sábado, 23 de junio de 2012

Obras "Menores" de Artistas "Mayores" - "Back to the Egg" (1979) - Wings

El pasado 15 de marzo, el amigo Evánder saco del Baúl de su desván, (imprescindible pasar por ese desván y solazarse con las maravillas que Evánder saca de su enorme, y yo creo, que mágico baúl), a lo que iba, sacó de su gran baúl un disco de Wings que tenía casi olvidado: "Back to the Egg" (pinchar para acceder al magnifico post que nos regaló el maestro Evánder). Este es el último disco de aquello que se dio a llamar Wings, y que un servidor no ha tenido nunca demasiado claro que es, ¿una banda?, ¿un juego de Macca?... La verdad, no se si alguien considera que Wings fue alguna vez un grupo con personalidad propia mas allá de Paul McCartney, o si la creencia general es que es simplemente un apelativo que utilizo Paul McCartney para firmar algunos de sus discos sin incluir su nombre vaya usted a saber porque razón, yo personálmente todos los discos de Macca los he considerado siempre, y nombrado como discos de Paul McCartney, y ni se me ocurre decir el disco "Tal" de los Wings, no se si me explico.
Sea como fuese este es el último disco que Macca decide firmar como Wings, y la verdad esta un poco olvidado, yo el primero que lo tenía en el olvido.
De este olvido me arranco el post de Evánder, desde entonces lo he escuchado en varias ocasiones, y debo decir que me ha sorprendido, ¡caramba con el álbum!, significa un giro de 180º a lo que venía haciendo Paul en los últimos tiempos y tampoco tubo ninguna continuidad con lo que haría después en los ochenta, la cosa es que me gusto y ahora debo decir que me gusta, y que considero injusto el olvido en el que vive, con el peso sobre sus espaldas de disco "menor", pues señores, creo que no es tan "menor" este disco, vamos a hablar un poco de él.
El disco, producido por el propio Macca en colaboración con Chris Thomas, productor a quien conoció años antes en las sesiones de grabación de "The White Album" de The Beatles, pretendía significar una vuelta a los orígenes, al rock and roll germinal, a los ritmos mas salvajes, primarios y guitarreros, alejándose del edulcorado sonido de alguno de sus últimos discos como el flojo "London Town" (1978), que además no habían cosechado un éxito demasiado significativo.
Para lograrlo Paul decide hacer cambios en la formación de Wings, así sustituye al guitarrista Jimmy McCulloch y al baterista Joe English por Laurence Juber y Steve Holley respectivamente.
Y ciertamente el disco consigue una mordiente y dureza desconocida en los últimos tiempos en la discografía del exBeatle, logra sorprender con explosiones guitarreras como el comienzo del fantástico "Getting Closer" sin perder el hilo melódico que caracteriza a Macca, siempre fluido y lírico, pero con fuerza en los cannons e intensidad en sus últimos suspiros en los que un muro de sonido eleva la graduación del tema hasta el infinito antes de morir. No le va a la zaga en cuanto a intensidad y velocidad la cuasi punk "Spin It On", que nos recibe con un oscuro riff de guitarra que no apartará su sombra del tema hasta las últimas consecuencias del mismo. Con convinación de guitarras y teclados en lo que a un servidor recuerda a los temas contemporáneos a este de la ELO, da inicio la descarnada "Old Slam, Sir", en la que Macca demuestra que su voz a veces puede sonar como rebozada en arena, y que en su música también hay sitio para guitarras extremas, gran tema de machacona linea musical. En "To You" se vuelven a rasgar guitarras dando entrada a que Paul desarrolle vocalmente un tema intenso y de fluida melodía que convina la lírica típica de su escritura con el sonido que nos lleva a un rock setentero mas comercialoide."So Glad To See You Here" es un tema que juega a disfrazar en un rock desagradable un simpático tema pop, no lo consigue, pero termina resultando un bailable y disfrutable tema que cuenta nuevamente con el infinito talento de Paul para hacer que las melodías viajen por el tiempo y el espacio con libertad y delicadeza, que bárbaro...







Pero no podemos olvidar que estamos hablando de un disco de Sir Paul McCartney y eso significa algo, eso significa que tiene que haber, por muy rockero y encuerado que se ponga, un reducto para esa infinita vena melódica que no tiene parangón en la historia de los escritores de tonadas, y así nos obsequia con temas de bella factura y lírico arrojo.
"Winter Rose"/"Love Awake" son dos ejemplos de esto, dos milagros de la melodía, de esa melodia que llena, como si fuera gas, el espacio, dotándolo de un color bello y evocador, dos preciosos temas que suenan ligados, siempre juntos, como la voz y la linea melódica lisa y fácil de las baladas de Macca.



