sábado, 3 de enero de 2015

Las buenas intenciones de 2015...y lo que se queda en el camino.

Como soy aficionado a aquello de las buenas intenciones tras el cambio de año, no acostumbro a guardar éstas en mi interior para así  poder justificarme la no consecución de las mismas a mi mismo, justificación mucho mas cómoda de encajar al no haber salido nunca del espacio geográfico que delimita a mi persona y así poder digerir el fracaso en soledad, sin el ojo acusador de testigo alguno.
Cierto que el fracaso no esta en la falta de objetivos logrados sino en la falta de intención o voluntad por llegar a la consecución, aunque sea parcial, de alguno de los mismos, eso es lo que realmente significa el fracaso, lo que realmente hace sentir mal a este escribiente, el saberse inoperante ante los problemas, el sentirse desidioso ante los objetivos, ¡el no intentarlo coño!!!
Así que por fortuna, diré que este año se presenta con ganas de intentar alcanzar algunos objetivos, estos son los que se agrupan en el montón de las cosas a ganar, que hacen un buen efecto en la balanza del 2015, la hacen bajar y hacen buena oposición al plato de las cosas que pueden perderse definitivamente.
Estas segundas no parecen hacer tanta oposición, su peso especifico y sentimental no es demasiado, las perdidas futuribles se significan básicamente en personas, y estas, en su mayoría ya se han perdido entre el bullicio que me rodea, otras han ido perdiéndose por las calles de lo cotidiano, dándolas a día de hoy por desaparecidas de mi vida, y otras parecen dispuestas ha hacerlo en breve dado su comportamiento. La pega de esto es que durante el último año no he hecho demasiado por retenerlas, las extraviadas imagino que seguirán su camino, espero que bondadoso y que sean prudentemente felices en él, las que han ido desapareciendo no han sido merecedoras de demasiada atención por mi parte y su decoloración casi ha pasado desapercibida, y el resto de gente que me es conocida y querida ya me conoce, así que no va ha haber ningún problema a este respecto, el que me quiera me tendrá, eso si, tal y como soy, como vine al mundo, con mis + y con mis -.
A algunos los entiendo fijos y serán los que me acompañen en el viaje vital los próximos meses.
Y como digo, por fortuna, poco mas entiendo que tengo que perder, trabajo y salud no me inquietan de momento y me reconozco afortunado por ello, solo deseo que dentro de un año no estén estas premisas entre los deseos incumplidos de nadie, especialmente de nadie cercano y querido, no es justo, por lo demás...la familia bien gracias....
Entre las ilusiones, esperanzas y espectativas....pues hombre, en el camino vamos conociendo gente que entiende uno que merece la pena, así ha ocurrido en 2014, cosa que me llena de alegría y me hace pensar que es cierto aquello de que -unos vienen y otros van-, la soledad parece que no tiene intención de quedarse y la música sigue siendo un fortín inexpugnable que quita muchas horas a mis otras aficiones pero que rellena mi corazón de energía, mis pulmones de aire puro y mi cerebro de luminarias que hacen el camino mas visible.
Libros ensancharán mi saber y dotarán a mi memoria de nuevas historietas que contar a los niños que me esperen, mi sobrino Ian esta el pobre condenado a escuchar mas de una, el tío cebolleta dudo mucho que pueda resistirse a narrarle alguna.
Incluso quien sabe si el año que ahora comienza es el de la resurrección del séptimo arte, moribundo desde hace décadas, pero que el que suscribe no se rinde a la catástrofe y sigue confiando en ver escupiéndose sobre las lonas nuevas historias emocionantes, románticas, divertidas y tristes, bohemias y ruidosas de aquellas que hicieron del cinematógrafo la última de las artes conocidas por el hombre.


Y tengo mi blog, este que conduzco esquivando las limitaciones del tiempo de consciencia, pero que lo hago con gusto, también con esfuerzo, pero principalmente con ilusión y al que sé que debo mucho, mucho mas de lo que se ve y oye en él. Le debo el haber conocido gente increíble, el haber aprendido de todo, no solo de música, el haber aprendido del ser que se esconde tras el rostro en blanco y negro de Addison de Witt, le debo tanto, que es mi otro hogar...
Por lo tanto aquí seguiremos, dando la txapa al personal, y el resto es historia que construir, recuerdos que almacenar para cuando la senectud nos haga tirar de reservas de vida y planteamientos que consolidar.
Intentaremos pensar en los demás y dar esquinazo en todo lo posible al egoísmo y a la avaricia, no traicionarnos demasiado y ser apoyo de todo aquel que lo necesite y lo merezca.
Espero y deseo que este sea un año positivo y razonablemente feliz para todos vosotros, para mis amigos.
Os dejo, como no, con música:






14 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Eso es lo bueno, que la chapa agusto no pica jajaja
      Encantado de que asi sea master.

      Eliminar
  2. Igualmente para ti, y que las buenas intenciones sean todo el año, no solo en estas fechas .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por supuesto Orlando, pero no viene mal fijarse un punto de inicio, a mi siempre me ha funcionado, pero todo el año es positivo mantener una actitud positiva y vital.
      Feliz año!

      Eliminar
  3. Joer, Addi, por tus reflexiones deduzco que lo de las paranoias existenciales es algo común ... entre los que, de vez en cuando, utilizan su neurona una vez cada dos horas.
    Aunque algo me inquieta y acojona. Yo, que no uso espejos porque estoy calvo, uso barba y soy feo (pero resultón, que coño)... me he visto reflejado en tu escrito. Es cierto que el espejo estaba empañado en algunas zonas, mínimas, pero, ¡joder, qué escalofrío!.

    Por cierto, ahora que miro al espejo con más detalle ... ¡qué guapo y qué tipazo tienes!.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que mi neurona necesita un poco mas de tiempo entre función y función, mi espejo tiene la magia de la esperanza y yo no te veo tan calvo ni feo, aunque si resultón.
      Yo guapo no se, pero puedo presumir de pelo, eso si jajaja y me temo que de poco mas.
      Un placer tenerte por aquí.
      Feliz año.

      Eliminar
  4. Pues seguiré por aquí yo también. Y espero verte por #FFvinilo más a menudo, jeje. Un abrazo y a tirar pa'lante un año más. Salud.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y seguiras siendo mas que bienvenido, por el FFVinilo seguiremos pasando, me encanta hacerlo a pesar de las limitaciones insalvables del tiempo en muchas ocasiones.
      Seguiremos, un abrazo.

      Eliminar
  5. Y aquí seguiremos, leyéndote y pensando. Dejando volar la imaginación e intentándolo.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Intentandolo algo se consigue siempre.
      Un honor verte por aquí, gracias y feliz año.

      Eliminar
  6. gracias.aqui estaremos esperando tus cronicas y diretes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias y bienvenido, esta es tu casa, puedes pasar cuando quieras la llave esta bajo la alfombra.
      Feliz año.

      Eliminar
  7. Espero y deseo que todas esas intenciones se conviertan en hechos. Por mi parte, aquí estaré para ser testigo de cómo se van haciendo realidad.

    Un abrazo, amigo. Feliz 2015!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No vengo muy avaricioso este año jajajaja, con seguir rodeado de buena gente y con amigos a los que quiero y a los que siento cerca, como tu, me conformo, como digo, por suerte salud y trabajo de momento estan presentes y eso es lo mas importante.
      Feliz año para ti también y felices reyes.
      Abrazo.

      Eliminar