miércoles, 10 de octubre de 2012

John Hiatt - "Mystic Pinbal" (2012) - La Vida Sigue Igual...

"La vida sigue igual", esta, además de una canción del ínclito Julio Iglesias, es una frase hecha que pretende expresar esa sensación de rutina, de monotonía, incluso de pereza y astío que se siente cuando la falta de novedades, emociones o sorpresas hacen de la vida un pasaje cíclico y repetitivo que termina por aburrir y hacer perder la alegría a quien así se siente.
No parece una expresión demasiado optimista ni festiva, mas bien todo lo contrario.


A no ser claro, que hablemos del nuevo trabajo discográfico del gran John Hiatt, aquí la cosa cambia, en este caso utilizar esta frase hecha para definir lo que se siente después de la primera escucha de la nueva colección de canciones del cantautor de Indianapolis es un canto a la alegría, a la satisfacción y al contento al comprobar que este tipo lo ha vuelto ha hacer, ha vuelto a crear una obra redonda, coherente, hermosa y fluida, variada pero congruente, con elementos sónicos ya conocidos pero con aportes de nuevo cuño que nos sorprenden, aunque tampoco demasiado porque si así esta perfecto... ¿porque tocarlo?, arriesgándote a estropearlo, a que la falta de aportación positiva del experimento dé como resultado calamitoso la perdida de un segundo brillante, de un acorde que de forma mágica se suspende en el aire y entra en tu corazón por medio de los poros, de la piel acariciada por esos sonidos conocidos, asimilados, rutinarios y cíclicos... ¡Benditos sean!.
Y es que John Hiatt, cuando aún estábamos degustando su extraordinario "Dirty Jeans and Munslide Hymns" de hace menos de una año, nos sorprende con este "Mystic Pinball", que demuestra que el estado de forma de este tipo es de excepción, una auténtica factoría de fabricar composiciones redondas, estribillos perfectos, fibrosos riffs y afiladas lineas melódicas, largas, fluidas y extendidas en una linea legato que parece que se puede sostener hasta el infinito y que solo una modulación en la voz, en la melodía o en la base rítmica puede cambiar, siempre que así lo desee el autor, para meternos en otra afilada linea o en un pegadizo y melódico estribillo. Lo dicho, que la vida sigue igual, por suerte... por suerte.

La optimista y guitarrera "We're Allright Now" hace de arranque del disco, un tema muy Hiatt, rockero, sostenido por unas guitarras fibrosas y de plástico sonido de medida distorsión y que nos conducen a un estribillo perféctamente reconocible, que te embauca. Mas aspera es la guitarra que abre "Bite Marks", que da el relevo a un riff repetitivo y rockero, mas machacón que en la anterior pero con un estribillo igualmente efectivo y efectista, mas blues y menos pop, un gran tema que cuenta además con un corto pero agradecido punteo y vuelta al estribillo... a disfrutar.



"It All Comes Back Someday" si que es un tema firma de la casa, mágico, refrescante, fácil, como si hubiese nacido de los surcos de la tierra tan natural que parece su melodía, tan higiénico que es el canto de Hiatt, tan optimista que es su estribillo, una invitación a apostar por la sonrisa mientras el sol se pierde en el horizonte y el alma agradece la brisa templada y dulce de esta canción tan Hiatt y tan perfecta. Otro tema muy Hiatt es el precioso medio tiempo "Wood Chipper", guitarras que suenan a gloria, melodía de paradisiacos pasajes en la reposicion y tirantez en el estribillo, arrebatador, realmente un bonito tema.



"My bussines" es un blues al mas puro estilo Free o Cream, con oscuras guitarras y derrotista tono melódico en una guitarra que llora mientras Hiatt aulla, viva el blues.
Los sonidos acústicos toman el relevo a los quejumbrosos riffs bluseros de sucia electricidad y ayudan a construir una bonita balada, "I Just Don't Know What To Say", cantada con intensidad y maestría, como en tantas ocasiones precedentes John Hiatt nos sabe emocionar con la balada... lo dicho, "La vida sigue igual"...
Y sigue igual con la preciosa e incandescente "I Know How To Loose You", tema que calma el espíritu, que en menos de cuatro minutos te hace degustar el mundo, aspirando fuerte para sacarle todo el jugo, antes de que todo acabe.
La saltarina y nerviosa "Your All the Reason I Need" no constituye el momento mas afortunado del disco, que se recupera con el ritmo clasico, de rock primitivo y pionero de "One of Them Damn Day", que en menos de tres minutos hace de puente perfento al final del disco, recta final que comienza con otra hermosa y acústica balada, "No Wicked Grin" es una canción calmada, pesarosa, luminosa y brillante como lo es la luna, siempre solitaria en medio del cielo, rodeada de estrellas que no se le acercan, que no la dan calor...
Leve acercamiento al country, merced a unas steel guitars que no convierten un popero tema de vitamínico estribillo, en un country, pero que si dan un contrapunto racial a este divertido "Give It Up".





Y finalmente Mr. Hiatt se despide de todos nosotros con otra preciosa y acústica fuente de serenidad servida en artesanía, un dulce y embriagador licor para beber en tragos cortos, sorbiendo en cucharilla de plata, "Blues Can't Ever Find Me" es el título de este "Hasta la próxima" de ese maestro que es John Hiatt, que una vez mas nos regala un excelente disco, un hermoso y variado disco que desde la primera escucha agrada y enamora, así lo ha hecho conmigo y espero lo haga con todos los que se aventuren a introducirse en las arrugas de sus recovecos sonoros.



El disco vuelve a estar producido por el productor de Black Country Comunnion o Aerosmith y Black Crowes entre otros Kevis Shirley, quien ya produjese también su anterior entrega, igualmente sigue con la misma banda, una locomotora perfectamente carburada y engrasada formada por los jóvenes Doug Lancio (guitarras, mandolinas), Patrick O'Hearn (Bajo) y Kenneth Blevins (batería) y con los que le vimos en directo en su última gira por estos lares.

14 comentarios:

  1. Un tipo con una clase que mas de uno le gustaria, sin duda uno de los discos del año en mi lista!!Esta en racha desde hace unos años!Verle en concierto es todo un placer, lamentablemente esta ultima visita no pude asistir!
    A+

    ResponderEliminar
  2. Muy buen disco, Hiatt es ta en la custa de subida, si su anterior disco me gustó mucho, este no se queda atrás, incluso que pueden que un poco más. ¿que sería de nosotros sin la música de estos artostas? pues como bien decías "la vida sigue igual. grandísima reseña, Saludos Addison.

    ResponderEliminar
  3. Que nadie me ahogue pero todavía no lo he catado. Estoy inmerso en otros lugares y me lo reservo para un buen momento.

    Abrazos a todos.

    ResponderEliminar
  4. Igual es que somos unos aburridos y pesimistas por naturaleza y el arte y las relaciones sociales sólo sirven para calmar el sufrimiento, muy vitalista no estoy tampoco, pero bueno, está claro que la “normalidad” apalanca al más pintado.
    Eres un poeta hablando de música, Addison. Al tal Hyatt no lo conocía, pero es la coña de bueno. Suena a muy americano. Este de Mancherter difícil que saliera…
    Un abrazo. Estupenda entrada.

    ResponderEliminar
  5. Ese pasado Dirty Jeans me encantó, de modo que espero de este último (aún no degustado) algo parecido. Sí, ya sé, seguro que ya estoy tardando, jaja. Un saludo. Ya te contaré.

    ResponderEliminar
  6. Así es, otra gran obra de Mr. Hiatt, que desde el ya lejano año 1987 con una de sus obras magnas "Bring the Family" no a parado de facturar maravillosos discos uno tras otro....y que nos dure muchos años el de Indianapolis.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Este no me lo puedo perder. Le estoy cogiendo el gusto a Mr Hiatt. Y con esta presentación, ya no hay excusa.

    Gran post, amigo. Un abrazo!

    ResponderEliminar
  8. Mister Hiatt,el culpable de que siempre sus compilados caseros me dejen inconforme jeje . Siempre termino disco por disco y este ultimo tiempo ando enganchado con su Walk On.Brillante reseña querido amigo para afrontar lo nuevo del credito de Indiana
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Se me acaban las palabras con este hombre, otro gran disco, y esta vez con momentos rockeros muy potentes y el tío los defiende igual de bien.

    saludos

    ResponderEliminar
  10. TSI: Y en la mia Tsi, en mi lista también estara y arriba además. Clase para exportar el tío, yo le vi este año por primera vez y flipe con el, ojalá vuelva con este disco otra vez.
    Abrazo.

    Chals: Lleva unos años que yo no me atrevo a comparar sus discos, todos rayan a un nivel altísimo. De lo mejor que hay ahora mismo en el planeta.
    Salud y un abrazo.

    Jose: No te apures que cuando le empieces a dar caña no te va a decepcionar, te lo aseguro.
    Abrazos!

    Javier Simpson: Gracias por esas palabras tío, te recomiendo que poco a poco vayas repasando su discografía porque la inmensa mayoria es de este nivel e incluso superior, un americano de libro, indiano nada menos...
    Un afectuoso saludo.

    Angel: Si te gustó el anterior, es imposible que este no te guste, son de una calidad muy similar ambos, osea dos discarros de mucho cuidado.
    Abrazo Angel.

    TwoHeads: Si con aquel Bring The Family encontró definitivamente el camino y no se ha salido de el, y no tiene ninguna pinta de hacerlo, ojalá lo disfrutemos durante muchos años, un genio el tío.
    Un abrazo...

    Evánder: No te lo pierdas amigo mío, dudo mucho que haya musico mas grande actualmente en el mundo del rock, no te lo pierdas, te enganchará en el buen sentido.
    Abrazos...

    luther: Es que hacer una compilación de este genio con la cantidad de temazos que factura por disco es tarea ardua amigo. Walk On es uno de mis discos favoritos de Hiatt, me parece tremendo, crudo y bello... que gusto calzamos amigo de ultramar... jajaja
    Por cierto, la esta liando parda el amigo Marcelo...
    Un abrazo.

    Kepa: Cierto, el disco empieza muy rockero y ese "My Bussines" que me recuerda a Free a horrores, a este le da igual...
    Saludos afectosos.

    ResponderEliminar
  11. Lo de este hombre es digno de estudiar. ¿Cómo lo hace? ¿Qué fórmula secreta posee? Enfin, mil interrogantes que sólo llevan a una conclusión: ¡no falla! Ya podían aprender el resto de sus compañero de misma generación.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  12. Rockland: No falla desde hace años, y este año no ha sido excepción, ojalá todos aprendiesen
    Saludos.

    ResponderEliminar
  13. Gran entrada, pero mejor disco.
    Y es que es verdad lo que decís todos, lo bueno que tienes que ser para no bajar el nivel, estando en el más alto escalafón.

    Reconozco que tenía miedo, porque lo conozco hace muy poco, es lo que más he escuchado y disfrutado los últimos meses (incluyendo "el concierto del año" en Bilbao), y no quería una decepción. Qué va, es al menos tan bueno como el anterior (y éste fue lo mejor del 2011 para mi...).

    Resumiendo, una auténtica gozada.

    ResponderEliminar
  14. Arthur: Este tío es un puto crack, bueno hasta cansarse, cuando alguien no falla y con una cierta edad además es que estamos ante un grande...
    Ahora otra vueltecita por Bilbao y todos contentos.
    Abrazos kp.

    ResponderEliminar