"We're Open Tonight" es un breve monologo de Paul con una acústica que parece que ocurre ajeno al paso del tiempo a su alrededor, una bella tonada de menos de dos minutos.
Al amigo Macca siempre le han gustado los crooners de los cincuenta, y en varias ocasiones lo ha demostrado, aquí lo demuestra con uno de sus mejores temas en estas tesituras, la formidable y melosa "Baby's Request" que recientemente a revisitado en su último disco "Kisses on the Botton" en una, en mi opinión, inferior versión a la original.



Danny Layne colabora también con la pegadiza "Again, and Again, and Again", que parece que cuenta como principal fuente de inspiración al propio Paul McCartney, y es que tenerle al lado tiene que dejar impreso en el corazón algo, de sabiduría, de talento o simplemente de admiración. En cualquier caso es un bonito tema, aunque un tanto inofensivo, que pasa por los oídos dejando una dulce sensación de bienestar y optimismo, un buen tema.



El álbum lo completan otros temas de menor enjundia pero que no hacen palidecer en exceso el resultado y entre los que sobresale el instrumental "Rockestra Theme", en el que participan algunos de los legendarios músicos de la época como Pete Townshend, David Gilmour, John Bonham  o John Paul Jones entre otros.
En resumen, un magnifico y disfrutable disco de Paul McCartney o Wings, que no tubo demasiada fortuna comercial en su momento y que hoy en día no es precisamente de lo mas comentado en torno a la impresionante carrera del genial exBeatle y que sin embargo es un refrescante disco, lleno de buenas canciones interpretadas con energía juvenil y descaro instrumental que bien merecía otra suerte comercial en aquel 1979 y que gozase de un justo juicio crítico en la actualidad,.
Desde aquí me animo a reivindicar este disco en la creencia de que es mucho mas de lo que se ha dicho, un muy buen disco de ese genio de la música contemporánea que es Sir Paul McCartney.

6 comentarios:

  1. Con Sir Paul de base y las referencias de Adisson, sin duda este album se va a incluir en mi discoteca

    ResponderEliminar
  2. Muchísimas gracias por tus palabras, Addison. Me alegro de que te gustara tanto el post, y de que te haya servido para recuperar este disco "menor", para mí una obra maestra.

    Me ha encantado este post. Se me está ocurriendo la descabellada idea de hacer algún día un post conjunto sobre algo que nos guste a los dos... Bueno, ya veremos.

    Un abrazo. Disfruta del fin de semana.

    ResponderEliminar
  3. Fantástico post. De acuerdo contigo.
    Y Getting closer es una bestialidad. En aquella época, Macca era, además, el mejor vocalista del mundo. He dicho. jeje.
    Abrazo gigante.

    ResponderEliminar
  4. Quizas sea de los discos mas olvidados que tengo del gran Paul. Le voy a recuperar gracias a este post.

    El que si me parece excelente es London Town, Adison.

    A ver si quedamos un dia!

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. No controlo mucho a McCartney con Wings pero reconozco que pasar por el baúl del desván de Evánder es ilustrarse siempre. Gran post. Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Maurici: Dale una escuchadita amigo, creo que puede que te sorprenda, a mi lo ha hecho y eso que lo conocía, pero lo tenía totalmente olvidado.
    Un abrazo.

    Evánder: A mi me gustan todos tus posts tío... lo digo en serio, y este me alegra mogollón que lo hicieses porque sino este disco seguiría surmiendo el sueño de los justos adivina cuantos años, y de esta manera lo he recuperado para la causa.
    Estaré encantado de compartir un post contigo, es mas, me parece una idea cojonuda. Propongo una tormenta de ideas haber si sale algo ¿hace?
    Un abrazo!!!

    Paco: Que alegría verte por aquí Paco, siento tardar tanto en contestar, he andado liao y fijate a que hora estoy contestando, en fin.
    Paul es uno de los mejores vocalistas de la historia, y en aquella época mas aún, una gran coleccion de temas este "Back to the Egg".
    Un abrazo Paco.

    Mansion: Recuperalo tío, ya veras como te sorprende, a mi me pasaba igual, hacía años que ni me acordaba de él.
    si lo sé, ya hemos charlado algo del London Town.
    Venga te pego un toque un día de estos, a ver si podemos quedar y tomar un cacharro.
    Un abrazo.

    Johnny: De ese baúl salen delicatessens amigo, tu y yo lo sabemos. Insisto en lo de Wings, no crees que realmente es un concepto irreal, un simple nombre sin nada tangible detrás, no sé...
    Gracias y un abrazo.

    ResponderEliminar