jueves, 4 de septiembre de 2014

Ryan Adams - "Ryan Adams" (2014)

No se que me pasa este 2014 pero me encuentro en una posición como crítico que no termina de hacerme sentir cómodo, el caso es que disco tras disco, encuentro una especie de obstáculo que impide que tenga un acceso fácil y fluido a la asimilación de lo que estos ofrecen.
Casi todos los discos que me echo a los oídos últimamente me resultan farragosos y duros de pelar, la mayoría me exigen un trabajo sobrehumano para aventurarme en su escucha, cierto que también ha habido un ramillete de discos en este año en el que aun cabalgamos que se han diferenciado por el deleite propiciado en las orejas del que suscribe, pero demasiados han ido entrando a regañadientes o simplemente no han entrado ni a tiros.
Pocos son los artistas de esos que consideramos favoritos que han colmado mis expectativas este año, como mucho han conseguido, comparando anteriores entregas, un empate, y en muchas ocasiones por los pelos, y estos en los mejores de los casos, que ha habido otros que han firmado trabajos que tras varias tomas de contacto con ellos no me ha sido posible darles un suficiente dada la escasa enjundia de lo que ofrecían.
Mis trabajos favoritos de estos últimos meses son en su mayoría obras firmadas por gente que ahora comienza o que esta consolidando su carrera con aún pocos discos en su haber o algún veterano ilustre que consigue rubricar discos de notable calidad uno tras otro y al que encima se le niega el reconocimiento que merece.
Estos últimos días, dos han sido los discos que han caído en mis lujuriosas manos y que me tenían sumergido en ansiosa espera dadas las credenciales de ambos firmantes, los chicos de Brian Fallon: The Gaslight Anthem, con su "Get Hurt" por un lado y Ryan Adams con su último disco de título homónimo por otro.


Concentrémonos en el de Jacksonville, Adams, quien desde sus inicios ha demostrado dos cosas de forma diáfana: talento para estorbar, y una actitud de prolífica inspiración que le permitía publicar varios discos al año por diversos soportes y con diferentes apelativos.
Esta segunda cualidad es evidente que ha sido, al menos interrumpida en los últimos años, pues tres son los que llevaba el bueno de Ryan sin grabar material nuevo de ningún índole, estaba por ver que ocurría con la otra característica del singular cantante americano, es decir, su hasta 2011 innegable talento.
Pues si su vuelta es firme y con voluntad continuista, entiendo que tendrá mas ocasiones para demostrar que la inspiración sigue haciendo buenas migas con él como acostumbraba demostrar en otro tiempo, pues este "Ryan Adams" no lo considero a la altura de otros discos del artista, sin ir mas lejos su último álbum antes del parón "Ashes & Fire" milita en una liga absolutamente diferente a este, una liga internacional codeándose con los grandes de la categoría por liderar la misma, mientras que el que hoy comentamos lucha en la competición local por flotar en medio de la tabla sin aspirar a alcanzar posiciones cabeceras, aunque justo es decir que tampoco debe temer por disgustos en el fondo de la clarificación.


Y es que "Ryan Adams" no es un mal disco, lo cierto es que no lo es, tal vez firmado por otros artistas estaríamos haciendo una valoración diferente, pero el nombre que aparece al pie de la portada del vinilo es el que es, el de Ryan Adams, y tras tres años de silencio un servidor esperaba que mi admirado y polifacético Adams nos ofreciese una colección de temas escogidos de su (imaginaba yo) copiosa cosecha y que deleitasen oídos y que iluminasen corazones con la luz de la genialidad que el susodicho sin duda atesora.
Pero la verdad es que nos encontramos con un trabajo irreprochable, unas canciones bien escritas, correctas y fluidas pero sin rastro de exclusividad, de toque de distinción, otro manojo de buenos temas de los que se amontonan en la memoria tapándose los unos a los otros hasta confundirse con el paisaje rutinario.
Tampoco destacan los textos, no son mediocres, pero si son evidentes, y tampoco la producción da la sensación que haya buscado dar una vuelta de tuerca a los recursos sónicos mas coheréntemente asociados a lo que la contsrucción melódica y la actitud de latido de cada tema daba a entender como normal, resumiendo...un buen disco, en el que la corrección manda, la elegancia y la coherencia hacen causa común para arropar temas de exactitud melódica y palabrería eterna y el sonido y la voz empastan de forma natural y ortodoxa, un disco tan correcto como falto de alma, tan geométrico como anodino.
Me supone una pequeña decepción, menos que en otros casos que en este 2014 me han parecido especialmente sangrantes pero me quedo sin el disco de Ryan Adams que soñaba, si que me quedo con los riffs y el estribillo pop del juguetón "Give me Something Good", o con las guitarras entregadas que se enredan y acorralan la voz de Ryan en "Trouble".
Tampoco están nada mal los emotivos momentos acústicos con la tópica pero acariciadora "Am I Safe" o  la desnuda y bonita "My Wrecking Ball".




También las elocuentes guitarras de "I Just Might" o el calorcito que despide "Feels Like Fire" que mira al Bowie de tendencias mas funkysouleras pero pasado por una capa de barniz de rock clásico americano han dado un aldabonazo de atención en mi corazón.
"Stay With Me" me recuerda a un antiguo Tom Petty, aquel de sus primeros años o incluso al de ciertos momentos del "Echo" y disfrutables y respetables cortes como "Kim" o "Shadows" también merecen la pena la escucha y acercamiento a la vuelta al cole de Ryan Adams.



Como decía al principio, igual es cosa mía, lo mismo me estoy haciendo muy exigente y los años que se amontonan me dan una perspectiva de falsa realidad, aferrándose mi subconsciente al manido: cualquier tiempo pasado fue mejor, en clara y desesperada excusa al estúpido intento de recuperar la juventud perdida restando importancia a lo que ahora hacen los que tienen esa lozanía que huye de los de mi edad...que no lo sé...lo cierto es que este año no termino de encontrarme a gusto con los discos que escucho, salvo unas cuantas excepciones, que poco a poco, también es cierto, van creando un grupito bastante nutrido de excelentes trabajos que coparan los primeros puestos de la lista de este año allá por diciembre, desgraciadamente creo que en ese grupito no aparecerá este "Ryan Adams" del que un servidor al menos, esperaba algo mas, otra vez será.

20 comentarios:

  1. Pues me encuentro en la misma situacion que tu, de hecho he comentado algo similar en mi blog. Este disco tampoco esta a la altura para mi gusto, ni el de Petty, ni Young, ni Clapton...esperemos que no sea la edad, yo tambien ya me acerco a los 45... un saludo,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me paso por tu casa ha leerlo, estoy de acuerdo en que parece que faltan ideas. Menos mal que hay gente que nunca falla, lo de la edad no tiene remedio, pero la gente que somos de miras abiertas no tenemos pega jajaja
      Saludos.

      Eliminar
  2. A falta de más escuchas creo que este va a terminar siendo un disco menor de Ryan Adams, algo que también me pasa con el de Counting Crows. A ver si con las escuchas crecen y me enganchan, pero a día de hoy no creo que vayan a epatarme como en otras ocasiones.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo lo veo como un disco menor claramente, no creo que crezca demasiado con las escuchas para ser sincero, el de Counting Crows no lo he escuchado, lo tengo pendiente, veremos aunque...
      Saludos.

      Eliminar
  3. a mi me ha gustadp obviamente ni de lejos alcanza a su predecesor u slgunp de sus discos clasicos pero si superior a 29. easy piecess u otros eso si no parece q haya comido el tarro ha cojido algunos temas en su linea y sin artificios los ha grabado buen dusco sin mas con algun tema q se gara clasico en su disvografia. yp lo rwcomiendo pir q tampico veo algo mucho mwjor en luneas generales

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si he leido tu reseña y me da la sensación de que esteamos de acuerdo en la base pero con mas aceptacion del trabajo por tu parte.
      Ahora que los tiempos no son para tirar cohetes esta claro.
      Saludos.

      Eliminar
  4. Ostras, pues yo me atrevo a decir que es uno de los tres mejores discos de la carrera de Adams. Para mí sí está por encima, y mucho, de su predecesor. Entra muy fácil y gana con una velocidad aplastante....Mañana haré un repaso tema a tema en el blog pero para mí es enorme....Y el de Petty, que comentaba Rafa, también. El de Young ya lo veo más flojo, pero es que creo que hay que interpretarlo casi como una broma....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro si esto es lo bueno, la diversidad de opiniones, es lo que crea debate y da posibilidades de descubrir puntos invisibles hasta entonces, mañana me paso y leo con atención tu crónica.
      El de Petty me gusta bastante mas.
      Salud.

      Eliminar
  5. Escelente revisión, Addi, aunque como le pasa a Eduardo Izquierdo, para mi es un señor album. Me ha entrado a la primera y creo que si en lugar de haberse hecho ahora, se hubiera grabado en 1978 estariamos ante un clasico instantaneo.

    Lo veo como el reverso rock del Ashes And Fire, y demuestra que Ryan ha dejado de jugar al despiste y que ha decidido hacer bien lo que bien sabe hacer: canciones. Y canciones de las buenas. No tiene desperdicio.

    Discazo tio.

    Un abrazo!

    PD: El de Petty si me ha costado mucho mas. Lo veo bastante mas flojo. Aunque al rubio le perdono todo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que las escuchas me hagan pensar como vosotros, lo estoy escuchando ahora por ejemplo...
      No si el talento de este elemento es evidente y en un momento dado te prepara una canción de órdago.
      Estamos al revés, a mi el de Petty me entro como un tiro.
      Abrazo fuerte.

      Eliminar
  6. A mi me está calando con las escuchas, sin ser su mejor disco. Acabo de revisarlo yo también.
    Ojo a mi el de Petty me parece la repolla.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No si mas escuchas voy a darle fijo, igual que al de los Gaslight, ojalá crezca.
      Eso si, con lo de Petty estamos de acuerdo.
      Abrazo.

      Eliminar
  7. Cuando se lleva tanto tiempo haciendo música, es posible que uno caiga en el hartazgo. Ignoro si este disco es mejor o peor, básicamente porque no lo he oído; de todos modos, sí considero que, actualmente, de los llamados 'a vieja guardia', pocos vayan a hacer algo sobresaliente. Es mi opinión.

    Un abrazo, Addison.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En la vieja guardia hay de todo, creo qu la ilusión y la frescura mental del artista es básica, pero Adams por edad, a pesar de lo basto de su discografia, no es aún vieja guardia, y su mente debe estar aún despejada de recuerdos.
      De todas maneras dale un repaso, ya ves que hay opiniones de todo tipo.
      Abrazo.

      Eliminar
  8. Sí, hay pocas novedades que impacten. Todo es muy previsible y calculado. Yo confío mucho en Mike Farris para este septiembre. Ojalá no me decepcione.
    Sobre Ryan Adams no controlo nada. Alguna recomendación??

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno su discografía es enorme, yo creo que la mayoria de los que firma solo o con The Cardinals merecen y mucho la pena, por recomendarte tres y a partir de ahi te empiezas a buscar la vida tu, que es lo que mola, te dire que con The Cardinals es muy bueno "Cold Roses" y solo me encanta "Gold" y "Ashes and Fire"...sin olvidar "Love is Hell"...
      Ala ya tienes curro, es muy bueno este tío rockland, seguro que te gustará.
      Saludos.

      Eliminar
  9. A ver si me pongo con este disco porque he leído por varios sitios que está muy bien. Con la lectura de tu post, acabo de terminar de convencerme.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como ves Evánder las opiniones son muy variadas, espero la tuya.
      Abrazo.

      Eliminar
  10. No me dice mucho tampoco este disco, mysuperfriend. Abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como era de esperar se esta levantando mucha polemica, hay gustos para todo como esta ocurriendo con Petty y Gaslight pero la decepción de momento es la que gana por goleada, al menos en mi caso. Este me parece correcto y punto.
      Abrazo.

      Eliminar