martes, 13 de agosto de 2013

Un Privilegiado, de Paso por la historia y por la vida...


Un fin de semana paseando, disfrutando, viviendo rodeado de ecos de historia, susurros de un pasado medieval tan oscuro como romántico, tan terrible como épico, tan ruin como hermoso, tan abominable como geométrico... un fin de semana que fue mas un viaje en el tiempo a la edad medieval, en compañía de caballeros, criados, soldados, condes pútridos y doncellas enloquecidas de dolor, un fin de semana con mi gente, un fin de semana digno de un privilegiado.

Me gustaría saber transmitir lo vivido, pero  no encuentro las palabras precisas, quizás la amalgama de situaciones, la mescolanza humana que se estableció en nuestro entorno, poco ortodoxo pero a la vez compenetrado en el común denominador de dejarnos llevar por la magia que irradiaba la ciudad, dejar que nuestra voluntad se humillase a las exigencias que el pasado imponía desde las almenas de la fortaleza que luego...a la noche...serviría a las escasas y escuálidas huestes fredenses a defender su villa, no las piedras que conforman las murallas y las casas no, a defender su honor, su linaje de argamasa, su leyenda, la que,como un buen vino, adquiere status de leyenda encerrada en esas cubas que son los pergaminos y las memorias transmutables de generación en generación, memorias de villano pobre, analfabeto pero sabio, sabio por instinto, sabiduría que trae arrastrada el aire, sabiduría humilde e inocente, tan inocente que le permite ganar y lograr el milagro, de propio desconocimiento del mundo, un villano tan sabio que no sabía que era imposible...y lo consiguió.

Y ahora mirando a Frías por el espejo retrovisor, ese que cada vez hace mas pequeña la imagen, despacio, cruel pero realista, me resisto a olvidar estas horas, no quiero olvidarlas, no tan pronto...
A toda la gente que compartió conmigo este fin de semana, mi agradecimiento por ser como son, por sus sonrisas y sus chistes malos, mi recuerdo en forma de canción o canciones, dos de las que Savoy incluyó en su fantástica pinchada bajos las estrellas brujas de la noche de san Lorenzo...

Bilbao, 13/08/2013  -   Martes/13

 

2 comentarios:

  1. No se olvidan los buenos momentos Addi, siempre nos acordamos de los amigos y ese Rock and Roll que compartimos con ellos, ni se olvidan ni, estoy segura, te van a olvidar a ti que por algo te quedas en un poso que perdura, y me alegro mucho de que lo estes disfrutando asi de intenso.
    Besazo enorme

    ResponderEliminar
  2. Carol: La amistad cuando cumple sus dos máximas prevendas, sinceridad y disfrute es el sentimiento mas grande (uno de los mas grandes mejor dicho) que se puede sentir, yo intento regar la amistad que anida en mi corazón todos los dias, y procuro repartirla entre mis amigos, mejor dar que recibir asi que...¿Que necesitas amiga?
    Frias es un paraiso, y la pinchada de Savoy fue genial, disfrute mucho, me llevo la maleta llena de buenos momentos, eso no se paga con nada.
    Besazos...

    ResponderEliminar