domingo, 14 de octubre de 2012

Blackberry Smoke - "The Whirpoolwill", 2012 - Una Nueva Estrella en el firmamento del Mississippi.




Hace unos años ya que unos chicos sureños empezaron su aventura musical siguiendo, como no podía ser de otra manera dada su procedencia y su linaje, el camino anteriormente abierto de entre la boscosa maleza de los bosques que crecen a orillas del Mississippi a base de atronadores ataques a machetazos sonoros, machetazos a golpe de riff, punteo y coros llegados diréctamente del infierno sureño del rock & roll por los pioneros del rock mas racial, desde Hank Williams, pasando por la hermandad del sur de ABB, sin olvidarnos de los míticos Skynnyrd y terminando por los mas jóvenes Black Crowes o Screamin' Cheetah Wheelies. Este camino recorrido por estos ancestros del sur, ha sido el sendero aprendido de memoria por esta banda que, como ya hicieran otros antes, han ido formando, cual pulgarcitos del sur, su propia senda poblada de chinitas dejadas caer de los bolsillos de sus gastados y roídos jeans, mientras buscaban en los recobecos del camino secretos con los que fundir a fuego un sonido "propio" sin abandonar los ecos de su pasado, abonando así, con el paso del tiempo, de un fuerte y azuferíno componente sónico estos caminos destinados a ser seguidos por otros en un futuro, y que a partir de este disco ya tiene vegetación y tierra propia de esta banda ya clásica y autónoma llamada Blackberry Smoke, y en la brisa nocturno suenan, por estos parajes, los acordes de este "The Whirpoolwill " que hace de los de Atlanta los dominadores del actual southern rock.
Y es que este disco es el espaldarazo definitivo a la carrera de un grupo de músicos que se veía venir que estaban llamados ha hacer grandes cosas.
Con un sonido que parte de la premisa de unas guitarras que suenan oscuras y sinuosas en los riffs, incendiarias e indómitas en los punteos y roncas y suaves en los arpegios creando estados de auténtica fiebre sureña, con la incorporación de un piano que le da un toque a algunos de los temas un aire "Honky Tonk" que aclara la fachada sonora de los temas en los que aparece, también se detecta un aire soul en algún tema que engrandece horizontes a su outlawder proposición.
Una base ritmica poderosa y efectiva que conduce el tren musical hacia estribillos llenos de intensidad y altas temperaturas gracias a la apasionada interpretación vocal del inmenso Charlie Starr, quien tan pronto se presenta como un enviado del paraíso como va dejando magma hirviente tras su ascenso desde el núcleo de la tierra.
Y es que desde los primeros acordes de "Six Ways to Sunday", tema de adictiva melodía adornado con ese piano ya comentado y un estribillo que no desdeñarían hacer suyo los mismísimos Lynnyrd Skyynyrd, hasta la acústica y mas country belleza de "One Horse Town", los de Georgia abren un auténtico abanico de temas en los que se encuentra de todo, soul, country o blues en sutiles y apropiadas dosis. Así nos encontramos con rockeros y clásicos cortes como la extraordinaria "Prety Little Lie" dotada de un intenso estribillo que se clava dentro de ti como un tizón incandescente, mas oscura y tenue resulta la escucha de la fantástica "Ain't Much Left of Me". Intensa y romántica se nos muestra el medio tiempo que da nombre al disco, acariciadora y lírica, delicada y robusta, deliciosa..
 

 


No falta en los surcos de este excepcional trabajo temas de acerada distorsión guitarrera cercana al Hard-Rock mas de carretera como la poderosa "Leave a Car", con el añadido de un sorprendente fondo country de banjo.
Los sonidos "Honky-Tonk" hacen su aparición en la excepcional "Everybody Know's she is Mine", con una aportación de coros femeninos que inunda de soul el final del tema. El boogie garajero al mas puro estilo ZZ Top de la apisonadora sonora que es "Shaking Hands With The Holy Ghost".
El blues, texturado con el country tiene también un hueco en este soberbio disco con la aportación de la exquisita "Ain't Got The Blues".



Y que decir de la maravillosa ceremonia de clausura del disco que es la impresionante "Up The Road", de la cual me ahorro comentarios y paso directamente a presentárosla a los que no la conozcáis...


Resumiendo, uno de los discos del año, que sin duda aparecerá arriba en mi lista de los discos de este magnífico 2012 que nos esta dando tantas alegrías. Si os gusta el southern, el rock and roll, el country o la música americana en general, creo sinceramente que no debéis perderos este disco que significa el transito de Blackberry Smoke de la banda con enormes posibilidades que era hace unos años a auténtica formación sureña que brilla entre los grandes en el firmamento que tiñe de azul el Mississippi y refresca con su brisa nuestros corazones.

10 comentarios:

  1. Otro excelente disco a añadir a su carrera. Poco más a añadir a tu magnífica reseña.
    Para mi gusto, la mejor banda de southern de su generación.
    Estará en mi top 20 del año!

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Para mí su mejor disco y el pequeño paso que necesitaban para situarse en lo más alto del rock sureño actual.

    saludos

    ResponderEliminar
  3. Como dice Rockland para mi también es la mejor banda de rock sureño que hay en la actualidad y este disco es de momento y a falta de otros que quedan por publicar, lo mejor que he escuchado este año.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Estos tíos se salen. Y este disco está muy, muy bien. Pura energía. Me dio un buen rollo nada más escucharlo. Un sentirme en casa.

    Un abrazo, Addison.

    ResponderEliminar
  5. Joder, tío. Ni idea de esta gente. Me encantado todos los temas. Voy a pescarlo, pero ya.

    Gran post. Un abrazo!

    ResponderEliminar
  6. Rockland: Desde que los conocçi con su segundo disco, (buenísimo también), me petaron, pero este tercer disco creo que se les nota ya una madurez importante, un discazo y sin duda los mejores de su generación.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  7. Kepa: Completamente de acuerdo, aquí alcanzan ese toque de madurez de exquisitez que les hace situarse en lo mas alto, haber si vienen por aqui leñe...
    Saludos.

    TwoHeads: Creo que muchos estamos de acuerdo con eso, los dominadores del southern, y el disco parece que estará en unas cuantas listas a final de año, en la mía fijo que estará.
    Un abrazo tío!!!

    Jose: Disco potentísimo y además variado, mas variado que los anteriores, discazo...
    Lo que hace falta es que se pasen por estos lares coño, que tengo unas ganas de verles en vivo que no veas...
    Un abrazo amigo.

    Evánder: Es imposible que no guste Evánder, y te digo mas, no te pierdas los dos primeros que son cojonudos también: Bad Luck Ain't No Crime y Little Piece of Dixie.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Por fin estoy en ello y ya en la 3ª (everybody knows she's mine), me digo a mi mismo "bienvenido a la Southern Brotherhood"....

    Pero qué bueno!!! Ya comentaré cuando lo termine.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Solo entro para confirmar mis primeras impresiones. Discazo (creo que va a ser el album de las próximas semanas).

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Arthur: Ya te dije kp que este disco es la rehostia, un conglomerado de aires del sur que no se escucha todos los días...
    Abrazos...

    ResponderEliminar