miércoles, 11 de abril de 2012

Mirando al ARF-2012, "Keys to The Kingdom" (2011) - North Mississippi All Stars

Poco a poco van pasando las semanas y en consecuencia se va acercando el ARF de este año que como ya he comentado me tiene un poco descorazonado. No obstante quiero... necesito, mirar con optimismo el plantel de artistas y fiarme de todos los que me comentan que este es un cartel al que se le puede pegar un buen bocado y degustar sabrosas y apetitosas viandas.
Hace unos días hablábamos de Blue Oyster Cult como una banda que podía dar un bolo interesante, divertido y cañero. Por otro lado he comentado también el escepticismo que me invade ante el concierto de North Mississippi All Stars.
Y no será porque no me guste la banda de los hermanos Dickinson, que no es eso, ni mucho menos, será el hecho de que vengan sin el enorme (en todos los aspectos) Chris Chew dándole ritmo a su bajo, o el que parezca que están escondidos en un cartel con nombres en los puestos altos que no vienen demostrando la capacidad para hacer grandes temas y redondos discos que si han demostrado los Dickinson y Chew desde aquel gran debut que fue "Shake Hands With Shorty" en el 2000, ¡como pasa el tiempo!.
La cosa es que me he puesto una inyección de propósito de encauzar moralmente el festival y he empezado poniéndome de nuevo el que hasta ahora es último disco de la formación, este magnífico "Keys to The Kingdom" que cuenta ahora con poco mas de un año.
Tras la muerte en el año 2009 del padre de los hermanos Luther y Cody Dickinson, la leyenda Jim Dickinson, figura clave de la música americana, célebre productor y excelente músico, estos deciden encerrarse en el estudio de grabación propiedad de la familia Zebra Ranch para grabar un ramillete de canciones que formaran el nuevo disco del grupo, disco que serviría como homenaje a su padre y que fuese el justo luto a su perdida.
Si bien Luther ya habia grabado su esplendido disco en solitario "Onward and Upward" justo después de la muerte de su progenitor, fue en este con su hermano donde el espíritu del gran Jim Dickinson aparece en todo su esplendor encuadrado en unas pesarosas letras sobre la muerte y las carreteras de una sola dirección, los caminos sin retorno...
En el disco colaboran viejos conocidos de la familia, bueno y de todos nosotros allegados en la distancia, como son el espléndido pianista Spooner Oldham, el irrepetible Ry Cooder o la grandiosa Mavis Staples, quienes trabajaron con Jim en numerosas ocasiones y deseaban darle su último adiós junto a sus vástagos.
El disco, formado por doce cortes de temática cíclica en torno a la muerte del padre, forma además un conjunto uniforme y regular de temas de ascendencia blues, rock o country-rock que contiene una excelente versión del tema de Dylan "Stuck Inside of Mobile With the Memphys Blues Again", este tema aparece cumpliendo una promesa hecha a Jim que tubo la idea de versionarla en formato country cuando estaba en la cama del hospital y sus hijos decidieron hacerla.


Destacar la extraordinaria "How I Wish My Train Would Come" que nos habla de como debe ser la llegada a las puertas del cielo.
El country "Hear the Hills" es uno de los cortes mas conseguidos del disco, con una tristeza escurridiza que empapa el rugoso sonido del tema, realmente fantástica, y que cuenta además con la colaboración de Spooner Oldham.


La dama del soul Mavis Staples colabora en otro tema perfecto como es "The Meeting". El cenit emonional llega coincidiendo con la aparición del blues: "Let it Roll" y "Ol Cannonball" son la prueba mas evidente de este hecho, junto a Ry Cooder interpretan otro corte que significa un momento cumbre mas en el álbum: "Ain't No Grave".


La resurrección es el tema dominante de "New Orleans Walking Dead".
El disco se cierra con otros 4 temas que si bien no tienen una relevancia tan evidente como estos, no desmerecen un trabajo en conjunto mas que eficiente y no justifican en ningún caso hablar de temas de relleno.
El ARF de este año, debo decir que por muy mal que vaya, me ha permitido refrescar discos como este, aparcado en la memoria y en la estantería, durmiendo el sueño de los justos, y sin ser disfrutado como merece, pues es un sensacional y emocionante disco de una banda que aunque veremos en formato dúo, bien pensado, es muy posible que nos brinde un buen concierto, pues los hermanos Dickinson tienen clase de sobra para conseguirlo, y como se puede comprobar en este gran disco, canciones para hacernos disfrutar tampoco les faltan.

11 comentarios:

  1. Este año no iré, sera la segunda vez que fallo a la cita, y es que el cartel me parece un batiburillo de todo un poco con demasiados escenarios y horarios muy nocturnos para mi gusto.Se ha perdido el espiritu de las primeras ediciones!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como digo TSI yo este año también estoy un tanto desilusionado, pero si que iré, es tradición y siempre lo paso bien al final, pero no estoy demasiado contento, veremos.
      Un abrazo!

      Eliminar
  2. Otro que este año no estará presente, a menos que la última hormada de bandas sea muy, muy suculenta. El cartel no me atrae mucho, la verdad. Volver a ver a Ozzy no me hace especialemnte gracia un año más tarde y los otros cabezas de cartel no es para gastarte tal pastón para ir a verlos.

    NMA son muy buenos pero es mejor disfrutarlos en una sala ya que vienen como dúo y no como trío.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi lo de Ozzy me parece de vergüenza, el año pasado ya estuvo, y estuvo como estuvo...
      Yo iré y os contaré, ojalá la última hornada sea tan buena que os termineis animando todos.
      Por supuesto en una sala es otra historia, eso sin duda amigo.
      Un saludo!

      Eliminar
  3. NMAS dúo es una banda diferente a los NMAS que estamos acostumbrados a escuchar en disco. Su propuesta es más honda, más blues tradicional y con jams más largas. A mí no me gustó especialmente su concierto en Barcelona. Pero, en cambio, a mis acompañantes les encantó así que....Creo que el cartel del Azkena esconde nombres que nos van a dar muy buenos conciertos...Allí estaremos si nada lo impide hasta entonces...Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No los he escuchado como duo, veremos, aunque lo que me cuentas de sus bolos como duo encaja bien conmigo. Ojalá estes en los cierto y disfrutemos de un buen festival, yo también estaré.
      Un saludo!

      Eliminar
  4. El año pasado no pude finalmente asistir a su concierto y un amiguete me dijo que fue brutal. Desconocía los detalles que cuentas en este excelente post. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues eso es lo que necesito, ánimos y que el bolo sea brutal y lo podamos contar.
      Es un gran disco con una gran historia.
      Un abrazo!!!

      Eliminar
  5. Otra vez ni idea, tío. Cuanto más se sabe (o se cree saber) de algo, más te falta por saber. Menos mal que posts como este te iluminan el camino.

    Un gran post, amigo. Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso nos pasa a todos Evánder, cuando crees que empiezas a ser un pequeño erudito empiezas a entender que de eso nada, yo no pasa un día sin que aprenda algo de todos vosotros.
      Esta es una buena banda, si te gusta el southern rock, te gustarán fijo. Asi que me imagino que te molarán...
      Gracias y un abrazo!

      Eliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar