sábado, 4 de agosto de 2018

The Essex Green - "Hardly electronic" (2018)


Les aseguro que no recuerdo la última vez que pensé en The Essex Green. Desde luego no los había vuelto a escuchar desde que quemé aquél "Cannibal sea" con el que abrieron en 2006 un largo paréntesis. Y confieso que ignoraba que tenían nuevo trabajo en la calle hasta que mi amigo Imanol López me puso sobre aviso, y como es un grupo cuyo sonido puede entroncar fácilmente con el verano, unido ésto a que me picaba la curiosidad, no me lo pensé e hice girar su nueva criatura bautizada como "Hardly electronic".
Uno nunca sabe lo que se puede encontrar en estos casos, muchas veces auténticos fiascos o trabajos reguleros, no es el caso. El terceto vuelve con su formación de siempre, y entrega un excelente cancionero que desde el primer instante se hace querer y se disfruta con gusto.


Su oferta es la de siempre: pop, pop-folk, dream-pop, psicodelia, regustos sixties; suavidades vocales e instrumentales que recubren melodías cuidadas y estribillos adherentes y una fina y suntuosa producción que no peca en ningún momento de excesos empalagosos.
La composición de todos los temas corre a cuenta de los tres miembros del grupo, compartiendo el protagonismo vocal Sasha Bell y Chris Ziter como es habitual, quedando la guitarra líder en manos de Jeff Baron.
El tracklist es equilibrado y tiene variedad por lo cual no resulta redundante ni plano. Desde la inicial "Sloane ranger" que se deja querer de inmediato gracias a unos teclados un tanto naif, la encantadora dupla vocal y un estribillo que engancha.
A partir de aquí todo es coser y cantar: "The 710" es un pop de esencia psicodélica y excelente trabajo vocal; "Don't leave me in our hands" es un fluido tema dream-pop con nueva secuencia masculina/femenina en la voz solista, impagables coros y un estribillo fluido y explosivo, uno de los momentos cumbres del disco.


Arreglos preciosistas con rica instrumentación: piano, cuerdas, viento y la voz de Sasha Bell en la preciosa "In the key of me"; un medio tiempo pop que recuerda al Macca más inspirado y con turno en la voz solista para Ziter en "Modern rain": Explosiones guitarreras en el estribillo de la ochentera "Catatonic" y folk etéreo con fondo de cuerdas y dualidad vocal en "Patsy Desmond".
"Bye-bye crow" cambia de tercio con su country-folk de animada actitud; "Waikiki" tiene una esencia soleada y romántica, muy costa oeste y "January says" es un nuevo tema de preciosismo melódico con detalles psicodélicos en su parte final. "Slanted by six" es una especie de pop de cámara y "Smith and 9th" un animado y vigoroso corte con triunfante estribillo. Llegamos al final con "Another story" y su precisa arquitectura sónica, voces que se enredan y riqueza de matices, y el final es para el folk campestre y pastoral "Bristol sky".
Un feliz retorno el de The Essex Green, con un disco estupendo, que puede teñir de añil las tardes de verano e iluminar de neón las noches más íntimas. Una sorpresa agradable y un trabajo que no pierde con las escuchas, muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario