martes, 4 de diciembre de 2012

Pero... ¿Quien es Jake Bugg???, La Esperanza es lo último que se pierde.

Hace un tiempo escuche en una emisora de radio de estas "serias" a uno de estos eruditos colaboradores que de todo saben, sabios que no conocen fronteras que limiten sus innumerables virtudes, pues no solo su sapiencia en todos los ordenes es infinita, además su moral es regia y no conocen debilidad que pueda hacer mella en su reputación impoluta, sus actitudes ante el mundo y la humanidad es ejemplar y su comportamiento, publico y privado, es, el que debe ser en una persona que vive con la grandeza de linaje por bandera, resumiendo coño, un colaborador de estos que detrás de toda la hipocresía de la que suelen hacer gala con total desfachatez, tienen las mismas miserias que el resto, y si me apuras mas...


Era un domingo por la mañana y empezó a comentar con la voz engolada las grandezas de un "nuevo" genio que nos regalaban desde las islas británicas, su nombre era Jake Bugg y era alguien llamado a resucitar a los ingleses del letargo musical que viven desde la despedida oficial de The Smiths, como yo estaba desayunando tampoco le hice demasiado caso y finalmente desconecte, o cambie de emisora o algo sí.
La cosa es que unos días después algo leí de este Jake Bugg en una revista, un breve que venía a decir que el mundillo musical ingles estaba loco con el y que su primer disco la estaba petando en el país de la libra.
Al leer que tenía 18 años y ver su foto, no me cupo duda, jovencito ultrapeante, rubio, con angelical mirada azul y sutilmente diseñado por la industria para hacer que las adolescentes féminas de medio mundo suspiren, pongan los ojos en blanco y se gasten un montón de pasta en todo tipo de productos de consumo, y si es posible que incluyan entre esos productos los discos que le graben... es decir otro Justin Bieber de la vida, otro fenómeno tipo Tokio Hotel, otra mamarrachada vaya.
¡Pues no!!!, me estaba equivocando de parte a parte, Jake Bugg es un joven de 18 años, pero que para nada tiene algo que ver con estos fenómenos de masas que citaba antes. Aquí hablamos de un joven cantante con vocación de músico, que compone sus propias canciones, que toca la guitarra desde los 12 años y que admira a Bob Dylan, DonovanDon McClean entre otros, y cuya influencia se nota en sus composiciones, composiciones que forman parte de su primer disco "Jake Bugg" (2012), y que después de darle una primera escucha mas como ejercicio de "curiosidad" que de auténtico interés me sorprendió al tratarse de un fino trabajo que con altibajos presenta aciertos francamente sobresalientes, detalles de clase innegables, y alguna canción realmente esplendida.
Y es que este joven viene desde unos meses viene grabando singles y participando en espacios televisivos, sorprendiendo al público mas musiquero, ha sido telonero de Noel Gallagher, The Killers o Stone Roses, además hizo una gira en verano acompañando a Michael Kiwanuka... un buen entrenamiento para lanzarse, con su disco grande de debút bajo el brazo a una carrera solista que empieza con buen pie.


"Jake Bugg" es un disco básicamente folk, los temas,  todos ellos compuestos por nuestro joven protagonista, en colaboración en alguno de ellos de Ian Archer, quien produce el álbum, aparecen apoyados por su acústica, la cual cimenta las canciones a base de acordes sencillos pero efectivos que sirven para que unos mas que correctos textos se desenvuelvan entre la base rítmica, sutil y tranquila que aportan sus compañeros de fatigas Robert (bajo) y Jack (batería).
Temas de briosa actitud folk como el éxito en las listas británicas "Lightning Bolt", fantástico tema que incorpora una rabiosa guitarra eléctrica. La también popular "Two Fingers", que recuerda a unos Everly Brothers del siglo XXI, que suena a gloria y que es cantada con timidez, y es que es su forma de cantar lo que mas delata su edad, un cierto aniñamiento en su fraseo e intencionaidad delata su edad, y una falta de fibra madura en su timbre, prometedor por el hermoso y sólido color central. Pero un fraseo y gusto indudable hace que sea el optimismo el que deba guiar nuestros pensamientos.






