martes, 20 de mayo de 2014

Ryan Adams - "Ashes & Fire", 2011.


Desde que en 1995 viese la luz aquel "Faithless Street" de la banda Whiskeytown liderada por un jovencísimo Ryan Adams, este artista ha mantenido una actividad creativa de autentico vértigo, disuelta su primera banda inicia andadura en solitario en el año 2000 con "Heartbreaker", para en 2005 hacerse acompañar de un grupo de músicos que se bautizo como The Cardinals con los que grabaría 6 discos hasta 2010 que concluyó la actividad de Ryan con esta formación con la publicación del doble "III-IV", después vuelta a la soledad con "Ashes & Fire" que es el que hoy nos ocupa, en total 13 aábunes de estudio "oficiales".
Y pongo entre comillas lo de oficiales porque a esta discografía registrada en estudios diversos hay que unir una no menos extensa de trabajos editados por otros medios, principálmente vía Internet y que corresponden a la música que no fue aceptada a ser grabada "oficialmente" por los diversos ejecutivos de los sellos con los que ha trabajado el controvertido artista de Jacksonville.


Así de forma simultanea a esta actividad comentada, Adams ha grabado y difundido diversos discos de muy diferentes estilos y en muchos casos bajo seudónimos como Sad Dracula, DJ Reggie donde jugueteaba con el RAP y los proyectos metaleros y hard-rockeros: Werewolph y Sleazy Handshake.
Además publicaba dos libros de poesía, tocaba como músico acompañante del ex-Grateful Dead: Phil Lesch, producía discos de entre otros Willie Nelson y Jesse Malin, compartía programa de TV con Elton John, colaboraba activamente en los actos que precedieron al huracán Katrina de triste recuerdo en Nueva Orleans, y todavía le quedaba tiempo para recuperarse de adicciones varias, especialmente grave fue la que le tuvo preso a la heroína, pero tampoco hacía ascos a las pastillas o el alcohol...
Se casa en 2009 con la actriz Mandy Moore y continua con su vida a pesar de padecer una enfermedad del oído interno denominada enfermedad de menier que afecta a la audición y al equilibrio...resumiendo, que quieto el muchacho no se ha quedado.
Así que no es de extrañar que desde que a finales de 2011 lanzara este "Ashes & Fire" no hayamos tenido noticias apenas de el, justo descanso a mas de 15 años de incansable actividad artística y vital.
Volvía a grabar tras el vinilo editado online "Orion" (2010), disco de poderoso sonido metalero que no convenció a todos los fans del músico y que la crítica tampoco recibió con demasiado entusiasmo, así que para este "Ashes & Fire" se encerraba en el estudio y bajo su propio sello PAX AM empezaba a grabar una serie de composiciones mucho mas amables melódicamente, íntimas y emotivas, vuelta a los tiempos folk y vista al Dylan mas acústico.


Producido por el magnífico productor Glyn Johns y con la colaboración del ex guitarrista de The Cardinals, el fabuloso Neal Casal, la cantante y pianista Nora Jones, amiga del artista y el extraordinario pianista de los Heartberakers de Petty: Benmont Tench entre otros, formo un equipo que supo dar la forma deseada y deseable a un paquete de bonitas canciones de aire sencillo y construccion fácil pero delicada.
Mirada al interior, vuelta a los sonidos acústicos y crepusculares y delicadeza en el decir son características de este delicioso trabajo en el que destacan cortes de bella factura como "Dirty Rain" con unas teclas impagables de Tench envolviendo la entregada y susurrante voz de Adams, la acariciadora melodía de frágil estructura abrazada por una steel de plañidero decir de la preciosa "Come Home", similar análisis es aplicable a la cantada con voz nasal y fondo de violines de broncíneo color de "Rocks" o a la sencillez de la desnuda y directa "Do I Wait".
"Kindness" es un milagro de la fluidez que alcanza un orgasmo arquitectónico-melódico en un estribillo mágico, para dejarse llevar por los angelitos de la sensibilidad acompañados de la voz en los coros de Norah Jones.

