martes, 20 de marzo de 2012

El Crack del Mes, Marc Bolan (III) - Marzo 2012

Era el año 1970 cuando Tony Visconti, viendo los cambios que se estaban operando en la tendencia sonora y compositiva de Marc Bolan sugirió al dúo acortar el nombre del grupo, dejándolo simplemente en T.Rex, los dos músicos accedieron, y ese fue, además, el título que tendría el primer disco de la banda después del cambio de nombre.
Era mas que evidente que Bolan se estaba distanciando cada vez mas de sus iniciales influencias folks para adentrarse en una escritura mucho mas eléctrica, directa y potente, influenciada por el rock y el pop clásico de la invasión británica, haciendo incapié en un clima mucho mas sexual en sus textos y un sonido mas distorsionado en sus guitarras, además de unos arreglos cada vez mas barrocos y de carácter a veces casi orquestal. Bajo estas premisas sería concebido su siguiente disco "T.Rex" (1970).
El primer disco del grupo con su nueva marca comercial tubo una notable aceptación de crítica y público, llegando al nº 13 de las listas británicas, pero fue el single que precedió al lanzamiento de este álbum, y que no sería incluido en el mismo, el que convirtió a T.Rex en las nuevas estrellas de la música británica, "Ride The White Swan" alcanzó el nº 2 en las listas de las islas convirtiendo a T.Rex en la nueva sensación musical del país.

"T. Rex", (1970)

Este primer disco de la banda de Marc Bolan firmando como T.Rex significa un acercamiento ya claro a lo que habría de ser el sonido definitivo que daría lugar al Glam-Rock, producido por Tony Visconti, lo cierto es que en este estupendo disco aún están presentes en muchos temas las influencias mitológicas propias del universo del creador de "El Señor de los Anillos", y también el sonido acústico mas propio todavía del folk que del rock, continuaba esa visión lisérgica y romántica que había presidido el espíritu de la música de Bolan hasta ese momento, pero empezaban a asomar trallazos guitarreros y efusividades rockeras que evidenciaban lo que estaba a punto de llegar. Así, temas como el fenomenal "Jewel", el interesante: "Beltrane Walk" o el rockero: "One Inch Rock" ya dan una idea mas que evidente de lo que sería el devenir sónico de la banda. El disco incluye además una revisitación eléctrica del tema que años antes grabase Bolan con John's Children: "The Wizard".
En cuanto a los textos aún hay predominio de historias que hablan de elfos, magos o extrañas mujeres pájaro, desarrolladas en reinos mitológicos.







El siguiente single de la banda fue el ultra éxito "Get It On", tema que catapultaría al grupo al estrellato definitivo, y que además abriría las puertas para Bolan de U.S.A., aunque de manera bastante efímera, pues por mucho que lo intentó nunca llegó a triunfar de modo claro y definitivo en el país del Tío Sam.
En la grabación de "Get It On" ya intervinieron los dos nuevos miembros de la banda Steve Currie (bajo) y Bill Legend (batería), pasando T.Rex de dúo a cuarteto.
En estos momentos, los de mayor popularidad del grupo, empezaron los problemas de Bolan con el que había sido su sello discográfico en los últimos tiempos: Fly. Las desavenencias nacieron al no ponerse de acuerdo sello y músico en la elección del que sería próximo single de la banda. Finalmente Fly se saldría con la suya y el tema elegido como single fue "Jeepster", que supuso un nuevo éxito para Bolan y sus chicos, alcanzando el número dos, este hecho sin embargo no calmó el enfado de Bolan que abandonaría Fly tras la publicación del mega éxito en formato Lp, el grandioso "Electric Warrior", creando su propio sello llamado T.Rex Wax Co.




"Electric Warrior", (1971)


Se puede decir sin miedo a equivocarse que este soberbio disco da el pistoletazo de salida al género que fue conocido como Glam-Rock y al que tras los cimientos aqui presentados se adhirieron otros artistas, algunos tan prominentes como David Bowie o el grupo Slade.
Es por tanto Marc Bolan, y no cualquier otro artista, el que debe ser considerado si asi se quiere, como creador del Glam-Rock, corriente basada en la exposición histriónica de excesos sónicos que oscilan entre la furia guitarrera mas eléctrica y despiadada, hasta el suave discurrir acústico de baladas de nutrida melodía, siempre con la presencia de pegadizos estribillos llenos de ritmo y cuidadas composiciones que recuerdan al pop propio de la anterior década. Visualmente el histrionismo es también base fundamental del Glam, caracterizado por agresivas combinaciones de colores y texturas aderezadas con furiosos maquillajes que dejan en el aire una duda de caracter sexual que es dato imprescindible para mantener esa ambigúedad sexual que arrastra el género como elemento firma de la casa.
Y estos elementos son, ni mas ni menos, los que destila este imprescindible trabajo pleno de creatividad, originalidad y belleza melódica y sonora, que cuenta con la irrefenable sensualidad en el fraseo de Bolan a la hora de cantar todos y cada uno de los magníficos cortes que completan este histórico álbum.
Mención a parte merece la perfecta producción de Tony Visconti, quien dá en todo momento con las texturas justas para la feliz finalización de cada maniobra sonora que nace de la efervescente imaginación de Marc Bolan, destacable también el gran trabajo de apoyo vocal de los ex-Turtles Howard Kaylan y Mark Volman que secundan de modo efectivo y ajustado cada inflexión vocal de Bolan a lo largo de todo el disco.
Por destacar algún tema, lo que supone una injusticia por que aqui no hay tema menor, se puede destacar "Mambo Sun", o la recreación gráfica de lo que "es" el estilo Glam-Rock, con un canto sensual y unos coros efectistas, un tema redondo. La galáctica y acústica "Cosmos Dancer", con una mimada melodía conducida por unos arreglos orquestales de auténtico ensueño, que combinan con la acústica de Bolan que subraya la linea de canto de este, absolútamente sublime. La electricidad se desborda en el medio ritmo geniálmente apoyado por los coros en "The Motivator", y es que ¡como suenan esos coros!..., "Girl", es una balada de una melodía dolorosa por lo hermosa, tan grande que puede competir con la otra "Girl", aquella obra maestra que vive escondida entre los "hits" del "Rubber Soul" de los de Liverpool, y que rasga el aire, como esta, con su belleza. O la furibunda "Rip Off" que cierra esta obra maestra de la ingeniería sonora que va mas allá de etiquetas, aunque haya sido por una, el Glam-Rock, por lo que será siempre recordada.







24 comentarios:

  1. AmÉn... Joder, ¡qué repaso! Fantástico.

    Muchas gracias, Addison.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De nada, gracias a ti por pasarte, la idea es que os mole a los mas posibles Freaky, si es así, yo contento, ha merecido la pena...
      Abrazos.

      Eliminar
  2. Genial este período de Bolan, me atrapa profundamente ese tema que has puesto de "Cosmic dancer". Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro son los mejores años de Bolan, sus mejores discos y temas, a mi este "Cosmic Dancer" tambien me encanta, me parece sublime.
      Un saludo.

      Eliminar
  3. Muy bueno, Addison. Con Electric Warrior llegamos al punto culminante del Glam. Discazo. Buena asociación la de su Girl con la "otra". Genial entrada.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tanto este como el siguiente The Slider son el cenit de esta banda y este género, no te imaginas como adoro el "Girl" de los Fab-Four, bueno todo el Rubber Soul, pero esta otra girl no le va a la zaga compañero. gracias Paco.
      Un saludo.

      Eliminar
  4. Deseando que llegues a The Slider, mi favorito de T.Rex, aunque el Electric Warrior sea una obra maestra incontestable.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues quisiera tenerlo listo para el jueves o viernes, la verdad es que ando algo justo de tiempo estas últimas semanas, de todas formas creo que para antes del finde estará.
      Un saludo.

      Eliminar
  5. El anterior al 'Electric Warrior' siempre queda escondido... pero es que es normal... adoro ese disco, aunque me quedo con 'The Slider'. T. Rex en sus pocos años de gloria fue lo más grande: estribillos irresistibles, riffs míticos, melodías perfectas y maquillaje.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. The Slider es tan bueno como este, no sabría decirte, yo creo que ambos son similares, grandes, muy grandes. Fue una carrera muy condensada y muy prieta, con muchos detalles, es cierto.
      Saludos!!!

      Eliminar
  6. Genial!. Te has currado un pedazo de post a la altura del protagonista. Buen repaso a ese periodo donde destaca por supuesto ese tremendo "Electric Warrior", que pronto tendrá edición Deluxe.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias compañero, me alegra que te haya gustado, estos monográficos dan trabajillo, pero cuando sacas tiempo se hace a gusto, y si luego os gusta, pues miel sobre ojuelas.
      Veremos esa edicion Deluxe que ofrece, yo es que tiendo a sospechar...
      Saludos!!!

      Eliminar
  7. Vaya pedeazo de post te has marcado, tío.

    Felicidades. Me ha encantado.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si os gusta, te digo lo mismo que a Rockland, yo contento no, contentísimo tío.
      Gracias por la felicitación y por participar.
      Un abrazo!!!

      Eliminar
  8. Yo siempre he tirado por Zinc Alloy & the hidden riders from tomorrow, o el infravaloradísimo Zip Gun. Es una discografía tremenda la de Marc Bolan. Y el personaje es fascinante e inagotable.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Zip Gun me gustaron en los noventa, hace siglos que no los recuerdo, a Zinc Alloy no tengo el gusto la verdad. Marc Bolan es un personaje con muchos matices, muy revisable y que además cae muy bien, a parte de su música claro.
      Saludos!!!

      Eliminar
  9. Con lo difícil que es crear un post sobre T.Rex como se merece, tú lo has conseguido, muy buena.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  10. Como nos gusta el rollo, pues al final no cuesta tanto, y si encima me decís que el resultado os ha gustado, pues todo esfuerzo es poco, y merece la pena.
    Encantado de tenerte por aquí.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  11. Androginia para dar y tomar.

    'Electric Warrior' es -al igual que 'The Slider'- un disco irresistible; sin temas menores, como bien dices. Están un poco sordos los que solo se fijan en 'Get It On'.
    Y bueno, no sé si yo también estaré algo sordo, pero reconozco que, de 1971 para atrás, nada de Bolan me llama la atención; menos aún los discos publicados bajo el nombre 'Tyrannosaurus Rex', que directamente me superan.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenido Dani!!!
      De temas menores por aqui nada, y como me apures "Get it On" es de los que menos me gustan. La explosión se dá con "Electric Warrior" pero T.Rex ya deja ver lo que se nos viene encima, lo anterior, yo diría que temas sueltos, pero disco completo destacable pues igual no.
      Gracias por pasarte y opinar, cuando quieras.
      Saludos.

      Eliminar
  12. Mi preferido es su primer álbum como T.Rex (1970). Tiene una magia y un no-se-qué, que me encanta. De ahí ya paso a Tanx.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi T.Rex cero que ya tiene cosas muy buenas, en cuanto a Tanx me parece otro discazo, aunque creo que soy mas tópico y me quedo con "Electric..." y "The Slider".
      Saludos!!!

      Eliminar
  13. Get it on y Cosmic dancer qué buenos...

    Saludos!

    ResponderEliminar
  14. A mi sobre todo "Cosmic Danceer" me parece la pera limonera... un temazo en toda regla.
    Un saludo!!!

    ResponderEliminar