viernes, 18 de octubre de 2013

North Mississippi All Star - WOP-Festival-2013 - Sala Santana-27, Bilbao. 11/10/2013

Con un esperado, pero no por eso menos lamentable, descenso en la oferta, variedad, duración (de dos días a uno) y aforo (del pabellón de La Casilla a la Sala Santana, mucho mas pequeña aunque con mucha mejor acústica), y con la consiguiente disminución de recaudación, tan importante para cumplir el objetivo de ayudar en la investigación de enfermedades extrañas, daba comienzo el viernes día 11 de octubre a las 19:00 el WOP-2013.
Ignoro el porque de este descenso en la envergadura de este festival, que en sus dos anteriores entregas se convirtió en un éxito absoluto tanto en cuanto al nivel artístico como en lo referente a su propósito benéfico y de divulgación de este tipo de enfermedades, en especial cuando atañen a niños.
No me fue posible presenciar los primeros conciertos, llegue a la Sala ubicada en Bolueta con la participación de Capsula recién iniciada, no comentaré por lo tanto mas que la traca final de la velada, el show estrella: North Mississippi All Star.


Estaba prevista la introducción al bolo de los Dickinson de su nuevo componente, un tal Lightinin Malcom, que sustituía al inmenso, y no solo de tamaño Chris Chew, que enfermo no puede acompañar a los hijos de Jim Dickinson en esta nuevo periplo, y es justo decir que su actuación, que daba oportunidad de tomar contacto con el, nos dejo a los allí presentes con la boca abierta y ganas, muchas ganas de mas.
Oficiando de hombre orquesta, sentado, con la guitarra sobre las rodillas y embolado de percusión a sus pies, dio muestras mas que evidentes de un virtuosismo delicioso y técnicamente perfecto, mini-bolo empapado de blues y boogie, amenizado con temas de rabiosa fuerza interna y desbocada irradiación de esencia sureña deleitó y honró los muros de la sala y a los allí presentes, dando además muestras de una capacidad comunicativa que a todos nos hizo hermanarnos con el sencillo pero superdotado músico.
Fin de la introducción y entrada en escena de los hermanos Dickinson para formar la que era de esperar que formarian...es decir: La Marimorena...




No soy admirador de su último álbum, pero lo que sonó de este me gusto mucho mas que lo escuchado en el disco, mas natural y directo, mas de verdad, este hecho, sumado a la adición de otros temas, mas de un clásico, y la consabida interactuación de los componentes, totalmente anárquicos a la hora de coger y dejar instrumentos, nos hicieron pasar una hora y cuarto de ensueño, de diversión y de blues, boogie y rock correteando por nuestras venas en un total desparrame de libertad escénica por parte de los chicos de NMAS, Luther con sus guitarras, se atreve con el bajo, la batería, el bombo y lo que haga falta, su hermano Cody salta por encima de su batería y se cuelga una de las guitarras de su hermano o enfundado en una mascara de carnaval recorre con sus compañeros la sala, armados con elementos de percusión los tres músicos haciendo sonar aquello como si la gloria se hubiera apoderado de la sala
Comunicativos, poderosos y clásicos, una auténtica delicia estar ante ellos y entre ellos, dignifican la música actual y su directo, aun con la falta de Chew, perfectamente sustituido por Malcom, sigue siendo de lo mejor que se puede escuchar en la actualidad.


La única pega, la escasa duración del concierto, apenas hora y cuarto que a todos nos supo a poco.
Reconciliado con los hermanos Dickinson, quienes a pesar de haber grabado un disco menor bajo mi modo de ver, siguen demostrando que encima de un escenario tienen poco rival hoy por hoy, fantásticos realmente.
Y fin del WOP, me congratula el éxito que otras iniciativas tubieron y que quiero pensar que ayudarian a conseguir una buena recaudación para el justo y noble objetivo que vive dentro de este festival, imagino que la fascista ley sobre los impuestos en la cultura algo habrá tenido que ver con lo que a ocurrido, aquí y en general, pues la bajada de bolos internacionales este año ha sido mas que evidente, espero que esta lamentable situación se corriga lo antes posible y que el año que viene el evento vuelva a alcanzar las cotas de éxito a todos los niveles que merece.

5 comentarios:

  1. Bueno, se agradece que en directo sigan siendo todo una garantía. Estos tipos son unos músicos acojonantes y es muy difícil que puedan defraudar a sus seguidores. Eso sí, hora y veinte es bien poco para un combo como NMA. Dichosos festivales!!

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Parece escasa la duración para un concierto. No me extraña que te supiera a poco. Disfrutarías de todas formas, fijo.
    Un abrazo, colega!

    ResponderEliminar
  3. Yo he empezado hace bien poco con los discos antiguos del grupo, Addison, a ver si cuento algo. Ya que hablas de NMAS en vivo, ¿qué te parece el "Hill Country Revue: Live at Bonnaroo"?

    Un abrazo, camarada.

    ResponderEliminar
  4. No les encontré la gracia todavía, no me llenan sus discos, pese a que escuché varias veces y están en mi discografía Polaris y Shake Hands With Shorty. Quizás empecé por dónde no debía.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Rockland: Son muy buenos, mucho y no tenía dudas sobre su bolo la verdad, lo de la duración fue una putada que ya me esperaba, es el rollo de los festivales, me habia quedado escuchandoles un buen rato mas...
    Saludos.

    Evánder: Disfrutamos de lo linda amigo, eso de lo bueno si breve dos veces bueno es una parida de cojones tio...
    Un fuerte abrazo.

    Gonzalo: Los antiguos son buenísimos aunque yo siento debilidad por The Keys of The Kingdom, que es el anterior a este último, ese directo es simple y llanamente una puta maravilla, quizás el mejor live en lo que llevamos de siglo...He dicho.
    Un fuerte abrazo y estaremos al loro de Ragged Glory.

    Aurelio: Hombre Aurelio me sorprende un poco, un tío con su pedigri y su sapiencia, pero los gustos muchas veces marcan su distancia y no hay que darle mas vueltas, yo no aguanto ni un minuto a Pink Floyd y mucha gente me lo afea, pero no puedo evitarlo...
    Abrazos.

    ResponderEliminar