miércoles, 11 de marzo de 2015

The Waterboys - "Modern Blues" (2015).


Mucho me ha costado decidirme a escribir esta entrada, el motivo, o mejor dicho los motivos: simple y llanamente respeto y un poco de complejo.
Cuando hace algo mas de tres años abría esta bitácora, The Warterboys y Mike Scott tenían un recorrido muy corto en mi bagaje musical, se trataba de un buen grupo que atesoraba unos cuantos temas realmente bonitos que sonaron bastante hace años, a mi me evocaban a campiñas inglesas y a imágenes de "El Hombre Tranquilo", siempre me los imaginaba con un ropaje campesino para defenderse de la lluvia y unos violines y acordeones que hacían sonar en camaradería tabernaria sobre un escenario, siempre prestos a atizar un nuevo trago a la pinta de cerveza.
Muy pronto pude observar que muchos de los colegas blogeros a los que mas visitas rendía (y rindo), como Johnny, Chals o Joserra se referían a la banda de Scott y al propio Mike en sus andaduras en solitario con adjetivos que poco tenían que ver con la superficial e indocumentada imagen que yo me había forjado de ellos.
Tras leer tan apasionadas reseñas con respecto al grupo, y como quiera que un servidor tiene espíritu de aprender y hacer caso a los que son mas sabios que él, me puse manos a la obra con la discografía de los de Mike Scott. No negaré que empecé por lo fácil: "The Fisherman Blues" y "This is the Sea" fueron los primeros en entrar en mi equipo, y es justo decir que para ambos trabajos fue coser y cantar convencer a este inocente cronista del error que cometía no habiendo profundizado en tantos años en la obra de esta formación.


Pero además comprendí que no solo estaba ante una cuadrilla de campiña británica, ni frente a unos tipos de folclórico espíritu tabernario, cual Sean Thornton, no, Mike Scott a lo largo de las décadas ha ido abriendo un abanico musical caracterizado por la variedad estilística y las muchas esencias inspiracionales de una mente activa y sensible, sincera y talentosa, además de inteligente e inquieta.
Después disfruté de su directo, en el triste día del fallecimiento de Levon Helm, siempre recordaré aquel bolo, porque tras el mismo entraba a trabajar y allí me enteré de la marcha del mítico batería de The Band, alegría por el magnífico concierto presenciado y tristeza por la perdida de un músico al que siempre admiré.
Ahora aparece este nuevo disco de Mike Scott y sus Waterboys y me pilla a contrapié, todavía muy verde en conocimientos con respecto a la banda, aún descubriendo la magna obra de Scott y siendo este el primer disco que de los británicos me es contemporáneo en mi condición de fan.
Leo crónicas y reseñas muy contrastadas en conocimientos, artículos donde se relatan las inspiraciones y paralelismos de este trabajo con otros momentos del grupo, alusiones a recesos a pretéritas épocas creativas de su líder...asisto a un despliegue de sapiencia que cimentan excelentes comentarios a propósito de este "Modern Blues", y me pregunto: -¿Qué puedo aportar yo?..
Pero en un momento dado me doy cuenta de que si hay un punto de vista que puedo poner de manifiesto...el del neófito, soy el tipo que puede hacer comentario un del disco como obra autónoma, falto como estoy de la suficiente capa de escuchas como para permitirme establecer comparativas o similitudes con el pasado musical del grupo, dar una visión del último disco de The Waterboys como lo que es, el último disco de Mike Scott y su banda, como si nada hubiese ocurrido en las tres décadas anteriores...finalmente me dije que porqué no, porque no intentarlo...y allá voy:


"Modern Blues" se trata de una colección de nueve cortes, nueve composiciones in mácula en su construcción melódica, en las que la perfección y finura de sus lineas es total y artesana, que visten su desnudez germinal y pura de sonoridades folks que rodean de vistosos sonidos de diversos instrumentos, guitarras acústicas que llevan el peso, eléctricas que lloran unas veces, rugen otras y embelesan siempre, vientos con ideología latina e incluso jazzistica, teclas y hammonds que suenan a blues, a soul...a negro músico terrestre, la voz de viril y lírico timbre de Scott relatando historias épicas y muy de su tierra como en "November Tale", dulce medio tiempo que lleva soul diluido en violines e historias de héroes y dudas.
Aunque antes nos han dado la bienvenida con la exquisita salva de vientos de la adictiva y excitante: "Destinies Entwined".
Sin perder delicadeza de contornos, el rock-blues de "Still a Freak" nos sorprende y golpea con un machacón piano que parece que quiere pasar desapercibido entre el manto de órganos, y de aquí a "I Can See Elvis", para que quede claro que el disco se ha cocinado en Tennessee, tierra del rey, aunque no en Memphis sino en la vecina Nashville, tanto monta...el caso es que se trata de un tema mas oscuro en su aura sónica y en el que se pasean Dylan, Hendrix, Lennon o Gaye entre otros ilustres.
Romántica y delicada: "The Girl Who Slept for Scotland" es un bonito folk que Scott desglosa con fértil fraseo y que rememora como un sueño en un precioso estribillo, coros y sentimiento suspirando entre cuerdas y teclas.



