viernes, 20 de enero de 2012

Free: "Tons of Sobs", (1969)

Cuando pensamos en Free, lo primero que se nos viene a la cabeza es su gran éxito "All Right Now", estupenda canción incluida en su no menos fantástico álbum "Fire and Water", disco bandera del grupo y con el que consiguieron el éxito que se les negó en las dos primeras entregas, en especial en su grandioso álbum debut "Tons of Sobs".
Y de esta sorprendente irrupción en la escena musical de unos chicos que no alcanzaban ninguno de ellos la veintena, es de lo que vamos a hablar.

"Tons of Sobs" es un disco de blues-rock, que unos jovencísimos Free grabaron bajo la producción de Guy Stevens, quien una década después haría historia produciendo la obra maestra de The Clash. "London Calling"... pero esa es otra historia.
La historia que nos ocupa ahora precisa que retrocedamos 10 años más, exactamente a los siete días que se emplearon en la grabación el álbum entre los meses de octubre y diciembre de 1968. Con un presupuesto de 800 £, Guy Stevens optó por una producción minimalista, (que remedio), en la que intentó reflejar la fuerza y crudeza que la banda tenía sobre el escenario. Podemos decir sin miedo a equivocarnos que lo consiguió, cualquiera que ignore la edad de los miembros del grupo, jamas creería que unos tipos tan jóvenes podrían sonar tan "profesionales", conjuntados y dando una redondez a su crudo y a veces salvaje sonido que solo puede ser asumible en una banda experta, con muchos decibelios en sus timpanos después de años blandiendo sus instrumentos a mayor gloria del blues mas hard-rockero.
Y es que a nadie se le escapa el talento que atesoraban estos jóvenes, así Paul Kossoff era un guitarrista indómito, atormentado pero con una musicalidad fuera de toda réplica, uno de los grandes sin duda. Olvidándonos del Paul Rodgers de los últimos tiempos, aquel joven de 18 años era un cantante descarnado, con una materia vocal aspera y de profunda expresividad que además resultó un excelente compositor, Andy Fraser, quien venia de tocar con los Bluesbrakers de John Mayall con tan solo 15 años formaba junto con el batería Simon Kirke una sección rítmica que daba sobriedad y empaque al conjunto sonoro.

Ocho de las diez canciones del álbum son composiciones de Rodgers, dos compartidas con Fraser: "Wild Indian Woman", excelente tema de dulce melodía subrayada por el oscuro sonido de la guitarra de Kossoff y un pegadizo estribillo, un temazo; el otro tema compartido por ambos es la magnífica "I'm a mover" corte machacón en su ritmo, con brillantes apuntes de Kossoff a las seis cuerdas incluyendo un solo antológico. Junto a Kossoff compone la triste "Moonshine", que cuenta con una prestación vocal de Rodgers absolutamente memorable, de lo mejor del disco. Las dos versiones son: La célebre "The Hunter", gran tema de Booker T and the MGs, que también interpretaron Ike and Tina Turner y Albert Collins, aunque el presente cover nada tiene que desmerecer a los de tan ilustres músicos; y "Goin' Down Slow" compuesta originalmente por James Burke Odon, que se trata de un blues mas amable y clásico, interpretado con pasión por Paul Rodgers y con un gran trabajo de conjunto que a pesar de los mas de ocho minutos de duración no se hace en absoluto largo. Destacan también y mucho tanto "Worry", temazo con una intensidad rítmica a prueba de corazones jóvenes y nuevamente la sorprendente voz de Rodgers y la genialidad a la guitarra de Kossoff como "Walk in my Shadow", tema blues-rock de factura clásica y ritmo endiablado que pasa como un suspiro, con una guitarra que a un servidor le recuerda bastante a los sonidos de Clapton en su etapa con Cream. "Sweet Tooth" y "Over the Green Hills", la cual abre y cierra el disco, completan el tracklist sin hacerle perder enjundia.
En resumen, disco absolutamente magistral, que en su día pasó desapercibido y que vive a la sombra del también magnífico "Fire and Watter", aquellos bluseros, rockeros y amantes de la buena música en general que lo conozcan lo valoraran como lo que es, los que no, me van a permitir que les sugiera que en cuanto puedan le den una oidilla, si así lo desean, creo sinceramente que no se arrepentirán.



Saludos a todos. Addison de Witt.

                     


11 comentarios:

  1. Cream fue y es una banda muy influyente dónde las haya, cuyó blues rock influyó en una serie de bandas de la época como Free. Me quedé con Fire and Water, pero prometo incarle el diente a tu propuesta.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Aurelio: Cream fué una gran banda a la que hundió lo de siempre, los egos, y su influencia es evidente, muy clara en el caso de Free. "Fire and Watter" es un disco grandioso, pero este creo que te sorprendera, mas blusero y crudo, menos producido, menos maduro logicamente, pero con un toque anarquico que lo hace especial, si te gusta "Fire and Water" tambien te gustará "Tons of Sobs", seguro.

    Gracias por la aportacion, un saludo.


    Freaky Boy Hood: Te has expresado perfectamente, nada mas que añadir camarada.
    Abrazo devuelto.

    Gracias a ambos por pasaros, buen finde amigos...

    ResponderEliminar
  3. Un gran post, amigo. Totalmente de acuerdo con tu reivindicación del "Tons of sobs".

    Me ha gustado mucho tu blog. Te he enlazado para seguirte desde ya.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  4. Has hecho una reseña de primera mi amigo sobre este disco un tanto olvidado de los Free . Una banda con un cantante como Rodgers y un sublime guitarrista como el tal Kossof no deben pasar desapercibidos
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Evánder: Gracias Evánder y bienvenido a tu casa, me alegro de que te guste este joven rincón, ya sabes que es tu rincón. Este disco no debe permanecer oculto a ningún amante de la buena música, por eso lo reivindico.
    Gracias por opinar, bienvenido de nuevo.

    Un abrazo.


    Luther: Muchas gracias maestro blusero por tus palabras, me llenan de satisfacción, celebro que te haya gustado el post. Ciertamente era una formación que atesoraba grandes talentos, es bueno reivindicarla.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Buff, discazo de tomo y lomo.
    ¿Cómo han conseguido parir un disco tan brutal siendo tan jovenes? La respuesta es que eran unos genios, así de claro.

    Muy grande FREE.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  7. Joder, que temazo. Me apunto Free para ya y además en el orden indicado, primero este albúm y luego "Fire and Water".

    Buen post Addison y ya te comentaré cuando lo oiga por completo.

    Gracias y saludos

    ResponderEliminar
  8. Rockland: Ya te digo, si tenían edad para estar en el instituto detras de las niñas, sin embargo se dedicaban a otros menesteres, pena y grande lo de Kossoff, pero si un discazo, igual que "Free" y "Fire and Water".

    Saludos.


    Arthur: Este es el primer disco de la banda, y despues, antes de "Fire and Water" grabaron "Free", que tampoco les va a la zaga, asi que tienes curro tio.
    Ya me contarás, saludos.

    ResponderEliminar
  9. De Kossoff te recominedo su etapa post-free con Back Street Crawler y su disco en solitario. Si no los controles echales un oído. Delicatessen!!!

    Saludos.

    ResponderEliminar
  10. Rockland: Pues si, el disco lo conozco porque me hice con él hace unos meses despues de una entrada tuya, en tu blog precisamente, y efectivamente es una pasada.
    Gracias por la sugerencia.
    Un saludo afectuoso.

    ResponderEliminar