 

Las teclas de Norah y Benmont dan lirísmo a la bella y encendida melodía de "Lucky Now" que es rematada por una hermosa voz de guitarra eléctrica.
Plañidero final con el piano de Norah Jones dejándose atravesar por la pastosa y cálida voz de Adams en otro entregado tema, el que cierra el disco, el maravilloso "I Love You But I Don't Know To Say".
Ritmos mas vivos y cercanos al country en la luminosa "Ashes & Fire" y luz electrica tras el decir airoso de la breve "Chains Of Love", el trabajo al piano eléctrico del profesor Tench es lo mas destacado en la impersonal "Invisible Riverside" y mas teclas y steels llenos de color y calor en la evocadora "Save Me".


 
 
Y hasta hoy amigos, dos años y medio sin saber nada o casi nada de este músico combativo, locuaz de músicas y glotón de grabaciones que se le supone descansando de una edad de oro llena de claroscuros e irregularidades propiciados por una actividad publicadora de escasa vocación selectiva pero que en los trabajos "oficiales" ha sido tocada por la varita de la inspiración dejándonos grandes discos como este, el último hasta ahora, que se trata de un trabajo delicioso y bello propio de un músico hiperdotado y de gran sensibilidad, espero que no nos quede mucha espera para volver a disfrutar de nuevas canciones del gran Ryan Adams.

14 comentarios:

  1. Uno de mis discos favoritos de ryan junto al Gold ( más rockero) y el nunca bien ponderado Cold Roses que a mi es el que sin duda me parece su mejor trabajo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Coincido con los tres, a mi me gusta también un cuarto que sería "Jaksonville City Nights".
      Saludos.

      Eliminar
  2. Para mí Ryan Adams es uno de los músicos con más talento y Ashes & Fire un disco sencillamente genial, o genialmente sencillo. Me da igual que le caiga mal a tanta gente, este hombre es un artista valiente y sin complejos, que arriesga muchísimo.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo Gonzalo, además a mi no me caé mal, si es un tanto particular, pero los hay que me caén mucho peor.
      Saludos.

      Eliminar
  3. Este es un señor disco. Y me encanta este cabrón. Esta loco de ego pero tiene un talento descomunal.

    Hearthbreaker, Gold, Love Is Hell (mi favorito)...mucha tela.

    Este ultimo trabajo le recuperó para la causa. Lo escuché muchisimo porque su sonido reposado me encanta. Creo que tiene una voz única.

    Ojala no pase mucho tiempo para volver a tener un nuevo disco suyo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este es uno de sus cuatro grandes discos sin duda, "Love Is Hell" no lo tengo tan escuchado como otros, pero ya que te gusta le daré un toque.
      A mi como mas me gusta es en su primera banda Whiskeytown.
      Abrazo.

      Eliminar
  4. Discazo Addi. Mis favoritos suyos son, lógicamente Gold donde imita a todo Dios y casi supera. Su primer disco que sé que te encantaría, ese "Heartbreaker" de portada mítica y como bien decía Bernardo en los comentarios "Cold Roses" que conociendo un poco tus gustos creo que te encantará. Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente Cold Roses esta entre mis cuatro favoritos y creo que es el que mas se adapta a mi gusto standard.
      Aunque como le comento a Mansion como mas se adapta a mi gusto base es con Whiskeytown.
      Un fuerte abrazo amigo.

      Eliminar
    2. Ni lo dudes con Love Is Hell.

      Realmente no es un album como tal, sino dos EP´s unidos. Una cosa rara, pero creo que tiene varias de las canciones mas apasionantes de Ryan Adams.

      Eliminar
    3. Pues aprovechare el fin de semana para darle caña, con el montón que tengo por alguno hay que empezar y este es tan bueno como cualquier otro.
      Abrazo.

      Eliminar
  5. Nunca me ha dicho mucho la carrera en soliatrio de Ryan Adams más allá del Gold. Prefiero sus discos con The Whiskeytown sobre todo ese Strange Almanac.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Coincidimos en época favorita y también en disco dentro de esta.
      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Descubrí tarde a este tipo y, una vez estudiada toda su discografía, me parece un artista impresionante, incluido este disco también por supuesto.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que si Evánder, lo que pasa que ha publicado tanto que es imposible que todo sea bueno, pero la discografía oficial es incuestionable.
      Un Abrazo.

      Eliminar