"Rosalind (You Married the Wron)" es un tema enraizado y reptante, arenoso y con pinceladas americanas en hammonds, guitarras roncas y estribillo luminoso, un gran tema.
Un rock fluido y agradable es la efectiva y sencilla: "Beautiful Now" que da paso a "Nearest Thing to Hip", un sugerente y poético tema que suena a ochenta, a local de alto copete de madrugada, nuevamente teclas, vientos y elegancia para exportar. Y unas guitarras que retozan con teclas para dar entrada a la viril y expresiva vocalidad de Mike que nos dice que hasta aquí hemos llegado, pero que nos vamos mirando al mundo desde el podio del rock and roll, del inmortal, del que gustaba entonar a Elliott Murphy o Bruce Springsteen, del que habla de nuestra verdad, del que entiende el mundo de esa manera distinta, onírica y seguramente quimérica pero hermosa, bajo la ensoñación de un bello estribillo, de los que, a algunos, nos hacen vivir a mas del 100%, nos vamos con: "Long Strange Golden Road".



Disfruto y mucho de este disco, del último disco de The Waterboys que en cierto modo es el primero mio, me ahorro por desconocimiento y falta de experiencia en el asunto las comparaciones, solo diré que "Modern Blues" es un excepcional disco que regala nueve canciones bonitas, elegantes y de las que se van a escuchar muchas veces, desde luego yo ya llevo bastantes escuchas y sin ganas de parar.

11 comentarios:

  1. Hola socio,
    A los Waterboys los descubrí en la década de los ochenta con el disco This is the sea y me enganche a sus posteriores trabajos, ya a finales de los '90 con su Too Close to Heaven (que me gusto) empezaron a dejar de interesarme, pero cuando vi Modern Blues, pensé vamos a ver que tal suenan y... joder!!!! me entusiasmo, lo he pinchado un montón de veces.Gran trabajo del señor Scott y sus "aguadores".
    Salud amigo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me parece un disco muy bonito,con unas canciones excelentes y muy muy disfrutable, he intentado analizarlo como si no hubiera un antes ni un después de este disco.
      Abrazo.

      Eliminar
  2. Estoy demasiado viciado por el Sr scott por eso tal vez sea un poquito mas critico con este trabajo que tacho de notable por venir de quién viene logicamente .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que es un disco notable sin duda, me parece dificil que nadie piense lo contrariio, pero insisto en que me he abstraido de comparciones con otros discos, no estoy tan empapado de la banda para eso.
      Abrazo.

      Eliminar
  3. Me pasa un poco como a Bernardo. Para mí el Sr.Scott es puro vicio. Quizás por eso no acabe entregado plenamente a este disco. Creo que si acabara de descubrirlo como más o menos te pasa a tí, mysuperfriend, estaría totalmente encantado porque es un gran disco. Los Waterboys pueden que no hagan obras maestras siempre pero nunca defraudan. Un abrazo, crack.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aunque como digo, me he abstraido de otros discos para evitar comparaciones y analizarlo como un único disco, es mi primer discro del grupo realmente, si es cieerto que alguno de los que conozco es superior.
      Pero es un disco muy bonito, y de notable calidad.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  4. Los que conocen en profundidad a esta banda dijeron en su día que este disco se quedaba un escalón por debajo de los trabajos de mayor nivel de la banda. Para mí es un buen disco, tal y como dije cuando hablé en primicia de su publicación.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es posible mantener siempre el mismo nivel, como bien sabes, pero ojalá todos los grupos mantengan estos niveles en sus momentos menos brillantes.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Tengo ganas de ponerme con ellos...Un disco por el que empezar?,
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hombre yo no soy la voz mas autorizada tal vez, pero yo comencé por lo facil, sus dos discos mas famosos y me sirvieron para entrar en la discografia de la banda, te sugiero que comiences por ellos: "The Fisherman blues" y "This is the Sea".
      Gracias y un saludo.

      Eliminar