viernes, 17 de mayo de 2013

El Día que Elvis me echo un Cable

Algunos días uno se siente raro, no sé, igual es algo que me pasa a mi que muy normal no debo ser, pero sin responder a nada me levanto y me siento como fuera de mi cuerpo, da la sensación de que observo el mundo desde fuera de mi estructura, como si mi cuerpo estuviese en una pantalla de cine y yo viendo mi realidad sentado en una butaca, desde fuera, no sé , que me siento raro.
Es como una sensación de soledad, de tristeza que te atenaza y no te deja ser feliz, te mantiene inapetente ante todo, y no es que yo sea una persona solitaria que no lo soy, ni estoy solo, que tampoco, ni me sienta solo, que no tengo motivos, pero a veces...
Lo suelo achacar al tiempo, (le echamos la culpa de todo), lo cierto es que siempre me suele ocurrir tras levantar la persiana y encontrarme con un cielo color estaño y un suelo oscurecido por el agua de lluvia, no recuerdo que me haya pasado en uno de esos días que eres abofeteado nada mas levantar la persiana por un sol cálido y amarillo que inunda tu cuarto  y tu vida, llenandote de vitaminas, especialmente para el alma.
El otro día tube uno de esos días raros, estaba muy nublado y me desperté demasiado temprano, seguramente sin llegar a descansar las horas que debía, que necesitaba.
Había quedado con la familia al mediodía, era muy pronto y estaba en casa solo, sentado en la mesa delante de unos cereales y una taza de café, sin pensar en nada, con una sensación de peso encima de mi, que además de rara era molesta, incluso dolorosa.
Tristeza injustificada, soledad insolidaria, pesadumbre inexplicable... No pintaba bien el día, no parecía que fuera a levantar cabeza.
Entonces hice lo único que se puede hacer en estos casos, buscar ayuda en la estantería de los discos, me dirigí a los vinilos y empecé a repasarlos, pinchemos algo, que por lo menos se rompa el silencio espeso que cubre de forma casi sólida, mas que gaseosa el espacio de mi casa.


Entonces lo vi, y supe que podía ser mi salvación... era un vinilo precioso, me lo acababa de regalar un íntimo amigo (soledad injustificada insisto), responde al titulo de "La Voz del Rock". Se trata de un recopilatorio del "Rey" con los 35 temas mas "famosos" de Elvis, todo lo clásico, lo imprescindible, sin ningún tipo de sorpresa ni corte que de una especial enjundia a la recopilación, un grandes éxitos de tantos...pero se trata de un vinilo precioso, con una foto difuminada de Elvis sobre un elegante fondo color marfil, sonriendo, moreno y en esa mediana edad de principios de los setenta, con traje blanco de gala, y ¡todo en castellano!, de verdad un vinilo doble precioso, muy bonito.
Lo pinche y empezaron a sonar los temas uno tras otro: "That's all right mama", "Mystery Train", "Heartbreak Hotel"... Me puse a fregar las tazas del desayuno y poco a poco mis pies empezaban a desperezarse, una barridita a la sala al ritmo de "Hound Dog" y su posterior fregado bajo la influencia del adictivo meneo pélvico que provoca "Teddy Bear". Incluso pasé el polvo de forma relajada con la ternura de "Love me Tender", dejé de acusar al tiempo de crueldad mientras sonaba "Don't Be Cruel" y cuando acababa el primer vinilo al son de "Stuck on You" el día se había arreglado.
Estaba triste y gracias al Rey ahora estoy bailando el segundo vinilo, primero romántico con "It's Now or Never" después melancólico y ensoñador... tenue disfrutando de "Are you Lonesome Tonight", y de aquí al final eufórico hasta el final con "Promise Land".
Finalmente baje a Bilbao con la familia totalmente eufórico, con una sonrisa en los labios y de buen humor...se había hecho el milagro, esos milagros que solo los ángeles pueden hacer, que solo los Dioses hacen tan rápido, que solo hacedores de prodigios como el "Rey" consiguen, gracias amigo mio por el cable, el día que nos veamos en donde quiera que vayamos los súbditos del rock and roll tendré el honor de agradecertelo en persona, tantos buenos ratos (especialmente en estos últimos tiempos), tanta buena música, tanto amor.
El resto del día fue genial.
Cuando os despertéis sin ganas de nada, tristes y solitarios, bajos de todo... Acordaros de los ángeles, acordaros de "El Rey".








8 comentarios:

  1. Eso se llama sensibilidad aguda, Addison. La misma que hacía que Elvis cantara tan bien y la misma que te empuja a contárnosla en el blog.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Pues no, muy normal no eres Addi, alguien como tú que llena de alegria el momento, que sonrie sin tregua y contagia, que tiene siempre una palabra que alegra el alma...no se encuentra en cualquier lugar, te dije que ya nunca iban a ser mis comentarios lo mismo,,,ahora se los escribo a un grandisimo amigo, y me siento afortunada por ello.
    Sabes donde estoy.
    Por cierto...¿meneo pèlvico agarrao a la escoba?...eso tengo verlo!!!
    Un abrazo enorme Addi, y disfruta del fin de semana.

    ResponderEliminar
  3. Ay amigo! Es difícil no caer rendido ante la grandeza de este hombre. El artista más grande del siglo XX tiene "eso" que no tienen los demás. No lo dudes que su música y voz es curativa. Muchos deberían de coger ejemplo. Todavía no entiendo como hay algunos que amen el rock y no sienten nada cuando suena la voz de este hombre. ¿Qué demonios tienen en las venas? En fín, ellos se lo pierden.

    Elvis es el rock'n'roll, la energía que necesitamoses, es la vida. Punto.

    A ver si empieza a levantar el tiempo que estoy que me llevan los demonios, ja,ja,ja.

    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Gonzalo: Sea lo que sea Elvis cura, porque esta historia es verídica querido amigo, y me encanta contaros estas pequeñas historias cotidianas.
    Un abrazo.

    Carolynn: Tus comentarios son como ese sol del que os hablo, una bofetada que te inunda de vitaminas el alma, sigue entrando en este espacio y vivamos, la amistad es genial cuando es sincera.
    Lo de la escoba de momento te lo tendras que imaginar jaja
    Besitos y besazos.

    Rockland: Ultimamente Elvis esta mas presente en mi que nunca, cura sisisisi, ya lo creo que cura, a mi me curo, y canta... como canta... que te voy a contar a ti amigo.
    Yo del tiempo estoy, como diría... hasta los huevos.
    Espero el sol con impaciencia, coño igual Elvis puede hacer algo... ¿no crees?
    Abrazo y buen fin de semana!

    ResponderEliminar
  5. Digo, por algo se llamaba el Rey. NADIE tuvo mas personalidad en el escenario que este hombre. Que voz! Odio la tipica frase de "tenia voz de afrodescendiente", como si eso fuera un merito. Una gran voz es una gran voz y listo. Hay grandes voces blancas, grandes voces asiaticas, grandes voces negras, y hay pesimas voces blancas, pesimas voces asiaticas y pesimas voces negras (mas de las que deberian haber. igual ahora tenemos vocoder y de todo en el estudio y solo hace falta ser lindo y usar mucho vestuario).
    Gran blog amigo! Voy a estar siguiendote. Te dejo el mio. http://hoboblues2013.blogspot.com/
    Espero que te guste!

    Saludos!

    ResponderEliminar
  6. Santiago Bogacz: Estoy totalmente de acuerdo contigo en lo de las voces, una gran voz es una gran voz, punto.
    a grandeza de Elvis esta fuera de toda discursión.
    He echado un vistazo a tu casa y me ha interesado, mañana tendré tiempo y le didicare el que se merece.
    Gracias por tus comentarios y estas en tu casa por supuesto.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  7. Las cosas mas bellas que me han sucedido, han sido al ritmo del Rey del Rock, es el hombre que mas tiempo ha sido dueño de mi corazón , todo se aclara cuando lo escucho, todo se endulza cuando lo veo

    ResponderEliminar
  8. Condesa de Mar: Bienvenida a esta tu casa. Precioso comentario Condesa, veo que eres fan dek Rey, eso es genial, yo cada dia lo soy un poco mas.
    Bienvenida de nuevo y espero volver a verte por aqui.
    Saludos.

    ResponderEliminar