viernes, 27 de julio de 2012

The Jayhawks - "Tomorrow The Green Grass" (1995), Básicamente un disco bonito

Esta semana nos hemos hecho con los abonos para el Walk On Project Festival que tendrá lugar en Bilbao (Pabellón de los deportes de La Casilla) los próximos días 28 y 29 de septiembre en la que será su segunda edición.
Los beneficios, serán destinados a la investigación de terapias para enfermedades raras y su historia es de las que le dan a uno una ración extra y necesaria de esperanza, tenéis toda la información pinchando aquí.
Además de esto, que es importante, en el festival tenemos lógicamente un elenco de bandas y solistas, elenco que aún sin estar completo tiene tela y que es el que se puede ver en el cartel provisional.


Como veis el cartel, a falta de un par de confirmaciones, no esta nada mal, y de entre los nombres destaca, al menos para el que suscribe, el nombre de una banda de Minneapolis: The Jayhawks. La banda americana, de nuevo con sus dos soportes compositivos y vocales: Mark Olson y Gary Louris nos presentarán su repertorio en directo a los que allí nos congreguemos, cosa que me parece maravillosa.
El caso es que tras enterarme de la buena nueva, no pude por menos que abalanzarme sobre la estantería de los CDs y recuperar alguno de los que de este extraordinario grupo descansaban y acumulaban polvo en la misma, y rápido pensé, habrá que hacer un post de algún disco de esta gente, y claro, como tampoco se trataba de ser demasiado original pues tenía duda entre dos: "Hollywood Town Hall" y este "Tomorrow The Green Grass" que es por el que me he decidido consciente de que es menos original aún que su predecesor en el tiempo, es que me encanta este disco, es lo que yo llamo: "Un disco bonito".




Esta maravilla sonora producida por el aclamado George Drakoulias, quien con tremendas composiciones como las que aquí presentaron los amigos Olson y Louris imagino que apenas tenía trabajo, vio la luz en el año 1995 con la intención por parte de los miembros del grupo de alcanzar el éxito que hasta ese momento les era esquivo, y que solo se apreciaba en alagadoras y bondadosas críticas a sus anteriores entregas, también excepcionales discos.
Todo hacia presagiar que el éxito no le podía ser esquivo a un grupo de temas de tan perfecta ingeniería compositiva y tan hermosa plasmación sonora, además de una incuestionable belleza en las voces e intensidad emocional, el conjunto cuenta con juguetonas guitarras, ritmos exactos, coros de perfecta ejecución... todo ello para crear un sonido pop, con aromas folk y rock de tremenda elegancia e irresistible lirismo, que sirve para arropar a un grupo de composiciones simplemente perfectas.
No fue así, el disco tubo una tibia acogida mediatica y no paso del puesto 92 en la lista americana de Billboard, lo que supuso una decepción dificilmente asumible para los lideres de la formación que uno, Mark Olson termino dejando la banda tras este lanzamiento y otro, Gary Louris diciendo públicamente que no entendía que debía hacer, pues no se veía capaz de componer un tema mejor que el que habría este disco, el sublime y lírico "Blue".
La primera edición de este, hoy si, clásico, contaba con 13 canciones, a cual mas deliciosa, perfecta, rica y valiosa, 13 joyas vamos.
La primera de ellas, la grandiosa "Blue", tema folk que apoya su estructura en una acústica que sujeta la linea vocal de preciosa linea cantada en falsete, hasta que entra la base rítmica y el violín, tímido y onírico de Lily Haydn endulzando el conjunto, un estribillo lleno de ecos nostálgicos aporta, por si le faltase algo, un ambiente casi bohemio a este descomunal tema, perfecto, precioso.




"I'd Run Away" es mas metálica, mas rockera, o mas country, no sé, mas Flying Burrito Brothers... pero igual de hermosa, los coros y los violines suenan mas dinámicos pero igual de elegantes. Otra de las que dentro de la alta exquisitez destaca para un servidor es la grandiosa "Miss Williams' Guitar", tema de guitarras de ensoñadora electricidad que se convinan en sus gracejos como lo hacen las voces de ambos cantantes en sus trinos, solo de guitarra y base rítmica perfecta, discreta pero apabullante la conseguida por los perfectos Marc Perlman (Bajo) y Don Heffington (Batería), perfecto tema compuesto por Mark Olson a su entonces novia, la cantante y compositora Victoria Williams. "Two Hearts" es otra absoluta POM, una balada melancólica, deliciosa que fluye con la calma que lo hace el agua del arroyo en una noche de verano, con el mecedor movimiento de la brisa del alba, una maravilla que te deja con ganas de mas, pensando que la belleza es un premio con el que nos premia la vida, grandiosa.






Con garra empieza "Real Light", el siguiente corte, eléctrico y ágil con las guitarras dejando paso a las voces para que desgranen los secretos de una melodía mas rockera y menos amable pero de ajustada emotividad guitarrera. El folk, con sus violines y sus acústicas rasgando sus lamentos vuelven en la preciosa "Over my Shoulder", dotada de un precioso estribillo al que acompaña un tímido piano y da paso a una guitarra eléctrica pesarosa y que a hurtadillas se hace deliciosa dueña de la situación, otro tema de ensueño. Tras un comienzo casi "A capela" , que hace presagiar un tema de nocturna armonía doliente y quejumbrosa que además se titula "Bad Time", los de Minessota nos sorprenden con un arranque rítmico sorpresivo,  regalándonos un divertido y jugeton tema pop, de irresistible y saltarín estribillo, optimista corte con participación de toda la banda en voces, fantástico.



Acentos countrys en "See Him In The Street", con presencia del piano en segundo plano de la eficaz Karen Grotberg. Neil Young y sus Crazy Horse parecen aparecer recién desembarcados de Zuma en el rabioso pero contenido comienzo de la estupenda "Nothing Left To Borrow" tema rockero y de feroces guitarras que parecen como digo empuñadas desde el mas allá por Danny Whitten o desde el mas acá por Poncho San Pedro, gran tema rock. Otra muestra de dulzura y delicadeza nos dejan el dúo Olson/Louris en la preciosa y triste historia de "Ann Jane", precioso tema, emocionante y delicioso. El contrapunto llega con la líquida, por lo fluida melodía de "Pray For Me", cantada al unísono por ambos cantantes, que también se lucen con las guitarras, un divertido tema con gran base rítmica, como siempre y las perfectas incursiones de los teclados, atinadas siempre.
Siempre que empieza "Red's Song" me da la sensación de que se han colado en el equipo The Band y que me van a dar una sesión con "The Weight"... es solo un giro de mi cerebro, una alucinación, inmediatamente los Jayhawks toman posesión de su canción y empiezan a desarrollar uno de los temas mas perfectos del disco, precioso, lleno de claroscuros, con una guitarra (vuelve la sombra de The Band), un teclado sencillo y sublime, la voz de Olson elevando su intensidad y de nuevo un estribillo que firmaría The Band para cualquiera de sus temas, una POM.



Y con tremendo pesar, la rockera y bailable "Ten Little Kids", despide por todo lo alto este grandioso disco,  lo despide desde un riff optimista, una melodía vitalista, energetizante, un ritmo vivo, un estribillo repleto de voces que se despiden contentas por el trabajo, sublime, realizado, solo de guitarra y alegría para terminar como se merece esta obra maestra del pop, rock, folk... de la música que es "Tomorrow The Green Grass".

8 comentarios:

  1. Aunque no te lo creas, jamás lo he escuchado, y eso que llevo años leyendo acerca de las virtudes de este disco. Me lo apunto como obligatorio tras leerte.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Esta es una joya atemporal Addison. Pura belleza. Obra maestra.

    Yo recuerdo que me lo pillé hace unos años tras leer decenas de criticas que lo ponian muy bien. Sin escuchar nada me hice con el. No dejó de sonar en mi casa durante meses.

    Nos vemos en Spetiembre si dios quiere, porque los Enemigos es un plato que tambien me apetece muchisimo.

    ResponderEliminar
  3. Un imprescindible, de principio a fin!

    ResponderEliminar
  4. "Disco bonito" es poco, Addison jejeje
    Uno de los discos de mi vida (suena pomposo y cursi pero es verdad). Recuerdo comprármelo "a ciegas" como Mansion y...cuánta belleza!!!!

    Un abrazo y que el Sr. Gonzalo-un saludo!- le ponga remedio cuanto antes :)

    ResponderEliminar
  5. Me repito, una maravilla de principio a fin y con unas ganas de verles en Septiembre...
    Me pongo hoy mismo con su último álbum "mockingbird time"

    Gran post. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Un disco perfecto donde destacan por encima de todo las melodías vocales de sus dos protagonistas. Hace tiempo que no me lo pongo en el reproductor así que buen momento para recuperarlo.
    De lo mejorcito editado en los 90's y mira que hubo muy buena cosecha en ese periodo.

    saludos.

    ResponderEliminar
  7. The Jayhawks es una de las bandas que nunca me he perdido un bolo suyo, hasta cuando fueron teloneros de Neil Young. Lamentablemente su ultima visita no los vi, y esta vez tampoco sera!"Tomorrow The Green Grass" es olor a campo de cabo a rabo!

    un abrazo y disfruta , tu que puedes!

    ResponderEliminar
  8. Gonzalo: Permiteme un consejo amigo: no dejes paasar un día mas!!! Te aseguro que te encantara el disco, y además se encuentra baratísimo por ahi, hazme caso...
    Un abrazo.

    Mansion: Claro que si, nos vamos juntos al festi, faltaría mas...
    ganas tengo, aemas con mis vacaciones recién empezadas esos días...
    Un abrazo!

    Red River: Sin duda tío... ¿nos veremos allí???

    Agente: Tienes razón, lo de "disco bonito" es muy poco para esta POM, ya le he diho al maestro Gonzalo que tiene que solucionar ese desaguisado jeje...
    Un abrazo y buen fin de semana!

    Arthur: Ahora que empiezas tus vacas (desde hoy KP) vas a tener tiempo de ponerte al día con su último disco, septiembre esta ahi mismo...
    Abrazo!

    Rockland: Efectivamente las armonías vocales son la pera, y el toque de los teclados durante el disco también me gusta mucho, como dices un disco perfecto, disfrutalo que siempre es un buen momento para pincharlo.
    Un abrazo.

    TSI: Bueno TSI ya sabes que se suelen prodigar bastante, seguro que a la próxima te reencuentras con ellos con mas ganas, disfrutare del bolo seguro, olor a campo... pues si, buena descripción.
    Feliz fin de semana.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar