jueves, 14 de agosto de 2014

Moot Davis - "Goin' in Hot" (2014).


Aviso a navegantes...bueno mas que a navegantes a jinetes, a vaqueros, a viejos lobos de la estepa, solitarios, emergidos de la forja de los outlawders mas auténticos, la forja de la que salió Waylon Jennings o Willie Nelson, las brasas que dibujaron a golpe de martillo sobre yunque el perfil de Dwight Yoakam y Kris Kristofferson, los fuegos que sin duda han puesto su temperatura en la materialización del espíritu de este Moot Davis que comparte con los anteriormente citados un linaje común e idéntica mirada fija en el mismo punto del horizonte que al crepúsculo alumbra con su luz de cobre las llanuras de Texas y Tennessee.
Aviso pues a Honky Tonks de todo tipo y condición: -¡ha llegado el nuevo disco de Moot Davis!, y se trata de algo que no puede pasar por alto ninguno de los avisados-, pues no debe haber par de botas que no castiguen suelos y sacrifiquen suelas en mecer cuerpos al son de los nuevos temas de Davis, bien para patear parquets cerveza en ristre, bien para flotar sobre ellos con vaporosa dama entre los brazos.
Absolutamente indiscutible su propuesta, es difícil encontrar mas talentoso músico en el ámbito del country actual, del country rico en texturas e influencias, el country que se deja querer por el folk, se va de marcha con el rockabilly y se entiende en añoranzas románticas y lujuriosas, hasta que el sol del ocaso se convierte en de la alborada, con el rock.

El nuevo trabajo de Moot Davis se titula "Goin' in Hot" y lleva un tiempo entre nosotros, esperando en la celda del disco duro de mi portátil su turno hace unas cuantas semanas, ha sabido esperar su oportunidad y, como un buen pistolero, ha aprovechado el momento justo, el instante preciso para hacer fuego sobre mi corazón y no errar el tiro, raudo y certero, sin pestañear y seguro de si mismo ha derribado de un solo disparo mis hipotéticas reservas hacia un trabajo del que esperaba mucho pero con la acostumbrada prudencia que la irregularidad y muchas veces mediocridad de los tiempos imponen como aconsejable, y que ocasionálmente no es sino una enemiga de los sentidos a la hora de adjudicar méritos y sobre todo administrar paciencia traducida en escuchas a los trabajos de jóvenes artistas como es el caso que nos ocupa.
No se precisa paciencia en esta ocasión, la prudencia cae herida de muerte tras la demostración de punteria y clase de Moot, y el disco se convierte en pocos minutos en un inquilino del equipo sin intenciones de dejar sitio para otro y sin ganas de urgirlo a que abandone su emplazamiento.
Con la producción sabia de Kenny Vaughan, la encontradiza y racial pedal steel guitar de Gary Morse y la guitarra demoledora del gran Bill Corvino, virtuoso en la técnica, preciosista en el fraseo y contundente en la presentación; ellos, junto al firmante del trabajo forman las claves para hacer de "Goin' in Hot" un disco absolutamente imprescindible de elegante country, clásico y moderno, glamouroso y silvestre que se extiende, como no puede ser de otra manera a lo largo y ancho de 13 composiciones perfectas, impolutas.
Desde las mas enraizadas y texanas como "Frood Stamps" bailable y tabernaria, "Used to Call it Love" crepuscular y melancólica con impagable steel guitar, "Huntin' for Real" bella balada de broncíneo color en la que canta acompañado de Nikki Lane, la ortodoxa y pura "The Reason" y la nostálgica y evocadora del Elvis mas racial del hermoso corte: "I Wanna Go Back", pasando por las mas rockeras y pétreas sónicamente: "Just Left Home" con ese aire rockero en las incisivas guitarras de Corvino la áspera "Made for Love" o la intrépida y vitamínica "Midnight Train".
Mi amigo (una vez mas le debo el conocimiento de un disco) bernardo indica en el artículo que sobre este disco escribió en Mi Tocadiscos Dual hace un mes aproximádamente y que se puede visitar pinchando aquí, el innegable apego estilístico que existe entre "Love Hangover" y la interacción country que se estableció ente el gran Gram Parsons y los Stones en tiempos de "Sticky Fingers" o "Exile..."



Sin olvidar el contundente pelotazo del tema de apertura "Goin' in Hot" que te pone a tono al primer son de guitarrero honky tonk con unos vientos arrasadores...El resto de temas cierran a la perfección y sin bajar el pistón ni la nota media del LP, un trabajo absolútamente irresistible para pies acostumbrados al abrigo de las botas, testas que viven bajo sombreros cow-boys y corazones country-rockeros en general, entiendo que es tal vez,  el disco country del año, y uno de los trabajos mas destacados de este 2014.

6 comentarios:

  1. Las palabras denotan admiración y la música suena bien...así que habrá que darle una vuelta.

    Bonita ilustración de cabecera.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy seguro de que a ti te va a gustar mucho, empasta con tus gustos.

      Te lo paso.

      Abrazo.

      Eliminar
  2. Joder como lo has puesto tron..habrá que darle un pedazo de oreja al amigo Davis...
    Por cierto, gracias por el maravilloso regalo de un Domingo en Bilbao y un pequeño gran rockero frente a nuestras extasiadas orejas..
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las gracias a los curas amigo mio, haber cuando coño nos vemos tío.
      Abrazo

      Eliminar
  3. Este como todos los de Moot no iba a ser menos SOBRESALIENTE

    ResponderEliminar