lunes, 31 de diciembre de 2018

La triste nochevieja de Addi, ¡Feliz año nuevo!


Tan sólo ha bajado tres escaleras cuando el viejo Addison de Witt se da media vuelta y desanda lo andado, se sitúa frente a la puerta y comprueba que ha cerrado con doble vuelta, las fiestas como éstas son perfectas para que los cacos hagan el agosto, murmura malhumorado ante la perspectiva de cerrar el despacho durante un día y medio.
El testarudo escribiente no sabe que hacer en días como hoy, nochevieja. Piensa que se trata de una noche de despilfarro y frivolidad, un día normal y corriente únicamente modificado como festividad por los dueños de los establecimientos de hostelería, que junto a los cacos y los vendedores de pirotecnia son los que salen ganando en un día como hoy.
Mientras camina por la calle observa con impuesto desprecio esculpido en el rostro la alegría de los que le rodean, no sé de dónde coño ha salido esta moda de abrazarse a todas horas, creo que es otra idiotez que le debemos a la tele, gruñe para sus adentros observando con avinagrada expresión como dos amigos se abrazan en la puerta de un bar deseándose un feliz año nuevo.
Un grupo de chicas brinda en la terraza de un bar con champán, se besan, ríen mucho y la alegría que disparan sus ojos agrede al huraño Addi, que no tiene con quien beber ni reír, estas paletas seguro que no vuelven a probar el champán hasta dentro de un año que se vuelvan a reunir para hacer el ridículo, susurra por lo bajo al tiempo que aparta de un manotazo a un niño que lanzaba al aire un rollo de serpentinas.
Finalmente llega a casa, agotado y de mal humor. Por las ventanas entra la algarabía y el jaleo de la calle, en la parte que da al patio trasero se arraciman a lo largo de la fachada las ventanas de las cocinas, por el oscuro tubo de caravista alumbrado de blanco fluorescente asciende el aroma de los manjares que serán devorados sin cautela en unas horas por sus vecinos. Abre la nevera y saca unas salchichas y un par de huevos, ésa será su cena, no piensa acometer ningún desmán económico para despedir un año que por otro lado no ha tenido nada que lo haga digno de ningún tipo de tributo u homenaje.
Para Addi 2018 ha sido un año más, un año de soledad y decepción, la decepción que sufren irremediablemente los que anteponen lo que no tienen a lo que han conseguido, los que actúan pensando en ellos y en el reflejo que sus actos tiene sobre el resto, un resto siempre merecedor de crítica y burla, de sátira y menosprecio.
La soledad que se acomoda en el alma del avaro y del cobarde, del que entiende lo sublime como un estado de abstracción ante el vecino, ese que vive siempre ajeno a las grandezas del intelecto y de la moral. El olvido es una especie de cordillera montañosa donde no corre el viento y el único sonido es el eco de una voz que brama ante el paisaje por su desgracia, por su soledad... el olvido y la soledad son siameses de una vida abortada por falta de empatía e ilusión.
El teléfono rompe el silencio y rasga la cortina de guitarras de una canción de Copernicus Dreams que empapa de nostalgia la nochevieja de Addi. Contesta de mala gana, era su viejo discípulo, Jorge, quien a pesar de conocer mejor que nadie sus humoradas y rarezas, de ser en no pocas ocasiones diana de los dardos emponzoñados de crueldad del arisco escribiente, año tras año le llama para intentar convencerle de que pase el año nuevo con él, que no se quede solo en esa vieja y apelmazada casa. Brindarán con champán le dice, y degustarán una buena comida, comerán las uvas y se desearan lo mejor para el año que está a punto de comenzar, al fin y al cabo siempre hay esperanza y mañana vuelve a salir el sol, y el olvido no es el mejor hogar, y la soledad deja mucho que desear como compañera.
Por supuesto el hirsuto vejestorio echa de la línea a su antiguo alumno con cajas destempladas, mejor solo que mal acompañado, gañan, le grita con la mandíbula estirada y desquiciada, a punto de rasgarle las mejillas. Después sube la música, "Good bye, my lady" le pareció un tema apropiado, termina de cocinar sus salchichas y sus huevos, y mientras el mundo come las uva y hace promesas en la medianoche más mágica y luminosa del año, llora un año más su soledad en silencio, con la cabeza alta y sujeta por la soberbia y el corazón roto y olvidado entre músculos y costillas ya abarquilladas.
Os deseo a todos que el viejo Addi sea la persona más contraria a vosotros, que su influencia sea un ejemplo a evitar y del que huir. Y os pido por favor que disfrutéis de una noche de esperanza y que el año entrante os traiga al menos alguna de las ilusiones, necesidades y objetivos que sin duda merecéis.
¡Feliz año 2019!
¡Urte berri on!

domingo, 30 de diciembre de 2018

Los domingos photosong - Jimi Hendrix Experience - "Foxy lady"


Vamos con el último domingo de 2018 y por lo tanto con la última foto y el último vinilo. Tras un año intenso como éste no podía ser la foto y la canción de hoy cualquiera cosa, lo preceptivo es que sea un disco especial.
Y desde luego que hemos elegido un disco extraordinario, adictivo y tremendamente influyente. Fuego, sexo y pecado son algunos ingredientes del debut de Jimi Hendrix en 1967 con aquella obra maestra titulada "Are you experienced", sigo pensando que es uno de los discos que más me ha enganchado y mi preferido de la escasa producción del genio zurdo de la stratocaster.
Se trata de un vinilo abarrotado de música en estado de ebullición, de mestizaje, sonidos abrasadores y altas cotas de experimentación. Cualquier canción provoca reacciones viscerales y es capaz de retorcer emociones, por lo cual cualquiera podría valer, aunque aprovecharemos la toma en vivo de 1969 de la grandiosa "Foxey Lady" para dar carpetazo fotográfico-musical a 2018.
¡Feliz domingo!



sábado, 29 de diciembre de 2018

Los Flechazos - "Alta fidelidad" (1995). Mis discos de los noventa.


Terminaba para Los Flechazos la etapa DRO y comenzaba el periplo por Elefant Records, y tal vez esta circunstancia sea la que hace que "Alta fidelidad" no parezca el final, ni siquiera el principio del fin, a pesar de ser el último larga duración de los leoneses.
Digo ésto porque en "Alta fidelidad", ignoro si por influencia del nuevo sello, se produce un cambio de coordenadas sónicas que si bien no es radical ni traumático si es perceptible, y que años después se evidencio que continuó, con la carrera de Alejandro Diez, líder mítico de la banda, ya rebautizado como Cooper.
La semilla del sonido Cooper empieza a dar sus primeros brotes en "Alta fidelidad", también los textos y una cierta atmósfera, que aunque convive con las ensoñaciones juveniles sixties y mod de Los Flechazos, tiñe su corpórea tesitura con otros colores. Es por eso que "Alta fidelidad" se balancea entre los conceptos final y principio.
Es incuestionable pues, que el último elepé del grupo es un trabajo distinto, sin contener argumentos radicales pero con las suficientes pistas que lo hacen tener otro tono, otra espiral, otra etapa en definitiva.

El disco está producido por la propia banda y Eugenio Muñoz, y a Alex y Elena se le suman Francisco Villa (bajo) y Miguel Manero (batería) para esta nueva singladura.
Me da la sensación de que el disco mantiene una cierta controversia entre algunos fans de la banda: para algunos (entre los que me incluyo) se trata del disco más redondo y maduro del grupo, el más cohesionado y precursor de la carrera de Cooper, en cambio otros lo ven como un disco que se aleja de ciertos postulados sónicos y emotivos de los primeros Flechazos, lo que en parte le otorga una pátina de melancolía ante el irreductible final del sueño que se intuía.
En cualquier caso se trata de otro excepcional disco de Los Flechazos, con innumerables virtudes y canciones que revolotean en ensoñaciones sixties, puro y duro brit-pop; mezcolanzas entre el amor juvenil y la melancolía, y esas imágenes urbanas tan poéticas que suelen acompañar a la literatura de Alex.
De estas imágenes está creada la tristeza ante la amistad rota de la maravillosa "En tu calle" que cierra el disco, y para mi (esto es un sentimiento personal) cierra también la trayectoria del grupo, creo que la he escuchado más de un millón de veces.



Como es habitual incluyen alguna versión en el tracklist, certeramente traducida al castellano "Dices que lo sientes" del original "You can be my baby" de The Red Squares y cantada por Francisco Villa; y se atreven incluso con The Who y su "So sad about us" que lo convierten en la estupenda y chispeante "Pasará".
Estribillos pegadizos e inconfundibles y efervescencias en "No hay solución". "Me he subido a un árbol" (con cierto acento soul), "Nunca más" o la sofisticada "Alerta".
Temas más oscuros, con el hammond soplando y un ritmo más ronco en "Miedo a volar" y la incisiva rítmicamente "Si tú te vas". Además del bailable y frenético instrumental "Pussycat".
Dejamos para el final otras dos joyas de gran enjundia: "El faro" es tal vez una de las más grandes composiciones del grupo en toda su trayectoria, guitarrera, melancólica, grandiosa. Y terminamos con la hermosa "Queda mucho por andar", un canto a la soledad y el destino, inspirada en la figura de un personaje sin techo que durante años paseaba por la zona de la plaza de Santo Domingo de León y que era parte del paisaje, un tema excepcional.



Los noventa de mis recuerdos tienen tantos y tantos episodios en León, con Los Flechazos insuflando colores, sentimientos y vitalidad a mi juventud, amor fugaz disfrazado de eternidad a mis veranos, eco a los recuerdos que me acompañaran por siempre y motivos de charla y remembranzas con los viejos amigos cada vez que vuelvo a mi la que es mi segunda casa. Sin duda, "Alta fidelidad" es otro de mis discos de los noventa.

jueves, 27 de diciembre de 2018

Los favoritos de Addi en 2018. Los cuarenta definitivos (del 1 al 20).


Y con esto terminamos la cantinela de los discos favoritos de un servidor durante los últimos doce meses. Admito que no sé si están todos los que son, aunque creo que si son todos los que están. Ordenados de manera un tanto improvisada y por lo tanto bastante deslavazada, que cada cual se haga su propia composición de lugar.
Elegidos con cariño y buscando la mayor independencia, sólo queda agradecer a toda la gente que compone melodías, escribe textos y con todo ello hace canciones que incrusta en discos para luego llevarlos a un escenario, estamos en deuda con ellos y muchos son héroes a los que admirar y rendir pleitesía, pues todo esto sería muchísimo peor sin ellos.


1. Bill Baird - "Gone".


...No me cabe duda de que "Gone" se convierte en firme candidato a disco del año, a que estará en la pomada de los discos favoritos del que suscribe, que sin ningún tipo de reserva recomienda a quien así lo crea oportuno no perderse este disco...
La reseña completa: Bill Baird.


2. Richard Thompson - "13 Rivers".


Como siempre, Richard Thompson viene sin hacer ruido, desperdigando tras de sí, cual Pulgarcito, cancioncitas aparentemente inofensivas cuyo rastro van siguiendo los menos dados a claudicar a la ceguera producida por las luces de neón que hacen brillar otros nombres y apellidos...
La reseña completa: Richard Thompson.


3. John Hiatt - "The eclipse sessions".


...John Hiatt lo ha vuelto a hacer: recopilar un ramillete de canciones impolutas, emocionantes y que nacen con esa característica de atemporalidad que sólo los muy grandes son capaces de transmitir, simplemente siendo ellos mismos, sin buscarlo...
La reseña completa: John Hiatt.


4. J. Mascis - "Elastic days".


...Lo que encontrarán en este álbum es un ramillete de canciones de perfecta construcción melódica y lírica folk-rock. Un disco homogéneo donde los haya, repleto de orgánicos temas de base acústica y vocalidad delicada y sin estridencias, a los que la guitarra eléctrica de Mascis atraviesa puntualmente como si de un rayo láser se tratase..
La reseña completa: J. Mascis.


5. Malcolm Holcombe - "Come hell or high water".


...Este trovador de los caminos, rastreador de historias escondidas en las mesillas de noche de los moteles de carretera y observador paciente y circunspecto del mundo y la existencia humana nos vuelve a sobrecoger con letanías y leyendas que rugen de verdad y ronca poética...
La reseña completa: Malcolm Holcombe.


6. Brent Cowles - "How to be okay alone".


...este músico oriundo del profundo estado americano de Colorado, hijo de un pastor y educado bajo una fuerte disciplina religiosa; hace tiempo que viene avisando que tiene algo, especial y delicado, que ofrecer en forma de canciones....
La reseña completa: Brent Cowles.


7. The Breeders - "All nerve".


...El disco es dominado por los medios tiempos, suena maduro y se palpa en él una actitud de interiorizar el concepto musical en lugar de buscar el cañonazo de impacto inmediato....
La reseña completa: The Breeders.


8. Lanuca - "Rémora".


...Una vez más Lanuca me hace adoptar una postura auditiva compleja, o más bien diferente, dejando a un lado mi habitual actitud y predisposición. Es necesario hacer eso que se dice ahora de 'abandonar la zona de confort', aunque la presunta incomodidad apenas dura un suspiro...
La reseña completa: Lanuca.


9. Car Seat Headrest - "Twin fantasy".


...No parece de recibo seguir hablando de una promesa o proyecto, el chico de las gafas tiene crédito de sobra para confiar en que la comunión de arte y obra se hará efectiva en la esencia que derrama durante algunas décadas, la rueda no para de girar....
La reseña completa: Car Seat Headrest.


10. Hollow Hand - Star chamber".


...Podemos hablar de referentes en su música tan evidentes como The Kinks, The Beatles o Martin Newell entre otros, pero es importante dejar claro que no nos encontramos con una banda que practica el revival de manera cómoda y despreocupada, este trabajo va más allá...
La reseña completa: Hollow Hand.


11. Stephen Malkmus and The Jicks - "Sparkle hard".


...Es posible que no sea "Sprakle hard" el disco más popular del año. Seguramente se hablará más de otros trabajos más promocionados y 'fáciles', pero estoy seguro de que a muchos interesará y convencerá este nuevo álbum de Stephen Malkmus and the Jicks, en mi opinión, de lo más recomendable de este año...
La reseña completa: Stephen Malkmus.


12. Chris Richards and The Subtractions - "Peaks and valleys".


...No es por tanto previsible tropezarnos con demasiadas sorpresas cuando de la escucha de "Peaks and valleys" se trata: la referida combinación de voces y guitarras, melodías empapadas de luz y vida y las esperadas influencias desprendidas de referencias como The BeatlesCheap Trick o Matthew Sweet...
La reseña completa: Chris Richards.


13. Nap Eyes - "I'm bad now".


...hoy puedo recomendar este disco sin reservas, con la advertencia de que no es fácil ni inmediato, requiere dedicación y empeño para florecer, pero cuando lo hace muestra su verdadera naturaleza, la de un gran disco que destacará en el presente curso...
La reseña completa: Nap Eyes.


14. José Antonio García - "Lluvia de piedras".


...Se luce en arranques gracias a su golpe de glotis, estira el torrente en el agudo acometiendo estribillos con carácter de himno y moldéa con clase y suntuosidad las lineas melódicas más pausadas. ..
La reseña completa: José Antonio García.


15. The Lost Brothers - "Halfway towards a healing".


...Finalmente arribamos en la orilla de sonidos y emociones de esta pareja, que en esta ocasión, primera para el firmante de esta reseña, dejan, bajo producción y colaboración de Howe Gelb un ramillete de emocionantes, etéreas y esbeltas coplas, de esas que nos apaciguan de las agitaciones propias de estos días que vivimos...
La reseña completa: The Lost Brothers.


16. Tony Molina - "Kill the lights".


...El de este curso se titula "Kill the lights" y su metraje alcanza exactamente los catorce minutos y treinta segundos, duración repartida en diez canciones, o mejor dicho, micro-canciones...
La reseña completa: Tony Molina.


17. Red Wanting Blue - "The waiting".


...un nuevo muestrario de canciones de épica y lírica puramente agarradas al rock americano, con esos arranques heroicos de los grandes trovadores gringos, esos que desgastan las botas de tanto patear caminos y senderos de escenario en escenario, derramando su espíritu en el linóleo de habitaciones de motel barato...
La reseña completa: Red Wanting Blue.


18. Carolina Otero & Mike Grau - "Superfruit".


...Por fortuna sigue habiendo gente que quiere, sobre todo, hacer música, y si pueden y les dejan, tocarla en vivo, y nos nutren de canciones, discos y bolos. Los suficientes seguiremos disfrutando de productos nuevos y de calidad gracias a artistas como Carolina Otero y Mike Grau...
La reseña completa: Carolina Otero & Mike Grau.


19. Sarah Shook & The Disarmers - "Years".


...Sarah Shook es una joven que tiene claro su camino y lo recorre imprimiendo ritmo y poderío, clavando sus botas en la tierra y defendiendo al tiempo los derechos civiles....
La reseña completa: Sarah Shook.


20. Frank - "Atlas".


...da la sensación, tras escuchar más de una veintena de veces el disco, que en "Atlas" esa progresión se ha saltado algún paso de ese 'proceso lógico' al que hacía referencia. Es como si de golpe y porrazo entre su última intentona de 2016, y este nuevo cancionero, no hubiesen transcurrido dos años sino algunos más...
La reseña completa: Frank.

miércoles, 26 de diciembre de 2018

Los favoritos de Addi en 2018. Los cuarenta definitivos (del 21 al 40)


La lista definitiva, es decir los cuarenta discos favoritos de Addi de este último año. Un listado en el que se incluyen discos de aquí y de allí, todos, en una lista única y global.
Como digo todos los años, el orden es un tanto aleatorio, pues hay muchos factores que influyen en el mismo, como el momento de su publicación. A este respecto siempre digo que los discos publicados hace muchos meses parten con desventaja con respecto a los últimos del curso, pues han sido más quemados y sus escuchas sustituidas en cuanto a asiduidad por las últimas incorporaciones.
Sin más preámbulos, aquí estan los favoritos de Addi para este 2018, del 21 al 40.


21 Fernando Rubio - "Cheap chinese guitar".


..."Cheap chinese guitar" es un disco extraordinario, de esos que si los firma algún pezzonovante texano u oriundo de Tennessee seguramente despertarían oleadas de elogios, Fernando Rubio es de Cartagena (que no está nada mal) y su disco suena a América y a gloria...
La reseña completa: Fernando Rubio.


22. Doctor Divago - "Complejo Alqueria Frailes 13".


...Así que sin asomarnos a precedentes trabajos y sin echar la vista atrás, que no es necesario, decimos que "Complejo Alquería Frailes 13", el nuevo catálogo del Divago, vuelve a certificar la inmutable verdad de que abrimos el 2018 con otro magnífico elepé de los queridos Doctor Divago...
La reseña completa: Doctor Divago.

23. Ash - "Islands".



..."Islands" es un álbum que se escucha y se disfruta, que no deja opción al muermo y que mantiene unas coordenadas muy claras: pop de guitarras y coros, de estribillos y teclados imponentes, de buenos textos y ritmo frenético; muchas veces, no se puede pedir más...
La reseña completa: Ash


24. M. Ward - "What a wonderful industry".


...El nuevo disco de M. Ward es una compilación de temas estupendos, que suenan a lo que tienen que sonar y que inciden de manera afilada y sin ambigüedades sobre la industria de la música y sobre todos los tiburones tigre que deambulan por ella...
La reseña completa: M. Ward.


25. Guttercats - "Follow your instinct".


...La formación gala consigue con esta entrega su obra más redonda, más cohesionada y equilibrada. Con una mayor carga eléctrica y unas melodías perfectamente perfiladas no pierden personalidad y ganan en suntuosidad. Siguen la premisa sónica que les lleva a practicar un rock and roll de actitud, con claros referentes y cierta esencia glam, así como algunas resonancias nuevaoleras...
La reseña completa: Guttercats.


26. El Ser Humano - "S/T".


...Y por supuesto no se trata de una oferta al uso, el riesgo acompaña a Gonzalo Fuster por lo que se ve, y nos coloca ante un disco triple, tres EPs con distinta producción y una atmósfera musical y textual diferente, pero perfectamente complementarios entre si...
La reseña completa: El ser humano.


27. Jennifer Castle" - "Angels of death".


...no termino de comprender como es posible que una artista dotada de tan fina sensibilidad, que canta de manera tan sublime y con tal capacidad para la composición puede pasar tan desapercibida, al menos en esta piel de toro...
La reseña completa: Jennifer Castle.


28. John Prine - "The tree of forgiveness".


...Prine nos ofrece un disco que, como era de esperar y desear, se enmarca dentro de la ortodoxia del género del que ha sido protagonista, el country folk.
Lírica inconfundible, enraizada, de cimientos acústicos y ese espíritu que recuerda a viejos moradores del crepúsculo...
La reseña completa: John Prine.


29. David Myhr - "Lucky day".


...Otro precioso disco, que gustará a los que gustan mecerse en cómodas hamacas melódicas y que es posible que pase desapercibido para muchos, aunque en mi opinión merece (y mucho) la pena pararse en él...
La reseña completa: David Myhr


30. Isaac Gracie - "S/T".


...Un artista que deja entrever algo más que el típico cantautor que puede, a poco que se deje llevar, caer en el amaneramiento o la cursilería, aquí hay talento, criterio y madurez, aunque con veintitrés años, estos adjetivos parezcan inadecuados...
La reseña completa: Isaac Gracie.


31. The Molochs - "Flowers in the spring".


...Siguen sonando frescos, con una base melódica sencilla y un estilo que se mueve entre el folk electroacústico con leves salpicaduras de psicodelia puramente californiana y una película sónica dominante sesentera y merseybeat...
La reseña completa: The Molochs.


32. Cooper - "Tiempo, temperatura, agitación".


...Suma y sigue Cooper en una carrera que cuenta con un importante e irrefutable legado discográfico que reparte por los escenarios con clase y sin perder un ápice del espíritu que gobierna la esencia de las creaciones de uno de los músicos que con todo merecimiento deben ser considerados clásicos e imprescindibles dentro de la música española en las últimas décadas...
La reseña completa: Cooper.


33. Ben Caplan - "Old stock".


...Se entremezclan diversas resonancias vodevilescas, en la tónica del Tom Waits ochentero, también ecos pantanosos y souleros y mucho blues del que discurre a la orilla del Mississippi, aunque no es un trabajo que se rinda ante catalogaciones ni etiquetas...
La reseña completa: Ben Caplan.


34. Superchunk - "What a time to be alive".



...Su tercer elepé en la presente década nos devuelve a la banda de Mac McCaughan en plena forma, sin pretender redescubrirse ni hacer vertiginosos giros estilísticos, pero conservando toda la fuerza juvenil y el granito sónico que exhibía en los noventa...
La reseña completa: Superchunk.


35. Lori McKenna - "The tree".



...Country de sedosas melodías, maduro, austero y juicioso,  para escuchar en las horas de las brujas, los sueños y los besos más dulces, cuando la vida palpita a un ritmo más lento y las canciones se hacen sitio en la piel y el alma...
La reseña completa: Lori McKenna.


36. Carolina & Lil' knife - "All I fade out".


...las nuevas canciones suenan más afiladas, o si lo prefieren aceradas, que en la anterior (y excepcional también) entrega.
Los textos también presentan una mayor y más profunda reflexión, con tintes agridulces y un punzante talante observador y analítico de diversas cuestiones de la vida y también de la actual escena artística...
La reseña completa: Carolina & Lil' Knife.


37. The Essex Green - "Hardly electronic".


...Un feliz retorno el de The Essex Green, con un disco estupendo, que puede teñir de añil las tardes de verano e iluminar de neón las noches más íntimas. Una sorpresa agradable y un trabajo que no pierde con las escuchas...
La reseña completa: The Essex Green

38. The Love Birds - "In the lover's corner".


...temas que alimentan este "In the lover's corner" tienen indudable interés, encandilan por su melodía y su elegante y juvenil plasmación sónica y harán las delicias de los más apegados a los grupos y estilos referidos más arrib...
La reseña completa: The Love Birds.


39. Dropkick - "Longware".


..."Longwave" repite con la fórmula, la de la emoción encerrada en historias humanas y de aparente poca relevancia pero que son las que importan, la formula que crea canciones que se introducen por la piel y que hacen que uno se sienta mejor, menos solo, o más acompañado, depende...
La reseña completa: Dropkick.


40. Pájaro - Gran poder".


...Un disco que merece una reseña elogiosa, pues se trata de un estado de ánimo musicalizado, una coordenada espacio-musical de excepción que por fin he puesto en negro sobre blanco, rindiéndome eso sí, a la grandeza humilde y serena que atesora...
La reseña completa: Pájaro.

martes, 25 de diciembre de 2018

Maderita - "Vivir para creer" (2009) - El sueño del insomne.


Por algún motivo que desconozco, aunque sospecho que tiene que ver con los horarios laborales, llevo unos días que duermo fatal, me despierto en medio de la noche y empiezo a dar vueltas y a pensar en cosas raras, y no hay manera de retornar al sueño.
Esta noche de nochebuena se han incorporado al carrusel los excesos en cuanto a comida y bebida, y cuando he abierto los ojos y el reloj me decía que faltaban unos minutos para las seis de la madrugada, casi me he alegrado, podía haber sido peor.
No he intentado volver a arrejuntarme con Morfeo y he buscado calor en otros brazos, he decidido volar por otros cielos más calmos, sedantes y analgésicos. He sentido la necesidad de rememorar uno de los episodios más sorprendentes y al tiempo medicinales que he vivido en este año, aprovechando aquello de hacer balance.
He vuelto al pasado mes de noviembre, a Valencia, al Tulsa café y a la buena compañía, a la cháchara amable y reconstituyente y a las hermosas canciones de Maderita, que durante un recital inaudito me pareció que cantaban sus canciones para mi, pobre diablo que llevaba años sobre la epidermis del planeta sin conocer aquellas piezas de sencilla orfebrería y de poesía de piel y corazón.


Maderita es un proyecto formado por el imprescindible cantautor valenciano Julio Bustamante y el grupo pop -también de la capital del Turia-, Ciudadano. Varios lustros entre uno y otros y sin embargo apenas separación en lo importante, en lo emotivo y coincidencia casi total en las sensaciones vitales que terminan siendo pasto de canciones y poesías.
Y en "Vivir para creer", que es como se tituló el milagro resultante del encuentro, hay éso: importancia, emociones, sensaciones, canciones y poesías. Porque cuando una canción es hermosa sin mirarse al espejo y sin sucumbir a las exigencias de Narciso, cuando un poema es grande sin calibrar la trascendencia que busca con maquillajes de retórica, entonces hallamos la magia de lo real, lo cercano y lo humilde, y la belleza se encuentra a gusto en compañia tan decorosa.
Por eso los sanos estarán en la gloria entre las canciones de Maderita, porque son coplas de paz para los decentes, los despiertos del sueño de las contaminadas ambiciones y los que en el contacto con otras epidermis sienten que la propia se excita, y por tanto el corazón laterá y esparcirá calor al contacto con canciones tan hermosas y sosegadas como éstas. Cánticos que susurran su mensaje como el sentido aviso de una tempestad habida hace años y que encontramos dentro de una botella encajada en la arena de una playa mediterránea y que fue un grito de aviso y esperanza perdido en el mar. Serenatas que no se adscriben al amanecer sino a cualquier hora del día o de la noche, que deslizan como la voz de la conciencia su torrente de sentimientos en oídos receptivos. Y entonces todo funciona, todo encaja, vivir para creer, creamos. Cómo yo he creido esta noche de insomnio.
Vivan, crean y sientan, es fácil, escuchen a Maderita...


lunes, 24 de diciembre de 2018

Un señuelo para seguir creyendo. ¡Feliz navidad!


Ya estamos otra vez aquí, plantados ante el árbol, empaquetando regalos y preguntándonos qué sentido tiene ésto. Yo, a pesar de mi perfil sigo defendiendo la navidad, porque no me resigno a no defender a la gente, ni quiero (tampoco puedo) dar la espalda a la fe en el ser humano y necesito seguir pensando que siempre hay esperanza.
Por eso es obligatorio para mi utilizar estos días para coger impulso, para refrescar ilusiones cada vez más erosionadas por aquellos y aquello que intento defender y para seguir creyendo.
Y bajo este estado de ánimo me planto ante el ordenador para desearos a todos que al menos por unas horas no os peleéis contra el mundo, ni contra el vecino ni contra vosotros mismos, que tengáis fe, deis la espalda a la jodida realidad y no tengáis dudas sobre el futuro y el valor real de hombres y mujeres del mundo, que creáis que siempre hay esperanza.
¡Feliz navidad a todos y a todas!



sábado, 22 de diciembre de 2018

Los favoritos de Addi en 2018. Discos nacionales.


Ha llegado el momento de la lista de discos facturados por la gente de aquí. Un año más debo decir que no tienen nada que envidiar a los de allí, de hecho este año la lista se ha disparado hasta los quince, pues había demasiados que no me daba la gana de dejar fuera, porqué no sería justo.
Y eso sin contar que en el apartado de EPs cuatro de los cinco que he seleccionado son de grupos patrios y que podrían estar en esta lista perféctamente.
La música española ha ocupado muchas horas de escuchas en este año que ahora termina, y me encanta recogerlos en un listado, lo que no quita que en la lista definitiva están algunos de los aquí destacados (bastantes) mezclados con discos foráneos.
Estos han sido los favoritos de Addi durante este 2018 (como siempre el orden es un tanto relativo y sujeto a no pocas circunstancias):


1. Lanuca - "Rémora".


Una vez más Ángela Bonet se destaca con su disco de este curso, "Rémora". Y es que la música de Lanuca conecta de manera brutal con mis estados de ánimo, con la sensación de abandono y reflexión que acompaña a las influencias lunares y disfrut mucho de sus discos, desde luego no ha decepcionado.
La reseña: Lanuca.


2. José Antonio García - "Lluvia de piedras".


Discazo de 'Pitos', la privilegiada voz de 091. No miento si digo que es uno de los discos que más veces he escuchado este año. Esa mezcla de rock, pop, garaje y acentos sixties me ha embaucado durante muchas semanas. Además en castellano.
La reseña: José Antonio García.


3. Carolina Otero & Mike Grau - "Superfruit".


Se junta Carolina Otero y Mike Grau, nos dejan una de las portadas más destacadas del año y un disco que arrasa desde el segundo uno. Las influencias son evidentes y se aplican con rotundidad pero manteniendo la personalidad propia. Destacadisimo.
La reseña: Carolina Otero & Mke Grau.


4. Fernando Rubio - "Cheap chinese guitar".


Tal vez el mejor disco en cuanto a esencia sea el de Fernando Rubio. Una maravilla con retazos rock, blues, soul e incluso funk. Una delicia que ha sonado compulsivamente durante el año y que puede hacer (y hace) la competencia a los mas enraizados songwriters de allende nuestras fronteras.
La reseña: Fernando Rubio.


5. Frank - "Atlas".


Será el último disco del cuarteto donostiarra Frank este "Atlas". Dentro de la pena que ha causado la noticia de su disolución, lo cierto es que dejar como legado final un disco como éste es algo que no está al alcance de muchos. Absolutamente exquisito y en muchos aspectos su mejor trabajo, una pena no haberlo podido disfrutar apenas en vivo.
La reseña: Frank.


6. Doctor Divago - "Complejo Alquería Frailes 13".


Poco se puede decir de Doctor Divago. Nunca fallan, su sonido, su espíritu es tan característico y les define dentro de la calidad y del carácter que cada disco es un suma y sigue. El primer disco de este 2018 fue éste, y les aseguro que en diciembre sigue sonando, claro son los Divago.
La reseña: Doctor Divago.


7. El Ser Humano - "El Ser Humano".


Otro de los primeros discos del año fue este triple EP que presentaba Gonzalo Fuster en los primeros pasos del año. Osado y muy filosófico, con hermosas melodías y tres producciones diferenciadas en torno a temas distintos, pero con una cohesión entre los tres conceptos de cada EP sorprendente. Se trata de un gran trabajo, aunque me da la sensación de que muchos no se han apercibido de ello.
La reseña: El Ser Humano.


8. Cooper - "Tiempo, temperatura, agitación".


Otro que no sorprende a nadie después de tantos años es Cooper. Nos presenta otro ramillete de canciones que suenan a la época del Swinging London, a la era pop y a la efervescencia de la juventud, del amor y la primavera. Como siempre una gozada, y en vivo, más.
La reseña: Cooper.


9. Carolina & Lil' knife - "As I fade out".


Doblete de Carolina Otero, -y de Mike Grau que se encarga aquí de los parches- en este 2018. Endurece un tanto su sonido y emula a Kim Deal o a Sonic Youth con este disco. No se olvida de las melodías pegadizas con un acerado tono pop. Y además cada vez canta mejor. Frenético.
La reseña: Carolina & Lil' Knife.


10. Pájaro - "Gran poder".


Esencia, textos de gran enjundia y mestizaje. Sonidos fronterizos, blues, rock, textos de Alberti sobre tonadas de Ibañez, miradas a la heroína y al pasado de los libertarios republicanos, un trabajo excelente y muy auténtico. Destacado también, cómo no.
La reseña: Pájaro.


11. Paul Zinnard and The Tropic - "Songs for a better past".


Otro artista con el que definitivamente me engancho este 2018 es Paul Zinnard. Nos ha deleitado este año con un enraizado disco repleto de buenas canciones en tono americana, pero que va mucho más allá. Otro recomendable trabajo que es de aquí aunque parezca de allí.
La reseña: Paul Zinnard.


12. Edu Ederra - "Travelling".


Una de las grandes sorpresas del año es el trabajo que se ha sacado de la manga el navarro Edu Errea. Canciones que nacen de la ilusión y el amor al rock. Un songwriter en toda regla que merece más suerte, pero ésto (la falta de suerte) es por desgracia, demasiado habitual en estos lares.
La reseña: Edu Errea.


13. Juan Aguilar - "El blues del arrabal".


Si queremos hablar de un disco marcado por la pureza y el entorno, éste es "El blues del arrabal" de Juan Aguilar. Mucho más que un disfrutable ramillete de canciones que entroncan con el rock paisano y la biografía en clave de rock-blues. Remembranzas de Moris en sus surcos, y eso ya es mucho. Cómo una charla con buenos amigos.
La reseña: Juan Aguilar.


14. Daniel Insa - "Still works".


Otro disco que sabe muy bien lo qué es. Daniel Insa ofrece -en mi opinión- su mejor trabajo. Un poco más producido y con una redondez total en su concepción final. Bonitas canciones cantadas y escritas con el corazón y ese don melódico del madrileño.
La reseña: Daniel Insa.


15. Yellow Big Machine - "See you next time".


Como ocurría con Frank los bilbaínos Yellow Big Machine nos han dejado este 2018 el que será su último álbum (al menos de momento). Tristeza que se disuelve al pinchar este compendio de rock, surf, garaje, excitación y colorido, ingredientes habituales en los discos y canciones de la Yellow. ¡Mucha suerte!.
La reseña: Yellow Big Machine.