jueves, 29 de septiembre de 2016

Furia Trinidad - "She and the sunshine" (2016)


A veces la vida te da sorpresas y un buen día descubres que en un rincón cualquiera de la memoria estaba esperando que reparases en él un recuerdo, una frase colgada de un post del Face que bien puede darte ese sobresalto agradable que no esperas... de repente lo recoges y descubres que da una luz nueva y brillante a la rutina musical de estos días.
Así que no hace demasiado recordé una recomendación que en un hilo de Facebook me hizo mi compadre Javi Serrano hace unos meses, me recomendaba un grupo, que yo desconocía, y que se llamaba y llama Furia Trinidad, la publicación de su nuevo Lp, "She and the Sunshine" que vi anunciada en la citada red social, me lo recordó y me dirigí a la página web de la banda para escuchar su oferta y me quedé estupefacto apenas empecé a escuchar los primeros temas, no había dejado de sonar el quinto corte y ya estaba adquiriendo el disco en la mentada web, cuyo enlace os facilito pues es más que recomendable la escucha y el consiguiente alucine, sólo tenéis que pinchar aquí.
Pero vamos a lo que se celebra, Furia Trinidad es un grupo de El Puerto de Santa María formado por Goli SuperSummer (voz, guitarras) y Nur Wong (guitarras), chico y chica para que no se hagan preguntas raras, y que con éste "She and the sunshine" regresan al ámbito discográfico tras el excelente debut que supuso "Listen to phenomenal wester rock combo" de 2014.
El disco viene rodado en la carretera y los escenarios, pues éste ha sido su hábitat durante los dos últimos años, y allí es donde se ha ido perfilando un cancionero absolutamente demoledor, personal, furibundo en unas ocasiones, carnal en otras y sudoroso siempre.


Producido por el propio grupo con la adición de Paco Loco, precisamente en los estudios de éste último es donde se ha cocinado éste catálogo, oficiando de orfebres músicos como: Daniel Escortel, Alberto Moreno, David Guillén, Paco Loco o el miembro de Caléxico Martin Wenk.
"She and the sunshine" esta compuesto por una decena de flamígeras canciones de sudoroso rock, eléctricas y de esencia fronteriza, con salpicaduras surf, psicobilly e incluso detonaciones punk noventeras en la onda mexicana o funk californianas que en ocasiones recuerdan a los Red Hot Chilly Peppers de la época grande (que también la tuvieron), todo despertando de forma incandescente, como desde el mismo núcleo de la tierra, con la raza y la pasión por bandera.
Abrimos con el tema que da título al trabajo, un pegajoso corte de esencia fronteriza, casi desértica, que invade pensamientos e incluso arrastra a la lujuria con una punzante trompeta y un sugestivo estribillo, el sonido industrial de guitarras y la vorágine en la percusión hacen de "Isla de La Reunión" un tema en castellano, agresivo que recuerda a los mexicanos Molotov por su actitud de deflagración.
Por una vez la voz de la chica se hace dueña de la situación en la extraordinaria "Red blood", tema enraizado en la onda del spaghetti wester de imponentes teclas y melodía exquisita, una maravilla creanme.



Más rockera y atmosférica se muestra "The morning after" de brillante texto, y "Mary Ann's Funeral" es uno de los momentos álgidos del Lp, un tema cantado por Goli, de irresistible melodía, con vuelta a las trompetas que imprimen carácter y provocan que se sienta el rumor del Rio Grande y un final que es una auténtica bacanal de poderoso efecto sónico, un tema sublime.
Imagínense una pira en la que rugen calcinados todos los instrumentos del rock de esencia fronteriza chicana, donde la lujuria trepa por sus llamas más azules como una serpiente del desierto desparramándose en una eclosión de sudor y azufre que bien podría adherirse a las míticas caderas de la Hayek en su voraz baile imposible de olvidar de "Abierto hasta el amanecer"...pues eso se escucha en el instrumental "El Chile de la muerte (poca pena)".
Casi hechicera y sórdida de desliza "Feeling alone", y "Detroit" nos recibe con un riff y un ritmo anímico y tesitura californiana que evoca a los RHCP de otros tiempos.
Mención aparte para "Leave you tonight", introversión y profundidad para un tema de aire triste y cruelmente lírico, gran trabajo de piano y con un final sobrecogedor en el que el Coro Escolanía Jardín Menesteo nos hace flotar, tal vez, mi favorita, imponente.



Despide este impactante disco "RCA (Radio Corporation of America)" un breve y tabernario country crepuscular.
Furia Trinidad es un grupo que lleva todo lo apuntado al directo según me aseguran de manera rotunda y definitiva, en la web se adjuntan fechas y lugares próximos donde se podrá degustar la sangre y el fuego del magnífico y furibundo "She and the sunshine" uno de los discos del año para el que suscribe sin ninguna duda.

miércoles, 28 de septiembre de 2016

Cuando había música en T.V. - Ramones - Musical Express (1981)


Si hubo un grupo que fue icónico en aquel Madrid de los últimos coletazos de los setenta y el despertar de los ochenta, éste fue el cuarteto neoyorquino Ramones.
En 1979 ya dieron los de Queens un bolo en Barcelona, pero fué en 1981 cuando presentaron sus canciones y su actitud por varias ciudades españolas que se convirtieron en leyenda, el concierto de Madrid con Nacha Pop de teloneros es mítico y muchos hablan de él como momento cumbre de La Movida y como símbolo del desarrollo del rock en España.
Ésta ocasión fue aprovechada por Ángel Casas que les llevó a su Musical Express, allí presentaron varios temas de su recién publicado álbum: "Pleasant Dreams" junto a algunos cortes que ya en aquel 1981 eran auténticos himnos.
El programa fue emitido un 6 de diciembre de 1981 y además del mini-concierto que ofrecieron, el maestro Ángel Casas charla con Joey Ramone en una breve entrevista que también esta incluida en este documento.
El setlist ofrecido por Ramones fue el siguiente:

1. "Do you wanna dance"
2. "Blitzkrieg Bop"
3. "This bussines is killing to me"
4. "All's quiet on the Eastern Front"
5. "Gimme gimme shock treatment"
6. "Rock and roll high school"
7. "I wanna be sedated"

Nos quedamos con el concierto y la entrevista de Ramones en Musical Express.




lunes, 26 de septiembre de 2016

Los lunes...escenas de cine - "Breve encuentro"


Mis escenarios favoritos en el cine son las estaciones de tren, románticas, solitarias, nocturnas, tristes, superpobladas...en ellas se han filmado huidas, reencuentros, retornos, esperanzas, despedidas, adióses y hasta nuncas...maravillosas estaciones.
Pero creo que en ningún film me gustan tanto como en el magnífico debut de David Lean en el cine, en la maravillosa y nunca superada por el realizador inglés "Breve encuentro".
La historia de un amor cercenado por la educación tradicional costumbrista de dos seres amilanados ante lo correcto o incorrrecto según el sentir o entender de otros, un amor que se empequeñece avergonzado de esa osadía de amar a quien ya es amado por alguien, aunque la reciprocidad indique una linea clara.
Miradas que se turban ante su brillo, pasiones que se amputan apabulladas por un deseo incorrecto aunque limpio, besos que quedan enterrados en suelo consagrado de hipocresía y frustración, rupturas sin consumar...
La escena elegida en cambio no ocurre en una estación, se trata de la visión de los amantes camino de la culminación de su amor, del estallido irremisible, del fundido de piel...aunque parezca que van camino del patíbulo...¿no es una pena???
Maravillosa y otoñal película para esta primera semana de la estación de la caida de las hojas.
¡Feliz semana!!!

