miércoles, 21 de marzo de 2018

Barrence Whitfield & The Savages - "Soul flowers of Titan" (2018).


Una nueva avalancha de sonidos incendiarios, arrebatados y enérgicos, como era de esperar, es lo que contiene el nuevo disco de ese energúmeno musical que es Barrence Whitfield titulado: "Soul flowers of Titan". Viene acompañado una vez más de The Savages, para hacer de esta nueva entrega otro muestrario de desaforado soul, espídico rhythm & blues, robusto garaje y vigoroso rock and roll.
No se detiene nuestro amigo en sesudas revisitaciones de los géneros que maneja, simplemente los recoge y al dictado de unas melodías de gran pegada ejecuta los mismos, después de pasarlos por el tamiz de su indómita actitud y fogoso modo de entenderlos.
El resultado es, como decíamos en las primeras líneas de este post, una gozada de poderosos sonidos.
La inmediatez, el ir al meollo del asunto, es otra característica habitual, demostrada por el hecho de que únicamente cuatro de los doce cortes que conforman el álbum superan los tres minutos, y sólo uno de ellos los cuatro.
Precisamente uno de los momentos más calmos: "Tingling", un soul de ardoroso acompañamiento sónico es uno de ellos. También la versión del tema de The Midnighters: "I'll be home someday" supera este minutaje, al igual que el rocoso blues-rock que hace las veces de single: "Let's go to Mars".



El tema que cierra el cancionero: "Say what you want", una bonita balada de esencia soul y de cálidos acentos, es la única pieza que supera los cuatro minutos.
Por lo demás, la acostumbrada metralla de vientos, bases rítmicas y guitarras, los falsetes extremos y electrizantes de siempre, y la actitud arrolladora que tanto engancha a muchos, entre los que se encuentra este escriba.
No perderse "Slowly losing my mind", excelente cover de Willy Wright & His Sparkles y que abre el disco, repite con una versión de este mismo conjunto con el tema de ambiente garitero: "I'm gonna leave you".
Encandilan a un servidor los momentos más garajeros como: "Sunshine don't make the sun", "Adorable" o "Edie please".
Claro que no lo hacen menos los momentos más enraizados y frenéticos como "Pain", el rock and roll pionero de "Talk, black and bitter" o los sonidos mas funky/souleros/festivos de "I can't get no ride".
Siempre es bienvenido un nuevo artefacto sonoro/explosivo de este entrañable artista, con sus virtudes, sus excesos y su idiosincrasia única y sincera. El disfrute está garantizado, y no digamos nada para aquellos que puedan disfrutarlas en vivo, eso es para contarlo si se sobrevive a ello.
Adjuntamos bandcamp donde escuchar y adquirir este estupendo "Soul flowers of titan".

2 comentarios:

  1. La bestia es espectacular aunque creo que no alcanza las cotas de los primeros discos que sacó en esta década. Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sus discos siguen funcionando muy bien, pero es cierto que tanto este como el anterior no alcanzan las cotas de aquél impresionante "Savage kings" que a muchos nos eloqueció.
      Abrazos.

      Eliminar