jueves, 9 de enero de 2014

Natural Child - "1971", 2011. La herencia de los Grandes.

Zeth, Wes y Zack, estos tres tipos son Natural Child, un terceto originario de Nashville y que dedican sus vidas sin apellidos, conocidos por mi al menos, a disparar a diestro y siniestro rock and roll de trazos clásicos, en los que se encuentra junto que no revuelto todo lo bueno que este bendito estilo musical nos ha regalado ha lo largo de estos últimos 60 años.


Información, que queréis que os diga, mas bien poca, en su enlace se detecta una mayor vocación mercantilista que informativa y el Facebook es lo que es, resumiendo, que aparte de sus discos poco se puede encontrar de estros tres jóvenes por la red.
Eso si sus discos están ahí, son tres y son francamente interesantes, los dos últimos han propiciado el espaldarazo que la formación necesitaba, tanto es así, que dicho espaldarazo les ha traído de gira por Europa hace apenas dos meses y pico.
"For The Love Of The Game" y "Hard in Heaven" ambos publicados en el año 2012, en los meses de abril y noviembre respectívamente es lo último que conocemos discográficamente de ellos, y francamente, con ganas esta uno de escuchar lo próximo, que esperamos para este 2014 recién abierto.
Pero el disco que traigo aquí esta semana es el primero: "1971", publicado en enero de 2011, supuso un esperanzador debut y una autentica declaración de intenciones osada a la vez de conservadora.
Osada puesto que emular con descaro y gracejo a grandes como Faces, Free o Rolling Stones no es cosa baladí, conservadora porque sónicamente sabemos sobradamente que funciona, funciona siempre que se haga bien claro, y eso, me temo que eso es otra cosa. Pero seamos francos, hacer bien de Rolling Stones no es tan raro, muchos lo hacen, sorprender emulando a Sus Satánicas Majestades es una cosa diferente, eso no lo hacen tantos, Natural Child si.
Decir que se mimetizan con los londinenses no es exagerar demasiado, si bien es cierto que dan un toque personal al conjunto, este es poco perceptible en este debut, pero es eso, un debut. Pero las composiciones si son personales, propias y no tienen en varios casos demasiado que ver con las firmadas por Richards-Jagger. 



No faltan en sus temas riffs roncos y atronadores que nunca faltan al respeto a la musicalidad del conjunto, así se puede comprobar en la primera nota que abre el disco en el riff del tema firmado como "Easy Street", tema de terca reiteración melódica y vocalidad multitudinaria en el mas puro estilo Stone, resulta no obstante un tanto monótono, a pesar del buen y logrado sonido.
Mucho mas rockero y rítmico empieza el segundo corte, guitarras y ferocidad en la vocalidad desde los primeros acordes este "Hard Workin' Man" convence mucho mas, discurre mas farragoso pero mas convincente.


"Women C'mon" recuerda a las primeras canciones que Richards compuso en inspiración directa de su amigo el inolvidable Gram Parsons, tema acústico de influencia country que no se aleja demasiado de aquellos que empezaron a aparecer en los primeros setenta en los discos de RS, un buen corte de melodía un tanto atropellada pero buena disposición sónica, muy "Exile".
Mas popero y bailable pero no menos setentero suena el fenomenal corte "Makin' It", con un estribillo mas de finales de los setenta, pero fluido, bailable, denso como la culpa y de ácidas carencias es un tema que me encanta.


Mutamos momentáneamente a Stones por Ramones o Replacements en "Chris Blues", un hiperactivo corte que acelera el transito de la sangre por las arterias haciendo trabajar a todo trapo a cualquier corazón con querencia por el rock, temazo divertido y burlón, lo peor que dura menos de dos minutos, pero que dos minutos.
Oscuridad, blues, lineas sinuosas de bajo, vocalidad sugestiva pero pegajosa, melodía que se pierde en las babas que deja resbalar el sonido viscoso de las guitarras, un tema que se titula "Yoko" y que bien hubiera podido firmar Lennon para cualquiera de sus proyectos mas ambiguos y subrrealistas,aun así, buen tema.
Recién salido del paraíso del blues, arpegio de libro, dibujado por y para los Stones del "Sticky Fingers" y hurtado por estos tipos de Nashville, "Let It Bleed" se titula, para mas inrri, el corte, fantástico tema, Stoniano hasta bordear el deshonor, pero de hermosa melodía e interpretado con audacia y con la cara por delante, blues melódico y suave, como aquel "I got the Blues" del mencionado disco del pantalón y la bragueta, pero cuarenta años después.


The Beatles tras su última bronca en Abbey Road en la grabación del White Albúm...¡Ah No!... que son aquellos muchachos de Nashville capaces de recordar a los mas grandes del genero, solo dos minutos de recordatorio Beatlemano en este juguetón "White People".
"Natural Blues" es en mi opinión la mejor entrega del disco, Faces, Stones e incluso Creedence se dan cita en los recodos del camino sónico de este excepcional corte que invita a pensar que estos chicos tienen recorrido por delante, cosa que el tiempo ha ido confirmando, un punteo casi rockabilly y una melodía sesentera redondean un auténtico temazo.
El popero y coral, con guitarras blueseras "Yer Birthday" amenizaría cualquier fiesta, incluso alguna infantil, slides y acordes sencillos y repetidos, guitarra de divertido y sonoro pálpito y todo oliendo a sesenta en este tema que recuerda la época entre hippy y psicodélica, curioso y personal tema aunque sonando a lo que ya imagináis.


Y terminamos este recorrido por el disco debut de Natural Child con el breve "Beer", interpretada en directo se trata realmente de un soul a lo Redding interpretado de forma un tanto anárquica pero con personalidad e intención, aunque tal vez un poco torpemente.
Me gusta esta banda, sus siguientes elepés son mas redondos, mas personales y ricos en matices pero este es un divertido disco que pasa como un suspiro y representa una autentica declaración de intenciones de los firmantes Natural Child, una muy buena banda de rock and roll clásico, si amas a Rolling Stones, Replacement, faces, Creedence o Ramones...te gustará este disco y este grupo, creo yo.
Segunda entrada del año que va a parar a mi querido ZRS, aquí enlace con el artículo visto en este fabuloso blog.

2 comentarios:

  1. Esto si que es una banda de rock, se agradece que en estos tiempos haya grupos como estos.

    ResponderEliminar
  2. Hola Carlos bienvenido, es un grupo realmente interesante y prometedor, me los perdí hace unos meses.
    Estas en tu casa tío.
    Saludos.

    ResponderEliminar