domingo, 25 de septiembre de 2016

Los domingos photosong - Golpes Bajos - "Escenas olvidadas"


Me da la sensación de que necesito vacaciones, termina septiembre y la verdad es que me siento cansado, en un par de semanas podré dedicarme a descansar, viajar, leer sin mirar el reloj pensando en madrugar o acudir a tal o cual compromiso, pasear y espero que pensar lo menos posible y dedicarme a dejarme llevar un poco, que va siendo hora.
Ojalá pudiese olvidar escenas y secuencias del ayer, de esa manera no tendría el pasado tanto poder sobre el presente, y lo que es más terrible, sobre un futuro cuya llave no me atrevo a utilizar aunque parece que todo esta preparado al otro lado de la puerta.
Brindemos y dediquemos este día de elecciones en Euskadi para esas escenas olvidadas que espero que yo no repita nunca vez más. Esta canción: "Escenas olvidadas", de los Golpes Bajos de su mejor época nos viene al pelo.
¡Feliz domingo!!!



sábado, 24 de septiembre de 2016

Hubo un tiempo incierto, un presente y unas preguntas - Las paranoias de Addi.


Hubo un tiempo, demasiado tiempo, en el que las fuerzas apenas podían aguantar una osamenta que menguaba y se deshacía, se descalcificaba y amenazaba con derretirse sobre si misma.

Hubo un tiempo, demasiado tiempo, en que los ojos alcanzaban cada vez menos metros, menos finales de túneles, menos atardeceres y muchos menos anocheceres, solo los amaneceres en vigilia constante eran vislumbrados por una cada vez más borrosa y desnutrida visión.

Hubo un tiempo, demasiado tiempo, en el que el futuro no se adivinaba como opción, la desaparición frente al espejo no permitía licencias como un mañana que en el fondo no importaba, el mundo discurría de plato en plato...

Hubo un tiempo, demasiado tiempo, en el que los minutos eran sustituidos por kilos, por gramos, los proyectos por restricciones más estrictas frente al mantel y la ilusión tenía cumplida recompensa en cada vistazo a un reflejo cada vez más nublado y escuálido.

Hubo un tiempo, demasiado tiempo, en el que la espiral de autocomplacencia ante las derrotas eran el subterfugio perfecto para que el egoísmo de quien prefiere la mentira decorada de realidad no advierta el sufrimiento ajeno y se centre en la egoísta huida hacia una nada aparentemente controlada, una nada que ejerce de droga contra la razón, alimentando una cobardía cómoda y despótica.

Hubo un tiempo, demasiado tiempo, en el que los instintos pasaban a un plano paralelo, la sangre no llegaba para todo, y el mundo era un lugar de ilusiones psicóticas que corrían por los circuitos de una mente demasiado pendiente de continuar buscando la eternidad enfermiza del defiguramiento, el sexo era un dispendio no admitido por un cuerpo que funcionaba con el deposito de vida en la reserva.

Hoy, que la vida vuelve a hacerse notar en pecho y sienes, la pregunta es inquietante...

- ¿Porqué la felicidad era tan real, tan radiante, tan rotunda?...
- ¿Porqué continuan las mismas preguntas?...




viernes, 23 de septiembre de 2016

The Felice Brothers - "Life in the Dark" (2016)


Termina un verano atípico en muchas cosas para un servidor, también en lo que a las escuchas musicales se refiere, con muchos discos publicados en el año en curso desechados tras unas cuantas escuchas que apenas conseguían que fijase mi atención en unos pocos instantes o en canciones contadas, recuperando discos olvidados de añadas pasadas o recordando discos que en su día me gustaron y que el tiempo transcurrido mantenía fuera de la circulación. Sin conseguir concentrarme y demasiado disperso en otras cuestiones, no daba con discos que saciasen mi sed de novedades.
Finalmente ha llegado el puente temporal que separa el verano del otoño y según parece empiezo a ver la luz, al menos en lo que a discos que consigan emocionarme se refiere, en otras cuestiones sigo enredado conmigo mismo...como siempre.
En la última semana dos discos han acaparado gran parte de las reproducciones de mi equipo, por un lado la vuelta de The Tyde de la que ya dimos parte hace unos días (pinchar), y por otra un disco que recojo, como tantas veces, tras leer la reseña elogiosa de mi amigo Johnny JJ en su Espacio Woody/Jagger, el último Lp de los neoyorquinos The Felice Brothers: "Life in the dark".
Coincido con mi colega Johnny en el hecho de que esta formación nunca había conseguido adherirme a su nómina de fans, conocía temas e incluso algún álbum pretérito pasó por mi viejo equipo, pero nunca se había detenido el tiempo con uno de sus temas, cosa que si ocurre con alguno de los que alimentan este magnífico cancionero.
Con la tradición de la música rural americana incrustada en la espina dorsal del disco, con ese aire silvestre del folk de raíz y con una brillante utilización de diversos instrumentos de los que viven desenchufados; acordeones, violines, acústicas...y una cualidad arcillosa en la voz, poco a poco se van desprendiendo las canciones, temas que se reflejan en el modo de concebir coplas de los pioneros: Pete Seger, Woodie Guthrie, Bob Dylan...
Dylan, el rock de carretera poblado de hammonds y eléctricas, la voz quebradiza y un estribillo afilado e incisivo hacen de "Plunder" un tema para escuchar en bucle y clamar por el rock americano de espíritu y raíz.



"Sally!" es un tema instrumental de baile en el granero, folk de reminiscencias country de energética actitud bailonga.
Ésta actitud danzarina y enraizada, poblada de acordeones y violines la encontramos en "Aerosol ball" que lanza el cancionero a golpe de baile y olor a tradición.
Con un cierto tono crepuscular "Jack in the asylum" es un tema casi dramático, de carne y hueso, y "Life in the dark" un corte lírico, introvertido y hermoso.
En "Diamond Bell" anida el Dylan de juventud, de fe y de inocencia, un tema emocionante y etéreo, en cambio en la melancólica melodía de "Sell the house" se aprecia una intención menos campestre y más controvertida, un tema precioso que cierra este cancionero, no sin antes sugerir una especie de fiesta de despedida sonora a modo de oculto bonus track.
Aunque bien se podría afirmar que la fiesta tabernaria y de toque etílico comienza antes, con "Dancing on the wing" y sus efervescentes coros, violines y estribillos.
Pero antes de despedir el resumen a este impoluto tracklist quiero hacer referencia a "Triumph' 73", balada emocionante, profunda, bella y dolida, uno de esos temas que parecen marcar el camino, que laten de manera distinta, como buscando comprensión, una maravilla que justifica por si sola la escucha de este disco.



El otoño traerá lo suyo, lluvias y cielos grises, pero la luz de las canciones brilla como no ha brillado en todo el verano, al menos para mi, uno de los responsables..."Life in the dark", el último trabajo de The Felice Brothers.

miércoles, 21 de septiembre de 2016

El nuevo disco de Datura 4: "Hairy Mountain" se publica el 28 de octubre.


Noticia que alegrará sin duda a todos los fans del inefable Dom Mariani en general, y en particular a los que nos conquistó con su turgente "Demon Blues", disco con el que ponía en marcha su último proyecto al que denominó Datura 4.
El primer intento del señor Mariani bajo esta nomenclatura resultó ser un disco de frondoso sonido psicodélico adherido a esencias blues, rock y hard-rock que fue unánimemente alabado, cosa que también hicimos en esta casa como demuestra la reseña que en su día le dedicamos (pinchar).
Es por ello una buena noticia comprobar que en poco más de un mes, exactamente el próximo 28 de octubre, y un año después de "Demon Blues" tendremos en las tiendas la segunda entrega de Datura 4 que llegará con una importante carga de esperanza dada la calidad del precedente, el título elegido para esta continuación: "Hairy Mountain", que estará disponible en CD, vinilo y descarga digital, aunque también se puede realizar la pre-compra de una edición en vinilo de 180 gr. limitada a 150 copias confeccionadas a mano y por tanto exclusivas en el siguiente enlace.

Adjuntamos el track list de "Hairy Mountain".

1.            Fools Gold Rush
2.            Trolls
3.            Mary Carroll Park
4.            Uphill Climb
5.            Hairy Mountain
6.            Greedy  World
7.            Confide in Me
8.            Too Much (or not enough)
9.            Something to Hide
10.          Broken Path

martes, 20 de septiembre de 2016

The Tyde - "Darren 4" (2016)


Hacía una década que no teníamos noticias de The Tyde, desde aquel excelente "Three's Co" que alguno quemamos a base de bien en el pasado decenio.
Alguna que otra vez Darren Rademaker se había dejado ver, como en la reunión de Beachwood Sparks de 2012 que se certificó con el hasta ahora último álbum de la banda, aquel "Tarnished Gold".
Pero es en este 2016 cuando nos sorprenden los hermanos Darren y Brent Rademaker con un nuevo disco de The Tyde, en formato EP, con siete cortes, y las caras nuevas aunque conocidas de Ben Knight y el gran Neal Casal en las guitarras.


En "Darren 4", que es como se titula esta vuelta al redil, el remodelado grupo nos hace saber que sus inspiraciones son más o menos las mismas de hace una década, con el influjo de la costa oeste en el ADN del sonido, con pinceladas psicodélicas y el pop de guitarras brillantes que se mezcla con el rock y el surf. Ésta ecuación se alía a unas excelentes melodías, un irresistible gusto en voces y producción, y el peso de la tradición que no huele rancia, para dejarnos un disco excelente y delicioso, que deja poso en el oyente, como un viaje temporal a los días de Byrds o Beach Boys, a cuando había algo por lo que cantar y soñar.
En el primer corte ya dejan impronta de lo que nos deparará la escucha entera, psicodélia y una esencia puramente californiana en la iridiscente: "Nice to know you".
El buen rollo que provoca el inicio continua en la extraordinaria "Ode to islands" de excelentes coros femeninos y efervescencia, fenomenales guitarras también.
Cambio de tercio con "The rights" y sus casi ocho minutos, un caldo sonoro que a fuego lento va cocinando un precioso tema de aire metafísico y alguna estrofa realmente emocionante, pianos y guitarras cuecen un tema excelente.
Las guitarras con que comienzan "The curse in reverse" son suficientes para ganar a un servidor, esencia pop costero y suculenta línea melódica, otro tema exquisito.



En menos de dos minutos despachan la urgente "Rainbow boogie" para dar paso a la balada de tono nostálgico: "Situations" cantada con reptante voz. Finaliza el álbum con "It's not gossip if it's true", soleado tema lento con steels, acústicas y evocadores coros femeninos, liturgia de autenticidad y belleza.
"Darren 4", el disco con que vuelve The Tyde me parece una de las mejores noticias de cara a este otoño que amenaza con quedarse con nosotros como cada año, el calor que emiten estas canciones nos vendrán de maravilla para sobrellevar las lluvias y el viento, un disco en mi opinión excelente y delicioso... no se lo pierdan.
Se adjunta bandcamp de The Tyde para escuchar y adquirir este fantástico disco. (pinchar)

lunes, 19 de septiembre de 2016

Los lunes... escenas de cine - "Quiéreme, si te atreves"


¿Puede tener el amor una perversión no sexual?, ¿un sexo no físico?, ¿un sentimiento no romántico?...¿Puede no tener todas esas cosas y que esas negaciones certifiquen paradójicamente la existencia del amor verdadero, y lo que es más importante - después de vista la película - también inquietante?.
La respuesta a todas esas preguntas es SI, o eso es lo que yo extraigo cuando el fundido en negro me encuentra sobrecogido al termino de "Quiéreme si te atreves".
Éste film de Yann Samuel con Marion Cotillard y Guillaume Canet es una de mis historias de amor favorita, de amor que se enfrenta a si mismo con la intención tanto de destruir como de inmolarse, intentando llegar a no realizarse como ejercicio para alcanzar la eternidad, utilizando el juego y el dolor como coartada a un amor que tiene miedo de verse roto algún día y no poder soportarlo, arrojando al combate infantil y cruel a los amantes, temerosos de amar demasiado, de no ser amados, de amar y gastarse, apagarse, de ser una pareja de amantes más.
Una película en clave de comedia, perversa y excesiva, porque en el fondo no es malo registrar otros tipos de romanticismo además de los ya consolidados por los siglos.
Decoramos el blog esta semana con la maravillosa "Quiéreme si te atreves".

domingo, 18 de septiembre de 2016

Los domingos photosong... - Carole King - "Will you still love me tomorrow"


Y es que la pregunta se las trae...porque claro, provoca la aparición de miedos, para los más retorcidos al menos...sé lo que digo.
El caso es que cuando aparece la pregunta y empieza a rondar por la sesera, aparecen también los temores...que provocan más preguntas y más acojones...que éstos te llevan a plantearte estrategias que tienen como único cometido el armarte ante eventuales dolores que puedan provocar una respuesta negativa a la frase con la que empezaba la perorata. Y algunos sujetos, que viven cautivos de estas paranoias por obra y (des)gracia de su exceso de celo ante la defensa de su paz interior, terminan creando un problema y algo chungo de una situación que a todas luces es positiva...pero claro algunas personas se preguntan demasiadas cosas, preguntas innecesarias, preguntas que, además, no tienen respuesta...
Y es que hay que joderse que cabrón es el miedo, el miedo a vivir dicen algunos pero no, no es eso, es el miedo a perder, el miedo a que la respuesta a la pregunta que plantea Carole sea negativa...y terminan jodiendo una historia casi antes de empezar, en lugar de vivir derrumban...¡tremendo!
Ya saben como es el que suscribe, amigo de paranoias y respondedor vocacional a preguntas imposibles y tal vez tóxicas dependiendo en que mentes...
Pero como la canción no por manida deja de ser hermosa, pues la volvemos a pinchar esta mañana dominical.
¡Feliz domingo!!!


sábado, 17 de septiembre de 2016

Dropkick - "Paper Trails" (2012)


Es posible que un servidor peque de obsesivo, muchas veces lo he pensado, pero hace tiempo que aprendí a aceptarme como  soy, con mis defectos y alguna virtud que parece ser que tengo por ahí y que ven los que me quieren.
Y aquí estamos alimentando la leyenda de coleccionista de obsesiones, la última es sin duda el grupo escocés Dropkick, que hasta no hace demasiado era una banda en la que no me había detenido con calma nunca, conocía algún tema de ellos y sabia de su existencia por alguna gira que habían realizado por estos lares, pero poco más.
La publicación de su excelente disco del presente curso "Balance the light" (pinchar) hizo que esa atención que hasta la fecha les había negado recalase en este decimocuarto trabajo (más vale tarde...), y desde entonces no he parado de buscar y recopilar trabajos del grupo vía bandcamp, descubriendo que el catálogo de este 2016 no es una casualidad, sino la norma general en las grabaciones de ésta formación, calidad y canciones bonitas a porrillo.
Formación imprescindible para aquellos que aman a tipos como sus paisanos Teenage Fanclub o los yanquis The Jayhawks, ambas formaciones son las principales inspiraciones de su compositor Andrew Taylor según el mismo ha confesado, pero en Dropkick hay personalidad propia y esencias de otros referentes como Byrds, Big Star o Elliot Smith.


Reparamos en éste "Paper Trails" publicado en 2012 para volver a deleitarnos con las guitarras limpias y luminosas, las armonías vocales sedosas y acariciadoras, las melodías de acento pop con sutiles pinceladas de psicolélia, folk e incluso country/folk.
En este trabajo de 2012 volvemos a encontrarnos con un delicioso cancionero compuesto por 14 golosinas sonoras en las que no se detecta la más mínima sombra de relleno o sobrante.
Más de la mitad de los cortes no alcanza los tres minutos de duración, lo que no siempre es una buena noticia, pues saben a poco en cortes como la psicolélica: "Words best left" que abre el disco, la exquisita: "Until I fall away" de inigualable lírica y rotundo solo de guitarra, "Ponytall" tampoco alcanza el tercer minuto de duración y se trata de otra delicia acústica y de esencia folk cantada en un falsete a media voz que la embellece aún más.


El corte que da titulo al disco es un hermoso tema de guitarras roncas pero cristalinas y melodía acariciadora que tendría cavidad en cualquier catálogo firmado por el propio Alex Chillton.
Más rockero y fugaz, con brío rockero "Close to you" que es imposible no ver en su fibra a los chicos de Gary Louris, en cambio en "Taking my cue" las guitarras rugen para devolvernos a los sonidos acústicos de la preciosa "Hang around".
Aires beat en "Annabelle" y las acústicas pop/folk cierran el álbum con otro corte de dos minutos y pico titulado: "Alredy out".
Superan este minutaje cortes como la intrincada y atmosférica pero deliciosa: "It could be our way",  la enérgica de guitarras indómitas y exquisito canto (como todas), con hermosas voces en el estribillo: "Waited a long time" o la popera "Another day".
Y dejo para el final mis dos porciones favoritas del pastel, deliciosas, con trabajos de guitarra gloriosos, emocionantes en la belleza de sus lineas melódicas, francamente exquisitas, escuchen: "In your past" y "Going where you're going".




El próximo mes de octubre tendremos a Dropkick en España, gira que pasará desapercibida pero que no pienso perderme su bolo de Bilbao, grupo que sé con total certeza que ha llegado a mi vida para quedarse, ¡que vivan las canciones bonitas!!!

jueves, 15 de septiembre de 2016

Teenage Fanclub - "Here" (2016)



Continua 2016 deshojando la margarita musical, poco a poco me voy haciendo con un ramillete - pequeño todo hay que decirlo - de discos que puedan marcar en lo personal el año y darle banda sonora original al mismo.
Se incorporan al grupo de elegidos los míticos Teenage Fanclub con el álbum que les devuelve a la actualidad, éste "Here" que a pesar de llevar poco más de una semana entre nosotros, gracias a la bondades y maldades de la red un servidor empezó a escuchar, sin demasiada atención la verdad, hace ya bastantes semanas.
La falta de atención fue debida a que uno a éstas alturas, es bastante escéptico con los retornos de grupos legendarios, ejemplos de vueltas decepcionantes e incluso estratégicas, con el único fin de justificar un tour no faltan, y cuando es tanta la devoción que se siente por un repertorio, como es mi caso con la época dorada de los escoceses, estas decepciones duelen significativamente.
Su precedente más cercano fue "Shadows" en 2010, un buen disco que me sorprendió en lo positivo en su día, ésto y algunas reseñas que hablaban bien del Lp me decidieron a dar continuidad a unas escuchas que durante el verano no fueron todo lo precisas y continuadas que semejante banda merece.


Realizado el cometido que la historia y la justicia exigían, debo decir que "Here" es un buen disco, que me gusta y lo disfruto, y que almacena algún que otro momento cargado de esa magia que en los noventa era la norma habitual en los discos de los Teenage. Que no es un disco que pueda competir con las glorias noventeras es una evidencia irrefutable, pero que es un disco que se escucha muy bien, en especial en su primera mitad también.
La formula sigue siendo la misma, aquí no hay demasiadas sorpresas, armonías vocales, guitarras que lanzan sonrisas a cada pellizco de sus cuerdas, melodías que flotan...¿qué les voy a contar?
"I'm in love" que abre el disco era un adelanto más que prometedor que desde el mes de junio nos hacía soñar con un gran disco, marca de la casa para una canción deliciosa.



Se va desarrollando este primer tramo del álbum con "Thir air" y sus guitarras, y sus lineas melódicas, un tema fascinante, como también lo es en un tono más tranquilo "Hold on".
Simplemente maravillosa "The darkest part of the night" con ese aire del norte, continental y de cielo nublado sobre el mar, aquí uno empieza a pensar que el disco puede ser glorioso y "I have nothing more to say" empuja a pensar que definitivamente así será, pues se trata de otra bella melodía de corte nostálgico y toque sutilmente lisérgico.



Pero lo cierto es que hasta éste punto dura el sueño, a partir de la balada: "I was beautifull when I was alive" el trabajo se empieza a desinflar, ninguno de los cortes siguientes están a la altura de los que conforman la primera parte del disco, con la salvedad quizás de las guitarras, teclados y vientos en el estribillo que se asocian para dar naturaleza a "The first sight", una de las mejores canciones de ésta segunda unidad junto a la bonita y juguetona "Live in the moment".
El resto de temas suenan anodinos, repetitivos en el concepto y no sugieren la repetición de las mismas, una pena porque una mayor enjundia en lo restante haría de éste un trabajo mucho mejor en su conjunto, a pesar de algunos momentos excelentes.
Repetir la edad de oro del grupo era imposible, pero vuelven a traer bajo el brazo un disco destacable y que se escucha con gusto, en especial en sus primeros instantes añadiendo a la escucha algún que otro momento del segundo sector.

martes, 13 de septiembre de 2016

La Gran Esperanza Blanca - "Medicine Show" (1998)


Cuenta pendiente con "Medicine Show" y LGEB que me dispongo a saldar mientras el reproductor me enumera éste cancionero por enésima vez en el poco más de mes y medio que lleva conmigo el CD.
El disco cuenta el tracklist propio del álbum "Medicine Show" y se completa un excelente set con canciones extraidas de sus primeros EPs y del Lp: "Hay Folk, Blues y también Rock'n Roll".
No ha resultado fácil su adquisición en formato físico que es como yo lo quería, y tras una frustrada compra (por lento) en el inolvidable cumpleaños del grupo, finalmente gracias al soplo de Cisco pude conseguirlo a finales de julio por medio de GP Records, una interesante tienda de discos de Donosti.
Pero vamos al lío, en "Medicine Show" nos encontramos lo habitual en LGEB, una colección de canciones de esencia folk, country y rock con aroma fronterizo y nostálgico poso, pero fácilmente identificable con el entorno patrio, en especial con el paisaje y modos mediterráneos.


La voz de Cisco Fran tiene una cualidad de cercanía que no es fácil de encontrar, su fraseo se asemeja a la charla con un camarada frente a una cerveza, parloteando de lo divino y de lo humano, es un vehículo perfecto para que por él se enseñoreen recuerdos de tiempos infantiles, amores pasados y presentes, nostalgias, ilusiones y cotidianidades, la facultad para sentirse dentro del discurso de Cisco en cualquiera de sus coplas es casi milagrosa, como si sus vivencias fuesen comodines de la baraja de la vida de todos, no es fácil de explicar, aunque basta con escuchar sus canciones para entenderlo a la primera, así que señores ya saben a que dedicar la tarde...
No me voy a extender con el tracklist, once temas en los que se respira lo comentado y que comienzan por la cercana versión del "Lost highway" de Leon Payne, estupenda copla popularizada por Hank Williams en los años cuarenta, finaliza el álbum con otro cover, en este caso de "One too many mornings", el tema de 1964 de Bob Dylan que también cantaron Johnny Cash, Waylon Jennings o Jerry Jeff Walker entre otros, en esta ocasión excelentemente traspasado su texto al idioma de Cervantes y titulada: "Demasiadas mañanas", una demostración más del exquisito trabajo que este grupo es capaz de hacer con los temas de Dylan. Y todavía nos queda otra revisitación, tan feliz como las anteriores, se trata de la célebre "Mystery Train" que inmortalizase Elvis.
Entre medio estupendas historias paisanas, de ésas que merecen la pena, genialmente narradas en el country: "Enroque" o en la nostálgica y sencilla: "Una historia de opereta" cantada junto a Adela Gil.
"Nupcias" es un tema precioso típico de LGEB, y las armónicas ponen su dorado color en "En algo acerté" y el kazoo hace lo propio en la maravillosa "Llueve por las tardes en abril".
"Mi corazón" es otro canto íntimo lanzado al mundo, y más romanticismo en "Cenicientas, aspirinas y alcornoques". Cierra el set "Parejas" un tema muy apegado a Dylan, quien en mayor o menor medida esta presente de forma perenne.
Hasta aquí "Medicine Show", un disco excepcional que no puede sino despertar sonrisas y provocar ensoñaciones despierto, de esos que no cansan nunca.


Pero comentábamos que el Cd incluye más, y eso es una felicidad añadida, pues se intercalan canciones de los primeros EPs del grupo, así del trabajo de 1988: "Perdido en el océano" podemos escuchar el crepuscular corte de idéntico título. Del magnífico "La cadena de marfíl" (1990) nos encontramos la rockera copla de título homónimo, la fronteriza y entregada: "Mi huracan", y la lírica y excelente: "El blues del perdedor" de impresionante texto sobre pérdidas y terquedades.


En 1991 se publica otro EP, el favorito personal: "New York Blues" de urbana espiral - lógicamente - y del que podemos disfrutar de las excelentes: "Entre Brooklin y tú", "Esta es la canción"  y la maravillosa: "La tierra de Efraim", temas que cuentan con la participación de Carlos Goñi.
Finalmente del larga duración: "Hay Folk, Blues y también Rock'n Roll" se extraen tres estupendos temas como son: "Mejor esquivar", "No sabemos que es" y "Mr Hyde".

Esta colección, como decimos, cuenta con el maravilloso "Medicine Show" y se completa con un ramillete de temas que no le hacen perder calidad al lote, todo lo contrario, esto señores es para tenerlo si o si, ya tienen enlace de GP Records, pero si prefieren descarga digital, pinchen en este bandcamp.
Por supuesto, a Cisco le acompaña una serie de tipos de mucha enjundia, que hacen que todo esto suene como suena, y no se imaginan en vivo, así que Chuso Al a la batería, haciendo impagable dúo con el gran Chiti Chitez al bajo son parte imprescindible del resultado, lo mismo que Fede Spagnolo Feroce, guitarrista indómito y que lanza riffs y punteos como dardos de medicina, también es destacable la labor de José L. Bertomeu, Fiddler Paul, Carlos Goñi, Adela Gil o Paco Viguer que ponen su talento para hacer posible este inmejorable cancionero.
Cuenta saldada con la historia del rock español, con LGEB y conmigo mismo, pero no se confíen...volveremos con estos tipos seguro.




lunes, 12 de septiembre de 2016

Los lunes... escenas de cine - "El Hombre Tranquilo"


Una de las películas que más veces he visto en mi vida es "El hombre tranquilo" de John Ford. Considero esta película una obra maestra que encierra una paleta estilística y artística como muy pocas en la historia del cine. En el film hay comedia, drama, música, romanticismo, crítica social y costumbrista...un poco de todo. Pero además Ford la filma como si de dibujar un cuadro se tratase, como de plasmar detalles en un lienzo, formando una bonita obra pictórica en cada plano y secuencia: paisajes, bodegones o estancias interiores, tabernas, iglesias, estaciones, cementerios...
Y precisamente la imagen elegida para esta semana es la del cementerio, allí, con toda la parentela de Mary Kate bajo sus pies y bautizados por la lluvia se desata el sentir entre ella y Sean Thornton.
Un tipo como yo, en el fondo un romántico, tenía que elegir este plano para decorar el blog.
¡Feliz semana!

sábado, 10 de septiembre de 2016

The Spitfires - "A Thousand Times" (2016)


Vuelta al año en curso tras unas reseñas de discos del pasado, y el retorno viene marcado por uno de esos discos de los que mucha gente habla, el segundo intento en larga duración del grupo de Watford The Spitfires.
Gracias a unos singles que se colaron en las mentes melómanas británicas por vaya usted a saber que conductos y que allanaron el camino para que los chicos de Billy Sullivan grabasen en 2015 su primer Lp "Response" de unánime satisfacción crítica, ahora llega el segundo y muchas veces decisivo intento: "A Thousand Times".
The Spitfires practican lo que comúnmente se denomina como 'mod', se caracteriza su sonido por las evidencias propias de esta etiqueta, sonido de club, glamour de espíritu, mezcolanza de furia en riffs, ritmos indómitos, goterones de brit pop sesentero y algún retazo de northern soul. En sus textos ponen en evidencia el aspecto de chicos bien que no es menos propio de los mods, y por supuesto no les es ajena la chulería y la testa altiva propia de los jóvenes de clase media que tienen inquietudes e inteligencia y la explotan en canciones a las que dotan de la clase que consideran que tienen, y normalmente efectivamente poseen.


Con The Jam como ejemplo ineludible de su propuesta, este segundo trabajo se muestra más matizado en el estudio, más producido aunque sin excesos en estas labores y manteniendo intensidad en las letras, con la lucha de clases y la vida juvenil como tema argumental de las mismas.
Cierto que mantienen frescura y transmiten sin envarar el sonido a pesar de la evolución del mismo, por lo que las labores al frente de la mesa pueden considerarse un éxito.
En cuanto al tracklist, nos encontramos 11 temas en los que se concentran las texturas comentadas, una buena selección que sin descubrir nada no suena excesivamente retro y que resulta entretenida, con momentos brillantes y rezumando clase y ambiente de club (que no pub ni garito).
Con el tema de título homónimo da comienzo este recorrido, una canción muy brit, de refulgentes guitarras y omnipresentes teclados que reclama la atención gracias a cierta grandilocuencia que no le sienta mal en cambio.
No obstante me interesan más otros cortes como "Last Goodbye" de ambiente callejero o el single "Day to day" de ácido poso y ritmo frenético.
Se apoya la voz de Sullivan en una acústica y un violín para rematar la balada de cuarto cerrado y ventanal mirando a la lluvia titulada "Open my eyes", modelo que vuelve a teñir las notas de "A better life" bonito tema con el que se cierra el álbum.



No faltan momentos de desbocada distorsión y delirio melódico en "So Long", "I don's ever know myself" con teclas y trompetas en segunda linea, y "The suburbs (we can't complain)".
"Return to me" es un corte de intensa amalgama sónica, muy continental, con arreglos orquestales y de cuerdas  y unas eléctricas que dan el contrapunto rockero.
Notas de melancolía en la elegante y urbana "On my mind", perfecta melodía y arreglos para uno de los mejores temas del disco, cuyo recorrido cerramos con un reprise precisamente de este excelente tema.
The Spitfires crecen en este segundo disco, con Ocean Colour Scene o The Jam en el ADN sónico, este cuarteto confecciona un disco de fuerte esencia británica, que no es un revival al uso y que asegura buenos momentos de música.

viernes, 9 de septiembre de 2016

Luis Auseron - "Lejos" (2012)


Hay personas que parecen estar destinadas a oficiar de hermanos de, hijos de, sobrinos de... Realmente no es culpa de los afectados, pero lo que en ocasiones puede ser beneficioso, habitualmente de forma fugaz, en otras en cambio es un injusto e inmerecido lastre, creo que en el caso de Luis Auserón la realidad está más cerca de la segunda opción comentada.
Y esto lo digo plenamente consciente y convencido además de que Santiago Auserón, hermano de nuestro protagonista de hoy, es un incontestable referente cultural, musical e intelectual en este país.
Parece que Luis será por siempre para el gran colectivo el bajista de los gloriosos Radio Futura, y no voy a negar que eso ha sido para mi también durante años, el bajista de Radio Futura, una de las bandas más grandes que vió el planeta durante la década de los ochenta, pero no es así, Luis Auserón es mucho más, y lo vamos a demostrar.
El primer vistazo que eché a la carrera de Luis fue en 2005 con la publicación junto a Santiago de "Las Malas Lenguas", disco formado por excelentes versiones de clásicos que gozó de merecido reconocimiento y que les vi presentar en vivo un par de días antes del bolo de Iggy Pop en la Aste Nagusia de aquel año.


Después silencio, hasta hace unos años, entonces se deslizó en una conversación tabernario-musical el nombre del menor de los Auserón, me referían la existencia de un disco de éste grabado hacía entoncés un año, en 2012, y que respondía al título de "Lejos".
Se hizo incapie en la charla sobre la enorme calidad del trabajo, de la sinceridad y el impacto dramático de las canciones que lo formaban, de la acertada producción y de lo osado del proyecto, valentía como siempre por estos lares premiada con indiferencia y silencio mediático.
No tardé en agenciarme el artilugio y desde la primera toma debo decir que me dejo clavado al reproductor. Efectivamente los textos son como puñaladas atestadas sin piedad, ataques en colectivo y también con lo intrínseco como empeño, confesiones crudas, descarnadas y que mostraban la situación vital de un hombre de forma arcillosa pero no inválida de ironía, esto es algo que creo captar entre lineas aunque no es una opinión que haya encontrado muchos seguidores, aún así entiendo que hay momentos de ironía amarga, pero ironía, y en este caldo se cuecen soledades, decepciones o desamores.
Produce Fernando Macaya, guitarrista de DelTonos y Chicktones, y colabora en la composición junto al maño, además intervienen músicos de la talla de Cesar Pop o Quique Gonzalez en las sesiones de grabación.
El resultado es una decena de temas sin sombra de relleno, desde la inicial y lijosa: "Loco lunático" un country que recuerda a aquel Johnny Cash de "Hurt" que mordía la alborada de su arte.
"La puerta de cristal" fue el single del Lp, un tema de steels y hammonds y una preciosa melodía que nos habla de la soledad y decepción, pesimismo e ironía.



Desamor y corazones rotos y tal vez arrepentidos en la preciosa "Tus palabras", un tremendo texto, como también lo es esa hermosa apología de la tristeza, incomprendida hermana de... la alegría titulada: "La razón de la tristeza".
Observador y reflexivo se muestra el autor en "Es necesaria una navaja", y siguen las reflexiones en esa especie de vals que es "Uno como yo".
El country se hace más camionero y fronterizo a golpe de electricidad en la excelente: "Educado" donde vuelve el ataque de la diosa ironía, ésta no abandona las frases de "Selecta selección" con sonidos del bandoneón de Gorka Hermosa que aporta una cualidad porteña al sonido.



Parece que el humor ácido ataca las estrofas de "La hora de la verdad", y poco humor se vislumbra en la sobrecogedora vuelta al pasado de la maravillosa poesía country y polvorienta: "Niños".
"Lejos" es uno de los más valientes, sinceros, desnudos, sensibles e inteligentes álbunes de lo que llevamos de siglo en la lengua de Cervantes, tenía ganas de reivindicarlo como tal, porque es una pena que se queden obras en el olvido que merecerían ser tenidas como lo que son, trabajos de referencia artística que es justo, para artista y aficionado, que sean conocidos y célebres. Desde aquí animo a todo aquél que se pase por esta su casa a que no se pierda este magnífico Lp de Luis Auserón.

jueves, 8 de septiembre de 2016

Programación Kutxa Kultur Kluba 2016 - (Donosti).


A punto de empezar el Kutxa Kultur Kluba 2016 de éste año en Donosti no me puedo resisitir a hacer votos para intentar en lo posible acercarme a la capital vecina a presenciar alguno de los actos programados.
El inminente 18 del presente dará el pistoletazo de salida la batería de actuaciones con el concierto de Laura Gibson, al que para empezar me gustaría asistir aunque lamentablemente esa fecha no me será posible.
Las actuaciones tendrán lugar en un espacio abierto por Kutxa en: Tabakalera Plaza de las cigarreras, 1 en Donosti, una sala en formato club preparada para acoger a unas 400 personas entre sentadas y a pie, y que se intuye especialmente apta para recibir actuaciones de pequeño y medio formato, no la conozco aún pero espero hacerlo en alguna de las actuaciones que se podrán presenciar en el cartel que presentan para este otoño.
A parte de la mentada Laura Gibson, no haría ascos y procuraré acercarme a alguna de las las actuaciones de algunos artistas anunciados como:  The Rodeos, Marah, Mikel Urdangarin (interpretando temas de Leonard Cohen), Ryley Walker, Rafael Berrio (homenaje a Derribos Arias) este me hace la boca agua solo pensarlo, Nick Lowe o mi querida banda de la tierra Frank.
Como se puede ver, mucho y bueno en el plantel, los vecinos donostiarras están de enhorabuena con este programa de la Kutxa Fundazioa, que algo bueno hagan los bancos coño.
Se adjunta enlace del Kutxa Kultur Kluba 2016 para mayor información sobre este particular y otras iniciativas anexas. Vayan cerrando agendas.

http://kutxakultur.com/programacion-kutxa-kultur-kluba-2016/

miércoles, 7 de septiembre de 2016

Tom Waits - "Swordfishtrombones" (1983)


Llega el californiano Tom Waits a Island Records en 1983 y a ésta llegada le acompaña una nueva forma de acometer la grabación de sus canciones que el tiempo se ha encargado de bendecir con su veredicto inescrutable y que no entiende de sobornos.
Para este primer intento con el citado sello Waits decide producirse a si mismo, desmontar el modus operandi instaurado en sus trabajos con Asylum Records y optar por un universo sónico mucho más complejo, agarrando instrumentos y estilos variopintos y dándoles cabida a la personalidad del autor, no desaparece el jazz, tampoco el rock, aunque las orquestaciones decaen en detrimento de pianos, hammonds, trombones, guitarras eléctricas, banjos, percusiones y otros instrumentos que trasladan a los surcos de "Swordfishtrombones" (pues hablamos de este grandioso Lp) pinceladas folk, blues, música sudamericana, country o sones vodevilescos.



