jueves, 7 de mayo de 2015

Full Trunk - "Full Trunk" (2014) - El rock-blues en hebreo

Israel es uno de los países que más presencia tiene en todos los telediarios del mundo, no creo que esto sea cuestión discutible para ninguno de mis queridos lectores, como tampoco creo que el estado de la Cruz de David aparezca en los informativos por motivos como el que paso a relatar.



El blues, el rock, el rockabilly…no son disciplinas por las que el pueblo israelí dé que hablar al resto de la humanidad, como el hebreo tampoco suele ser el idioma más utilizado para narrar las emotivas, épicas, líricas, nocturnas, oníricas, bucólicas, románticas, sufrientes o juergueras historias que por regla general dan literatura a estos géneros musicales tan amados por muchos.
De hecho, no imaginaba que en Israel, país que desconozco y por lo cual me abstendré de diseccionar socialmente, existiesen bandas que practicasen géneros tan asociados con el maligno, también es verdad que el no entender ni una sola palabra del idioma del Mesías me impide conocer, cómo sería ideal para hacer análisis de las mismas, las letras de los temas de Full Truck.
Pero como el lenguaje de los enraizados quejidos de las guitarras blueseras, los reptantes bajos susurrantes, las autoritarias y perennes baterías que bombean la sangre suntuosa y densa de los sonidos del órgano hammond es un habla internacional, esperanto puro, idioma de signos…no hay demasiado problema para entender la exquisita música de estos tipos, un trío que emula sónicamente a cualquier destacado miembro de la bluesería rockera de los 60s o 70s, sin tener motivo para bajar testas o mirar desde abajo suntuosidades sónicas en cuerdas electrificadas o desnudas, en ritmos apesadumbrados de esquinas en penumbra, en órganos que hacen flotar emociones cual alfombra mágica cargada de sensaciones, o en expresividades desatadas de la arcillosa y polvorienta faringe llena de actitud perteneciente al joven Gal Nisman, quien además de cuerdas vocales aporta su inspiración, derramada sobre los pentagramas que encierran las perfectas melodías que una a una hasta once, dan carta de naturaleza a este excepcional disco debut de estos semitas, Lp de título homónimo, es decir: "Full Trunk".



Se hace acompañar Gal del determinante bajo de Ofer Vayner y de la efectiva batería de Yotam Elazari; contando con el apoyo en las teclas de un excepcional Ariel Keshet.
No miento si digo que este disco me tiene un tanto cogido de la pechera, es lo que siempre me ha gustado, el rock…sucio, con ciertas sensaciones de pub, con evidente influencia sureña y pionera, es blues, de inquietantes guitarras, de fantasmagóricas bases rítmicas y letanía de oscura lectura sónica, es incluso rockabilly tabernario, folk fronterizo y crepuscular..hay preciosas melodías, indómitos punteos, envolventes líneas de bajo que se enredan con una excelente labor de parches y platos, aullidos de hammond que atrapan y seducen y algún piano honky-tonk, y voces sinceras, directas…Que nadie busque nada nuevo, pero garantizo que lo que encontrará es bueno, muy bueno.
La sorpresa idiomática pronto es olvidada cuando empiezan ha hablar las guitarras y la epiléptica base rítmica del rock and roll cincuentero y vetusto de “Now it does not Matter” (evidentemente el título esta traducido al inglés), que tiene continuidad en el blues irresistible de “I Wish You Like”, bailan Muddy y BB en los oídos, en el idioma de la biblia, estupendos momentos guitarreros, órganos soplando pasión, un temazo, clásico pero temazo.
“Balls” es un elegante tema de sureño sabor vintage, muy Mississippi y soleado, que empalma con el oscuro blues que nos envía al Chicago tal como lo entendió Buddy Gay, con cierto funk en guitarras, y brasas en la garganta, estupendo corte: “The Only Blues I Can”.

"The Only Blues I Can":


En cambio “Ways” suena más continental, doliente y humeante, un poco de jazz, y viraje hacia los terrenos dominados por los blueseros de las islas, aquellos Cream hubieran firmado sin dudar este: “Tell You Babe”.
Llegan las acústicas con el toque folk de febriles coros de “Rain Over my Home” que nos conduce al soleado y calenturiento sedimento sónico de sufrientes sensaciones de “Keep Trying”, cantada en ingles, sureña y densa como un relato de Tennessee Willimas.

"Tell You Babe":




Primaverales acústicas y melosidad en la melodía del folk-pop de tono celta, una golosina llamada: “The Power of Silence” y sensaciones sureñas de aroma country en “If You Please”, nuevamente en el idioma de Shakespeare.
Duele despedirse de un disco tan fantástico a la par de clásico, que a pesar de haber recorrido sus senderos y conocer la liturgia de su propuesta se muestra irresistible y en momentos, emocionante, pero aún queda un rugido distorsionado y decibélico con el tema Zeppeliniano, también en inglés: “ADHD”, para cerrar álbum moviendo compulsívamente greñas y pescuezos.



Sé que por aquí pasan muchos amigos amantes de Cream, Led Zep, Free, Muddy…y todo lo que huele a rock, blues o folk de aires gariteros…pues no os perdáis este disco, ni a este grupo, no os descubrirá nada que no hayáis probado antes pero…¿Quién se resiste a un copazo de Rock&blues???...aunque sea en hebreo.

Bandcamp de Full Trunk: https://fulltrunk.bandcamp.com/

6 comentarios:

  1. Como dices, nada nuevo, pero bien ejecutado. Y el cantar en hebreo es un plus, la verdad. Una alegría que de Israel salgan cosas como ésta y no solo masacres contra el pueblo palestino.

    Un abrazo, Addison.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué razón tienes Gonzalo, he preferido ver el disco como una luz de esperanza sobre el ser humano como humano, pero es que además suena de cojones.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Se demuestra que el rock and bluies tieen sitio en cualquier lugar del mundo solo hace falta inspiracion. no estan nada mal Y de Israel poco conozco salvo aldo powerpop

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo de Israel en lo musical solo conocía la ascendencia de Gene Simons,pero el disco suena genial, el segundo ya esta en la calle y es en ingles.
      Sallud.

      Eliminar
  3. Pues, no suenan nada mal.Blues-rock clásico inspirado en los grandes del género. Está visto que el rock'n'roll no conoce fronteras.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por suerte parece que el arte es posible de superar murallas que los hombres no somos capaces de traspasar.
      Disfrutemos del disco.
      Saludos.

      Eliminar