miércoles, 4 de abril de 2012

Billares, La Jukebox y mis primeras canciones.


El otro día, el amigo TwoHeadsOneBrain mencionó en una de sus fantásticas entradas en Necesito un Rock and Roll, en este caso a propósito de la Dylaniana: "Changing of Guards", la existencia en edad adolescente de una jukebox que fue, en parte, testigo y maestra inerte de su formación en lo musical.
Esto me hizo pensar que quizás todos los que contamos con unos ciertos años, hemos tenido una jukebox que nos ha ayudado a dar nuestros primeros pasos en lo que a canciones se refiere. En mi caso así a sido.
En el colegio, cuando sonaban las cinco de la tarde, salíamos despavoridos corriendo por los pasillos, frenando solo ante la presencia repentina del conserje o de algún profesor para evitar un castigo que te tuviese en la biblioteca media o una hora mas. La disyuntiva era clara: o quedarse a jugar un rato a fútbol o pasar por billares. Según avanzaban los cursos, la segunda opción iba ganando terreno a la primera, que en tiempos era casi la norma, y que terminó siendo la excepción.


Billares era la sala de recreativos que estaba al lado del colegio. El nombre no es que fuese muy original, cierto, pero el local: una sala de medianas dimensiones, con un mostrador a la derecha lleno de bollería, chuches y tabaco suelto, tras el cual se encontraba la "señora"; una desvencijada mesa de billar francés en medio de la estancia. A la izquierda, justo en la esquina una jukebox, al fondo el futbolín, y pegadas a las paredes: las ochenteras maquinas de marcianos, y las no menos célebres pin-balls. Esta decoración, unido al hecho de que el establecimiento no disponía de nombre "oficial", nos llevo a la muy lógica decisión de llamar al establecimiento: "Billares". También es cierto que todo lo que tenía de lógica la nomenclatura, lo tenía también de falta de actitud creadora por parte de los que así bautizaron el negocio.
Adoraba jugar al billar, al francés, al de verdad. No al gringo, lleno de bolas de colores y números que aportaba ruido y espectacular colorido, pero que adolecía de una sesuda concentración para su práctica, y no aportaba esa belleza plástica y geométrica que aporta el que fuera billar patrio.


Entre las máquinas de marcianos destacaba algún Space Invaders, una que tenías que ir ensamblando naves para terminar con una nave enorme que disparaba un montón de balas, o una de un tipo que trepaba por un edificio y al que los vecinos se dedicaban a putear tirándole tiestos y cerrándole las ventanas para que se callese. El futbolín de toda la vida, con sus pierdepaga y sus paseos por debajo del mismo cuando te dejaban en cero....
Pero la joya de la corona era la Jukebox. Todavía hoy me pregunto que extraño influjo llevó a los propietarios de aquel tugurio a elegir los temas que albergaba en su vientre aquella joya. Si los viéseis, un matrimonio, bastante pasados los cincuenta, sin ningún tipo de escrúpulos para vender tabaco a críos de 13 años, bollería que para comerla necesitabas martillo y cincel, o cobrarte una peseta por darte fuego, en fin...
Siempre procurábamos tener un duro para pinchar un tema en la jukebox. Aquellos temas de principios de los ochenta.... ¡madre mía!...
Alberto era un tío curioso, le tiraba mas el heavy, pero tenía un hermano mayor en el insti que tenía discos de los Purple y de la ELO, y claro, aquello eran palabras mayores, Alberto hablaba de él con orgullo,
- Mi hermano, que controla la hostia me ha dicho que la ELO son los putos amos.
Y como en aquella jukebox había un tema de aquellos supuestos genios, pues ala!!!... A descubrir a la ELO


Hablando de heavys. Los mas heavys, como el Piraña y Oscar, a falta de temas de los Maiden, o Scorpions, o WASP, solían elegir siempre un tema de un tal Roger Daltrey. Desde luego no teníamos ni idea de que el tal Roger fuese el cantante de The Who. Seguramente no sabíamos aún de la existencia de The Who, y hombre, cierto que la canción molaba y tenía una cierta caña, pero heavy precisamente no era. Hace años que no la escucho, vamos a ver que pasa...


Yo solía poner un tema que creo que solo me gustaba a mi. Y además me sigue gustando. Un tema de un chico que era mas famoso por su padre que por el mismo, pero saco un buen disco debut, después le perdí el rastro. Ahora bien, me compré antes un disco suyo que de su padre, bueno una cassette...