El resultado puede resultar barroco, incómodo en un primer instante, pero la espiral humeante que poco a poco se va adueñando del entorno sónico, unido a un extraño eclecticismo que proporciona una suerte de montaña rusa estilística, terminan ganando la partida y haciendo que el oyente claudique ante una obra de gigantesco atractivo, pastoso flujo sonoro, y ese lirismo maldito y nocturno que se desenvuelve entre la amargura y la terquedad.
Redondea la magnitud adicitiva del trabajo esa influencia primitiva, o primaria en los cortes, que va de Kurt Weill a Anton Webern con la incuestionable presencia de modo perenne de Captain Beefheart, lo que puede suponer, así fue en mi caso, que "Swordfishtrombones" sea también un magisterio.


La portada es otro elemento que me absorbe, el cabaret, puede ser Berlin o New York, pero el tugurio donde se respira un aire contaminado mitad marginalidad, mitad glamour, pero con una intensidad emocional que se termina desmoronando según avanza la noche y se engendran las canciones, ese ambiente es el que enloquece el disco y me hipnotiza a mi, el entorno de estas melodías que se retuercen sobre si mismas pasto de una argamasa de tentaciones creativas.
Solo queda dejarse arrastrar por las canciones, por el universo que encierran, algunas son como coartadas, otras como emboscadas, todas intrincadas y complicadas, no se entregan pero atrapan, como una droga dulce y escondida que te hace cautivo, terminando por ser un dulce cautiverio que se padece sin dolor.
Otro disco que me ha costado mucho acometer por exceso de respeto.



martes, 6 de septiembre de 2016

Seis canciones para empezar bien el día, que con la que esta cayendo...


Empezar una nueva jornada no siempre es fácil, y menos estos días, muchos han terminado las vacaciones y empezar con la rutina no es sencillo, también los niños están a punto de comenzar las clases y no es fácil para ellos que ya no se acuerdan de el colegio tras tantas semanas.
Los que han terminado sus vacaciones hace tiempo o aún no las han empezado como es mi caso, tampoco lo tenemos cómodo, es escuchar las noticias de la mañana y ponerse uno de mala hostia, menos mal que siempre nos quedará mi chica del tiempo favorita para alegrarme la vida.
Luego esta el jefe, los compañeros, la cuenta corriente, tal o cual papeleo que se empeñan en hacer difícil de tramitar, la multa...
¡Qué no es fácil vaya!!!
Así que voy a sugerir algunos remedios rockeros para intentar empezar el día con buen pie, o al menos con buen ritmo. Son algunas canciones que tienen la facultad de alegrarme el día, por la mañana o a cualquier hora, por intentarlo no se pierde nada ¿no?.

- MIKE FARRIS - "LEAVE YOUR WINDOW OPEN FOR ME".

Creo que saber que a lo mejor él, o ella, ha dejado la ventana abierta para que la atravieses al final del día, es un motivo más que suficiente para pasar una jornada al menos, esperanzada y excitante.




- THE ROLLING STONES - "SHE'S A RAINBOW".

Ante una obra maestra como ésta es imposible no animarse, explosión de luz, giros y malabares sónicos, melodía milagrosa y la visión de ella como un arco iris, si no se anima uno mal esta la cosa.




- THE HIVES - "COME ON".

Vamos a ver, la idea es que no te de tiempo a pensártelo, así que te enchufas al bucle que sugieren los más gamberros de la gélida Suecia y pruebas este encendido en frío, que de eso algo saben por el norte.




TOM PETTY & THE HEARTBREAKERS - "AMERICAN GIRL".

¿Y si empezamos el día bailando?, con este tema iridiscente del rubiales de Florida es difícil permanecer quieto, canción de puro y duro high school, de pasillos de instituto y tardes en la piscina mirándolas, esperándolas, soñándolas...con solo cambiar el girl por boy el tema se vuelve unisex.




- JOHN LENNON - "OH YOKO!".

Pues porque al fin y al cabo es un canto de amor, y eso mola si o si, cuando puedes cantar algo tan pegadizo y buenrollista a tu chica es que la cosa va bien, el estribillo rezuma colorines y solo pensar en la llegada a casa creo que hace del día algo por lo que luchar...¿qué no?




- THE CRAMPS - "BIKINI GIRLS WITH MACHINE GUNS".

Creo que la lujuria rockabilly psicodélica y morbosa garitera que encierra este tema puede despertar al más amuermado/amuermada, o al menos despertar algo en organismos inapententes.



lunes, 5 de septiembre de 2016

Los lunes...escenas de cine - "El Padrino II"


Terminando el verano, se me ocurre para aligerar la carga de pesadumbre asociada a los lunes: Los lunes...escenas de cine, una nueva iniciativa que tiene que ver con la cabecera, escenas de cine, carátulas lo que sea relacionado con una película y que decore el blog durante una semana, una ocurrencia no demasiado original pero que entiendo entretenida y ligera, que muchas veces es lo que se necesita.
Para el primer lunes se me ha ocurrido empezar - siguiendo con la ola de originalidad - con una de mis películas favoritas, si no mi favorita, que es la segunda entrega de El Padrino.
La escena final de ésta película siempre me ha parecido demoledora, creo que nunca - o muy pocas veces - en la historia del cine se ha relatado de manera tan sublime y a la vez sutil la soledad - una forma plácidamente trágica de describir la frialdad de la cumbre, el éxito en el mundo pero el fracaso en la vida, un resumen del todo es nada, una escena y un final grandioso.
Espero que esta iniciativa sea de vuestro agrado.
¡Feliz semana!!!

sábado, 3 de septiembre de 2016

2x1 - "Corazón contento" - Marisol/Lanuca


Otro 2x1, que la cosa no caiga, ayer escribía unas letras al maravilloso "Gran Mandíbula" de Lanuca, soberbio trabajo que termina con una versión del clásico de Marisol: "Corazón contento".
Cuando redacté el post me equivoqué y en lugar de poner a una de mis diosas como es Marisol, puse Massiel, cosas que pasan. Por suerte un amigo me avisó del error y lo cambié, esta anécdota me inspiro ante la posibilidad de plantear para éste sábado un 2x1 con este tema, una llamada al sol y al calor que aún es verano.


