viernes, 28 de abril de 2017

Ghost Number & His Tipsy Gypsies - "From Dawn to Dust" (2017)


Conozco el proyecto: Ghost Number & His Tipsy Gypsies gracias, como no, a internet. Me llama inmediatamente la atención y decido rebuscar hasta que doy con su disco de debut: "From Dawn to Dust", álbum que no he podido evitar escuchar una vez tras otra durante los últimos días. Finalmente decido traerlo aquí y presentárselo a la parroquia (a los que no conozcan el grupo claro).
El proyecto nace en 2014, y pretende explorar la música americana de raíz de principios del siglo pasado. Añade a esta base sonidos extraídos del folclore de europeo de interior y esencias tribales e incluso caribeñas.
Con un sonido en su totalidad acústico, sin electricidad de por medio, su música tiene como escenario onírico las históricas plazas públicas donde el arte se funde con la vetustez del mobiliario pétreo y la naturaleza explosiva; las hogueras que alumbran las noches brujas y sensuales de la pantanosa Nueva Orleans, o algún tugurio de mala nota que herve al ritmo del cajun durante las noches locas y psicóticas atravesadas por el Mississippi en los años de Huckleberry Finn.
Difícil no evocar a Pokey LaFarge, The Devil Makes Three, C.J. Chenier o el propio Seasick Steve, cuando se escucha la música incendiaria de nobleza y esencia silvestre de este conjunto formado por el cantante y banjo-man: David Pisabarro (a.k.a. "443"), quien congregó alrededor de esta idea a los músicos: Jokin Zapa (guitarra), Jon Ander Burgos (trompeta), Elena Arteagoitia (violín), Iñaki Lopez (contrabajo) y David Olano (percusión).


Bajo estas premisas, lo que nos ofrece este debut ya os lo podéis suponer, un producto alejado de lo esperado por estos lares, osado y muy personal. Otra cosa diferente es que se desarrollen estas aventureras incursiones musicales con calidad. Pues así es, os lo aseguro.
Nos encontramos ante un disco sorprendente, excitante, divertido, genuino y nostálgico. Se combinan momentos oscuros con luminarias rellenas de sol; incursiones en la tradición callada y reflexiva con pataleos de danza emocional, y todo transcurre como si tal cosa. Desde el principio se asimila naturálmente, y no se crean estructuras que hagan difícil el tránsito de unos instantes sónicos a otros.
Así que se recoge con igual regocijo las bailables y optimistas coplas canallescas: "It's over" o "Dark night stomp" que el vals silvestre y pantanoso: "Typsi Waltz".
Encajan a la perfección la melancólica: ·"Desert siren's song" como la romántica y deliciosa: "Wendy".
Como si naciesen de la tierra, por esencia americana de viejo cuño, en el caso de "My first happy song" o germinada en la extrema Europa en "Proud of my sins", tal vez los momentos más introvertidos.



Mágica y suntuosa: "Shady Lady", magnífica. "Looking for gold" tiene un título evidente, evoca a los viejos buscadores de oro solazando instintos tras un día removiendo el río y agujereando el planeta.
Y el instrumental con que cierran -o casi parece que entierran- el álbum titulado como este: "From dawn to dust"...
Y les sugiero que sigan buscando en el tracklist, pues aún hay más e igual de bueno, no os lo voy a adelantar todo.
Excelente trabajo, parece de allí pero es de aquí. No se lo pierdan porque merece mucho la pena.
Adjuntamos enlace con el bandcamp del grupo donde se puede escuchar y adquirir el estupendo "From Dawn to Dust".

No hay comentarios:

Publicar un comentario