jueves, 6 de febrero de 2014

Billy Joel - "The Stranger", 1977, Entre Scorsese y Arthur.

Esto me pasa por preguntar... Os cuento como si de un film de Martin Scorsese se tratase...
¡Flash Back!!!....Zoom desde mi punto de vista hacia la espalda de un tipo que trajina con el ordenador, primer plano del interfecto, osea yo, mi imagen refleja a un fulano recién duchado, evidéntemente es domingo por la mañana...Plano general, el tipo del ordenata se levanta, sonríe a su hermano mayor y procede a iniciar un dialogo.

Los dos hermanos frente a frente, ambos sufren las secuelas que el vertiginoso viaje que supone la introducción en las arterias y el transito sanguíneo salvaje y desbocado de esa tremenda bestia que es el último film de Martin Scorsese titulado "El Lobo de Wall Street" ha causado en sus organismos, la aventura tubo lugar la tarde noche anterior y las canciones que suben la tensión del monstruo aún suenan en sus cabezas.
Se inicia un tópico pero siempre efectivo plano contra plano entre ambos:
- ¿Te has afeitado? - pregunta el tipo del ordenador haciendo caso omiso a lo obvio - Pues si, necesito que me hagas un favor...Como tengo dudas, quiero que me sugieras un disco para comentar el miércoles en ZRS, que lo elijas tu esta semana. - Rostro de extrañeza y duda en el pequeño de la casa, pero rápidamente entiende que puede ser divertido mientras se prepara para la ducha, pasar el fin de semana en casa de los padres tiene entre otras muchas ventajas, disfrutar de una ducha gratis, como en el gimnasio y la piscina - Deja que lo piense - Vale - contesta el mayor mientras toma el relevo al frente del ordenador.
la cámara transita por el cuarto y finalmente se posa en el equipo, suenan Derek & The Dominos, si la ducha no inspira al menor de los hermanos un disco sugerente sobre el que hablar, este podría ser una opción aunque demasiado obvia, y mas teniendo en cuenta que llegaría tras "Imagine", Addi tenía dudas, el pequeño de los de Witt apareció con la toalla a la cintura y la sonrisa de quien tiene la respuesta a un acertijo que casi nadie ha sido capaz de resolver...- ¡Ya lo se!...un disco de una de las canciones que sonaron en la peli de ayer, Billy Joel - ¡Coño! - Sonó "Movin' Out"- A ambos les extraño y lo comentaron en la sala - "The Stranger", de Billy Joel.


Primer plano de Addison, la música deja de sonar mientras somos testigos a cámara lenta de la primera reacción de extrañeza de este, se trata de un disco sorprendente, un tanto lejano a lo habitual, entre Arthur y Scorsese me han complicado un tanto la vida... lo dicho, esto me pasa por preguntar, pero después, reciclando y evaluando la decisión, se impuso la reacción lógica. Vuelve la música.
- ¡Joder!, pues me parece bien, es un disco cojonudo, esta bien, este miércoles: "The Stranger", 1977, de Billy Joel...Fundido.
Lunes, es temprano y en el mismo ordenador Addison trajina cuando el sol aún no ha hecho acto de presencia en la ciudad, escribe una reseña para ZRS, como todas las semanas, lo hace encantado y orgulloso, el tecleteo rompe el silencio de la madrugada, esta escribiendo el título del post:

Billy Joel - "The Stranger", 1977. Entre Scorsese y Arthur...



El ex-boxeador Billy Joel no era ningún desconocido cuando en septiembre de 1977 publica "The Stranger", si bien es cierto que ya entonces gozaba de un cierto reconocimiento y un mas que decente grupo de incondicionales asistían a sus conciertos, en especial en la ciudad que le vio nacer: New York, no fue hasta este "The Stranger" que el éxito masivo, el que se computa con cifras de impresionantes dígitos, tanto en discos vendidos como en dolares ganados, hizo de el una estrella.


Si hubiese que buscar una explicación al éxito que si alcanza esta colección de canciones y que no se da en colecciones similares anteriores, este es el quinto disco ya del de El Bronx, habría que hallarla en la producción, innovadora, de Phil Ramone, el cual plantea una visión en la que deja que el rock & roll acaricie y deje su aroma en los temas de Joel, temas que tienen un ADN, una genética, un tanto alejada del genero apadrinado por Bill Halley, pero que bajo los controles de este se empapan de la malicia sonora propia del rock sin contaminar la honestidad y la linea pura y elegante de las melodías, como de local pijo de la quinta avenida, que caracteriza la vida de neon y terciopelo de las composiciones del pianista, de ese tipo ambiguo con alma de piano man de smoking y combinado con vodka y sombrilla.


Y es que la música de Billy Joel suena a quinta avenida, y a Queens, sabe a margarita ingerido con avidez tras el último musical soportado en las localidades baratas de algún teatro de Broadway, huele al humo mestizo y multicolor que golpea el pecho de los sonámbulos que entran, huyendo del frío y de la soledad, en el aseado local donde por el mismo precio disfrutas de una honorable y no demasiado cara borrachera acompañada de la plañidera voz de una joven de color que canta demasiado pasada y de las notas al piano de un viejo aspirante a concertista del Met, pero que se tiene que conformar, atravesada la barrera de los sesenta, con tocar todas las noches los mismos swings compuestos por tipos como Billy Joel y que todo América conoce por estar contenidos en discos como "The Stranger".
Y es que no solo América, gran parte del resto del planeta tambien conoce los nueve cortes que alimentan ese disco excepcional y triste, nocturno y decadente que es "The Stranger".
Disco que abre la noche de lágrimas de neón con la canción que suena en el film de Scorsese, con la movida y rockera "Movin' Out", éxito total en los setenta que dio título años depues al inefable musical que alrededor de los éxitos de Joel se monto en Broadway, imagino que con bastante éxito en taquilla, inmejorable comienzo para una noche de olvidarse de todo, de narcotizarse.
"The Stranger" es un tema soberbio, las notas del inconfundible piano de Billy suenan tristes, a derrota, pero a derrota pequeña, poco importante, acostumbrada... a derrota de entre semana, un silvido rememora tiempos mejores y de repente todo gira hacia una actitud mas rockera, con las guitarras lejanas pero tercas marcando su ley y una letra urbana, real, neoyorqina, un tema excepcional.