Además vemos frente a frente a dos artistas de referencia interpretando el mismo tema de formas totalmente distintas, este es uno de los 2x1 que más interesantes me parecen de todos los que he propuesto hasta la fecha. Además algún amigo igual conoce la conmovedora lectura de Lanuca.
Lo dicho, os presento "Corazón contento" cantado por Marisol y Lanuca.






viernes, 2 de septiembre de 2016

Lanuca - "Gran Mandíbula" (2016)


En la primavera de 2015, mis amigos valencianos me hicieron saber de Lanuca, proyecto musical al que pone voz Ángela Bonet y en el que colaboran Dani Cardona a la percusión, Ana Santos en los sintetizadores y Manolo Bertrán a las guitarras, el boss de Dr. Divago que acompaña habitualmente a Ángela en los directos.

El motivo de que me llamaran la atención a propósito de este proyecto fue la publicación por aquellos entonces del segundo disco de estudio de la valenciana, un EP titulado "Gran Mandíbula" del que mi amigo Chals Roig hablaba maravillas en su reseña de "On The Route" (pinchen hombre), y tres cuartos de lo mismo hacía my friend Johnny JJ en el Espacio Woody/Jagger (pinchar).
No les voy a engañar, no fue hasta pasados varios meses que no me puse en serio con "Gran Mandíbula", y el primer impacto fue sorprendente y también confuso, es difícil que no sea así, y hoy por hoy creo que imprescindible que suceda de esta manera.
Ahora, cuando se anuncia un nuevo trabajo de Lanuca, que se titulará "Mirando al mar" y que cuenta con un tema de adelanto absolutamente maravilloso, es cuando he desempolvado el disco - es una forma de hablar - de la pasada añada y, ¡oh sorpresa!, me ha gustado de forma increíble, mucho más asimilado por mi cerebro durante esta temporada de silencio, recordando sus recodos sónicos de forma pasmantemente clara, disfrutando de cada estrofa como si las hubiese interiorizado después de miles de escuchas, cosa que no ocurrió, pues fue un trabajo que terminó embelesándome pero que se vió privado de más audiciones por la puta saturación en que muchas veces nos sumergimos en esta era - a veces un poco absurda y decadente - de la música por internet.


No es la primera vez que me ocurre que un disco recuperado tras una temporada no corta de silencio, se revela como un trabajo superior a lo recordado, como si hubiese estado macerando y cogiendo sustancia en mi cerebro, o en mi corazón no lo sé, y un tiempo después a la hora de degustarlo de nuevo va soltado toda la esencia que en un principio no fui capaz de reconocer, cada vez que esto ha ocurrido, el trabajo en cuestión ha pasado ipso facto a formar parte de mis discos especiales, ya saben a cuales me refiero.
Consecuencia...que llevo tres días (con parte de sus noches), a vueltas con "Gran Mandíbula", y ahora releyendo lo que mis amigos decían hace año y pico, lo comprendo claramente y me veo reflejado en su prosa, comprobando que sus palabras ponen sentido a lo que me pasa cuando escucho estos siete temas. (que pinchen leñe...)
No es fácil describir lo que hace Lanuca, no es ortodoxo, no es música pret a portet, es exclusivo y personal. Este disco lo estoy sintiendo, espero que se me permita la comparativa, como canciones naturales, cual plantas, músicas que nacen de algo orgánico y limpio, de la tierra, del terreno de cultivo que todos tenemos en el interior y que no siempre somos capaces de sembrar, cuidar y dar cariño para recoger fruto, aquí si que se ha sabido llevar a cabo el proceso y el fruto son seis canciones preciosas y una versión del tema de Marisol: "Corazón contento" sobre el cual no deseo hacer comentario alguno, la simple escucha de lo fabricado por Lanuca dará clara respuesta a cualquier pregunta que puedan hacerse.


Encontrarán emoción, teñida de luz y empapada del frescor sutil del rocío, como digo muy natural todo, sentimientos que se muestran diáfanos y prendidos de un misticismo rebosante de belleza y ternura, veo mucha ternura en el disco.
Abran los oídos y sientanse como entes silvestres, capaces de asimilar agua y sol...y crezcan, como plantas, sentirán el fruto y verán la maravilla de la recogida, del despertar y del sentir...y saben lo mejor, dentro de poco más.
Adjuntamos bandcamp de Lanuca para adquisición y escucha de su música pinchando aquí.

jueves, 1 de septiembre de 2016

And cine by Addison de Witt...- "Julieta" (2016)


LOS QUE LA HICIERON:

Dirección: Pedro Almodóvar.
Reparto: Emma Suarez, Adriana Ugarte, Daniel Grao, Inma Cuesta, Darío Grandinetti, Michelle Jenner, Rossy de Palma.
Guión: Pedro Almodóvar (basado en relatos de Alice Munro).
Música: Alberto Iglesias.
Fotografía: Jean-Claude Larrieu.



LO QUE PASA:

Julieta (Emma Suarez/Adriana Ugarte), una mujer de mediana edad que decide abandonar Madrid para irse a vivir a Portugal con el hombre con quien comparte su vida, se encuentra fortuitamente con Bea (Michelle Jenner), la antigua mejor amiga de su hija Antia (Priscilla Delgado), de la que no tiene ninguna noticia desde hace más de una década, Bea le comenta que la ha visto en el lago Como y que tiene tres hijos.
A raíz de éste suceso decide cancelar su viaje a Portugal y retomar sus recuerdos con respecto a la hija a la que ya creía definitivamente perdida, vuelve al piso que ambas compartieron en Madrid y en la soledad y el silencio da comienzo a un relato dirigido a Antía en el que le cuenta la historia de su vida. Le narra como conoció al padre de ésta, Xoan (Daniel Grao), un pescador gallego al que conoce en un extraño viaje en tren y como decide irse a vivir con él a Galicia, narra los días que se sucedían mientras Antia crecía, se intercalan personajes como Ava (Inma Cuesta), vieja amiga escultora de Xoan, la criada Marian (Rossy de Palma), quien cuida de Xoan desde hace años y cuya influencia en Antía será vital para que ésta decida abandonar a su madre tras superar ésta una depresión motivada por la muerte en el mar de Xoan, aturdida por el silencio que las dos mujeres comparten en el piso de Madrid la joven decide ir a un retiro espiritual del que ya no volverá.



LO QUE PIENSA ADDI:

"Julieta" es la película menos Almodovariana de su autor, la más ortodoxa y clásica de toda su producción, los ticks propios del universo de Almodóvar se disuelven en esta historia de drama materno-filial en pos de una redacción plácida y cocinada a fuego lento de los sentimientos y acontecimientos de una mujer que vive rodeada de silencio, otro de los grandes personajes del film.
El guión, basado en los relatos "Destino", "Pronto" y "Silencio" de la gran Alice Munro, se muestra mucho más literario que en obras precedentes del manchego.

Contada como una deconstrucción narrativa, con dos actrices en el papel principal, Adriana Ugarte, espléndida en la Julieta joven que se enamora de Xoan y queda embarazada de éste mudándose a Galicia, y Emma Suarez en la madura, absolutamente prodigiosa como siempre.
La nota sórdida la pone una magnífica Rossy de Palma como la intrigante criada Marian, nostalgia y como siempre en Pedro Almodóvar vueltas y revueltas al pasado y los acontecimientos que en él marcan y dejan cicatriz.

Planea sin quedar del todo claro la sombra de las sectas, el ambiguo lesbianismo de Bea y Antia, la tortura a la que el cerebro puede someter a su propietario, el viaje a ninguna parte que de repente encuentra luz al final del tunel...
Oportuna la fotografía y la música, el ritmo y la resolución, en mi opinión la mejor película de Pedro Almodóvar en varios lustros.