viernes, 18 de mayo de 2012

Big Star - "Radio City" (1974), Belleza Recuperada

Big Star fue una banda no comprendida en su momento, o quizá no bien presentada al público, o des-ubicada, o no sé... pero fue un grupo excepcional que por una cosa o por otra no consiguió el éxito que sin duda merecían sus emocionantes trabajos de estudio. Trabajos de bellas texturas guitarreras que convinadas con melodías pop, receptoras de una evidente influencia de los sonidos propios de los grupos de la invasión británica (otra vez la condenada invasión, no me apeo de ella), crean el caldo de cultivo para ese sonido tan ambiguo que alguien denominó Power-Pop.

Tras un primer disco excepcional,  "#1 Record" (1972), que pasó desapercibido a pesar de tratarse de una impresionante colección de temas, y que provoco la marcha de la formación del cantante Chris Bell, quien fue el principal artífice creativo de este primer y espléndido disco, debido a desavenencias con Alex Chilton, guitarrista que adoptaría a partir de ese momento el rol de líder en solitario de la banda y voz solista, manteniendo la banda en pié contra todo pronostico.
En este nuevo estado de cosas se cocino el segundo disco de la banda, el perfecto e idílico "Radio City". El álbum, que vería la luz en febrero de 1974 no corrió mejor suerte que su predecesor, por lo cual el público de aquel 1974 se permitió el lujo de despreciar un disco de una belleza intrínseca realmente notable y de una intensidad emocional francamente difícil de encontrar en la historia de la música grabada.
Por fortuna los años han terminado poniendo a Big Star en el lugar que les corresponde, habiendo sido influencia clara y notoria de muchos de los grupos que han hecho del Power-Pop su bandera y declaración de intenciones, y que en mas de una ocasión han aprovechado para reivindicar a quienes les marcaron el camino a seguir, camino marcado en la planimetría de sus tres discos setenteros, a cual mejor.
El que hoy nos ocupa es de los tres mi favorito, no se porque, pero así es, podría serlo cualquiera de los otros dos, pero es este, es algo intuitivo mas que de gusto melómano. Un disco en el que lo que realmente destaca es la belleza y la intencionalidad de las lineas melódicas, el lenguaje utilizado con las guitarras, que suenan a gloria, como no suenan en casi ningún otro grupo de la época, la base rítmica, sutil y contundente a la vez, acorde a lo que la melodía y esa intencionalidad dramática que, insisto, tienen estos temas pide.
Un disco absolutamente maestro, que se abre con "O My Soul", tema que inicia esta aventura con una guitarra rasgada y secundada por un teclado ácido y ritmo endiablado, que no cuenta ni necesita de un estribillo pegadizo para meterse en las neuronas y dejarte pegado a su ritmo. Seguida por "Life is White", maravilloso tema que entra de sopetón con la voz dulcemente emitida de Chilton y un acompañamiento de guitarras sincopadas y una armónica que le da un toque blusero al tema, que se desparrama dejando aromas de pop saludable en los agradecidos oídos del oyente, un tema exquisito.



"Way Out West" no es menos exquisito que su antecesor, con un esquema de guitarra y base rítmica clásico que da cobertura a la voz de un Chilton al que se le unen sus compañeros en los coros para sorprender en un precioso estribillo que deja tras de si unas guitarras de angelical sonido, una joya.



Y hablando de joyas, "What's Going Ahn" es una balada acústica, con una voz que pone la carne de gallina, unas guitarras que rezuman belleza en los arpegios y el bajo de Andy Hummel muy en sus sitio como en todo el disco... ¿Por que es tan corta?...



Un aire psicodélico acompaña el fluido manar de la melodía mas powerpopera de "You Get What You Deserve", que cuenta con un punteo guitarrero de tímida ferocidad, "Mod Lang" nos saluda con un riff convinado de dos guitarras y la voz mas rota e histriónica que en otros temas, aquí el contrapunto rockero y sucio para llegar al ecuador del álbum. Continua el disco con los coros y la psicodelia, la luz y el tirante falsete en la voz de Chilton, la nerviosa batería de Jody Stephens para la power-popera "Back Of A Car", vuelven las espumosas texturas bañadas por la evocadora voz de Alex y el soporte de una acustica a lo "Wild Horses" en la sugestiva "Daisy Glaze", hasta que algo se rompe, y la calma se convierte en un nervioso medio tiempo, encontrándonos de repente con dos temas diferenciados y opuestos en uno, un tema de muchos quilates.



A mi el comienzo de "She's A Mover" me recuerda a los Beach Boys de "Pet Sounds", tema de inquieta guitarra que parece querer acelerar el conjunto sin conseguirlo, un tema muy Beat también. La muchas veces versionada "September Gurls" es un pop de saltarina y digerible melodía, de esas que irradian optimismo y buen rollo.



El disco se cierra ante la tristeza del oyente por verse tan solo después de vivir durante unos minutos con la compañía de la belleza, pero lo hace con dos hermosísimas baladas "Morpha Too", precioso tema con piano, que hubiese podido firmar el propio Paul McCartney y cuyo único pero es su duración, poco mas de 1' 40", y la no menos hermosa "I'm in Love With a Girl", cambiando el piano por una acústica, romántica y ligera, mas flok y menos pop, pero igualmente adorable.





Hasta aquí hemos llegado, un disco que con los años a recuperado en parte el lugar que en la historia debería tener desde su nacimiento, al menos no ha caído del todo en el olvido, y gracias a artistas como Posies o Teenage Fanclub que han reivindicado siempre a esta banda podemos hablar de que hoy se trata de una auténtica belleza recuperada, y eso es siempre una buena noticia, si no lo conoces te invito a que lo hagas en cuanto puedas, creo que merece la pena.

12 comentarios:

  1. De la banda de Chilton cual porcino (pata negra, negrísima, además) se aprovecha absolutamente todo. Siempre (inefablemente) alegran y mejoran el día. Como leer este peazo posteo Addison, por cierto. Saludos guzzeros.

    ResponderEliminar
  2. Básicos, tanto para la cabeza como para el corazón!!!
    Con cuál quedarse? uffff, difícil pero tal vez el primero.

    Preciosa entrada como siempre, Addison (como la de los Groovies).

    ResponderEliminar
  3. Yo soy partidario de su primer disco, si es que tuviese que escoger uno o morir, en cualquier caso son dos pedazo de discos indispensables.

    ResponderEliminar
  4. Sólo conozco "#1 Record", y recuerdo que me enganchó desde el primer momento sobre todo por el cuidado trato que le dieron a las guitarras acústicas.

    Me apunto este disco, porque me ha sonado genial todo lo que he escuchado aquí.

    Brillante post, amigo.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  5. No los he escuchado, ninguno de esos tres primeros y famosísimos discos. Lo tengo pendiente desde que Johnny publicó su post sobre Third. En breve...

    Un abrazo.

    P.D.: Parece que el primero en decir Power Pop fue Pete Townsend.

    ResponderEliminar
  6. A mi me transforma el tema "Thirteen" del -1Record-

    ResponderEliminar
  7. Guzz: Es que todo es aprovechable, del primer al último tema, como del cerdo como muy bien dices, esta banda era oro puro, una pena que no tuieran la suerte que merecían.
    Gracias y buen fin de semana.
    Saludos.

    Agente: Lo mejor que te haya gustado la entrada, los tres discos son muy buenos, digo el segundo por un tema mas de sentimiento, pero cualquiera de ellos es la pera.
    Buen fin de semana y gracias colega.

    nikochan: Si es que tanto monta, monta tanto, como dices indispensables, y el third/Sisters Lovers no les va a la zaga tampoco.
    Saludos!

    Evánder: Si te gustó el primero (cosa normal en un tío con gusto como tu), también te gustará este seguno y el tercero, te lo garantizo.
    Me alegro de que te haya gustado e interesado.
    Un abrazo!

    Freaky: Cuando los escuches te encantarán ya verás, Johnny es muy fan de esta banda. Algo he oído alguna vez de lo de Pete si...
    Buen fin de semana amigo...

    Maurici: Hola Maurici, bienvenido a tu casa. Es que ese es un tema precioso, acústico, bucólico... una pasda de canción, si señor.
    Gracias por pasarte y opinar, y cuando quieras.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  8. Esta banda pertenece al pabellon "De las ignoradas en su momento y valoradas en el presente"
    Esta afirmacion le ha ocurrido a varias por diferente motivos ...
    Este disco tiene los motivos necesarios para adentrarse en su musica .Gran reseña mi amigo !
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Cada día tengo más claro que nuestras similitudes musicales en gustos están muy cercanas. Mira, este es el único disco de la trilogía de Big Star que no he posteado y es el que más me agrada, sin desmerecer los otros, claro. Si la Gran Estrella nos guía, encontraremos el camino. Abrazos.

    ResponderEliminar
  10. Luther blues: Asi es amigo, en su día fueron ignorados y hoy en día muchos reconocen el error de que ocurriese así, es algo que siempre a ocurrido y como sabes no solo con la música, la pintura, literatura e incluso el cine están llenos de ejemplos.
    Evidentemente el disco es una auténtica delicatessen.
    Un abrazo.

    Johnny: Es cierto, yo también me he dado cuenta visitando tu casa, leí hace unos meses (pocos) la que hicistes del third, voy a buscar la otra.
    En ello estamos en encontrar el camino, y mientras lo buscamos vamos haciendo camino...
    Lo dejo que me lío ja,ja
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. A día de hoy, una obra maestra tan absoluta como su predecesor. Un gusto bucear de vez en cuando por tu espacio, Addison.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Y yo encantado de que lo hagas casi ni me acordaba de esta entrada y gracias a ti la he recordado y no sólo eso, hoy me pincho el disco que como dices es una total POM. Aabrazo

    ResponderEliminar