martes, 25 de septiembre de 2012

... And Libros By Addison de Witt - "En los Antípodas del Día" - Gonzalo Arostegui Lasarte

Os comentaba el otro día que en el nacimiento de esta bitácora, era  mi intención hablar de otras cosas además de música, otras cosas como cine o literatura. En ocho meses no lo había hecho y ha sido el premio guzzer el que me ha hecho reaccionar y hacer lo que desde un principio me propuse y que fue razón fundamental para introducir en el título del blog ese "And More".
Ahora puedo decir, que si bien me arrepiento de haber tardado en iniciar un post hablando de cine, no es el caso en lo que ocupa a libros, pues esta tardanza, debida, como en el caso del cine, a mi holgazanería, ha hecho posible que pueda empezar con la novela que ocupará estas lineas, y que ha sido publicada meses después de mi debut como blogger, se trata de la segunda novela de nuestro colega, el admirado y célebre Gonzalo Arostegui Lasarte, como sabéis responsable de un brillante blog llamado, nada menos, que Ragged Glory, y que si no conocéis tenéis la oportunidad de desfacer el entuerto pinchando aquí.
Como sabéis los que soléis pasaros por aquí, soy dado a las historias, así que os contaré una sobre mis costumbres veraniegas en cuanto a literatura.
Hace algunos lustros, en el año 1985 mas exactamente, a finales de julio o primeros de agosto mi hermano y yo disfrutábamos de las vacaciones en el pueblo donde creció nuestro padre y vivió nuestra abuela, un pueblo cerca de León llamado Armunia, el primer o segundo día tocaba visita a unos primos me mi padre, bastante queridos por mis progenitores, y, que si en aquella adolescencia mía tan caracterizada por la pedantería yo no podía aguantar, hoy les recuerdo, muertos ya ambos miembros del matrimonio, con franca simpatía.
Aquel año, cosa rara en mi, no lleve ningún libro al pueblo y no tenía nada en proyecto, comentado este echo en casa de los mencionados primos, el varón, el bueno de Matías, me dijo.
- En este cuarto hay un montón de libros que aquí nadie lee, miralos y llevate los que quieras.- Dicho y hecho, los ojee y me llamó la atención que había un montón de novelas de bolsillo, antiquísimas, de Agatha Christie, yo ya la había leído en alguna ocasión y siempre me gustó, así que cogí 4 o 5 y me las llevé a casa de la abuela y esa misma noche empecé con una de ellas, mas exactamente con "Muerte en tres actos".
Desde ese día, el veraneo en León tenía como punto de coincidencia año tras año la lectura nocturna de novelas de la Christie, de echo, mi gran colección de novelas de la gran escritora británica esta adquirida casi en su totalidad en una librería de la capital leonesa que recientemente he descubierto con gran disgusto que ya no existe y que ha sido sustituida por una tienda de telefonía móvil.
Todos los años de mi vida desde entonces las vacaciones han empezado con la lectura de una novela de la dama del misterio, muchas veces re-lectura, era como la inauguración oficial de mis vacaciones, y esperaba con ansia la llegada del momento de encontrarme con mi camarada Poirot o enfrentarme a mis contradicciones con la no siempre simpática Miss Marple.
Y así a sido hasta este año...porque este año, Don Gonzalo ha sustituido a doña Agatha, ha roto una tradición, y estoy encantado de que así haya sido, las tradiciones están para eso, para romperlas antes o después, y si la ruptura merece la pena, pues mejor que mejor.
lo único pues que me queda por decir es: "Adios Mrs. Christie...Hola Don Gonzalo".
y una vez terminada la lectura de la mencionada obra: "En los Antípodas del Día", no se me ocurre mejor manera de comenzar la andadura de los libros por el blog que con esta novela de nuestro querido colega.

 Este es uno de los rincones dedicados a leer esta estupenda novela.


El que la escribió:

Gonzalo Aróstegui Lasarte.
Pamplona, 1971.
Actualmente y desde los últimos veinte años vive en Madrid.
Es autor de la novela "Madrid 3", publicada en 2004.
Ha sido cronista cinematográfico eventual de la revista "Ruta 66".
Es responsable del blog Ragged Glory,
(http://raggedglory.blogspot.com7), en el que se dedica a desmenuzar con pasión discos de rock y jazz.
Tiene también escritos bastantes relatos y poemas que no han visto la luz.
"En los Antípodas del Día" es su segunda novela.

