domingo, 15 de diciembre de 2013

The Final Countdown - ... And Libros By Addison de Witt - "En los Antípodas del Día" - Gonzalo Arostegui Lasarte, 25/09/2012.

He comentado en mas de una ocasión la enorme suerte que la apertura de esta bitácora a supuesto para un servidor, no solo por lo de hobby sano y enriquecedor a nivel personal que ha supuesto, no solo por la labor didáctica que entraña el trabajo en él , trabajo entendido como algo purificador y nunca oneroso claro, labor didáctica que se desarrolla en ambos sentidos, en el de entrada y en el de salida; no solo por lo que de terapéutico en mas de un mal momento ha supuesto, suponiendo en mas de una ocasión una piedra saliente en la pared de la montaña, piedra a la que agarrarme en mi escalada, no, es que además he podido darme el gusto de conocer personas, y lo que es mejor gentes, porque ser gente puede ser algo muy grande cuando se es buena gente, entonces no se puede ser mas grande.

Así es Gonzalo Aróstegui Lasarte, gente , muy buena gente creerme, pero además es un tío con un coco de muchos quilates, todos conocéis su fantástico blog Ragged Glory, y el que no lo conozca ya esta pinchando en el link y accediendo al mismo, se quedará un rato, fijo.
En sus artículos se respira sanidad intelectual, riqueza textual, valores personales de enorme enjundia, valores guiados por la estrella de la humanidad, la justicia y la dignidad...casi nada.
Es que además es ameno, interesante en cuanto a la elección de contenidos y creativo...y encima el muy cabrón es escritor, un fantástico escritor, vamos que tienes dos, una: odiarle y desearle todo tipo de males por acaparar grandezas personales y virtud intelectual, o dos: amarle por los mismos motivos.
Yo, que queréis que os diga, he elegido esta segunda, amarle, por todo lo mencionado y mucho mas, ese mas que es el plus que me ha supuesto conocerle personálmente, y claro, rendirme a su fenomenal conversación, y asirme a su vitalidad y disfrutar de su humanidad, suerte que tiene uno tíos.
Yo por supuesto leí su segunda novela y me encantó, así se lo comenté a el y lo deje en negro sobre blanco en mi blog, en un sincero artículo que ahora recuerdo, pero es que además ahora la editorial Baile del Sol lo ofrece en una edición mas barata y sin cargar gastos de envío, y esta es una oportunidad que os da la vida para disfrutar de esta gran novela, se trata de un regalo que nos hará quedar genial con amigos y familia en estas navidades y ayudaréis a promocionar a un gran escritor y una inmensa persona que es , y lo digo con orgullo, mi amigo Gonzalo Arostegui Lasarte.
Aquí os dejo el link para que podáis adquirir el mencionado libro a un precio inmejorable y sin moveros de la silla en la que os encontráis, si os queda alguna duda os recuerdo la reseña que en su día escribí sobre "Los Antípodas del Día".
http://www.latiendadebailedelsol.org/20-ar%C3%B3stegui-lasarte-gonzalo-en-los-ant%C3%ADpodas-del-d%C3%ADa-.html


5. "En los Antípodas del Día" - Gonzalo Arostegui Lasarte.
Publicado el 25 de Septiembre de 2012.

Os comentaba el otro día que en el nacimiento de esta bitácora, era  mi intención hablar de otras cosas además de música, otras cosas como cine o literatura. En ocho meses no lo había hecho y ha sido el premio guzzer el que me ha hecho reaccionar y hacer lo que desde un principio me propuse y que fue razón fundamental para introducir en el título del blog ese "And More".
Ahora puedo decir, que si bien me arrepiento de haber tardado en iniciar un post hablando de cine, no es el caso en lo que ocupa a libros, pues esta tardanza, debida, como en el caso del cine, a mi holgazanería, ha hecho posible que pueda empezar con la novela que ocupará estas lineas, y que ha sido publicada meses después de mi debut como blogger, se trata de la segunda novela de nuestro colega, el admirado y célebre Gonzalo Arostegui Lasarte, como sabéis responsable de un brillante blog llamado, nada menos, que Ragged Glory, y que si no conocéis tenéis la oportunidad de desfacer el entuerto pinchando aquí.
Como sabéis los que soléis pasaros por aquí, soy dado a las historias, así que os contaré una sobre mis costumbres veraniegas en cuanto a literatura.
Hace algunos lustros, en el año 1985 mas exactamente, a finales de julio o primeros de agosto mi hermano y yo disfrutábamos de las vacaciones en el pueblo donde creció nuestro padre y vivió nuestra abuela, un pueblo cerca de León llamado Armunia, el primer o segundo día tocaba visita a unos primos me mi padre, bastante queridos por mis progenitores, y, que si en aquella adolescencia mía tan caracterizada por la pedantería yo no podía aguantar, hoy les recuerdo, muertos ya ambos miembros del matrimonio, con franca simpatía.
Aquel año, cosa rara en mi, no lleve ningún libro al pueblo y no tenía nada en proyecto, comentado este echo en casa de los mencionados primos, el varón, el bueno de Matías, me dijo.
- En este cuarto hay un montón de libros que aquí nadie lee, miralos y llevate los que quieras.- Dicho y hecho, los ojee y me llamó la atención que había un montón de novelas de bolsillo, antiquísimas, de Agatha Christie, yo ya la había leído en alguna ocasión y siempre me gustó, así que cogí 4 o 5 y me las llevé a casa de la abuela y esa misma noche empecé con una de ellas, mas exactamente con "Muerte en tres actos".
Desde ese día, el veraneo en León tenía como punto de coincidencia año tras año la lectura nocturna de novelas de la Christie, de echo, mi gran colección de novelas de la gran escritora británica esta adquirida casi en su totalidad en una librería de la capital leonesa que recientemente he descubierto con gran disgusto que ya no existe y que ha sido sustituida por una tienda de telefonía móvil.
Todos los años de mi vida desde entonces las vacaciones han empezado con la lectura de una novela de la dama del misterio, muchas veces re-lectura, era como la inauguración oficial de mis vacaciones, y esperaba con ansia la llegada del momento de encontrarme con mi camarada Poirot o enfrentarme a mis contradicciones con la no siempre simpática Miss Marple.
Y así a sido hasta este año...porque este año, Don Gonzalo ha sustituido a doña Agatha, ha roto una tradición, y estoy encantado de que así haya sido, las tradiciones están para eso, para romperlas antes o después, y si la ruptura merece la pena, pues mejor que mejor.
lo único pues que me queda por decir es: "Adios Mrs. Christie...Hola Don Gonzalo".
y una vez terminada la lectura de la mencionada obra: "En los Antípodas del Día", no se me ocurre mejor manera de comenzar la andadura de los libros por el blog que con esta novela de nuestro querido colega.

 Este es uno de los rincones dedicados a leer esta estupenda novela.


El que la escribió:

Gonzalo Aróstegui Lasarte.
Pamplona, 1971.
Actualmente y desde los últimos veinte años vive en Madrid.
Es autor de la novela "Madrid 3", publicada en 2004.
Ha sido cronista cinematográfico eventual de la revista "Ruta 66".
Es responsable del blog Ragged Glory,
(http://raggedglory.blogspot.com7), en el que se dedica a desmenuzar con pasión discos de rock y jazz.
Tiene también escritos bastantes relatos y poemas que no han visto la luz.
"En los Antípodas del Día" es su segunda novela.

Lo que pasa:

Finales del siglo XX, Rafael Hernández es un joven recién licenciado en Filosofía que, obviamente, no encuentra trabajo relacionado con sus estudios. Cansado de pedir dinero a sus padres, decide ponerse a trabajar como teleoperador para ir tirando, y lo que en principio, parece ser una escapatoria temporal, se convierte en más de cuatro años trabajando en el turno de noche contratado consecutivamente por tres empresas diferentes para atender a los clientes de una misma televisión digital de pago. Conocerá así los contratos temporales, los fatídicos cargos intermedios, la lucha sindical y todo tipo de miserias (y glorias) laborales que se pueden imaginar relacionadas con el telemarketing...

Lo que piensa Addison:

Desde la primera frase, Gonzalo Aróstegui Lasarte, pone las cartas sobre la mesa en lo que respecta a su novela, y las pone con toda franqueza, con valiente y cruda franqueza... tanto es así que las muestra vueltas del revés, dejándonos ver el reverso de las mismas para que podamos comprobar que estos naipes no están marcados, que son los que son. Según avanza la lectura, el autor va volteando las cartas mostrando sin tapujos ni complejos los anversos de las mismas, hasta que desglosa toda la baraja, que termina sobre el tapete, boca arriba, expuesta libre y deshinibida ante nuestros ojos abiertos y sorprendidos.
Contada en primera persona, nuevamente desalojados de la narración elementos como el complejo o el prejuicio, y empleando un lenguaje sencillo, que nos lleva a gran velocidad a través del cerebro, la entrepierna, el oído (para el rock), y el gaznate del protagonista, quien nos conduce por los vericuetos de la problemática real de un licenciado de una carrera "sin salida", que atrapado en un trabajo frustrante va descubriendo como con la llegada de la treintena, desaparecen las antiguas concepciones vitales que hasta hacía poco formaban los cimientos de lo que esperaba fuese su futuro.
así descubre como los amigos, cada vez son menos héroes para convertirse en adultos, los sueños cada vez están mas sujetos a las exigencias del mercado y en consecuencia de la cartera, el amor cada vez tiene mas que ver con la psicología y la pedagogía y menos con el sudor y el esperma, el rock mas con el arte y menos con la actitud... en definitiva, que la vida no es el tránsito rápido, divertido y emocionante que esperaba (golpes que todos nos hemos llevado).
El choque de la realidad, de su realidad con sus ideales es traumático también, comprobando ante su incredulidad que gana la primera batalla tras batalla, y que un trato, aunque sea malo, es mejor que un juicio...
valores como el compañerismo o la empatía, no tienen cabida en un mundo laboral que engulle todo valor que a su paso se interpone, dejándolo en la sombra de cualquier esquina tras la sucia defecación del mismo.
Los amigos, cada vez mas desconocidos, la costumbre, cada vez mas apalancada en el interior de su ser, y el inexorable paso del tiempo hacen de Rafael, (así se llama el Caballero Andante de esta novela) un joven, aún joven, lleno de dudas y contradicciones que aunque consciente de ellas, no sabe como combatir, quizás no tiene agallas para combatir.
Para narrar todo esto, Gonzalo Aróstegui Lasarte hace un uso de la ironía realmente excepcional, ironía en las mas de las ocasiones ácida, dolorosa incluso, pero también con ataques cómicos de envergadura, como el primer capitulo, relato hilarante que a un servidor le recuerda al Mendoza mas inspirado de sus relatos de los setenta u ochenta.
No se casa Don Gonzalo con sutilezas ni con diatribas a la hora de exponer hechos, personajes o sentimientos. Trata con justicia las debilidades humanas no envenenando el lenguaje y narra con brillantez escenas costumbristas en conciertos de rock, borracheras nocturnas a lomos del alcohol y los porros o conversaciones taciturnas en los aburridos turnos de noche con compañeros de todo tinte dramático... o cómico.
Y así la novela avanza fluida, ágil y cómoda para la lectura, interesante y adictiva, incómoda en lo que atañe a lo mucho que, en ocasiones, te ves reflejado, y preferirías no verte... Una novela con los pies en el suelo, que habla de gente real, de la gente que nos rodea, seguramente de nosotros mismos, y que lo hace desde un prima valeroso, irónico, frío y en ocasiones divertido, jocoso, casi humillántemente jocoso.
En resumen, estupendo relato, real, en el que además se mezclan disquisiciones filosóficas sobre otros temas como el nacionalismo (reflejado en las notas que para una tesis que no termina de empezar reune Rafael), el rock and roll, la política internacional...
Novela visceral, quizás (esto es una impresión personal), catártica y sobre todo interesantísima sobre la gente, las debilidades y necesidades de la gente, de la gente real, de la que vale la pena para lo bueno y lo malo, una excelente novela que me agrada de modo supremo verme en libertad de recomendar sinceramente, como un ejercicio de reflexión y entretenimiento excepcional que constituye su lectura.
Felicito a Gonzalo desde aquí y espero que no esa esta la última escala de su andadura como novelista, pues es evidente que podemos esperar cosas tan interesantes como esta "En los Antípodas del Día" del talento y "valor" del joven escritor madrileño Gonzalo Aróstegui Lasarte.

6 comentarios:

  1. El egregio Gonzalo Aróstegui Lasarte... mi amigo escritor, blogero, esa mezcla de Johnny Rotten e Iggy Pop que lleva dentro cuando (copas de por medio) estalla cuando un servidor le pone unas coplillas que le elevan a los altares.
    Gran novela ésta.

    Abrazos a ambos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buena mezcla si señor...y es que don Gonzalo es así, explosivo y tierno al mismo tiempo...
      La novela mola mucho.
      Abrazo.

      Eliminar
  2. Olé que reivindiques una novelaza como la de Gonzalo. Abrazo, my friend.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que encima ahora esta mas barata y sin gastos de envio, un chollo camarada, yo voy a regalar alguna que otra en estas fiestas...
      Abrazo fuerte.

      Eliminar
  3. Como siempre, gracias, Addison. Es una suerte que haya gente como tú en este mundo.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y como tu amigo mio y como tu, que encima de tipo de valor incalculable nos dejas arte en negro sobre blanco, gracias.
      Abrazo.

      Eliminar