domingo, 9 de noviembre de 2014

Neil Young - "Storytone" (2014). El huevo o la gallina


¿Que fue antes el huevo o la gallina?...este clásico y tópico dicho de la filosofía popular me asaltó la primera vez que me enfrenté a la escucha del último trabajo de Neil Young.
¿Cual ha sido el orden cronológico del alumbramiento de "Storytone"?, tal vez partimos de unos temas desnudos y básicos que gritaban lo que sentían desde su humilde pequeñez para irse engrandeciendo y cubriendo su desnudez con prendas de vistosos colores orquestales, o bien fue al revés, que unas enseñoradas creaciones con aire burgués y alma campesina y contestataria fueron arrojando sus ropajes, avergonzados de su pretencioso y vació lujo, para quedarse gritando el dictado de su alma casi como dios les trajo al mundo...no lo sé, y seguramente no tenga demasiada importancia...
El caso es que "Storytone" nos muestra las dos caras de la misma moneda, de la misma canción. No veo pega en la parte básica del disco, diez canciones sin mácula en su construcción melódica, alguna hermosa como la proclama que esconden, otras con una fuerza que no parece posible emanar de tan pequeño organismo musical...milagros del tito.
Letras directas y tratando lo que siempre ha interesado a Young, tratándolo con fuerza y mirando diréctamente a la raíz del asunto según la ocasión, con el acompañamiento único de un piano, una acústica (aquella que según dicen perteneció a Hank Williams), un dobro o un ukelele, dejando que los cortes se empapen de nostalgia infiltrada en las acuosas notas del piano, de festivo aroma a campo en las reclamas silvestres de las cuerdas, o en la fiereza calma de una armónica que emana del interior del corazón de oro del gran Shakey.



La parte acústica es 'Neil', es un remanso de paz melódica que encierra terremotos en sus textos, un cielo que un infierno esconde, utilizando como manto de escondrijo la voz del tito, sufriendo el falsete o rumiando en nasal tonalidad unas canciones que no obstante parecen ya oídas, como revisitaciones...pero no importa, su escucha hace sentir emoción y la comprensión de los textos lleva a la reflexión...Neil Young vuelve a conseguir dejar las cosas donde pretende utilizando como vehículo su música, su voz y su genial capacidad para impregnar el aire de verdad y los corazones de bellas armonías.
"Plastic Flowers" es un nuevo canto a la naturaleza, al agua de los ríos y a la arena; bella y emotiva, en cambio la sonoridad acústica de "Who's Gonna Stand Up?" encierra un mensaje mas radical y belicoso, un sueño reaccionario que lleva a la búsqueda de alguien que haga de centinela de la naturaleza y la defienda del codicioso ser humano, firme country que no agresivo, con mucha desnuda verdad en su interior, verdades que no consiguen ser audibles.
Un blues básico que se introduce en el alma es "I Want to Drive My Car", que es de lo que a servidor mas interesa de la parte orquestal, tema de banda mas que de orquesta, con guitarras sordas y grasientas, divertido y sencillo.



El sentimiento romántico del adiós, de la despedida no forzada del amor asalta desde la lastimera voz de Neil en las hermosas notas de "Glimmer"con el piano como líquido conductor, este sentimiento lírico de hola y adiós parece tener su continuidad, esta vez con las guitarras de testigos del dolor sordo en la hermosa, hermosísima: "Tumbleweed", dos cortes que me fascinan en sus personalidades básicas y que sinceramente no me interesan demasiado vestidas de Disney, (ya se que esta muy manida la comparación con los filmes de Disney pero creo que es cierta y evidente la semejanza), pudiendo llorarlas en soledad, me abstengo de compartirlas con 92 profesores.
Cuando el blues viajo al norte, vino a Chicago, de esa nostalgia nos habla Neil en "Say Hello To Chicago", lo hace susurrando el recuerdo y soplando su armónica mientras las teclas evocan el ambiente de un nocturno piano bar en el primer disco, para que nos reciba en el segundo un Chicago que se viste de New Orleans con los ropajes de lentejuelas de una Big Band que en esta ocasión si me resulta favorecedora y elegante.
"I'm Glad I Found You" es el Neil de campo y soledad, el Neil de "Harvest", de "Harvest Moon" o de "Prairie Wind"... me siento muy agusto mecido por esta especies de nanas que me canta el tito...
Creo que he escuchado tantas veces "When I Watch You Sleeping" en mi vida que el hecho de no cansarme nunca de ella por huevos tiene que esconder un secreto, la incógnita de un sortilegio que solo Young conoce y que le permite ser capaz de repetir este tema durante cuarenta años con diferentes títulos y que siempre suene diferente, siempre bello, siempre emocionante, uno de esos temas que tienen a este tremendo artista en el ADN.



Creo que la única canción que me interesa mas en formato orquestal es "Like Used To Do", deslumbrante, escueta y brillante a los lomos de una banda swing ventosa y luminiscente que recuerda al fantástico "This Note's For You".



Y para despedirnos Neil nos cuenta el despertar con la cabeza llena de sueños aún, mientras el invierno embelleze el mundo con su smoking blanco, preciosa canción de Neil en sus dos formatos "All Those Dreams", como "When I Watch You Sleeping" es Neil Young en carne y sangre, Neil Young de improvisada e incontrolable verdad.



Disco notable, que se escucha y se disfruta solo, sin forzar y que gana con la comprensión de cada nota, comprensión que llega fluida con cada escucha para terminar creando un notable disco, el trigésimo sexto de una carrera impoluta, y que se puede acoplar a la batería de magníficos discos del canadiense.
No se que vino antes, si el huevo o la gallina, permítanme quedarme con la sencillez, pequeña, humilde y callada del huevo, pues este, como la parte acústica del disco, encierra el sabor, la fuerza...la yema... en el interior, solo es necesario penetrar por una capa, que no es tan dura como parece.

8 comentarios:

  1. Estoy de avuerdo contigo me parece más interesante la parte cara acustica que la orquetal que me parece mal arreeglada un disco que sin duda en su parte acustica disfrutaran sin descanso los fans de Young

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La parte "solo" me parece que es un muy buen grupo de canciones, comode Neil, un tio que hace bonitos temas acusticos sin querer, lo orquestal a mi es que no me va mucho.
      Salud.

      Eliminar
  2. A mi también me gusta más la parte acustica, a las que sumo las versiones con banda de Want To Drive My Car y Like You Use to Do. Con este disco tengo reminiscencias de Harvest, creo que la 'sirenita' ha influido en la inspiración tanto como lo puzo hacer Carrie Snodgress en Harvest, aunque desearía congratularme porque hubiese más conexiones que la meramente inspiracional entre este último y Storytone.

    Pese a todo, todavía estoy indeciso entre aplaudir o criticar Storytone.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por lo que veo estamos de acuerdo al 100%, a mi esos dos temas también son lo que mas me gustan de la segunda sección.
      Hombre Aurelio, yo creo que de criticar no es el disco, ahora de gustos...
      Abrazo y buena semana.

      Eliminar
  3. Es una delicia leer todos los posts que le habéis dedicado a este gran disco que se ha sacado de la manga el tío Neil. Así que, he pensado que ya no lo voy a escribir yo.

    Me ha encantado leerte. Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Evánder, pero estoy seguro que tu visión aportaria algo a las de los demás como haces siempre.
      Veo que te ha gustado el disco, a mi tambiéin.
      Buena semana y un abrazo.

      Eliminar
  4. Yo creo que fue primero el acústico pero creo tambien que el maestro tenia imucha ilusión en transformarlas así. Observo que a muchos fans os gusta más la parte acústica, yo tengo dudas aunque reconozco que la esencia está en él. Abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Confieso my friend que nunca he sido mucho de arreglos orquestales, ni en este caso ni en ninguno...no me terminan de cuadrar.
      Te diré Johnny que de Harvest lo que menos me gustan son los famosos (justificadamente) arreglos orquestales de Jack Nitzsche, que es de lo que mas me agrada en temas de este tipo.
      No obstante creo como tu que el disco parte de los temas desnudos aunque se lanzo como disco orquestal.
      Un abrazo y buena semana amigo.

      Eliminar