sábado, 22 de febrero de 2014

The Fakeband - Kafe Antzokia 21/02/2014 - Cuando el corazón no sabe a que carta quedarse...


Si alguno de vosotros queridos amigos espera una sesuda y pseudointelectual lectura del concierto que ayer los getxotarras de Fakeband ofrecieron a una numerosa parroquia, dadas las circunstancias por el overbooking de bolos que ayer saturaban la capital bizkaina, estáis a punto de llevaros una decepción de considerables dimensiones.
Ayer lo que ocurrió durante unas horas fue un espeso conglomerado de circunstancias, todas ellas hermosas y emocionantes, el corazón, pobre corazón, no sabía a que carta quedarse, no sabia a quien o a qué dedicar sus latidos...


Que podía hacer el pobre si solo late de forma continuada una vez cada segundo, o menos, bueno por ahí...
Allí se presentaron mis grandes amigos Joserra, quien dio entrada al concierto con un breve y emotivo comentario de presentación, y Red River, junto a ellos disfrutamos, mi corazón y yo, de la mayor parte del concierto, brillante, vibrante, de fina y emotiva interpretación por parte de la banda, quienes demostraron su virtuosismo en bases rítmicas, acordes, solos de guitarra y voces (¡joder que voces!), desglosaron su fantástico nuevo disco y lo hicieron sonando como lo que ya son, una banda de rock de tremenda enjundia que cuenta con la ventaja de tener a su disposición un catálogo de temas buenos, muy buenos, para lucirse ellos y hacer justicia a ese arte que a todos nos tiene en común y adictiva vida que es la música.


Pero es que además allí se congrego medio Frías, un placer supuso compartir trozos de bolo y agradable cháchara con Don Juan de Leciñana y con algún ilustre ciudadano de la bella e inolvidable villa burgalesa...
No digo nada lo que supuso ver aparecer por la puerta del bar de enfrente (siempre los bares...) del Antzoki a Lu, se vino junto a Emilio desde Sevilla, mas remembranzas de Frías y el mítico fin de semana de este pasado verano...intercambio de mensajes con mi compadre Evánder que ama a Fakeband y que por motivos de kilometría no pudo asistir al evento sin duda en contra de sus deseos...y los míos.


¿Por quien latía mi pobre corazón?...por la música, os aseguro que lo hizo, por el encuentro con los buenos amigos, casi se rompe en los abrazos de reencuentro...por la aparición de esa entrañable pareja que vino del sur, no paro de hacerlo en toda la noche...cuando, después del concierto charlamos e intercambiamos impresiones con la banda, gracias por las firmas y la chachara...idem, latidos compartidos entre todos...
Pero es que además tubo que dejar algún latido para los ausentes, y es que no se pudo evitar echar de menos a aquellos que dejaron a mi pobre patata arañada y herida de amor de por vida, a la gente que disfrutó del bolo de los getxotarras en el Rust Fest interpretando temas de Neil, de nuestro Neil...¿Como no dejar algún latido a modo de brindis por todos ellos?...que genial hubiese sido que estuviesen ayer allí...
Resumiendo que no me voy a dedicar a diseccionar el concierto, a analizar lo que ya tenéis en el disco ni ha hacer exhaustivo comentario de set-list ni de entrega escénica...ni de actitud, no, porque todo fue cojonudo, fue un bolazo, la banda se salió y toda la parroquia congregada lo pasamos de miedo, fue, lo dicho, un BOLAZO!!!


Una noche de las que reafirman en quien suscribe su fe en la humanidad, en la vida y en este mundo que parece que se desmorona pero no, la gente, el arte y la emoción que sale de las vísceras, del alma no permite que se termine de ir al carajo el tema...y el corazón, ese corazón que late para darnos vida y también emoción, ilusión y esperanza y que anoche, al menos el mío, trabajo a destajo el pobre...
Enhorabuena a la banda por el disco y por el magnífico bolo de ayer que seguro que mis amigos y colegas diseccionan con elegancia y tino.


Quiero dedicar esta entrada a los amigos ausentes ayer, hubiese sido de ensueño que hubiesen estado allí, con todo mi afecto dedico este comentario a Arthur, Ana, Hector, Juanjo, Paco, otro Paco, Gonzalo, Carlos, Iñaki, Niko y cualquier otro que en el pasado verano tuve la suerte de conocer en Frías y que lamento omitir, que me disculpe.
Buen fin de semana.

6 comentarios:

  1. Amigo Addison, muchas gracias por acordarte de mí en los momentos previos del concierto, todo un detalle. Ya veo que lo disfrutaste a tope, como todo lo que tú haces. Me alegro de que lo pasarais tan bien. A ver si se acercan un poco más al sur y puedo verlos en directo, tal y como hice en aquel conciertazo de Frías.
    Un sentido abrazo, amigo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre es genial acordarse de los buenos amigos, aunque a veces, como el viernes es una putada también porque es para echarlos de menos, como te hubiese gustado el bolo y el ambiente amigo...otra vez será, ojala pasen por allí.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Gracias por la reseña. pero sobre todo por la dedicatoria, Addison. Eres un sol.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te digo como a Evánder...como se os echo de menos a todos, lo comentamos varias veces, hubiese sido la pera limonera todos los de Frías allí...La próxima.
      Un abrazo amigo y aupa aleti que ayer falló el Barça.

      Eliminar
  3. Hubiese sido de ensueño total, mysuperfriend. Me alegra que disfrutaras por los que no estuvimos. Abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que genial hubiese sido teneros a todos allí, puedes creerme que estuvistéis en nuestro pensamiento durante el bolo, que frio hacia en la vuelta a casa de madrugada tío.
      Superabrazo amigo!!!

      Eliminar