jueves, 13 de febrero de 2014

The Wild Horses - "Americaña", 2014.


En las conversaciones que sobre fútbol mantengo de vez en cuando con mi padre es habitual que terminen saliendo a colación los llamados dos grandes: Osea Barça y Madrid. Deribando el digalogo en torno a estos, es frecuente que mi padre suelte un frase que apunta a la difucultad que puede suponer entrenar a alguno de estos dos conjuntos.
- Es que a un equipo así lo entrena mi abuela...-
Evidéntemente se refiere a que cuando se cuenta con una plantilla de jugadores de tan alto nivel las dificultades para ganar partidos, y hacerlo de manera brillante no son demasiadas, con buenos ingredientes se hacen buenos guisos.


Algo parecido se me vino a la cabeza cuando leí la colección de temas que se alinéan en la contraportada del disco debut de The Wild Horses, "Americaña", un catálogo de clásicos de la música de raíz del país del Tio Sam que forman una plantilla tan imponente, en lo musical claro, como las que exiben en los estadios Barça o Madrid.
- Es que un track-list así lo toca bien mi abuela... -
Seis músicos, con importantes currículums en su haber, trayectorias repletas de colaboraciones con importantes nombres del rock patrio e incluso algún nombre internacional; destacan en las credenciales de este sexteto nombres de tanto lustre como: Secretos, Burning, Enrique Urquijo y Los Problemas, Sleepy La Beef, Paul Collins o Topo entre otros.
El caso es que el amor a la música hoy llamada y tan de moda "Americana" les ha unido para rendirle homenaje y de paso disfrutar versionando el impoluto ramillete de clásicos que antes comentaba en un disco que se titula "Americaña" y del que vamos a hablar a continuación un poco, si os parece.
Hombre, lo cierto es que no me imagino a ninguna de mis abuelas, que en paz descansen ambas, dándole al rock o al country, no creo que fuese algo en lo que ninguna de ellas destacara, pero nunca se sabe, lo que si tengo claro es que a este grupo de veteranos no se les da nada mal lo de darle a la música germinada en las áridas tierras del sur de USA.
Y como cuentan con buenos ingredientes hacen un buen guiso, pero también gracias a su destreza a los fogones.


"Fusilan" a todo el que se les pone por delante, al inigualable John Mellencamp en dos ocasiones: en la que abre el disco, la excelente y potente: "Hurts So Good" y en la magnífica y mas amable "Pink Houses" empapada de la humedad propia de los cauces del Mississippi, en una cálida y reconfortante revisión.





Otro interprete con el que repiten, con este en tres ocasiones es con los no tan conocidos por la piel de toro, pero fantásticos Zac Brown Band: "Uncaged" es un rock que dejan pasar sin aportarle grandes cosas al mismo, con respeto y ortodoxia visitan este buen rock, clásico de la banda de Atlanta; mucho mas ímpetu y energía le insuflan a un country de libro como "Whiskey's Gone" que interpretan con carácter y entrega y completan con "Chicken Fried", tan racial como la anterior y que no delata el mestizaje al que es objeto por parte de los españoles que le inyectan sus sonidos como si de vecinos de Huckleberry Finn se tratasen, divertido y gracioso tema con olor a feria veraniega, a la hora de la comida claro.
Uno de los grandes del country es Vince Gill, en este trabajo ve versionado uno de sus cortes mas célebres, el fabuloso y bailable "Ridin' The Rodeo", y es revisitado mostrando un total respeto al original, esto es recurrente en todos los covers, y el entusiasmo con que se revisa el tema y el sonido limpio y caluroso que es logrado de forma total y satisfactoria, hace del track una gran versión, disfrute y ganas de bailar.

Otro grande como John Hiatt esta presente también en esta antología al sur en clave de corcheas, primero en una composición de el de Indiana que cedió para que The Desert Rose Band popularizaran y que vuelve a ser interpretada con energía y buen hacer, se trata de un tema de adictivo y pegadizo estribillo que hará las delicias de todo aquel que guste de las espuelas, el tema: "She Don't Love Nobody", el otro tema que tiene a Hiatt como protagonista es su popular y genial "Slow Turning", muy fiel al original, un poco mas pesado en acción guitarrera y cantada en un tono de menor brillo, no es de lo mejor revisitado por el sexteto afincado en Madrid, una pena.
Si lo es en cambio el clásico de Eagles: "Take It Easy", al que le dan un aire diferente, mas racial que el firmado por los californianos, mas acústico pero sin perder su fluidez melódica ni la elegancia y geometría de su famoso estribillo, otro gran cover.
Atacan incluso a la Creedence de mas altos vuelos, y cumplen, mimetizados prácticamente en la original, con voces mas mundanas que en la versión de los de Fogerty, tal vez aquí si que hasta mi abuela triunfaría, tan grande es este "Looking Out My Back Door".



Quiero ser justo, y por eso no comentare nada en torno al famoso country de radio-formula "Achy Breaky Heart", tema de Billy Ray Cyrus al que tengo manía por motivos que muchos entenderéis y que probablemente tengan mas que ver con cierta versión con baile incorporado y absurda traducción al castellano que entiendo mas piadoso no recordar.
Y para el final una revisión del tema, interesante de Anna Kendrick: Cups (Pitch Perfect's "When I'm Gone), absolutamente fascinante, difiere del original como del agua al vino y añade todo el sol del verano sureño y todo el aroma a grano recien recogido y café recién molido típico de las sobremesas en los campos de trabajo de los ranchos, estupenda.



Divertido y disfrutable disco, que ademas de contar con doce cortes a cual mejor en su intrínseca esencia son perfectamente interpretados, la banda sabe leer en los ojos de estos cortes y sacar lo que de verdad hay en ellos, con respeto, clase e ilusión que se palpa y refresca oídos y neuronas, buen trabajo.
Merece la pena acercarse a este disco y disfrutar un rato de el, creerme, se llaman The Wild Horses y su disco "Americaña".

2 comentarios:

  1. Ahora 'mesmo' estoy liado con la escucha, querido Addison. Fresco como el día, al menos en el panorama 'musical' ibérico. Ni supuerguays grupos 'alternativos' ni super vendidos guaperiles, sólo músicos haciendo lo que quieren. Esperemos que esta jamband (¿o no es una jamband acaso?) nos deleite durante algún tiempo.

    ResponderEliminar
  2. Pues ojalá asi sea, y que rulen por la peninsula (e islas) haciendo que disfrute el personal.
    Saludos.

    ResponderEliminar