lunes, 20 de enero de 2014

Santana - "Abraxas", 1970. Y yo sin enterarme.


Hoy, como todo lunes que se precie, después de pasar durante el fin de semana un buen número de horas recuperando parte del sueño perdido durante los anteriores cinco días laborales, tiempo recuperado de forma un tanto anárquica y desordenada, pero con resultados francamente reparadores para un organismo que agradece la llegada de Morfeo unas horas mas que de costumbre, después del descanso en definitiva, hoy digo, me he vuelto a despertar temprano, dispuesto a empezar la semana con las pilas cargadas, no me encuentro cansado, todo lo contrario, me encuentro "on fire", con el pie en el acelerador dispuesto a pisarlo hasta el fondo a la primera ocasión de dar comienzo a una rabiosa carrera contra el tiempo que se perdida pero que no por ello dejará de ser peleada, por lo tanto ganada en parte.
En lo musica,l el fin de semana ha sido variado, terminado con concierto del inefable Elliott Murphy, pero esa no es la noticia en esta ocasión, la noticia es otra porque aunque a muchos les parezca mentira, he escuchado por primera vez en mi vida un disco de esos considerados "imprescindibles", disco al que no me había acercado por la inicialmente asumida falta de afinidad con el artista creador del mismo, falta de afinidad dada por una sucia y podrida cuña que, en base a tal  o cual single, vive incrustada en mi cerebro como una aburrida experiencia adolescente, y que con el tiempo ha ido oxidándose creando una infección intelectual que ha hecho que tenga como algo natural y casi genético el desarraigo hacia los trabajos, numerosos, del mencionado músico, sin darle, eso si, ni la mas mínima oportunidad de reivindicarse en mas de cuarenta años, vamos que a veces nos creemos abiertos y receptivos y nos mostramos mas cerrados que ostras amenazadas y asustadas.


El artista es Carlos Santana y el disco es "Abraxas". El comprarlo obedece a que lo encontré hace una semana en la feria del disco que anualmente se celebra en Bilbao a un precio excelente, tan excelente que un disco que jamas he tenido pensado comprar ha acabado en la estantería de los vinilos primero y girando en el plato durante varias veces consecutivas el pasado domingo, es decir, ayer, después.
Y ¿qué queréis que os diga?, tremendo discarraco, alucinante sonido, un tónico reparador de meninges, una infusión masajeadora de terminaciones nerviosas, una tormenta sonora de sugestivos y medicinales resultados para las células que ponen en marcha los sentimientos de euforia, alegría y optimismo, en "Manaxas" he encontrado rock & Roll, latín rock, sonidos de tendencias sonoras vanguardistas y progresivas, pinceladas de psicodelia y canciones de bella melodía y fluidez sónica, todo aderezado con unos sonidos, los de la guitarra del mexicano, que si no se tienen en cuenta usando, las oportunas precauciones, pueden abrasar oídos, cerebro, corazón y lo que se les ponga por delante, tal es la fuerza y calor, casi fuego de ese sonido oscuro, rojo oscuro.

Lo cierto es que con solo unas cuantas escuchas, reveladoras y repetidas varias veces, eso si, pero con poco mas de 24 horas conviviendo tamaña obra en mi cerebro no me termino de ver como el mas apropiado ser del planeta para profundizar en esta obra que entiendo merece de mas, muchas mas escuchas que garantizo recibirá, lo garantizo, muchas mas.
Es por ello que dejaré unos comentarios sueltos basados en las primeras y novatas sensaciones que de forma sorpresiva a causado en mi las primeras escuchas de este famoso e ignorado hasta ahora por mi álbum.
Tras una introducción en la que las teclas de un sinuoso piano (¿Wurlitzer???)  asumen el protagonismo, flotando sobre un  mar de timbales y percusión caribeña, haciendo las guitarras de lejana y sugestiva convidada de fuego en la inicial "Singing Winds, Crying Beasts" dan comienzo los sones de esa maravilla titulada "Black Magic Woman/Gipsy Queen", una suite en la que Santana mezcla de forma sublime el clásico de Fleetwood Mac compuesto por Peter Green con el fragmento folk originario del húngaro Gábor Szabó "Gipsy Queen" haciendo del conjunto una amalgama de sonidos que navegan entre la psicodelia y el rock progresivo, con detalles jazz y latinos en las percusiones, como en casi todo el disco, delicioso y adictivo experimento.


Rico Reyes canta el famosísimo "Oye Como Va", tema que discurre entre timbales y congas teniendo como base estilística la salsa y que realzada por un estribillo irresistible, diíicilmente puede no provocar el buen humos y las ganas de bailar y de vivir, dejando el campo de batalla libre para que se desarrollé allí la contienda sonora que es la extraordinaria pieza instrumental "Incident at Neshabur", batalla librada por pianos de jazzistico son interpretados por Alberto Giaquinto, percusión en base a el ritmo sincopado y enervante de tres percusionistas que dan fuego y viento al corte: Mike Carabello, José Chepito Areas y Michael Shrieve a la batería y la intromisión de la huracanada e incendiaria guitarra de Carlos Santana, todos luchando por finalizar una primera cara que a quien suscribe dejaba perplejo e impresionado a la primera escucha, después de que el disco tiene tantos años como un servidor...¡increíble!!!.


La cara B empieza como acabó la A, con mas fuego sonoro, jazz, salsa y rock de lisérgicas connotaciones con la ácida e hipnótica "Se Acabó", un rock mas clásico nos da un respiro haciendo que nuestras meninges cojan distancia con el fuego sonoro anterior disfrutando de un rítmico y fluido rock con todos los ingredientes sonoros ya mencionados en la fantástica "Mother's Daugther", cantada por Gregg Rolie y con Santana deborando las cuerdas de su guitarra.
Guitarra que declara belleza, y que apoyada en ritmos latinos y calor nos lleva a paraísos casi visuales gracias a la limpia y soleada melodía que derrama la famosa partitura de "Samba Para Ti", un deleite de difícil explicación y que entrona al mexicano como guitarrista de excepción.


"Hope You're Feeling Better" se abre con un órgano de enfermizo y febril argumento sonoro y la ácida esencia de un jazz que venenósamente convinado con el rock, ritmos latinos de oscura procedencia y lisérgia a raudales crean un reiterativo pero atrapador corte, sugestivo y con la delirante guitarra de Santana creando una autentica epidemia sonora, ¡joder!, una puta maravilla de la que vivía yo a espaldas.
Y esto se acaba a ritmo de samba, "El Nicoya" no permite que dejemos esta nave tristes, y a golpe de congas y timbales se despide bailando y repitiendo su caluroso estribillo, en una rítmica y breve despedida.
Un disco que demasiado tarde, aunque nunca es tarde si la dicha es buena, he descubierto y disfrutado como hacía tiempo no hacía desde la primera escucha, colocado sobre el plato para dar son a las labores domesticas del domingo por la mañana, pronto consiguió que estas pasasen a ser secundarias primero y placentero trabajo de camas haciéndose y suelos barriéndose al endiablado y peligroso ritmo de esta obra maestra que Santana y su banda facturaron en 1970, y yo...sin enterarme.

25 comentarios:

  1. ¡Algo parecido me sucedió a mí! Hace pocas semanas lo comenté en el blog de FFvinilo. Lo compré por casualidad, porque estaba barato, por completar la colección. Y me voló la cabeza. Una pasada. Hay mucho prejuicio con el trabajo de Santana (buena parte "culpa" de sus andanzas entre el pop y la comercialidad de poca calidad de estos últimos años). Un fenomenal guitarrista. Y "Abraxas" un clasicazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que a mi la manía me venia de hace años, de sus buenos discos, tengo que recuperar todo aquello que no conozco y borrar prejuicios del disco duro de la memoria.
      Ya te digo, volada de cabeza total.
      Salud.

      Eliminar
  2. Y es que los 5 primeros de santana son la razón de su fama. Al principio no sabía o entendía porque de tanta exaltación al guitarrista sin embargo tras adentrarme un poco en sus primerizos trabajos te das cuenta del porqué

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya me he puesto manos a la obra con esos discos, si el impazto es como con este no lo cuento...A lo mejor este 2014 es el año marcado por Santan.
      Saludos.

      Eliminar
  3. Me acabas de matar, Addison. También me dirás ahora que no has comido fabada nunca.
    Los primeros 3 ó 4 discos primeros de Santana son majetes, tienen hasta música de verdad y no 'esto' que ha hecho últimamente. No sé que edad tendrás, pero en mis tiempos el Samba pa ti. De este tema se dice que con su sonido rompió los cristales del estudio de grabación, también servía invariablemente para los acercamientos carnales en los guateques.
    A mí particularmente me gusta mucho el que hizo en su época con McLaughlin (será porque me gusta ese tipo de fusión)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uy! te diré que el disco es mas viejo que yo, pero me conocía varios temas, pero ignorandolos, rectificaré y te contaré como va el tema.
      Saludos.

      Eliminar
  4. Nunca es tarde si la dicha es buena... No se cuales serían los singles originarios de la repulsión, pero algunos de los trabajos actuales tiraran a muchos otros, como a ti, para atras y se perderan el sabor de fantasticos trabajos como Lotus o Amigos, o el que reseñas.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. te diré Aurelio que el que provocó me animadversión creo que se titula America, es instrumental y me parecia de lo mas empalagoso, ya estoy en camino de solucionar el desaguisado.
      Un Abrazo.

      Eliminar
  5. yo soy un santanta-adicto. A mi me parece un guitarrista sin igual. Ha tenido épocas de malos discos pero a mi parece un supervirtuoso y un fiel a un sonido. Live at the Fillmore (69) es mi favorito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues lo añado a los que estoy buscando, creo que me puedo convertir en otro Santana-adicto yo también.
      Salud.

      Eliminar
  6. Pedazo de clásico el que rescatas hoy, amigo. Canciones míticas de la mano de uno de los mejores guitarristas que, en mi opinión, ha dado la historia del rock.
    Buen recuerdo. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo rescato recién descubierto, ya me vale, si es que no damos a todo, me pongo al dia con este tío.
      Abrazo tío.

      Eliminar
  7. Buena entrada Addison, tanto es así que después de saborear tus palabras inevitablemente hay que escuchar este "Abraxas", maravilloso.
    Y buen concierto el de Elliott Murphy, como ya nos tiene acostumbrados este genial rockero.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo Jane que además es un disco que se puede escuchar en cualquier momento por ese tamiz adictivo que tiene, una genialidad total.
      A Elliott le queremos mucho en Bilbo, y se nota que el a nosotros también, parece que siempre da el mismo bolo pero cada uno es un festin de rock, en silencio y sin ruido pero rock del bueno, bueno.
      Muxus

      Eliminar
  8. Me pasa como a ti, siempre me ha dado un noseque empezar con este hombre. Aunque en su momento me lo pusieron a huevo. Cosa que tendre que superar tarde o temprano. A ver si con este magnífico post encuentro el empujon definitivo. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues mira Chals, he pasado de este tío durante decadas y ademas era un fijo a no entrar en mi equipo y por esas cosas de la vida, lo he escuchado y se ha vengado de mi desde el segundo cero, te sugiero una oportunidad, si te pasa como a mi, lo vas a pasar realmente bien con este disco.
      Abrazo y salud.

      Eliminar
  9. Nunca me ha seducido Santana pero le reconozco meritos y que es un grande de la historia. Tu reivindicación de este disco bien merece darle caña. Un abrazo misuperfriend.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entonces como yo, nunca me sedujo, incluso le tenia manía, pero me volado el coco el jodido disco, prueba amigo mio...nunca se sabe.
      Fuerte abrazo.

      Eliminar
  10. Pero pero pero Addison si este disco es fundamental... y todavía más fundamental sino lo tienes el primer álbum con el conciertode Woodstock (hay una edición en cd que lo incluye) que es básico. Era cuando el grupo era UNA BANDA en toda la extensión de la palabra, las percusiones lideraban muchos temas, los sólos eran abrumadores y la guitarra de Santana destacaba pero como uno más, evidentemente un enorme guitarrista.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro es que aquí se trata del disco de una banda llamada Santana, y es cierto que la guitarra es una parte mas de la estructura, pero esta tan bien tocada que destaca como elemento de referencia...y yo sin enterarme ya te digo.
      Un abrazo.

      Eliminar
  11. Un discazo, mezcla de sonidos afro/latino/americano, aderezados con el impecable sonido de guitarra de Carlos y su portada lo hacen estar entre mis preferidos. Y con el paso del tiempo, mejor y si no visionar sus recientes conciertos. Y además buena gente.
    Saludos Addison

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El sonido resultante del disco es una amalgama de estilos que crea un efecto de pura locura, una droga dura para el cerebro y una medicina indispensable para el corazon. Repasaré todo lo que tiene editado fijo.
      Gracias y un saludo afectuoso.

      Eliminar
  12. De los primeros discos que tuve (todavía lo tengo), atractivo por todos los costados, desde la portada hasta el interior. Suena a selva y a sueños, a Africa y a América, a misterio y al infierno. Huele a mujer, a fuego y a mar. ¡Imprescindible!
    Lástima que a Santana luego le diera por creerse Dios, apóstol y profeta, pero ahí queda eso y nadie es perfecto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una gran descripción del disco josanpero, gracias por tan atinado y hermoso aporte.
      Es verdad que es un gran disco y dejarlo ahi como prueba de lo que se lleva dentro en un testamento único.
      Saludos.

      Eliminar
  13. Este álbum es INCOMPARABLE, INIGUALABLE, OBRA MAESTRA y conste que me
    quedo corto en los adjetivos pues los estados anímicos a los que te transporta tales como AMOR, BELLEZA, ARMONIA, ALEGRIA, EUFORIA, SERENIDAD, en fin que me satisface tu descubrimiento y cómo lo has descrito Addison. Piensa... que lo ví nacer y conmigo se irá...
    Te querría dar tres referencias. Una es el grupo OSIBISA y su álbum WOYAYA.
    Otra FELA ANIKULAPO KUTI y por último el doble álbum que me descubrió el ROCK y se llama LLENA TU CABEZA DE ROCK, es un variado pero con unos músicos GENIALES. Los disfrutarás. Un saludo Addison de... Javier R.

    ResponderEliminar