, soul-pop o como quieran, lo cierto es que estos músicos, entre otros, nos han regalado excelentes trabajos de este glorioso estilo en los últimos años.
A estos nombres hay que añadir sin perdida de tiempo el de Anderson East, fue leer la reseña de Bernardo antes comentada y nuevamente recomendada, y ponerme a buscar material de este chico de Athens (Alabama) tierra chica también de los Drive by Truckers,  aunque ahora asentado en Nashville.


No fue difícil encontrar referencias a este trabajo, el tercero de su producción titulado: "Delilah", y que llega tras el EP autoeditado: "Flowers of the Broken Hearted" (2012), y un primer intento de 2009 firmado con su auténtico nombre (Mike Anderson), y que recibió el titulo de: "Closing credits for a fire".
Elogiosos comentarios de la crítica especializada en su país, piropos que se ven justificados desde la primera escucha del álbum.
Y es que "Delilah" es un disco que partiendo de encendidas melodías, reventonas de emoción y portadoras de textos pletóricos de romanticismo, todo escrito  y compuesto por Anderson, nos lleva del brazo por los senderos luminosos y de dorado color del soul mas lírico y acariciado, aquel que rememora a tipos como Al Green en cuanto a calor y a sujetos blanquitos como Ryan Adams o Amos Lee en cuanto a un acercamiento casi genético a un  country rockerete de baja intensidad que está, pero no se impone, felizmente barajado por la producción de Dave Cobb, que se esta convirtiendo en un productor fantástico para trabajos de tipo íntimo y enraizado como este o como  los dos últimos de Jason Isbell (igualmente sublimes), que también cuentan con el buen hacer de este hombre en la mesa de control.
Poco más de media hora es lo que se tarda en degustar esta dulcinea, una caja de diez bombones que una vez que empiezas, como ocurre con el rey de la repostería, no puedes dejarlo hasta devorar toda la caja.
Así ha de ser, empezando por "Only you", corte de ritmo bailable, vivo de teclas y vientos que Mr. East canta con dulce voz de deje áspero.
El primer single viene a continuación, "Satisfy me" es un tema con cierto tono funk, decorado por vientos y cantado de forma apasionada, con un estribillo imponente y unas guitarras contoneantes, gran single.
Pianos y vientos para un tema más desgarrado, con esencias de Van Morrison en su textura y un hammond irresistible, otro gran momento titulado: "Find 'Em, Fool 'Em & Forget 'Em".



Romanticismo y acercamientos poperos de tremenda clase, coros femeninos, y estupendo tratamiento sónico  en "Devil in me" y "All I ever need", de influencia mas de la bahía y de Otis, similar comentario resulta apropiado a la bonita "Lonely".
En cambio "Quit you" es más ácida y descarada, mientras "What a woman want's to hear" tiene un toque mas folk-rock de esencia songwriter.
Breve y deliciosa: "Keep the fire burning", imposible no deleitarse en su estribillo.
Finaliza esta gincana por las beldades souleras con la mas extensa del trabajo, la bucólica y fascinante fragilidad de "Lying in her arms".


Disco apasionado y romántico  donde los halla, pinceladas de soul y algo de funk, un rock crooner rebotado y canto elegante y entregado, gran producción y uno de los discos que sospecho se empeñará en ocupar plazas altas en el mes de diciembre, al tiempo.

11 comentarios:

  1. Pues suena exquisito este tipo la verdad, muy bien, me ha gustado.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Suena genial, un disco sin rellenos, todos los temas son elegantes y bonitos, te lo mando.
      Abrazo.

      Eliminar
  2. Que gran disco, lo estoy disfrutando como un loco. Tambien el Live at Fame que tiene editado por Spotify ( pero se encuentra por la red ) es una maravilla, aunque son los mismos temas del disco. Para mi disco del año, por ahora.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues a cualquier cosa le llamáis disco del año. Rafa, que no te enteras de nada, como siempre. Lo tuyo es esto y no los grandes, que te aburres de ellos a la segunda canción. ¿Recuerdas?

      Eliminar
    2. Un gran disco, con una gran produccion y unas melodias perfectas, sera uno de los destacados sin duda.
      Saludos.

      Eliminar
    3. Antonio, no se quien eres ni a que te refieres con tus comentarios..pero si eres feliz asi, sigue con tu vida... un abrazo

      Eliminar
    4. Yo soy muy feliz pero no voy de listillo como tú. Y me refiero a que te cansas enseguida de Al Green o Bill Withers pero te meas del gusto con Eli Paperboy o cositas tan flojas como esta, hasta el último de Mike Farris te parece excepcional pero cuando te ponen un disco clásico por delante demuestras lo gañán e inculto que eres

      Eliminar
  3. Thanks por la reseña y si el disco es muy agradecido Es esa introducciomn de los elementos de américano lo que da un estilo distintivo y le permite escapar de la mera copia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ademas de lo que comentas me parecen unas composiciones estupendas, un sonido muy logrado, nada frivolo y si elegane pero nada aparatoso, y bien cantado, me parece un disco excelente y un artista que promete.
      Reseña obligatoria, pues tu me lo has descubierto como tantos otros.
      Gracias a ti.

      Eliminar
  4. por cierto, este disco como Mike Anderson "closing credits for a fire", lo tienes ?? no lo encuentro por ningún lado.. te lo agradecería. un abrazo,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya lo siento Rafa, pero yo tampoco lo encuentro, solo un tema en spotify, me temo que no va a ser facil, si encuentro algo te digo.
      Abrazo.

      Eliminar