"Taste it" es un tema de frenético ritmo, un poco inmadura en su forma final pero con una inspirada melodía, algo parecido ocurre en "Seen it All", canciones a las que se les puede acusar de ser un tanto infantiles, en especial en la juventud que destilan los coros del estribillo, pero agradable tema al oído, digerible y fluido. "Trouble Town" tiene un aire al Buddy Holly de sus primeras composiciones y "Fire", que cierra el disco es un divertimento de poco mas de un minuto donde Buddy Holly se vuelve a asomar a la garganta de este prometedor joven.
Y luego están las baladas, alguna realmente preciosa, otras fallidas, por ser quizás demasiado autocomplacientes líricamente, pero lo cierto es que hay alguna realmente brillante, así "Simple as This" es un precioso tema folk, digno de un Cat Stevens de su época mas inspirada.
Un servidor cree escuchar a su idolatrado Gene Clark en la bellísima "Country Song", sencilla y facil, y por ello precisamente tan hermosa, cantada con una vocalidad repleta de juventud y también de intención e intensidad, un tema redondo. No le va a la zaga la también preciosa "Broken", tema que, como el anterior me recuerda las maravillas con que nos obsequio Clark en su desgraciada carrera en solitario, ambas forman la dupla de baladas realmente reveladoras del disco, temas que hacen soñar ante la posibilidad de que esta vez si, esta vez tal vez estemos ante alguien con posibilidades.







Tal vez 14 sean demasiados temas para este disco, aunque tampoco sería justo hablar de bodrios, pues no los tiene este álbum debut que es como ya he dicho realmente prometedor, con lógicos altibajos, pues el debutante lo es en la música y casi, atendiendo a su edad, en la vida.
Otros temas como "Note to Self" o "Someplace" también son buenos cortes con aciertos parciales aunque quizás no complétamente redondos.
En resumen, buen disco que merece la pena darle una oportunidad, y buena pinta la de este chico, con una clara intención de hacer buena música en esta su excelente ópera prima. La esperanza es lo último que se pierde compañeros.

5 comentarios:

  1. Me ha gustado mucho, my friend. Suenan muy frescos los dos temas que he escuchado. Indagaré. Merci. Abrazo.

    ResponderEliminar
  2. ¡Nunca se sabe, amigo! A veces nos guiamos por ciertos prejuicios que nos despitan bastante sobre ciertos productos.
    Suena muy folkie y profundo a la vez. Perfectco para esuchar en la penumbre, je,je.
    anotamos pues este Jake Bugg!!

    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. A este palo del folk llego poco, Addison, pero tomaremos nota por si sobra un ratito en lo que me queda por escuchar este año. Como curiosidad y con respecto a lo que cuentas al principio de esta entrada, por mi tierra para describir a gente del tipo del que nos hablas, decimos que 'proviene de la pata del Cid'.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Me ha gustado mucho, Addison. No lo había escuchado nunca. Buscaré más cosas suyas. Creo que merece la pena.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  5. Johnny: Suena inspirado el chico Johnny, cuanto mas escucho el disco mas me agrad, fresco es la palabra...
    Abrazo.

    Rockland: Así es amigo, pero es que con lo que se estila por ahí entre los artistas adolescentes como para pensar en otra cosa, pero no, esto es otra cosa...
    Suena muy bien el muchacho, igual nos da alegrías serias dentro de nada...
    Un saludo.

    Aurelio: Hombre a mi el folk es que me gusta mucho compañero, ahí parto con ventaja... hay mucho que escuchar este año la verdd.
    Ya había oido esa expresion y es muy atinada la verdad.
    Abrazo.

    Evánder: Bueno colega realmente es su primer disco, pero seguro que vienen mas, la vocación es evidente, con este disco, 14 temas creo que hay para entrar en calor.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar