lunes, 17 de marzo de 2014

Donde dije digo, digo Diego...Addi cambia de opinión sobre ciertas preferencias musicales

En la (para mi) maravillosa película de José Luis Garci: "Historia de Un Beso" uno de los personajes hace referencia a una frase que me gustó y me ha hecho pensar bastante, de hecho la he repetido muchas veces desde que llamó mi atención la primera vez que la oí. En el film del director madrileño se la adjudican a Miguel de Unamuno, pero lo cierto es que no puedo asegurar que sea así, pues no la he encontrado en ningún escrito de mi, no especialmente admirado profesor y paisano.


"Yo soy libre...libre hasta para contradecirme", así reza la frase en cuestión, y creo que, se deba la autoría de la misma a quien se deba, es cierta, ocasionálmente somos esclavos de nuestras palabras, no siempre nos sentimos libres de exponer ciertas ideas que con el paso de los años, la no siempre agradable adquisición de experiencia, además de las circunstancias vitales del momento y las historias personales y de pensamiento vividas y aprendidas, crean un caldo de cultivo que propicia que principios que teníamos claros empiecen a no resultarlo tanto, que el camino que teníamos claro que era el que había que elegir es posible que no fuese tan recto, soleado y agradable como pensábamos, pero...¿Como decir ahora que se estabas equivocado?, ¿Como expresar nuevos conceptos enfrentándose a las famosas y manidas palabras?...- ¡Traidor!, ¡Chaquetero!...
Nos convertimos en esclavos de nuestras palabras y no nos sentimos libres de decir al mundo que, tal vez, estábamos equivocados, que ahora pensamos de otra manera, y lo peor de todo, es que somos nosotros mismos los que no nos damos esa libertad, nosotros mismo nos la amputamos porque en el fondo tenemos la duda de si en efecto somos esas palabras...¡Traidor!, ¡Chaquetero!...
Addison de Witt, tiene mas años que el hilo negro y tiempo de rectificar, o de cambiar de opinión ha tenido de sobra, pero como este enfermo melomanomental solo piensa en música, como fricky profesional que es aplica este pensamiento a los discos...¡Coño!, que se pasa uno la vida diciendo - Mi disco favorito de fulano de tal es este ...-. Y un día te das cuenta de que no es cierto, que hace tiempo que en el fondo de tu corazón sabes que ya no es así, si, como en el caso de Addi, eres un sentimental incorregible te da pena cambiar de opinión, pero lo peor es no sentirte libre de soltar el nuevo pronunciamiento libremente en camaradería y tertulia, eso es peor...aunque realmente no pasa nada...no por eso estas traicionando nada, en todo caso eres fiel a ti mismo y sincero hacia los demás...
Hoy Addison de Witt va a confesar sus cambios de opinión en torno a cinco discos entonando un "Donde dije digo...Digo Diego"....

1. LOU REED:                                                                                                                               
Con el genio de Coney Island nuestro amigo siempre ha mantenido que sus primeros años con VU son los que marcaron su carrera y su personalidad como artista y creador, pero que esta llega a su máximo resplandor en su etapa en solitario y tras pasar por el filtro envenenado del éxito masivo que todo lo puede trastocar y modificar, y en muchos casos estropear, Reed demuestra todo lo contrario, y tras los fastos de fama y popularidad celebrados con la publicación del famoso y genial "Tranformer", el neoyorquino apuesta por un proyecto no precisamente comercial ni de sencilla colocación mediática a un gran publico ávido de cosas fáciles y digeribles, así llega "Berlin", obra maestra total de oscuridad y dolor hechos sonido y voz, huesos pudriéndose y sangre manchada de polvo blanco expresados con crudeza en unas guitarras y voces que sobrecogen a la mismísima dama del alba. 


Décadas lleva Addi exponiendo su predilección dentro de la discografía de Lou Reed por este disco de 1973. Pero los años y las muchas escuchas de la discografía de este por parte de nuestro amigo, han ido haciendo cambiar esta predilección, sin saber como llegaron otros discos, no tan sugestivos, pero mas luminosos y evocadores, mas musicales y abiertos en su concepción musical y dotados de textos mas mundanos pero mas didácticos, "Berlin" siempre sera una POM, pero hoy en día lo justo y lo real es entonar el:                                                                                                       
- Donde dije "Berlin"...Digo "Coney Island Baby".




2. NEIL YOUNG: 

Siempre ha tenido algo magnético para Addi el disco "Tonight's The Night", creo que aparte de la maravillosa selección de temas, todos ellos enmarcados en un alo de sombras, pesimismo y muerte, con la oscuridad presidiendo el tono de texto y sonido, con el dolor impregnado en las guitarras y el obnubilador efecto de la heroína embolviendo el ritmo y la ambientación de un disco romántico y autodestructivo que fue creado en unas circunstancias personales por el genio canadiense que han hecho de él un icono de la onírica creatividad épica y bohemia, un hecho este incontestable en opinión de Addi. Pero lo cierto es que en la mente de nuestro viejo compadre, con el paso de los años, las sombras a las que parece que tan aficionado era en su juventud se han ido disipando y un sol de fe y esperanza han ido penetrando en las nieblas sónicas de una POM como esta dejándola en un, no segundo plano, pero si en un primer plano B. La luz y el aire puro han ido haciéndose hueco en la febril mente de nuestro amigo Addi, así hoy dice aquí:                                                                                                                      
- Donde dije "Tonight's The Night"...Digo "Everybody Knows This Is Nowhere".


3. CREEDENCE CLEARWATER REVIVAL:

La cantidad de POM que nos regala John Fogerty y sus compinches en pocos años es de record, siete discos...¡No!...discazos de autentico órdago en cuatro años mas o menos es una secuencia mas que importante, de entre todos, uno siempre ha tenido prediección en el corazón del joven y estirado Addison: "Green River", quizás por ser el primero y de esta manera ser el que provocara el impacto en la adolescente mente de muestro amigo, por contener "Wrote a Song For Everyone" que siempre a emblandecido el duro y poco moldeable alma del crítico, siempre severo y terco en razonamientos de poso conservador...y este es el disco mas conservador de la Creedence, por esa portada en la que brilla el sol, ese sol que normalmente huía de las predilecciones en cuestiones artísticas de Addi como se ha demostrado mas arriba...por lo que sea, pero el caso es que hoy, enfrentando esta POM a otras POM de los de El Cerrito, el sincero y valiente Addison nos confiesa la actual preferencia de su corazón en este:                                                                                                                                  
- Donde dije "Green River"...Digo "Cosmos Factory".




4. THE ALLMAN BROTHERS BAND:

                                                                                                                                                                
A pesar de que nunca fue el disco mas popular de los de Jacksonville, "Idlewild South" siempre ha tenido un lugar prioritario en las preferencias de nuestro Addi, por encima de trabajos mas conocidos y repletos de temas populares, siempre ha sido el segundo álbum de la hermandad del sur por el que Addison ha bebido los vientos...gran disco sin duda, da en cambio la sensación de que se encuentra entre dos aguas...(sirva de improvisado homenaje al maestro), entre el ¡Boom! que supuso la aparición de ABB en el sonido sureño con su incendiario debut y el paso a la historia con el imprescindible "At Filmore East"...entre estos dos impresionantes acontecimientos se encuentra este LP, con toda la formación en sus surcos, Duane no ha volado al cielo con su moto aún y Oakley sigue sacando chispas a los roncos tonos de su bajo, es pues la última ocasión en la que se da cita la mítica primera formación dentro de un estudio para culminar un disco repleto...Tras el Filmore, el éxito y las desgracias llegaría la prueba de fuego para Dickey y Gregg, quienes con "Eat A Peach" siguen en triunfal cavalgata, aún con la formación inicial en alguno de los temas...y luego a volar solos, sin Duane y sin Berry...entonces llegan otros discos que hoy Addison se ve obligado a reconocer diciendo públicamente:                                                                                                                 
- Donde dije "Idlewild South"...Digo "Brothers And Sisters".




5. RADIO FUTURA:
Y claro, no podía faltar la nota patria en este reconocimiento publico de rectificaciones libres y sinceras por parte de nuestro hoy sincero y valiente amigo. "La Ley" es un disco lleno de sol y brisa marina, refrescante, bailable y directo, con agradable temperatura bajo el calor del sol amarillo y optimista de la primera cara y despreocupado con el húmero y refrescante ambiente caribeño y de buen rollo de la cara B, el desierto de "Escuela de Calor" y el mar de "Semilla Negra"...¡joder que credenciales!...


Como para no gustar este disco, encima es el que encumbro a la mítica formación de los hermanos Auseron y el inolvidable Quique Sierra...¿Quien no recuerda aquel vídeo clip de "Escuela de Calor"... Pero aquí el proceso de la mente de Addi ha ido a la inversa de lo realizado en los primeros ejemplos, con Lou o Neil ha ido buscando la luz, los espacios abiertos y ha huido de las sombras y el aire viciado...aquí por lo que sea Addison hace el viaje de vuelta y tras cegarse una y mil veces de la poderosa y ardiente luminosidad de "La Ley" busca dentro de los surcos del siguiente y no siempre reconocido álbum de los madrileños donde el ambiente mas lúgubre, los textos mas oscuros y el sonido mas amenazador niegan toda posibilidad a la aparición del sol y al impacto de la brisa en la piel...Cosas de Addi que hace su última rectificación publica proclamando:     
                    
- Donde dije "La Ley del Desierto, La Ley del Mar"...Digo "De Un País en Llamas".




Cinco discos que han cedido el cetro de las prioridades a otros, no es importante ni es contradictorio, simplemente es que hoy estos que han cogido el relevo se adaptan mas al actual estado anímico y vital de Addi, los postergados, evidentemente siguen siendo tan buenos como antes, si al fin y al cabo esto es solo una de esas reflexiones raras que se hace el insomne Addison De Witt.
Feliz semana a todos.

16 comentarios:

  1. Sigo pensando que Transformer es mejor que Berlin y tonights que everybody. Lo de la Creedence nos e si quedarme con papa o mama lo mismo que Allman y de Radio pues la ley sin duda. pero es dificil muy dificil escoger entre ellos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si relamente es igual, tanto monta, monta tanto, es cuestión de recepción objetiva en un momento determinado, imagino...bueno que realmente me gustan todos parecido jajajaja
      Salud.

      Eliminar
  2. Todas son, como dices, POM. Berlin es monolítica, opresiva y Coney Island Baby es liberadora. Me sigo quedando con Tonight´s The Night entre esas dos de Neil, aunque mi favorita es y será para los restos After The Gold Rush.

    ¡Cómo mola la música!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que After The Gold Rush es la pera, con el que yo descubrí a Neil, otra POM.
      Mola pero mucho...

      Eliminar
  3. Estas disyuntivas Addi son muy chulas para ilustrar madurez, cambios y que todo es relativo, cada cosa a su tiempo , todos artistazos y todas POM. De momentos y emociones se compone la vida. Precioso tu enfoque hermano, un grandisimo abrazo, se te echó de menos en Madrid el sábado , mucho.Nosabría con cuales quedarme, bueno si , con todos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En el fondo es eso Joserra, con todos...Yo también os eche de menos desde aquí...me conformé con los Burning el jueves...ya sabes, mis Burning.
      Abrazo.

      Eliminar
  4. Donde dijiste dices bien, grande mysuperfriend. Entiendo perfectamente que hayan cedido en estos casos las prioridades a otros. Abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con el tiempo nos cambia tambien los gustos gastronómicos ¿no?...pero ya sabes, nunca deja de gustarnos la tortilla.
      Abrazo.

      Eliminar
  5. La constancia de la veleta es cambiar

    ResponderEliminar
  6. Es completamente lícito cambiar de parecer, faltaría más.
    Un gran post, amigo. Felicidades!
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Recolocar jajaja...con el tiempo hay cosas que las ves diferentes, por supuesto los discor relegados me siguen pareciendo igual de buenos que siempre.
      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Bueno, pues no me explico muy bien eso que comentas de Unamuno, como tu no muy admirado profesor y paisano, cuando lo que has hecho ha sido lo que don Miguel llamaría un ejercicio de "intrahistoria", aquello que más nos puede definir, en tanto supone dar salida al yo más recóndito, y también más auténtico, y hacerlo protagonista. Elucubraciones a parte, admiro esta actividad que has hecho y, ya es lo de menos, coincido en todas, salvo en la de Neil y en la de Radio Futura.
    Magnífica y atrevida entrada.
    Saludos,
    JdG

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno Javier, yo me la he tomado mas como un divertimento, en cuanto a lo de Unamuno me refiero a que no comulgo demasiado ni con su ideología ni con su obra, aunque Niebla y Abel Sanchez son grandiosas.
      Saludos y gracias por la aportción, interesante.

      Eliminar
  8. Yo en lo de Neil y la Creedence te doy la razón. En Lou prefiero Transformer, pero Coney Island Baby va a la zaga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como le decia a bernardo: Tanto monta, monta tanto...Todos, como dice Joserra son enormes.
      Salud.

      Eliminar