martes, 23 de junio de 2015

Azkena Rock festival - 2015, Sabado 20/06/2015


Segunda jornada de festival y desde la mañana decidimos tomar la calle, desayunar, poner los coches a resguardo de multas de aparcamiento, y lanzarnos a la plaza de la Virgen Blanca y alrededores a degustar refrescantes cervezas y nutritivos pintxos con los que almacenar reservas energéticas para lo que estaba por venir, lubricar organismos previniendo a los mismos de problemas derivados del calor que azotaba Gasteiz el sábado y alegrar espíritus que ya demostraban alegría por la presencia del rock and roll alrededor sin necesidad de mayor ayuda líquida, pero por si acaso.


Y pronto llegó la primera oportunidad de demostrar lo oportuno de tales decisiones con la llegada de Sven Hammond al escenario callejero público de la celebre plaza de la Virgen Blanca, los holandeses nos ofrecieron un recital excelente, lleno de soul, funk, blues y rock sabiamente combinado y acertando con la formula para hacerlo llegar al público gracias a la energía de la banda liderada por Sven Figee  y las extraordinarias dotes comunicativas del frontman Ivan Perotti, que cuenta encima con un impresionante instrumento, desgranaron temas principalmente de sus dos últimos trabajos e insuflaron de energía, buen rollo y una pizca de sana y divertida locura al respetable, que termino ocupando el escenario junto al grupo en la interpretación de uno de los últimos temas.
Tras el bolo decidimos comer a base de pintxos (y cañas), lo que produjo un cierto estado que hubo que solucionar con una reparadora siesta que nos impidió ver a Josh Homme al mando de su otro proyecto: Eagles of Death Metal, la verdad es que no he leído ni oído nada de este concierto, cosa que me parece un tanto extraña.


Pero si llegamos a una de las citas marcadas con una X bien gorda en el programa, la que teníamos con los californianos Cracker, lejana su anterior visita a ARF, venían con el imponente doble Lp: "Berkeley to Baskerfield" publicado en los últimos guarismos del calendario de 2014 y que consiguió hacer que muchos nos rindiésemos (una vez más) ante la evidencia de la extraordinaria calidad de la formación de los excelentes: David Lowery y Johnny Hickman, ambos demostraron en la agradable tarde del sábado sus cualidades con un bolo magnífico, pletóricos de pureza sónica, Hickman es un guitarrista absolutamente monstruoso, Lowery un gran cantante y un músico versátil y talentoso, se acompañaban además de una banda de gran enjundia y ofrecieron un repertorio en el que brillaron sus armas musicales, country, rock soleado y de son californiano, sonido de carretera en un entorno de clase y lucimiento musical, realmente grandiosos.


Ultimo suspiro de los Cracker y a la carrera a por Reigning Sound que actuaban a continuación en el escenario pequeño, era otra cita esperada con emoción, su último disco: "Shattered" es de lo mejor que se pudo escuchar el pasado curso y había ganas de ver a la banda con estos temas...nos quedamos un poco con las ganas, pues no tubo especial protagonismo este álbum, el mas soulero de su trayectoria, un tanto alejado de sonidos garajeros de anteriores entregas es lo que muchos esperábamos escuchar, no fue así y los de Greg Cartwright optaron por resaltar su pretérito sonido grasiento y underground, típico  del garaje, ofrecieron no obstante un concierto excelente, de gran cohesión sónica y prestancia, con momentos en los dos primeros tercios del mismo realmente gloriosos, aunque tal vez una excesiva fijación en cuanto al sonido dejo una sensación un tanto monocorde y repetitiva que lo acuso la actuación en sus últimas canciones, de todas formas otro gran concierto.
Mientras dábamos cuenta de la cena se escuchaba a Mastodon, no opino porque no estuve ante el escenario y lo que escuche no me dijo nada, no era este grupo objetivo de mis orejas la verdad.


Tras la cena, vuelta al escenario chico donde hacía aparición a las 23:30 el menudo John Paul Keith, en formación de trio y con ajustado traje negro se le veía elegante bajo los focos, este tipo nos regalo un concierto absolutamente memorable, rock and roll vintage, pionero, con influencias rockabillys y countries, esencias ragtime y mucha actitud, sonido impecable, haciendo que su telecaster llenase el espacio abierto como si de una sala se tratase, una panzada a bailar y disfrutar en el concierto (junto al de Cracker) del festival.
Se iba terminando la fiesta con un nada convincente concierto de unos mermados Ocean Colour Scene que además de breves se les noto un tanto pasados, y que no convencieron a casi nadie, en especial a sus fans.
Últimos coletazos por la campa, saludos y despedidas, y poco a poco a sobar, comentando la jugada, contentos por lo visto, escuchado y  vivido, de notable alto en casi todos los casos y con algún sobresaliente, gran festival, de los que años después recuerdas y sonríes al contar .
Mención aparte al recuerdo que guardaré del festival con todos aquellos con los que compartí momentos del mismo, amigos y camaradas que dan sentido a ese rock and roll way of life del que hacemos humilde gala y con quienes siempre es un gustazo estar, comentar sensaciones y bailar unos temas.
Recuerdo especial por supuesto al gran Savoy Truffle con el que he tenido el honor de compartir este fin de semana entre risas, anécdotas y conversaciones musiqueras, disqueras y concierteras, un placer de los gordos.
Y punto, de nuevo en la rutina, el recuerdo en el corazón y los sones de lo escuchado en el cerebro, el año que viene mas y (ojalá) mejor.

8 comentarios:

  1. Qué gustazo poder leerte y que hayas disfrutado. Lástima que no pudiera estar finalmente con vosotros. Cracker siempre son los más grandes. Y Reigning Sound era ahora el momento. Un abrazo, mysuperfriend.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se te echo de menos Johnny, en especial durante el concierto de Cracker todos nos acordamos, como sabemos lo mucho que te gustan los californianos.
      Reigning Sound no llegaron tanto en parte porque le dieron una horientacion al concierto que no era la esperada y su ultimo disco tubo muy poco protagonismo, pero dentro de la excelencia.
      Ahora, lo cierto es que John Paul Keith y Sven Hammond estuvieron apoteosicos tambien.
      Ha sido un gran festival, el año que viene si que si amigo.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  2. Por lo que leo, aparte del tema gastronómico y festivo (siempre garantizado en Vitoria, allí hice parte de la mili en el 77), lo más destacado musicalmente en este segundo día serían Cracker y J P Keith. De los primeros no tengo nada, si del segundo. Me alegro mucho que lo pasaráis tan bien y que tus comentarios hayan sido fiel reflejo del ambiente y alcance del festival. Uno de los mejores, sin duda, y que elegiría sin duda antes de acudir (por ejemplo) al mastodóntico e impersonal Primavera.
    Keep on rocking fellas!!
    JdG

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya sabes lo que se dice de las cabras que tiran para no se donde y de los tipos que dios cria y ellos se juntan jajajaja, lo pasamos genial en la matinal.
      No te puedes perder a Cracker maestro, ademas dieron un concierto estupendoigual que John Paul Keith.
      No conozco el Primavera pero no me llama, salvo un crack no creo que me pase.
      Celebro que te haya gustado la cronica, fue un fin de semana estupendo.
      Abrazo.

      Eliminar
  3. No has oido nada de Eagles of Death Metal porque vinieron en su versión "light", vamos que Josh Homme no vino y sin el nada de nada

    Saludos

    Arturo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tenia intencion de verles pero las circustancias no ayudaron jajaja.
      La verdad es que ahora lo entiendo, ni siquiera he escuchado comentarios destacando que no vino Homme, no lo sabia, ahora lo entiendo, gracias.
      Saludos Arturo.

      Eliminar
  4. Qué bien lo pasamos, y sabiendo la ausencia de Josh Homme, me alegro de no haberme perdido nada importante...

    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo pasamos de miedo, me parecia raro que no se comentase nada del bolo, pero claro, mucho mejor la siesta.
      El año que viene mas.
      Abrazo.

      Eliminar