domingo, 8 de febrero de 2015

Chencho Fernandez - "Dadá estuvo aquí" (2014).


Parece increíble que apenas lleve un mes la música de Chencho Fernandez en mi vida, lo cierto es que escuchando el disco sobre el que vamos a charlar hoy, este "Dadá Estuvo Aquí", me da la sensación de que es la tropecientos vez que mi equipo me la muestra y que es por ello que canturreo las canciones con la parsimonia y desparpajo que normalmante se hace con discos asimilados tras años de escuchas y análisis.
Nada mas lejos de la realidad, no ha sido hasta que el año 2015 se ha instalado en el calendario que he conocido a Chencho Fernandez, pero ha sido tanta la tralla que le he dado a su bandcamp (el disco ya esta adquirido, y la descarga con que obsequian la compra es la que ha sonado incesantemente), que no exagero si cuento por decenas las escuchas de este artilugio sonoro.
Mucho tengo que echar la vista atrás para recordar un álbum en la lengua de Cervantes que tanto me haya horadaro el coco como el que hoy nos ocupa, algo en la textura sónica del trabajo actúa de adhesivo del que mis neuronas no consiguen despegarse, algo en la poesía urbana, oscura y polvorienta que rellena los sórdidos rincones de su linea melódica atrapa cual tela de araña a las células grises de este desarmado oyente que solo puede rendirse a una nueva escucha de "Dadá Estuvo Aquí".
El espíritu nocturno y en ocasiones decadente, romántico y pastoso propio de otros urbanitas noctámbulos como Lou Reed o Tom Waits se mezcla con la luminosidad propia de la Sevilla natal de Chencho cuya coincidencia en un mismo espacio musical lanza una sombra bohemia y nostálgica sobre el alma de unos temas de vaporosa humedad sónica y bella auscultación melódica que evocan también el penetrante olor a galipó de gente como Burning.
El resumen: un disco adictivo, embaucador y maravilloso que atesora todos los ingredientes del rock internacional y la esencia castiza del genero cuando se elabora sobre la piel de toro, configurando así un trabajo delicioso que es imposible reproducir y permanecer ausente a su hechizo.
Los temas, diez, se van desarrollando sin altibajos, cada uno con una historia independiente de las demás, todas bucólicas, alguna incluso enfermiza, bellas e irresistibles.
Desde la inicial: "La Estación del Prado", tan hermosa como la capital en la que se encuentra la mencionada estación, tan hermosa como el recuerdo al amor soleado que rememora en la misma, tan hermosa como la frase que engalana el estribillo: - "Ya nada será igual porque hoy te he vuelto a ver".



Suena a medianoche la amalgama sónica de guitarras que dan entrada a la voz tranquila y acariciadora que nos relata la historia de la bonita "Chica Rural", preciosa de veras, como también lo es el parisino periplo de nuestro chico en la chanson française titulada: "La Garçonne".
Un rock mas ruidoso y efectista es la formidable y luminosa "Radio Fun Club" que no obstante no pierde ni un ápice de misterio.
El humo de un local taciturno de los bajos fondos se cuela en la densa textura de la bohemia y bruja: "La Canción". 



Mayúsculo ejercicio de rock and roll personal y universal al mismo tiempo que se manifiestan en las finas y elegantes lineas de dos temas de tremenda enjundia como son la carraspeante: "Dada Estuvo Aquí" y la lírica crudeza de la imponente: "Si Alguna Vez Mueres Joven".
"Este Matrimonio no Casa" es un vehículo melódico de fluido caminar y poética enseñanza sobre un muro sónico de contenida electricidad, un rock y un tema excelente de veras.



Llega sin hacer ruido, como reptando, y nos planta ante la sombra que dejo fija en el género Lou Reed, se trata de la voluptuosa narrativa del corte titulado: "El Rayo a Punto de Caer".
Y la nocturnidad y decadencia que se respira en el entorno de la letra musculosa y densa de la balada eléctrica y maldita realmente enorme que cierra el Lp, nos transporta a un lugar repleto de soledad, oscuridad y amargura, se trata de "Una Buena Noche".