Las chicas solían elegir entre dos canciones: una era un tema horrendo que se titulaba "You Can Win if you Want" de Modern Talking, tema que si me lo permitís vamos a pasar por alto, pues no creo que haya demasiados parroquianos de esta santa casa que gusten mucho del tecno llenapistas ochentero del dúo alemán. El otro era un tema del gran Stevie Wonder, en sus últimos coletazos como artista de éxito masivo. Aunque en su sonido se evidenciaba la influencia comercial de aquellos ochenta, no obstante me gusta esta canción más hoy que entonces.


En cierta ocasión escuche un tema de Elton John por la radio que me voló la cabeza: "I Guess That Why They Call it The Blues". A pesar de que entramos en la época mas comercial de Elton, éste tema me sigue maravillando. La cosa es que no se me ocurrió cosa mejor que pedírselo a la "señora" sin demasiadas esperanzas y... ¡¡¡pumba!!! Trajo un tema de Elton John. Eso si, ésto fue lo que trajo...


Mi amigo Goye era y sigue siendo un loco de Barón Rojo, así que siempre pinchaba este tema del "Metalmorfósis", que Dios sabe que gaitas hacia en aquella jukebox.


Pero de todas aquellas canciones, hay una que fue definitiva para mi. Una de las canciones mas tristes que existen por ser de quien fue, y por ser la última que vio triunfar en vida. Fue mi bautismo con este gigante, a pesar de que ya sabía quien era y andaba persiguiendo su discografía con su anterior banda. Un tema genial que pinche innumerables veces y que me salió mas caro que si me hubiese comprado el disco. Un himno, que cada vez que escucho no puedo evitar que mi mente pegue un retroceso de unas cuantas décadas. Después de clase, en los tiempos que empezaban los primeros amores musicales, y también de los otros. Días en los que el dinero lo repartías con sabiduría entre un cigarro suelto, un futbolín y una canción. Las primeras canciones, en cierto modo los primeros temas que disfrutabas en camaradería, ignorante de los muchos que vendrían después, de lo importante que serían en tu vida...
Aquellas tardes en "Billares", aquella jukebox... Bellos recuerdos.


Este post quiero dedicarlo a mi compadre TwoHeadsOneBrain, ya que como digo, un post suyo del pasado lunes me dio la idea de escribir éste que ahora termino y con el que además lo he pasado en grande, recordando viejos tiempos. Por supuesto que recomiendo fervientemente la lectura del post de TwoHeads en su magnífico blog Necesito un Rock and Roll... Bueno recomiendo este y cualquier otro post de este maestro.
http://necesitounrockandroll.blogspot.com.es/2012/03/bob-dylan-changing-of-guards.html

20 comentarios:

  1. Buff...tanto halago me abruma querido amigo. De verdad, muchas gracias, no se si me las merezco pero muchas gracias.
    Me ha encantado el post Addi, joder como me lo he pasado....ELO, S.Wonder, J.Lennon, el Free Me de Roger Daltrey y su película McVicar, esa Space Invaders...y esa pareja de dueños, que tal como los has descrito parece que estaba viendo a los de mi barrio jeje, que bueno,esos futbolines y esos billares, por cierto a mi también me gusta mas el de carambolas a tres o cuatro bandas. En fin, excelente descripción de una una gran época. Bueno te dejo que me voy a trabajar, eso si, con una sonrisa en la cara y a ritmo de Par Time Lover....

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu sabes que Necesito un R'n'R es uno de mis blogs favoritos y te lo mereces sobradamente amigo, solo lo que aprendo yo en tu casa...
      Lo de los dueños yo creo que es algo intrínseco a la naturaleza del "dueño de billares", todos los que he conocido son así.
      El billar de carambolas es grandioso, hoy es jodido encontrar alguno, al menos en Bilbao.
      Me encanta que te haya molado.
      Abrazos!

      Eliminar
  2. ¡Que hermoso cuadro de costumbres! Y amenizado por esos temazos de la vieja Jukebox. ¿Y no había nada de Peret?
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja... de Peret no me suena nada, si que había algo de Borbón-4, creo recordar, dicho esto con todo el respeto a la rumba, que no es lo mío pero lo respeto por supuesto...
      Un abrazo!

      Eliminar
  3. Madre nía, cuántos recuerdos juntos. Cualquiera de nuestra generación podría suscribir el contenido de este post; la forma no, porque te ha quedado genial y eso no creo que se repitiera en todos los casos.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que pasa que tu me lees con buenos ojos y aprecio amigo mio, cosa que no sabes como te agradezco.
      Insisto, la idea me la dio el post de TwoHeadsOneBrain y me lo he pasado DPM escribiéndolo.
      Es que tenemos una edad ya en la que los recuerdos empiezan a ser volver a vivir.
      Un abrazo y buenas vacaciones!!!

