viernes, 6 de marzo de 2015

The Wave Pictures - "Long Black Cars" (2012)


Este trío británico recientemente conocido por mi con ocasión de la publicación de su decimotercer álbum denominado: "Great Big Flamingo Burning Moon" y que aún no he tenido ocasión de echarme a las orejas, cosa que por cierto ansío hacer en breve, ha sido la última sorpresa que me han deparado mis admirados camaradas de la blogosfera. El Espacio WoodyJaggeriano primero, y My Kingdom For a Melody después me han hecho, con sus reseñas, poner pilas para buscar material de estos chicos, cosa que he hecho, siendo este "Long Black Cars" publicado en 2012 lo primero que he encontrado y estrujado sin piedad durante los últimos días.


Atrapado, así me encuentro con las canciones de este grupo puramente inglés, me alegra ver que en U.K. siguen recordando que hay vida tras The Beatles y U2, y que tampoco es cosa baladí tener influencias de gente como Violent Femmes, Johnathan Richman con o sin The Modern Lovers o Velvet Underground. Resultando a un servidor familiar en aspectos de su aura sonora gente como Morrisey o los norteamericanos The Long Ryders e incluso Green on Red.
Resumiendo, que la etiqueta de indie rock se adapta a las mil maravillas a su pose sonora y a la irónica mirada que impregnan a sus textos, pero con un savoir faire ochentero, de aquellos valientes que rockeando nadaban a contracorriente en la década de los sintetizadores.
El que este sea mi primer acercamiento a la agrupación de Wymeswold, me produce una cierta sensación de exceso de osadía, al lanzarme a escribir sobre uno de sus discos, el once, frenético ritmo de lanzamientos por cierto el que mantienen estos chicos, pero intentaré no ir de exquisito, y desde el lugar de neófito en el asunto, tratar de describir lo que esta colección de temas me ha insuflado en estos días que lleva conmigo.
Y la palabra clave es diversión, buen rollo y ganas de seguir, una extraña sensación de conocimiento del terreno que pisaba según avanzaban los cortes desde la primera pinchada, cosa no demasiado habitual, y de comodidad en las primeras escuchas, como si esa forma de tocar las guitarras, inquieta, dinámica y en ocasiones alocada, ese ritmo mas hermanado en ocasiones al pop que al enérgico rock que insinúan las seis cuerdas, esa voz personal y sin embargo universal en tono y brillo o esas melodías vitalistas y nerviosas me llevasen acompañando desde siempre.


Y es que si un disco empieza con dos torpedos tierra-cerebro como "Stay Here and Take Care to the Chicken" de melodía irresistible y "Eskimo Kiss", tema cantado por el batería Johny Helm en lugar de titular David Tattersall, de histriónicas guitarras y ritmo desgarbado pero adictivo, difícil es no quedarse hasta el final.
Nos solazamos con el estribillo vacilón y fácil de "Never Go Home Again" y flotamos con los aguijonazos de la guitarra de "My Head Gets Screwed on Tighter Every Year".




Esencia a lo Jonathan Richman en "Cut Them Down in the Passes" y aire brit, brisa que comparte con el medio ritmo: "Hoops", un pop con armónica de fondo y poso vintage.
Santo temazo es: "Spaghetti", melodía y encanto, ironía y belleza, ritmo y musicalidad, de lo mejor del álbum.
Sucia, grasienta y garajera, cañera y desafiante: "Give me a Secont Chance" también esta cantada por Helm y con un anárquico pero excitante solo guitarrero de Tatterssal. Mas oscura y densa se ofrece "The West Country", mientras en "Come Home Tessa Buckam" David se hace acompañar únicamente de su acústica y del bajo de Franic Rozicky, para desplegar una plañidera y desnuda balada.



Cálida, rebosante de color y de goloso sabor: "Seaguls" da paso al último corte del disco, el que le da titulo y en el que nos volvemos a encontrar con la armónica y un ritmo de caja y baile de tarima tabernaria, dulce y sencilla, es un tema que mira al folk y al country sin complejos y con arte, un tema genial para dar por finalizado un disco que me ha presentado a una banda que creo que me dará mucho que escuchar en un futuro próximo.
De momento estoy deseando escuchar su recién publicado disco.



4 comentarios:

  1. antes de nada espectacular la foto de la entrada del blog Me quede en ella unos segundos No se es posible que nadie baje a leer el tremendo postazo de los Waves . Gran Lp entre lo indie y lo clásico en una mistura excelente

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Encontré la foto de casualidad y me encantó el coche jajajaja...
      Acabo de descubrir a los Waves y me han encantado, estoy ahora con el último y me esta gustando también, mas cañero y grasiento.
      Gracias y feliz sábado.

      Eliminar
  2. Un gran disco al que le dediqué unas lineas con grandes temazos. Sigue gustándome más el anterior. Gracias por la mención del Espacio. Voy actualizándome después de la operación de codo. Todavía puedo dar un abrazo, crack.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero coño, no sabía que habias pasado por el taller, espero que te estés recuperando sin problemas ni dolores.
      Recién descubiertos y me han enganchado a la primera, encima he encontrado su último disco en vinilo y me lo he traido a casa.
      Los estoy quemando de veras.
      De nada, es justo mencionar las fuentes.
      Un abrazo y a recuperarse enseguida.

      Eliminar