Nebulosa y ambiental empieza con el piano sugerente jugando con el jazz en la famosa y hermosa "Just The Way You Are", acústica dando vida al tema y voz clara y evocadora dirigiendo una melodía fluida, triste pero despreocupada, imposible que no funcione, la ciudad de NY al servicio de una tonada, que refleja su melodía en los charcos, cristalinos y fríos, bajo la luz del amanecer junto a la puerta del club.
La larga, mas de siete minutos "Scenes From An Italian Restaurant" es triste y en ella viven las escenas de la rutina, de la, al final, feliz rutina, la esencia de las anodinas vidas de las parejas que alimentan sus cuerpos siempre con el mismo menú, en el mismo restaurante, los mismos sábados, con el mismo sexo con aliento a carbonara, con los mismos sueños imposibles, cercanos, pero no lo saben, sueños de pieza de ajedrez en el tablero de una gran ciudad, todo ello encerrado en un tema exquisito, en un tema en el que viven dos, en esta fantástica suite.



Mas corta y convencional suena la bella "Vienna", cantada con pasión, como todo el disco, entonada con la intención de despojar el excesivo optimismo de la vida nocturna que tanto gusta vivir y cantar a Billy Joel.
Polémica, diferente y con un contenido en la letra que creo cierta controversia, "Only The Good Die Young" es un tema mucho mas luminoso, dominado por guitarras mucho mas animadas y juguetonas, un órgano da un toque caribeño y soleado, la luna se va un rato a dormir y los neones se apagan para solazarnos con este disfrutable y apetecible tema.
La favorita del que suscribe es la romántica y cargada de emoción contenida, de perdidas sentimentales recordadas o adivinadas, sabidas, entendidas, asumidas...canta como los putos ángeles el neoyorquino en un estribillo que duele y sangra: "She's Always A Woman" es una balada bella y triste, hermosa y emocionante, un tema grandioso.


Ramone pone su saber hacer al servicio de el siguiente corte, un rock garitero que gracias a un sonido oscuro se convierte en un elegante corte que zigzaguea entre el rock, el swing y el soul, todo con un aire a buena disposición ante el espejo dando los últimos toques al vestido de ella, a la corbata de el...vamos a pasarlo bien esta noche parece que dice "Get It Right The First Time".
Y termina esta colección de temas perfectos con la voluntariosa y anhelante "Everybody Has a Dream", con ínfulas de blues y soul, queriendo sonar como los jazz que ennoblecen el alma, pero quedandose en una balada mas, hermosa y furtiva, que deja sangrar su melodía gota a gota en un estribillo de color negro, como el futuro de un soñador en la gran manzana, como el jazz que quiere ser y no es, y nunca sera...ya es una preciosa canción que despide un gran disco.


Ha sido un divertido y etílico viaje por la noche neoyorquina con el príncipe de la ciudad, con el que mas entiende de tomar baños de neón, de sus consecuencias en el alma y sus efectos secundarios en el corazón, pero también del atractivo triste, romántico y lírico carácter que tiene la escena, con el puente de Brooklin al fondo, peleando con la niebla del alba...Fundido en negro y...créditos.

Para todos aquellos que les interese o apetezca leer este mismo post en su original publicación realizada en el día de ayer, como cada miercoles en ZRS, solo tiene que pinchar aquí.

4 comentarios:

  1. Se te adivinan, y no es de ahora, buenas dotes para la literatura, Adi... En cuanto a la pelicula de Scorsese, excesiva dónde las haya. Lo que menos me ha gustado de ella es la relación paralela entre el uso/abuso de las drogas y el éxito empresarial. Siempre pienso, como padre, en las nuevas generaciones y en el mensaje equívoco que se puede transmitir relaccionando el éxito con determinadas conductas (aun teniendo claro que solo es una peli, pero también que historias como la aquí contada no están muy lejanas de la realidad. Un poco excesiva en minutaje y en contenido, y bastante equidistante emocionalmente de la banda sonora que la adorna.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hombre literato frustrado mas bien jajajaja....
      Yo me confieso fan y adicto de la narrativa de Martin, pero es cierto lo que dices, esa realicon peligrosa, como ocurre con las estrelllas del rock. Quizás lo peor Aurelio es que el uso/abuso de las drogas esta, lamentablemente, excesivamente presente de demasiados ámbitos de la vida en la actualidad.
      Gracias por la aportación interesante como siempre.
      Un Abrazo.

      Eliminar
  2. poco apreciado en este pais Joel, Siempre comparado con elton john injustamente. Strranger y Glass Houses son mis favoritos. la peli no la he visto pero me da mala espina

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Soy fan de Joel, no esta demasiado valorado aquí y a la gente le chirria un poco, yo admiro y disfruto de su música, además el personaje me cae genial.
      Me permito bernardo recomendarte la pelicula, a mi me ha gustado bastante.
      Saludos.

      Eliminar