Lo que pasa:

Finales del siglo XX, Rafael Hernández es un joven recién licenciado en Filosofía que, obviamente, no encuentra trabajo relacionado con sus estudios. Cansado de pedir dinero a sus padres, decide ponerse a trabajar como teleoperador para ir tirando, y lo que en principio, parece ser una escapatoria temporal, se convierte en más de cuatro años trabajando en el turno de noche contratado consecutivamente por tres empresas diferentes para atender a los clientes de una misma televisión digital de pago. Conocerá así los contratos temporales, los fatídicos cargos intermedios, la lucha sindical y todo tipo de miserias (y glorias) laborales que se pueden imaginar relacionadas con el telemarketing...

Lo que piensa Addison:

Desde la primera frase, Gonzalo Aróstegui Lasarte, pone las cartas sobre la mesa en lo que respecta a su novela, y las pone con toda franqueza, con valiente y cruda franqueza... tanto es así que las muestra vueltas del revés, dejándonos ver el reverso de las mismas para que podamos comprobar que estos naipes no están marcados, que son los que son. Según avanza la lectura, el autor va volteando las cartas mostrando sin tapujos ni complejos los anversos de las mismas, hasta que desglosa toda la baraja, que termina sobre el tapete, boca arriba, expuesta libre y deshinibida ante nuestros ojos abiertos y sorprendidos.
Contada en primera persona, nuevamente desalojados de la narración elementos como el complejo o el prejuicio, y empleando un lenguaje sencillo, que nos lleva a gran velocidad a través del cerebro, la entrepierna, el oído (para el rock), y el gaznate del protagonista, quien nos conduce por los vericuetos de la problemática real de un licenciado de una carrera "sin salida", que atrapado en un trabajo frustrante va descubriendo como con la llegada de la treintena, desaparecen las antiguas concepciones vitales que hasta hacía poco formaban los cimientos de lo que esperaba fuese su futuro.
así descubre como los amigos, cada vez son menos héroes para convertirse en adultos, los sueños cada vez están mas sujetos a las exigencias del mercado y en consecuencia de la cartera, el amor cada vez tiene mas que ver con la psicología y la pedagogía y menos con el sudor y el esperma, el rock mas con el arte y menos con la actitud... en definitiva, que la vida no es el tránsito rápido, divertido y emocionante que esperaba (golpes que todos nos hemos llevado).
El choque de la realidad, de su realidad con sus ideales es traumático también, comprobando ante su incredulidad que gana la primera batalla tras batalla, y que un trato, aunque sea malo, es mejor que un juicio...
valores como el compañerismo o la empatía, no tienen cabida en un mundo laboral que engulle todo valor que a su paso se interpone, dejándolo en la sombra de cualquier esquina tras la sucia defecación del mismo.
Los amigos, cada vez mas desconocidos, la costumbre, cada vez mas apalancada en el interior de su ser, y el inexorable paso del tiempo hacen de Rafael, (así se llama el Caballero Andante de esta novela) un joven, aún joven, lleno de dudas y contradicciones que aunque consciente de ellas, no sabe como combatir, quizás no tiene agallas para combatir.
Para narrar todo esto, Gonzalo Aróstegui Lasarte hace un uso de la ironía realmente excepcional, ironía en las mas de las ocasiones ácida, dolorosa incluso, pero también con ataques cómicos de envergadura, como el primer capitulo, relato hilarante que a un servidor le recuerda al Mendoza mas inspirado de sus relatos de los setenta u ochenta.
No se casa Don Gonzalo con sutilezas ni con diatribas a la hora de exponer hechos, personajes o sentimientos. Trata con justicia las debilidades humanas no envenenando el lenguaje y narra con brillantez escenas costumbristas en conciertos de rock, borracheras nocturnas a lomos del alcohol y los porros o conversaciones taciturnas en los aburridos turnos de noche con compañeros de todo tinte dramático... o cómico.
Y así la novela avanza fluida, ágil y cómoda para la lectura, interesante y adictiva, incómoda en lo que atañe a lo mucho que, en ocasiones, te ves reflejado, y preferirías no verte... Una novela con los pies en el suelo, que habla de gente real, de la gente que nos rodea, seguramente de nosotros mismos, y que lo hace desde un prima valeroso, irónico, frío y en ocasiones divertido, jocoso, casi humillántemente jocoso.
En resumen, estupendo relato, real, en el que además se mezclan disquisiciones filosóficas sobre otros temas como el nacionalismo (reflejado en las notas que para una tesis que no termina de empezar reune Rafael), el rock and roll, la política internacional...
Novela visceral, quizás (esto es una impresión personal), catártica y sobre todo interesantísima sobre la gente, las debilidades y necesidades de la gente, de la gente real, de la que vale la pena para lo bueno y lo malo, una excelente novela que me agrada de modo supremo verme en libertad de recomendar sinceramente, como un ejercicio de reflexión y entretenimiento excepcional que constituye su lectura.
Felicito a Gonzalo desde aquí y espero que no esa esta la última escala de su andadura como novelista, pues es evidente que podemos esperar cosas tan interesantes como esta "En los Antípodas del Día" del talento y "valor" del joven escritor madrileño Gonzalo Aróstegui Lasarte.


