jueves, 21 de julio de 2016

Misty Miller - "The Whole Family is Worried" (2016)


Hay dos circunstancias que se unen y coinciden en la elección de hoy. Una que continúan las voces femeninas teniendo una especial predilección en mis escuchas, esto ya he comentado que viene sucediendo últimamente y parece que continua la tendencia, lo celebramos pues.
Otra es que vuelvo a optar por artistas que hacen de la energía y el ritmo su modus operandi, alejándose de enjundias serias, sesudas o más trascendentes, continua por tanto la sequía de discos que consigan atraparme, pero no importa, ¡que siga la fiesta!

Todavía atrapado por los italianos de Radio Days y su irrefrenable "Back to the day", me decido con una artista que venía avalada por la sabia reseña de Bernardo de Andrés para MTD, texto que mi camarada Johnny JJ recoge para certificar su certeza en su Espacio Woody/Jagger, como éstos tipos no suelen fallar, y algún acercamiento previo a este "The Whole Family is Worried" de la teenager Misty Miller ya había llamado mi atención, me lo pincho entero hace unas fechas y sigo haciéndolo durante varios días, compitiendo con Radio Days en ocupar minutaje en mi equipo, no parecen tener rival el trío transalpino y la lasciva lolita británica, en lo que a sonidos para este verano respecta.
Como si de una versión actualizada de Debbie Harry o Joan Jett se tratase, la que fué mansa chiquilla que canturreaba acunada su voz infantil por una inofensiva acústica, se revuelve convulsamente envenenada por los estridentes ataques punk rockeros de tipos de dudosa reputación como Stooges, Godfathers o The Damned combinando tan afilada influencia con un pop de guitarras rabiosas y sensaciones vitamínicas, dando lugar a un puñado de flamigeras composiciones de fluidas melodías y de inspiración punk-rock-pop de suave asimilación y desbocadas reacciones anímicas.
¿Qué no me creéis?...escuchen este "Happy" que lanza el álbum y después si queréis hablamos.



Y no termina aquí la tralla guitarrera ni los estribillos pegadizos, hay grasa de colores y músculo - un tanto plástico eso si - para hartar.
Ahí esta "Other girls", la furiosa "Girlfriend", la popera e hiperactiva "Marmalade" o la garitera "Taxi cab".
Momentos más íntimos y dulces también nos encontramos en esta colección, como en "Stars" o "Fall away".
Incluso baladas que por momentos nos mutan a la peligrosa Misty en una princesita apocada de Talent Show como en "Devil".



El verano avanza, cálido y colorido como toca en esta estación, y a falta de discos elevados, de esos que nos hacen hablar como literatos de otro tiempo, tiraremos de arranques juveniles y fibrosos arrebatos propios de edades ya pasadas pero nunca del todo apartadas, visiten el espíritu adolescente y transgresor de Misty Miller, les encandilará, o por lo menos les entretendrá.

2 comentarios:

  1. Ciertamente, su timbre de voz recuerda mucho a Debbie Harry.
    Refrescante sonido para un verano musicalmente insulso.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un disco que esta muy bien, divertido, refrescante y con calidad.
      Un abrazo.

      Eliminar