sábado, 8 de marzo de 2014

The Strypes - "Snapshot", 2013.


Conocí hace poco a estos irlandeses por medio del imprescindible blog My Kingdom For A Melody que administra mi amigo Savoy Truffle, espacio que si no conocéis pinchando sobre el nombre solucionaréis el desaguisado.


El amigo Savoy colocó este disco: "Snapshot" en la primera posición de sus favoritos del año 2013, algo había oído de la banda en cuestión pero fue a partir de esta sorprendente posición en una lista que considero debe ser, y es de mi total confianza, cuando me decidí a darles una oída, el resultado de la misma, que aún tardó unas semanas en llegar, fue sorprendente, grátamente sorprendente.
Y es que sorpresa es la primera sensación que se tiene en cuanto empieza a sonar el disco, después agrado y finalmente euforia, pues estos tipos transmiten eso precisamente: euforia, ganas de bailar y de disfrutar de todo lo que el rock te ofrece.
Unos teenagers de pies a cabeza que practican una música que es todo esencia, blues y rock en dosis nada prudentes y con fe ciega en el aroma y el sonido de pub, de garito y de polvo mezclado con humo.
En su sonido se mezclan Dr. Feelwood con Bo Diddley o The Yardbirds y en su ADN: The Beatles con The Kinks...una pasada.


Pinchar el disco y no empezar a disfrutar como un enano es imposible, su ritmo, su vitalidad y su mensaje juvenil te llevan a un estado catatónico de ansia por bailar y cantar, por disfrutar y consumir mas y mas rock, a poco que te dejes llevar, tus pies se verán impulsados por el latido de sus temas a la taberna mas cercana a beber unas cuantas cañas y devorar cuanto rock, blues o mod te quiera meter el DJ por los tímpanos, no os podéis perder la experiencia de escuchar este discarraco descomunal de vitalidad, es incendiario y etílico como el mas salvaje y setentero Wilko Johnson.
Todos y digo todos los temas son adrenalina mezclada con nitroglicerina, te da la sensación de que su música entra en tu cuerpo cutáneamente o incluso arterialmente, es tan intuitiva que no te das cuenta de estar escuchando arte, solo parece que la vida penetra en ti como si todo estuviese a punto de derrumbarse y tu con ello, como si fuese el último disco, la última cerveza o el último polvo.
Normalmente suelo enumerar todos o varios de los temas de los álbunes, hoy no, hoy recomiendo el conjunto, todo, es tan instantáneo el resultado que causa en cerebro y corazón que de inmediato lo vais a entender, únicamente os dejo algún tema para que vayáis entrando en conciencia de lo que os espera...
¡A disfrutar de estos magníficos The Strypes y este genial "Snapshot"!





4 comentarios:

  1. Ya te lo dije querido Addison de Witt (gracias por la reseña) es un trallazo total y absoluto este disco, que te vuela la cabeza rápidamente, pero ojo yo los descubrí de teloneros de los Arctic Monkeys y verlos en directo es una experiencia descomunal, son un auténtico torbellino y te dejan absolutamente flipado.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Discazo total, si lo llego a descubrir antes hubiese tenido lugar de privilegio en mi lista también no te quepa duda...
      Un abrazo y buen fin sábado.

      Eliminar
  2. Un gran disco y unas grandes canciones . y si buscas por la red hay una actuación de los chaveles de hace unos 4 o 5 años llena de versiones increibles para esos imberbes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo busco porque estos tíos me han volado la sesera.
      Saludos y buena semana...

      Eliminar