miércoles, 9 de mayo de 2012

Obras "Menores" de Artistas "Mayores": "Diamond Dogs" (1974) - David Bowie

"Diamond Dogs" es un disco al que mas que la palabra "menor" yo creo que se le adapta mucho mejor la palabra "ignorado". Lo mismo es cosa mía, pero me da la sensación de que nunca, y digo nunca, sale a conversación este álbum cuando hablas con alguien del Bowie de los setenta, aquel Bowie que removió el mundo de la música y casi diría del espectáculo con sus continuas caretas musicales y sus delirios compositivos. Se habla de "Ziggy", "Aladin", "Station" o "Heroes"... pero de este "Diamond Dogs" no, al menos yo siempre tengo que terminar sacándolo a colación porque en todas las conversaciones que he tenido a este respecto permanecía ignorado, invisible hasta que yo lo he mencionado, e incluso después de eso, es recibida mi alocución con tibieza y casi diría que con pereza por parte de mis interlocutores, insisto, lo mismo es cosa mía, pero es la sensación que en numerosas ocasiones he tenido.
Tras grabar la colección de covers de "Pin-Ups" en 1973 y agotar sus colaboraciones con los Spiders from Mars, quienes fuesen vitales en la exitosa época Glam del británico, en especial el magnifico guitarrista Mick Ronson, Bowie, con nueva banda encara este disco como una experiencia temática sobre la famosa novela de George Orwell: "1984". Incluso se plantea una producción teatral sobre la novela, cosa a la que los herederos del escritor se niegan no cediendo los derechos del relato futurista y apocalíptico que tanto cautivo a Bowie, como a tantos miles de personas. Después de esto los temas escritos para la adaptación de la novela acabaron en la segunda cara del vinilo, tomando los primeros cortes del disco los principales singles del álbum: "Diamond Dogs, tema de indiscutible influencia Stoniana, de arquitectura sonica rockera y oscura, además de eléctrica recreación sonora y la magnífica "Rebel Rebel", tremendo Rock and Roll, movilizado por un riff de guitarra entre ácido y clásico que no da descanso y un estribillo contundente de activa base rítmica y pegadiza melodía, en ambos casos hablamos de temas rockeros realmente extraordinarios.





A pesar de recrear un nuevo personaje, en su intento por olvidar al andrógino Ziggy Stardust, denominado Halloween Jack y que se trata, nada menos que de un gato cool futurista, habitante de un venidero mundo apocalíptico post episodio nuclear, la sombra de Ziggy es alargada y se deja ver en varios momentos del disco: La estupenda "Candidate" tiene el aire de manicomio en hora punta que se respiraba en pasajes de Ziggy Stardust, a pesar de endulzarla con un saxo de cálido sonido, algo parecido pasa en otros cortes del album, si bien no llegan a la intensidad conseguida en los surcos de "Ziggy Stardust".
"Sweet Thing" nos ofrece a un Bowie de enorme intensidad vocal, oscuro y sugerente en un tema que convina la actitud crooner con los guiños glam aún no olvidados.
"1984" es un tema bailable que nos presenta a un Bowie interesado por otros ritmos mas claros, luminosos y menos complicados, mas cercanos al soul o al funky, lo que se verá corroborado en su siguiente disco: "Young Americans".





"Rock and Roll with Me" es un precioso tema de tendencia popera, elegante y cool, que cuenta con una prestación vocal atinada y ajustada de Bowie, que demuestra el extraordinario cantante que es, así como lo hermosa que puede sonar su voz en ciertos registros. Vuelta al Bowie crooner en la apacible y bien construida "We Are the Dead" y últimos coletazos al disco con dos temas creados para el proyecto inicial abrazado por Bowie en torno a Orwel y su famoso "1984", la aburrida "Big Brother" y la ácida e irregular "Chant of the Ever Circling Skeletal Family".
Como ocurre en tantas ocasiones, un disco que ve la luz tras una etapa de imponente producción musical por parte de un artista que hace que cualquier proyecto que venga inmediátamente después palidezca ante la exibición creadora anterior. Así ocurre también con este gran "Diamond Dogs", disco apocalíptico, que esta un poco a medio camino de varias cosas que se irán concretando en próximas entregas, y los sonidos que la inercia de la anterior etapa dejan, empapando algunas secuencias del disco.
Un disco a revisitar, y a disfrutar, pues no me atrevería yo a decir que los discos que le quedan a Bowie por facturar en el resto de la década superen a este irregular, oscuro pero con momentos extraordinarios, "Diamond Dogs".

12 comentarios:

  1. Es verdad que se deja fuera al citar sus grandes obras, pero claro, no es una de ellas. Sí es un discarro pero aquellos que citas como esenciales son eso, esenciales e insuperables. Éste sin bajar de la excelencia le falta un plus para llegar a divino pero hay que sabérselo de pé a pa, eso está claro, y no viene mal rescatarlo, sin ir más lejos ahora mismo me lo voy a poner. Saludos!!!

    Pd: me chifla esta sección!

    ResponderEliminar
  2. Puff... Es que las obras magnas de Bowie son tan grandes que las otras se quedan fuera al citar las anteriores. Es normal. Si este disco lo hubiera hecho Jon Doe en el 73, estaríamos hablando de él todavía... Pero bueno, esta serie tuya de obras menores trata de eso, ¿no?

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Confirmar lo dicho por los amigos Freaky y Nicochan, el disco es muy bueno y cualquier artistilla del momento mataría por tener canciones como esas....pero, al compararlo con sus magnificas obras anteriores baja un poco. De todas formas, bueno es recordarlo amigo Addi. Gran post.

    Suerte para esta noche. Yo, aunque como buen navarrico y osasunista que soy , esta noche seré del Athletic.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Ni que lo digas. Cualquier obra menor de Bowie es mayor que cualquier obra de la mayoría, por descontado. Buena recomendación, me haré con él cuando lo vea.
    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Yo hoy voy con el Atlético de Madrid, pero, bueno, si ganáis vosotros me alegraré por mis primos vizcaínos y por ti.

    El disco de Bowie no lo recuerdo tan bueno como dices, pero llevo años sin escucharlo, así que toca hacerlo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Antes de todo me gustaría decir que es mi disco favorito de David Bowie, y es que tiene composiciones especialísimas como Sweet Thing, R´n´R With Me o We Are The Dead que me parecen absolutamente soberbias. Y en general me parece un disco muy libre y creativo (no es que los anteriores no lo fueran, pero en este parece ir por otros derroteros).

    Es un disco que como bien dices queda en un segundo plano en las conversaciones sobre Bowie y sus discos grandes.

    Por lo que tengo entendido Diamond Dogs no fue tan exitoso como sus anteriores trabajos y además Bowie ya estaba buscando otras vías, se iba alejando del Glam (tras DD acabaría desembocando en el llamado 'Plastic Soul' con el disco Young Americans), pero vamos, que de todas formas hay que escucharlo sí o sí:)

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  7. Siempre que no se siga muy de cerca la carrera de algún artista o banda, se dejan de lado álbumes que para los entendidos son fundamentales. Reconozco conocer muy poco este disco, tan sólo algún tema suelto. Este post me invita a acercarme más a él.

    Mucha suerte esta noche. Yo hoy voy con el Athletic,

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  8. Nikochan: Hombre, cuanto tiempo, me alegra verte por aquí, no, claro que no es de los grandes, pero me refiero a que se recuerdan otros que tampoco estan en esa lista ilustre y que tengo serias dudas de que sean mejores que este, en mi opinión claro, este es un discarro que seguro que disfrutas recordandolo.
    Saludos!

    Freaky: Efectivamente, de eso se trata precisamente, no pretendo hacer creer que estos discos que intento de comentar en esta sección sean de los elegidos, simplemente que no es el apelativo "menor" justo con ellos.
    Y efectivaqmente Bowie tiene unos cuantos que son de traca amigo.
    Un abrazo!

    TwoHeadsOneBrain: Esta sección me gusta porque asi recuerdo unos discarros que no veas, cierto que como todos decís no son los grandes grandes de sus artistas pero son unos discazos de mucho cuidado.
    No ha habido suerte tío, hemos perdido con toda justicia, el equipo ha acusado la presión y la inesperiencia, es muy joven, otra vez será, felicitar a los colchoneros, eso si.
    Abrazos (un poco tristes esta noche)...

    Chals: Eso sin duda amigo, este es un gran disco, además suele encontrarse muy baratito, si no lo conoces te sorprenderá, si ya lo conoces lo recordaras con gusto, seguro.
    Un saludo.

    Gonzalo: Lo primero ¡felicidades!, el atleti a sido claramente superior hoy y no hay nada que objetar.
    A mi siempre me gustó, yo también hacia mucho que no lo pinchaba y me ha encantado hacerlo, igual te sorprende, y sino, pues será por discos colega...
    Un abrazo y a disfrutar la copa...

    Victor Hugo: Hombre mi favorito no es, pero si que me parece un discazo mejor que otros mas nombrados del camaleón, yo el único pero que le veo, (estoy de acuerdo con lo que dices sobre e), es que es un pelín irregular, que los temas no tiran todos en la misma dirección, pero eso no tiene porque ser algo negativo.
    Por supuesto después de este disco cambia el estilo Bowie, pero a mi cuando mas me gusta es hasta este DD precismente, después tambien pero menos.
    Gracias por tus comentarios, muy acertados.
    Saludos.

    Evánder: Pues acercate a este porque seguro que te gusta, no es muy popular y si no lo conoces creo que te sorprenderá.
    Se agradece el apoyo colega, pero hoy no ha sido nuestro día, aún nos queda la copa, y esa si que esta en chino jaja...
    Un abrazo!!!

    ResponderEliminar
  9. Nunca le pillé el rollo a este disco, aunque reconozco que como en todos los de Bowie, tenían algo que rascar. Quizás debería volverlo a escuchar para valorarlo en el tiempo. Abrazos.

    ResponderEliminar
  10. Johnny: A mi me parece un muy buen disco, no como los tres o cuatro anteriores pero con temas muy interesantes, quien sabe Johnny, a veces la memoria te tiene equivocado, lo escuchas y cambias de opinión, o a lo mejor hace que te reafirmes, ya sabes amigo, para gustos...
    Que pases un buen fin de semana.
    Abrazo!

    ResponderEliminar
  11. Para mí, no el mejor, porque hay que reconocer que el mejor es el Ziggy, pero el que a mí más me gusta es el Diamond Dogs. Lo que pasa, es que a diferencia que algún otro disco de Bowie como el Space Oddity o el Hunky Dory,e incluso el Ziggy, al principio cuesta asimilarlo, pero una vez que lo has hecho......¡Alucinas!.

    Bueno....¿Y la portada, qué?, para mí,junto con la del Aladdin Sane y la del Pin Ups, la mejor.

    Ya sé que no tiene nada que ver, pero como me encantan los perros, me gusta mucho que dedique un disco a los perros de diamante:-). Saludos.

    ResponderEliminar
  12. Anónimo: El mejor no es, eso esta claro, pero es un gran disco al que se le da muy poco relevancia y no me parece justo, tiene temas fantásticos, y como dices la portada es de las mejores de toda su discografía.
    Gracias por pasar y un saludo.

    ResponderEliminar