domingo, 1 de marzo de 2015

Doctor Divago - "Las Canciones del Año que Viene" (2008)


Continuamos con el repaso a la discografía de Doctor Divago, y lo hago después de una semana muy Divaga, pues a la confirmación de la gira de la banda que nos la traerá a Euskadi, se une el aterrizaje en casa de este trabajo que hoy nos ocupa: "Las Canciones del Año que Viene" publicado en 2008 y que he adquirido en flamante vinilo, realmente bonito gracias a las estupendas ilustraciones de Chumi.
No me extiendo en lo que sónicamente ofrece el disco, se trata, como en otros discos ya comentados, de un trabajo de rock con pinceladas de pop, impregnado todo él de ese aire Divago que nos zarandea por situaciones sesenteras y muy hispanas natas, 091 o Los Huracanes son, por ejempo, dos notas recurrentes en su música.
Y el resto es canciones, y vuelvo a decir lo mismo, paso de comparaciones, siempre me ocurre lo mismo, tras la primera escucha me da la sensación de que es la mejor colección de temas que les he escuchado, luego repaso los demás álbunes y me doy cuenta de que no, de que se trata de otra magnifica colección de composiciones igual o parecida de buena que las demás.
En este caso son 11, cojonudas de veras, y empezando por la primera: "¿Cuando Perdimos el Rumbo?", fue empezar ese traqueteo guitarrero y ese estribillo coreado, ¡joder!!! puro loctite para la materia gris, imposible no cantarlo, pop combativo y adictivo, estupenda.



"La Habitación de Charo" es una canción preciosa, importante, pop de fina vestimenta sónica y delicada melodía con una letra romántica y con un deje de tristeza, aires sixties en las teclas, y fabulosa voz de Manolo.



Infeccioso ritmo rockero y suciedad sónica en la sugerente: "Los Dioses y los Hombres", de texto mas que interesante, como también lo es la historia pujilística de: "El Viejo Campeón", basada en el boxeador "Urtáin", mas silvestre sónicamente, con ataques eléctricos en guitarras sudando junto a la armónica de Chumi.
"Frunciendo el Ceño" es otro de los clásicos del grupo, un enérgico tema rock, de poderoso latir y letra afilada y directa, una estupenda canción. Y termina la cara A con la bonita y lírica "Murcielagos".



Un antiguo compañero de clase de Manolo es el protagonista de la remembrante y garajera "Ezequiel", un vistazo a aquellos ochenta que tan lejanos parecen, una gran letra.
Armónica y guitarras suaves para arropar la voz de Manolo que se escurre ligera y tranquila mientras deshoja la margarita melódica de la bonita "Mirar Por Dentro".



Tema marca de la casa es la nerviosa "El Animal Protector" de estribillo vitamínico gracias a una guitarra de ronco subrayado y febril punteo. "Las Canciones del Año que Viene" es una bonita balada acústica que se convierte en un powerpop machacón y un tanto psicodélico cuando llega el estribillo.
Termina el disco con "Madrugadas", un plácido tema de desamor en el recuerdo, bonica del to, como dice un amigo mío.
Otro magnífico disco de Doctor Divago, otra muestra más de la clase y pureza estilística de los valencianos, que tienen claro lo que saben y quieren hacer, una gozada para un servidor este recorrido por la discografía del Divago en sus 25 años de carrera, (continuará). 


No hay comentarios:

Publicar un comentario