      Eliminar
  4. Ja,ja,ja, pedazo de post te has currado, colega!
    Por un momento ha sido como retroceder un par de décadas o más y recordar ciertos pasajes de mi vida.
    Dios, ¡Modern Talking!, salían en todos los fregados..¡qué malos eran!, ja,ja,ja.

    Saludos crack!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Genial que te hayas divertido leyéndolo tío, me alegro. Veo que aquí todos somos mas o menos quintos jajaja.
      Lo de Modern Talking era de traca, encima de malos solo tenían un tema y los muy jetas le cambiaban el titulo y ala!!! a vender!!! jeje
      Un abrazo!

      Eliminar
  5. Bonitos recuerdos. Nuestra Juke Box ahora la tiene un amigo. Su mujer, cuando desmantelaron el bar, se la compró porque sabía lo importante que era para él y para los demás. Es el regalo más bonito que he visto en mi vida. Canciones que recuerdo: Venus (Shocking Blue), Traveling Band (Creedence), Roll over Beethoven (ELO),...
    Bonitos recuerdos. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que las jukebox son preciosas, es una pena que ya apenas queden, es cierto que es un pedazo regalo, y con ese "Traveling Band"...
      Un abrazo Paco.

      Eliminar
  6. Más o menos debemos ser de la misma generación y tu texto lo podía haber firmado yo mismo. Cambiarían algunas canciones pero el entorno, las sensaciones, los recuerdos...Bonito escrito amigo. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te haya gustado, creo que por aquí vamos todos mas o menos en los mismos tacos, hoy ya no existen billares ni jukebox, son los tiempos.
      Gracias por pasarte y comentar, Saludos!!!

      Eliminar
  7. Leo con gusto y algo de nostalgia por las sensaciones que dejas caer , bonitas primeras vivencias que se quedan grabadas a fuego ; creo que soy algo mayor y en mi caso no eran billares sino futbolines lo que había en la sala , y en la máquina de discos ( así le llamábamos) nos hartábamos de poner a Burning , Rod Stewart , Bob Seger o T. Rex ; por supuesto junto a estos también había nombres que evito nombrar por una simple cuestión de salud auditiva ; era la época , con sus buenas y malas cosas , en su contexto entendibles.
    Saludos , bonita entrada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras Jesus, la verdad es que nosotros también la llamábamos máquina de discos, y teníamos billar (bastante hecho polvo) y futbolin.
      A veces es chulo recordar, buenos temas los vuestros también... Burning...
      Saludos!!!

      Eliminar
  8. recuerdos, Animals - House Of The Rising Sun, Eagles - Hotel California..., muy buenos si.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si os he provocado algunos buenos recuerdos en estas vacaciones pasadas por agua, al menos por donde yo me ando moviendo, me alegro profundamente.
      Abrazos!

      Eliminar
  9. Aiii..qué recuerdos por Dios! :-)) me has transportado casi illico-presto al momento ese del pasado,justo cuando describes es escenario,es exactamente el mismo salvo que cambian un poco las canciones ya que yo por aquel entonces,vivía en otras tierras.Gracias por ese post gradioso.
    Me he reido mucho con el video de Elton Jhon: I'm still standing...qué bueno...
    (deduzco que debemos tener la misma edad o casi)...jeje.
    un saludo enorme!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es increible, me temo que todas las salas de billares del país eran iguales, y los dueños también. He disfrutado mucho escribiendo este post y parece que se ha captado, eso me pone muy contento. Yo había pedido otro tema de Elton, del mismo disco pero otro, en fin, en esa ocasión la "señora" tubo buena intención la verdad.
      Ya digo que todos andamos cogidos de la mano en cuanto a edad jajaja...
      Besos y pasar bien este fin de semana santa.

      Eliminar
  10. Aunque creo que soy un poco más joven, puedo decir que tengo la suerte de haber vivido este ambiente (además, en este mismo "billares").
    Cerca había otra sala de juegos (si se puede llamar así, ya que eran 3 maquinas y un futbolín, je, je), al que yo iba más a menudo porque el futbolín costaba 2 duros, pero a este otro también solía ir para jugar al "Ghost Goblin" (madre mía...) y por supuesto a poner "Just like (starting over)".
    Que buenos recuerdos y menos mal que entonces había tabaco suelto porque para un paquete no llegaba.
    Que buen post Addison. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aquel single de Lennon debía estar hecho de un material especial porque con las veces que se puso es inexplicable que no se rayase.
      El tabaco suelto, y los flashes de fresa y bueno, que recuerdos, eran otros tiempos.
      Yo también tube mi temporada de "Torretas".
      Un abrazo!

      Eliminar