sábado, 28 de septiembre de 2013

Esos discos que hicieron nido en mi corazón..."Tonight", (1984) - David Bowie.


¡Ay!...Los recuerdos...y todos, al menos en mi caso con su particular banda sonora...¡Canciones!...temas antiguos que para la mayoría ya no dicen nada, incluso han dejado de existir en la memoria de casi todos, pero que en mi, bueno, en mi siguen poniendo son a tal o cual recuerdo, a tal o cual beso, a tal o cual atardecer de verano, soñando...
Hace año y pico, al poco de abrir esta bitácora escribí un post a propósito de un disco que, siendo rechazado por la mayoría, cosa que sinceramente entiendo, por mi solo puede ser amado y recordado con cariño, devoción e incluso agradecimiento por lo que de magisterio para mi, supuso...
Hablo de "Give My Reggards to Broad Street" de Paul McCartney, disco que en la actualidad poco tiene que aportar a la carrera de Sir Paul, y que en su momento solo salvó del desastre el poderoso empuje que tuvo el primer single, aquel maravilloso "No More Lonely Nights", que salvó comerciálmente el elepé, para quien pueda interesar dejo el enlace con aquel primerizo post pinchando aqui.

Algo parecido ocurrió con David Bowie, y mas o menos en la misma época, tras el enorme éxito mediático obtenido por el comercial "Let's Dance" y que terminó de consagrar al británico como una brillante y fulgurante estrella mundial, presentaba, a bombo y platillo un disco, confeccionado con mas o menos el mismo equipo, con Iggy Pop colaborando, de nuevo, en la composición de varios de los temas, parecida producción y oportuno acercamiento para el tema que daba título al disco, "Tonight" de la ultramediática entonces Tina Turner, que acompañaba vocalmente al duque en el mencionado tema.
Se presentaba además el disco con el adelanto vía vídeo-clip de un poderoso y pegadizo tema: "Blue Jean", que finalmente fue el que, como ocurriría con McCartney, salvo la rentabilidad comercial del álbum.


Pero lo cierto es que el disco fue machacado por la crítica, que consideraba errado, con un pretendido acercamiento a una música mas de raíz, mas negra, con inclusiones soul y remembranzas del rithm & Blues de los pioneros, todo ello mezclado con una oportuna dosis de "modernidad galáctica" que tanto ha gustado, con buenos resultados comerciales además, al Londinense, incorporando el tema "Loving the Alien", excesívamente largo y envarado, pero buen tema, de lo mejor del elepé y que era el que lo abría además.
Demasiadas versiones, con diferentes resultados, y no siempre oportunas en cuanto a redondear un disco que termino resultando incoherente, sin personalidad, como un batiburrillo de estilos en el que ninguno daba la oportuna declaración de intenciones sonicamente al disco.
Si bien "Don't Look Down", tema soul de Iggy Pop y James Williamson aportaba cierta clase, estilo, buenas voces y sonoras y hermosas frases de viento en el estribillo, sonando muy al entonces triunfante Sting, el tema de Leiber y Stoller "I Keep Forgetting" es un desastre, perdida la frescura y espontaneidad que se le observa en anteriores lecturas, solo queda el amarrarse a una melodía bailarina y excitante que si es cierto que esta bien cantada, con ligereza y buen color, una producción popera da al traste con el fabuloso corte que en su día popularizara Chuck Jackson.
"Blue Jean" es un típico corte de Bowie, rítmico, compuesto con habilidad, en una tesitura que se adapta a las condiciones de la voz del camaleón de forma perfecta, melodía bailable, sonido fluido y digerible, interpretación canora seductora y estimulante...seamos francos, este es un muy buen y sobre todo, inteligente corte, que como he comentado, salva comercialmente este trabajo, gracias también en parte a un largo y atractivo vídeo-clip.
El soul pretende estar presente en el disco y solo en "Tonight" lo hace de forma digna, Tina Turner acompañando en la interpretación canora a Bowie, aunque ocupando en todo momento un segundo plano, sonido de Nueva Orleans en los vientos y cadencia melódica de rutinaria letanía pero que funciona, un buen tema que cierra la primera cara del vinilo.



Y poco mas destaca en este disco, "Neighborhood Thread" es un tema que pretende seguir la linea del antecesor elepé "Let's Dance", pero suena a ya hecho, y además mejor hecho.
Funk de sencilla y rutinaria aportación melódica y sónica en el mediocre "Tumble and Twirl", tema que se desinfla según avanza, sin remediarlo un estribillo que quiere pero no puede.
Fastástica versión, en mi opinión lo mejor del disco con mucho, del célebre tema de The Beach Boys "God Only Knows", con un Bowie en el papel de crooner cincuentero, dando un calor a su voz inpresionante y un tono sobrecogedor, fina y elegante, swingera y glamurosa versión de una ya de por si POM.


Cerramos este fallido disco con "Dancing With The Big Boys", donde nuevamente el duque nos quiere transportar a los ritmos souleros y funkis de "Let's Dance" que tan extraordinario resultado dieron meses antes, pero ya no es el 83, es el 84 y esos sonidos ácidos suenan extraños, incoherentes con buena parte de la oferta sónica del disco, que tras la escucha de la primera cara no te esperas estos temas nerviosos y de adictivo ritmo funky, el tema no obstante no funciona, pobre melódicamente, repetitivo y rutinario aburre y mucho, triste final para un disco flojo, fallido y no representativo de la calidad del otrora Rey del Glam, que parecía iniciar una lenta caída a los infiernos de la mediocridad tras este disco inexplicable.
Pero que queréis que os diga, este mediocre disco es el que a un servidor le sirvió como presentación de ese artista que durante los siguientes años tanto me hizo sentir, disfrutar y excitarme rebuscando entre sus vinilos en la sección de discos de El Corte, que tantas horas me tuvo buscando el mejor precio para tal o cual álbum, que tanto puso a prueba mis nervios con la adictiva escucha de las primeras caras de dichos vinilos, con ese terror patológico que daba la cara B, porque ¿Y si no era tan buena como la A?.
En definitiva, que es, como "Give My Reggards To Broad Street", y otros muchos discos que hicieron nido en mi corazón, y que por mucho que pasen los años, y que estos me doten de canas, arrugas y sabiduría, esta con cuentagotas, y que esta última me escupa la realidad a las orejas, no puedo evitar que el cerco que ha creado cada unode estos discos en su esquinita de mi patata pese en mi nostálgico modo de escuchar ciertos discos, ciertas canciones y finalmente me tenga que rendir y decir ¡Ay!..."¡Esos discos que hicieron nido en mi corazón!!!"

7 comentarios:

  1. Si pero tanto este dsico como Let´s dance trajeron un moton de público nuevo a Bowie lo cual es de agradecer. si lo comparamos con bodrías lectro funk siguientes del mismo artista es una obra maestra

    ResponderEliminar
  2. Bernardo: Esta claro que después de este disco vino lo peor, pero lo cierto es que es aquí cuando empieza la decadencia del camaleon, pero es verdad, una generación entera entramos en su universo gracias a estos dos discos.
    Saludos camarada.

    ResponderEliminar
  3. Esta música forma parte de la banda sonora de nuestra juventud. Ha sido genial recordarla.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  4. Tenía algunas canciones que me gustaban pero como álbum nunca me llamó la atención. Recuerdo el "Blue Jean" y la versión de Tonight que me gustaba mucho más la de Iggy Pop del Lust for life. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Yo cuando salio Lets Dance era fundamentalista y Bowie me parecia musica para adolescentes con fulgor intrauterino. El tiempo lo puso todo en su sitio...pero ahora estoy sufriendo una vuelta al talibanismo musical

    ResponderEliminar
  6. ¡Oh...Blue Jean! ¡Qué recuerdos de adolescencia! Ja,ja,ja.
    El resto del disco, si te digo la verdad, no recuerdo haberlo escuchado o quizás sí. Uf, ando fatal de memoria, ja,ja.
    Procuraré averiguarlo, je,je.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  7. Evánder: Tienes razón Evánder y de eso se aprovechan algunos discos no tan buenos, de los recuerdos...
    Yn Abrazo.

    Johnny: Estaba iniciada la decadencia de Bowie desde el anterior disco, y aquí se hace mas palpable, si es cierto que la de Iggy es mejor.
    Abrazo.

    Jose Navas: Estas cosas van por temporadas, yo a veces me asusto de cada tonteria que me da por escuchar, y otras en cambio no me gusta...
    Nos hacemos mayores.
    Saludos.

    Rockland: Blue Jean sono mucho, el resto del disco, te recomiendo la versión de God Only Knows que la colgue yo aquí en su día

    http://rockmorebyaddisondewitt.blogspot.com.es/2012/01/2-x-1-god-only-knows-beach-boysdavid.html

    Del resto del dísco tampoco te pierdes nada del otro mundo.
    Saludos.

    ResponderEliminar