No tengo dudas sobre este disco, no me ocurre demasiado a menudo pero sé que este grupo de canciones se van a quedar en mi interior siempre, deleitando mis oídos, acariciando mi alma, adormeciendo a los sentimientos secundarios y excitando a los vitales y verdaderos. Sé que siempre va ha existir un momento en que "Dadá Estuvo Aquí" va ha ser un trabajo propicio e incluso necesario, se que este es un clásico que nunca morirá para los que hemos tenido la suerte de encontrarnos con él.

18 comentarios:

  1. Como soy muy "borde", no hago caso nunca de las recomendaciones y menos cuando son masivas, les empiezo a dar vueltas, les miro las costuras por todos lados, me pregunto si están de rebajas, si tienen alguna tara. Iba a pasar de largo pero he cometido el error de pinchar "La estación del Prado" y nada más decir eso de "ya nada será igual porque hoy te he vuelto a ver" ya me he quedado enganchado de forma incondicional.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi esa frase también me ha hipnotizado, es una estrofa genial.
      Saludos.

      Eliminar
  2. Tiene muchas cosas de Bruce, ahora que lo pienso. Está bien la música del señor Chencho. No es mi tipo pero no se puede negar que lo hace bien. Un abrazo, Addison. Cuídate mucho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Le veo un poco oscuro y decadente para Bruce, pero esas guitarras si tienen cierto parecido si.
      Abrazo.

      Eliminar
  3. Una de las grandes sorpresas dl año y creo que todo el mundo parece coincidir en ello casi todo el mundo con dos dedos de frente

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ha sido uno de los pelotazos de los últimos años diría yo.
      Salud.

      Eliminar
  4. Un disco ya imprescindible. gran reseña.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Chals, la verdad es que el disco huele a clásico.
      Salud.

      Eliminar
  5. También me ha gustado mucho, Addison. Lo descubrí en el blog de Johnny, y luego me llegó el disco vía sevillana. Muy de acuerdo con tus palabras; añadiría a los nombres que citas el de Elliott Murphy y su "Night Lights", ¿no te parece?

    Un abrazo, un gusto leerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi via sevillana me llego el primero que aún esta inedito el "Nuevo Debut" que me parece tan bueno como este, mira a ver si tienes los dos Gonzalo, si te falta alguno dime y te mando.
      Tienes razón en lo de "Night Lights", no me había dado cuenta pero es muy oportuna tu apreciación.
      Un abrazo tio.

      Eliminar
    2. Cierto, Addison, me había liado. Tengo los dos, ahora caigo que "Dadá" me llegó por otro lado. Gracias de todos modos.

      Abrazo!

      Eliminar
    3. Te diré Gonzalo que casi me gusta mas Nuevo Debut, pegale una oída.
      Abrazo.

      Eliminar
  6. Observo como va creciendo en aprecio entre los amigos. Yo ahora lo he dejado un poco descansar porque tuve una racha muy enganchado. Abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Precisamente eso voy a hacer yo, porque no puedo quitar ninguno de los dos, el Nuevo Debut me parece tan bueno como este.
      Abrazo.

      Eliminar
  7. ¿Referencia a Soft Machine en Dadá Estuvo Aquí?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues tampoco te falta razón, tiene mucho de aquella época.
      Saludos.

      Eliminar
  8. Pues a mí no me termina de enganchar, no sé. Y eso es mala señal, porque lo que no me encaja a las primeras de cambio...

    Gran post, una vez más. Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias amigo:
      Me sorprende la verdad, pero ya sabes que hay cosas que no nos entran y no hay nada que hacer, si no funciona, no funciona...
      Abrazo.

      Eliminar