miércoles, 5 de noviembre de 2014

Black Prairie - "Fortune" (2014).


Este es uno de los discos que han tenido que esperar varias semanas antes de ser escuchados, finalmente ha llegado su oportunidad hace unos días y en él me encuentro acomodado ahora mismo.
Black Prairie, por si alguien no esta al corriente, es una banda formada por cuatro miembros de The Decemberists en los intervalos de descanso de la banda de Oregon. Exactamente fueron el bajista del grupo Nate Query y el impresionante multi-instrumentista Chris Funk los que se decidieron en plena temporada vacacional entre giras de la banda titular a iniciar esta aventura, esto no supuso la ruptura de The Decemberist, tanto es así que en breve se unió a ellos la acordeonista y pianista (entre otras cosas) Jenny Conlee y algún tiempo después el baterista John Moen, resumiendo, toda la formaciòn excepto el cantante y guitarrista Colin Meloy.
Incorporaron a la violinista y vocalista de los desconocidos Bearfoot & The Woolwines: Annalisa Tornfelt y al guitarrista de Dolorean: Jon Neufeld; una superbanda que fijó su formación a finales del año 2007, firmando su primer disco tres años después, en 2010, fue el estupendo: "Feast of The Hunter's Moon", todavía sin la presencia de Moen a la batería.


Asentados musicalmente en las raíces de un bluegrass de penetrante acento folk, rico en matices instrumentales y tozudo en su ortodoxia estilística, este primer disco es un éxito de crítica que les vale el reconocimiento y aceptación de prensa especializada y público con querencias a dobros, acordeones y violines, además de no hacer ascos a canciones de acariciadoras lineas melódicas y enraizados acompañamientos a la hermosa voz de Annalisa Tornfelt.
Cuatro años y tres discos mas tarde vuelven en la primavera de este 2014 que empieza a mirar a su ocaso con nuevo material, este "Fortune" que hoy exponemos en el despacho de Addi.
No se puede decir que este disco contenga las mismas inquietudes sónicas que aquel de su debut, su música sigue manteniendo esa suerte de magia melódica y sonora de envolvente sonoridad y delicada textura, pero el pop se acerca al sonido de los temas en ocasiones de forma peligrosa, melodías hermosas y acariciadora voz como siempre de Annalisa, las acordeones están presentes y los instrumentos de cuerdas mas campestres pero...pero...Las baterías no suenan a madera ni a palo, los bajos no gruñen, las primeras despiden un sospechoso rumor a plástico y los segundos ocultan sus ronquidos entre los violines que hacen una cobertura mas tímida que en anteriores entregas.
Esto no ocurre en todos los temas, pero si lo hace en "The 84", bonita y resultona canción que abre el trabajo y que funciona mas como tema pop que como otra cosa, buen corte elegante y de calidad.
Sorprende en lo negativo que la base rítmica sigue en sus trece durante todo el disco, la mas silvestre "Kiss of Fate", la radiante y frenética "Let It Out" o la prometedora "Trask" cuentan con todos los ingredientes para ser fabulosos temas y se quedan en disfrutables canciones de un folk que suena un tanto "tramposo" por culpa de esta percusión no acompañada de bajo.
"Fortune" destaca por la firme y uniforme voz de Tornfelt y la densa orquestación entre pop y folk con efectivos violines y tozudez rítmica.



También se percibe esa densidad en "Animals Inside" de popero estribillo y acordeón timorata que no tapa la ya comentada batería enlatada, pero es bonita y sugerente, igual que "Let Me Know Your Heart".
Mas eléctrica y convencional suena "If I Knew You Then", muy relajante y sedante, como todo el álbum, acordeones susurrantes y emocionales lineas melódicas envueltas en caribeñas guitarras en el caso de esta canción, bonita y elegante.
Folk de mayor carga sonora con cercanías al rock para "The White Tundra" igualmente lastrada por la percusión, bluegrass asomando con cuentagotas en este "Fortune", y rompe la regla, la excepción que en este caso es la bonita y crepuscular balada de sonoridades, ahora si, bluegrass: "Be Good", tema excepcional y hermoso, con un piano de compromiso melódico que abraza la voz celestial de Annalisa, lo mejor del trabajo en mi opinión.



Trabajo que culmina con la breve "Count To Ten", tema denso y que recuerda inicios mucho mas enraizados que el presente catálogo de canciones, bonitos temas que forman este terapéutico "Fortune" que si bien me parece un buen disco, tranquilo y relajante, que invita a una escucha sin sobresaltos, cuenta con puntos flojos en la producción, especialmente de percusiones y ritmos así como en algunos pasajes de cuerdas mas propios de pop de radio formula que de un folk o bluesgrass de vocación germinal y silvestre.
Completan el disco las también correctas "Songs to Be Sung" y "Cold Day" que no contienen nada que no haya sido ya comentado en otros títulos.
No obstante este puede ser un buen producto para los amantes del folk-pop de terapéuticos resultados sónicos y narcotizantes aromas campestres con un toque de dulzura sónica.

4 comentarios:

  1. Es muy buen disco que podría ir perfecto para mis recomendaciones folk. magnifico por si no quedo claro

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo me esperaba algo diferente, menos comercial y mas enraizado pero como digo los temas son buenos.
      Saludos.

      Eliminar
  2. Me ha gustado mucho, mysuperfriend el primer tema que has puesto, no sabía esta aventura de parte de los Decemberists. Lo oiré bien. Abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es de los mejores temas del disco y fue el single del mismo, sus anteriores trabajos son mas bluesgrass que este, a mi me gustan mas sus anteriores discos pero este esta bien también, te los recomiendo.
      Un abrazo.

      Eliminar