viernes, 21 de septiembre de 2012

El Crack del Mes - Otis Redding (II) - Septiembre - 2012

Tras su primer disco grande, el ya comentado "Pain in my Heart" (1964), el goteo de singles que Otis redding publicaría y que se verían recogidos en posteriores álbunes sería constante y no haría sino reforzar su éxito y prestigio ya, tras sus triunfos europeos, a nivel mundial.

Así en marzo de 1965 y bajo producción de Jim Stewart y Booker T. and The MG's, aparece el que será su segundo Lp: "The Great Otis Redding Sings Soul Ballads", en este soberbio disco vuelven a convivir temas de Redding con versiones de otros artistas como el no menos grande Sam Cooke: "Nothing Can Change This Love" o The Impresions: "For Your Precious Love".
Además en el disco intervienen artistas de indiscutible talla y prestigio como Booker T. Jones a los teclados, Steve Cropper a la guitarra o Donald "Duck" Dunn al bajo. Junto a Steve Cropper, además compondría la esplendida "Mr. Pitiful", titulo que viene del apodo que el disck-jockey Moohah Williams pondría a Redding por el sonido "lamentoso" de su voz cuando este interpretaba baladas.






El 15 de septiembre de este  mismo 1965, verá en cambio la luz, la obra magna de Otis Redding, el disco sobe el cual mas se ha escrito y el que encumbra a Redding como uno de los grandes reyes del soul, gracias a una genial producción e ingeniería en el sonido resultante de las sesiones de grabación, una elección de temas ajenos (8 de 11) que serían colados por el filtro de Redding, consiguiendo dar con la formula idónea para la perfecta recreación de cada uno de ellos, haciéndolos tan inmortales o mas aun que los originales, unos magníficos temas propios y la divina inspiración de nuestro protagonista, en pleno apogeo de capacidades vocales e interpretativas, con la creatividad a flor de piel y una sensibilidad alejada a la normal de sus contemporáneos, dan como resultado "Otis Blue/Otis Redding Sings Soul" (1965).



El disco, producido por Jim Stewart, Isaac Hayes y David Porter, y grabado en apenas 24 horas supuso un éxito de crítica y público sin precedentes, no solo en USA sino también en Europa, consiguiendo el nº 6 en las listas británicas de éxitos, además en no demasiado tiempo consiguió que la practica totalidad de los cortes del disco se convirtiesen en lo que hoy son, clásicos inmortales e imperecederos, ya no del soul, sino de la música contemporánea.
La banda, basada en su base en la que colaboraría en su fantástico "The Great Otis Redding Sings Soul Ballads" consigue unos bronces en el sonido, soulero, con pinceladas rithm&blues, blues e incluso jazz, que dan una cobertura mágica a la voz metamórfica del genio de Georgia, dando la perfecta luminosidad buscada en cada caso.
"I've Been Loving You Too Long", compuesta por Redding junto a Jerry Butler, se convertirá en el mayor hit de Otis hasta la fecha, "Shake", "A Change is Gonna Come" y "Wonderful World", todas ellas de su admirado Sam Cooke, muerto pocos meses antes, son revisitadas y adaptadas con un gusto tal, que hace de ellas versiones de referencia de tan enormes temas del otro gran genio del soul. Otras versiones de absoluta excepción seran "Rock Me Baby", fantástico blues del gran B.B. King, o el celebérrimo "Satisfaction" Stoniano, tema que contaba con pocos meses de vida y que los propios Stones reconocieron que les encanto la versión de Otis Redding, no le va a la zaga la deliciosa "My Girl" que el gran Smokey Robinson compusiese en su día para Temptations, todas ellas hacen de este disco la quinta esencia del soul, el renacimiento de la música concebida con sentido de eternidad y adoración a la belleza dentro de unos criterios sonicos absolutamente trascendentales para la música americana a partir de ese momento.
Otras maravillas, como los temas compuestos por Redding y que no desmerecen en nada a las atinadas versiones que dan vida a tan inmenso album son "Respect", perfectamente conocida por todos en la voz de ensueño de Aretha Franklin, o la estupenda "Ole Man Trouble", la gran versión del tema de Solomon Burke "Down in the Valley" es otro momento destacado de esta obra maestra imprescindible en cualquier discoteca que se precie.