6 comentarios:

  1. Dan muchas ganas de leerlo, desde luego.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  2. Freaky: Te lo recomiendo sinceramente, además esta muy bien de precio, lo puedes comprar en este enlace http://www.bailedelsol.org/,
    o desde el blog de Gonzalo: Ragged Glory que tu ya conoces pinchando en la imagen del libro que esta en la barra lateral.
    Seguro que te gusta porque esta francamente bien y ademas tiene en su interior rabiosas descripciones de conciertos y temas de rock and roll.
    Un abrazo y te animo a esta lectura Freaky.

    Evánder: Te digo lo mismo que a Freaky amigo... merece la pena sinceramente, esta muy bien la novela.
    Un abrazo...

    Gracias a ambos por pasaros y comentar, un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Además de agradecer tus palabras elogiosas hacia el libro, Addison, tengo que decir que me ha encantado la reseña. Me alegra sobremanera que utilices el adjetivo "incómoda" para describir la novela, hay personas que les ha parecido excesivamente dura, pero la realidad lo es aún más, por mucho que la ocultemos o no hablemos de ella.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Veredicto: para mí es el libro del año, así, tal y como lo digo. No me siento capacitado para discernir si me congratuló más que la anterior novela de Gonzalo pero tampoco se trata de comparar. Dices bien y lo comparto, amigo Addison, es una novela valiente, sincera, mordaz y desinhibida donde convive perfectamente un lenguaje culto con uno más callejero de los personajes que aparecen, cosas que por otra parte me figuraba. Me gusta como juega con ese trasfondo laboral de un curro que no satisface y que ahoga pero que al mismo tiempo mantiene como símbolo de una experiencia que me da la sensación que desea inconscientemente conocer sus entresijos en primera persona aunque ello conlleve perjuicios personales, algo así como un masoquismo consentido.

    De nuevo consiguió dejarme flipado con un personaje que no aparenta tener casi protagonismo pero que permanece latente durante toda la novela, hablo de Juan Carlos. Pero por encima de todo me sorprendió gratamente esa inacabada tesis de nacionalismo que también aparece paralela de trasfondo, quizás por lo que me identifico en algunas aspectos, así como que se percibe un gran conocimiento en la historia o en autores del mismo. Me viene a la cabeza ahora cierta reflexión de Bakunin y hay otra que cuando me acuerde se la diré a Gonzalo.

    Por último decir que disfruté muchísimo con su lectura y agradezco y felicito públicamente a su autor por esta obra. Eres grande Addison. Abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Gonzalo: Eso creo yo, que la realidad es aún mas dura, en la novela se relata una realidad muy concreta y verosimil, por lo cual me parece incomoda por tener que enfrentarte a esa realidad.
    Me alegro mucho de que te haya gustado, es importante para mi, estoy orgulloso de haber hecho esta reseña que ha sido hecha de corazón y además me gusta como ha quedado (cosa que no me ocurre amenudo), felicidades por el óptimo resultado y suerte con la novela amigo.
    Un abrazo.

    Johnny: Que suerte la mia!!! poder contar con ammigos que aportan y además lo hacen de este modo. Aportación extraordinaria Johnny, te la agradezco porque enriqueces mi reseña, y mucho.
    Estamos de acuerdo en la valoración de la novela de Gonzalo, estoy de acuerdo, aunque yo no lo haya mencionado, en la presencia de Juan Carlos, una sombra densa durante todo el texto.
    Muchas, muchas gracias por esta aportación brillante y generosa Johnny...
    Tu si que eres grande.
    Abrazos!!!

    ResponderEliminar