10 comentarios:

  1. Las versiones de Otis siempre estaban marcadas por su creatividad. Era capaz de aportar un toque tan personal que, incluso, las convierte en temas propios y, en esto puede entrar ya el gusto subjetivo, muchas de ellas superan en profundidad emocional o potencia a la canción original (y estamos hablando del mismísimo Cooke o de sus Satánicas Majestades). Cupid (que no está en el Otis Blue pero me vale como ejemplo) o las trompetas que incendian Satisfaction son dos buenos botones de muestra. En contadas ocasiones la mirada de Otis no iguala como mínimo a la original o a otras versiones de la misma canción. Haces referencia a la banda que lo respalda en el Otis Blue, los MG's (The Memphis Group, vaya) con Booker T. Jones a la cabeza, y es que estos tíos eran la banda de estudio de la Stax y se esconden detrás de casi todo lo que se cocía por allí. Algo similar a lo que ocurría en la Motown con The Funk Brothers, banda que tiene más números 1 que Dylan, Elvis, los Stones y los Beatles juntos pero así como los MG's podían publicar sin problemas singles y álbumes en la Stax, Berry Gordy nunca posibilitó que su banda de estudio pudiera llevar una carrera "pública" y siempre los mantuvo en la sombra. De hecho fue otro grande del Soul, Marvin Gaye, quien se empeñó en incluirlos en los títulos de crédito de su imprescindible What's Going On. Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Demasiado, excesivo, lo más grande que ha parido madre. Como dice Ca, Otis es capaz de poner un sello tan personal a las canciones que vaya, no se le resisten ni Cooke ni los Stones. Me gusta más el Satisfaction de Otis que el original. Y bueno A Change.. es qu ees una de mis canciones favoritas de la vida entera y no sé qué cantidad de matices distintos me gusta ver en la de Cooke y Otis porque tengo la mala costumbre de ponermelas seguidas con el reproductor en repeat hasta qu eme marean y no las distingo.

    Pero bueno, esto ya es el bucle infinito y enfermizo que me caracteriza.

    Un abrazo.

    Joder es que Otis es la hostia, es la vaca más sagrada.

    ResponderEliminar
  3. Y la portada de Otis Blue? Sexy, romántica y melancólica.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Qué bueno era el colega éste, joder!

    ResponderEliminar
  5. Tambien me gusta mas el Satisfacion de Otis que el de los Stones!Y eso viniendo de mi es mucho decir! Junto a Sam Cooke uno de los pilares del Soul con permiso de Salomon Burke, rey incontestable!
    A+

    ResponderEliminar
  6. Mi padre flipa con este artista... Y yo, evidentemente, sigo sus pasosXD

    ResponderEliminar
  7. Ca: Tío eres un soulero de autentica excepción, un sabio en este tema, es una suerte para todos poder contar con tus opiniones atinadas y documentadas, muchas gracias Ca.
    Un saludo afectuoso.

    Freaky: Sinceramente no soy capaz de posicionar por delante a Otis de Cooke, no se, en cuanto al Satisfaction... me temo que soy demasiado fan de los Stones jejeje... Otis es una puta deidad, yo lo descubrí en la mili gracias a un compañero de cuerpo de guardia (gracias a el conocí también a Van Morrison), y desde entonces admiro a este grandullón profundamente.
    Un Abrazo tio.

    Coop: Cierto... ¿No te recuerda a la de ese discarro que es "Blue" de la Mitchell?
    Un abrazo Coop...

    Evánder: Bueno buenísimo Evánder, bueno buenísimo...
    Que fácil lo haces tío.
    Un abrazo!

    TSI: Pues sabiendo tu amor por sus satánicas majestades si que me sorprende si, pero es mas que respetable, la versión es grandiosa, Cooke es otro gigante de esto, y Burke... otro, y Gaye y Green, y... que suerte, cuantos grandes...
    Un abrazo TSI.

    Victor Hugo: Eso es, así me gusta, siguiendo las buenas costumbres que nos marcan nuestros mayores, jaja...
    Ya sabe tu padre lo que hace ya...
    Saludos...

    ResponderEliminar
  8. Hombre, aquí se trata de aportar entre todos, creo yo. Pero sí, de adolescente caí enfermo para siempre de "Soulismo", precisamente por un vinilo recopilatorio de este señor. Espero no curarme nunca. Bueno, ya decían que en la mili se hacían amigos para toda la vida, en tu caso Otis y Morrison, ahí es "ná" ;-). Hasta ahora.

    ResponderEliminar
  9. Ca: Claro que sí tío, ese es el sentimiento, bendita enfermedad, a mi me pasa parecido jajaja.
    Otros amigos que hice en la mili fueron Janis, Waits y Traveling.
    Me supe rodear de gente sabia amigo.
    Un saludo Ca...

    ResponderEliminar
  10. A mí me pasa como a Freaky y a Tsi, Addison, me gusta más la versión de Redding de "Satistaction" que la de los Stones. Tenía una voz que exudaba pureza y era puro ritmo celestial, y en el tema de los Stones, además, un poderío único. Muy buenos textos sobre Otis.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar