martes, 31 de mayo de 2016

La fragilidad egoísta de la memoria - Luis Eduardo Aute - "Queda la música"

Esta madrugada algo me ha despertado: un ruido, un rumor del sueño, unos vecinos que vivían cuando los demás dormimos...no lo se. He intentado volver a dormir pero no me ha sido posible, me he desvelado.
Casi sin darme cuenta mi cabeza, que acostumbra a ir por libre cuando el insomnio hace su aparición, estaba embarcada en el navío del pasado, recordando...siempre la nostalgia y yo...
Hace unos años, no muchos, ni siquiera un lustro. Cuando vivía en otro piso y en otra localidad, solo, posiblemente y aunque entonces no lo sabía, demasiado solo. La rutina marcaba el paso de la marcha de mi vida, siempre igual, siempre las mismas caras y los mismos hábitos, las mismas personas y las mismas conversaciones...Soledad acallada a golpe de zapatazo de rutina, invisible pero acechante, escondida pero rumiando su abordaje.
El piso de arriba estaba vacío, así llevaba mucho tiempo desde que lo dejó un tipo extraño del que nunca llegué a saber su nombre, seguramente nunca me importó, no parecía fan de los Stones.
De repente y contra todo pronóstico alguien lo ocupó, los ruidos de pasos, la música de los sábados por la mañana, los rumores de vida me gustaron, parecía que no estaba tan solo.
Se trataba de una chica, de mi edad calculaba, luego supe que era algo más joven, no mucho. Estaba tan sola como yo y se le notaba en la mirada, yo lo sabía, lo supe al primer golpe de vista, el torrente de su oratoria, la sonrisa perpetua, el brillo alegre en los ojos, eran signos que podían engañar a cualquier otro, pero no a alguien que utilizaba las mismas armas para para no parecer solo, inquieto o triste.


Enseguida nos hicimos amigos, posiblemente como un instinto de supervivencia desesperado, pues comprendimos que estábamos condenados a acompañarnos, a rellenar los silencios de las noches, cuando la tele suena pero no la oyes, cuando la última canción calla en la pletina y solo las luces del equipo dan luz a una estancia que se parece demasiado al cosmos, cuando sabes que el sueño es el único habitante que queda por llegar.
Pronto nos veíamos a diario. Nos hacíamos confesiones y reíamos con los chascarrillos del pueblo. Tomábamos algo en las tabernas y veíamos películas juntos, en su casa o en la mía, daba igual Bajaba a comer alguno de mis platos o subía yo a comer sus macarrones con pollo. Ella torpedeaba mi soledad y yo la suya, era un trato justo y funcionaba.
Pero era la superficie, mi interior estaba en aquellos días plagado de sombras y amenazas. La vida me propuso un pulso y yo, con esa seguridad en mi mismo de la que tantas veces he hecho gala, acepté, y aunque pensaba que ganaba, la verdad es que era derrotado cada vez que volvía a enlazar mis manos con las de la realidad poderosa y traicionera.

Ella también tenía lo suyo. Lo pude comprobar alguna noche en la que las lágrimas y la desesperanza la trajeron a mi casa, con un mohín y un temblor en la voz, rota hasta que el sueño y el agotamiento podían con ella y se quedaba dormida. Creo que en parte ella me salvó a mi, y yo a ella...al menos un poco.
Tenía una gata y un perro, que calmaban su soledad. La gata era muy bonita, negra: cuantas veces pensé que si era cierta la puta superstición de los felinos de ése color estaba jodido. Terminó siendo habitual que me despertase algunas mañanas y me la encontrase paseando por la habitación..."Si se cruza un gato negro"...
El perro era de ésos pequeñitos, con mucho pelo, un flequillo le caía sobre los ojos, me caía bien, parecía rockero con aquel peinado transgresor, y era mucho más discreto ante ciertas cosas que su amiga felina.
Han pasado unos años, no muchos, ni siquiera un lustro, y aquellas podredumbres que me hicieron la vida complicada durante un tiempo están enterradas. No olvidadas, pero si aniquiladas. Ya no vivo en aquel piso lleno de fantasmas, mi vecina tampoco, se fue a terminar de resolver sus cosas, con el torrente de su oratoria, su sonrisa perpetua, el brillo de alegría en sus ojos...ya casi curada.


Fueron unos meses, entonces pareció una vida entera. Pero visto desde la perspectiva de esta madrugada de desvelo, comprendo que no, solo unos meses, en cierto modo decisivos e intensos.
¿Porqué entonces la memoria se comporta así?. Hoy, en la soledad de mi habitación descubro con pena que apenas recuerdo detalles de aquello. No me puedo creer, y no me gusta comprobar que no recuerdo el nombre de la gata de mi amiga, aquella que velaba nuestros sueños, muchas noches agotados y atormentados. Tampoco el de mi camarada canino, aquel que se quedó conmigo una semana mientras su ama estaba de viaje para un curso en Alicante. ¿Cómo es posible?...Con los días que pasamos. ¿Cómo puede ser tan fragil la memoria?, ¿cómo tan egoísta?...
De mi vecina no se demasiado, perdimos el contacto. Pero también la memoria visual me traiciona y me hace dudar sobre la verdad de mis sentimientos. Pocos detalles recuerdo de ella: unas pecas encantadoras que tenía en el pecho, el piercing de la nariz, la tristeza en los ojos...Pero ni el olor de su pelo, ni el tono de su voz, ni el canturrear de su risa, ni la naturaleza de su bondad...Solo las canciones que hacía sonar los sábados por la mañana, recién llegada al piso de arriba, cuando aún no nos conocíamos...como ahora, ahora que somos, como decía Aute: "dos extraños que ha fijado la fotografía", pero: "queda la música".

lunes, 30 de mayo de 2016

Los Lunes Arte...Jean-Michel Basquiat - "Auto-retrato" (1982)


Cambio de semana y también de cabecera, de obra pictórica, Este lunes me decanto por el impresionante Jean-Michel Basquiat.
De todas las exposiciones que ha acogido el Guggenheim Bilbao, creo que esta es, sino la que más me ha gustado, si la que más calado ha dejado en mi. Fue un recorrido por más de cien obras de un artista único y muy poderoso, con el que congenio en lo personal por diversos motivos, y que en la contemplación de su obra sientes que los cuadros te lo comunican, esa comunión, te lo dicen utilizando algo más que lineas, pinceladas o spray, te lo dicen con ilusiones sensitivas, una experiencia muy intensa.
Como sabéis el artista nos dejó pronto, su vida fue fugaz y vertiginosa, su talento demoledor y su sensibilidad tan infinita que le dañaba.
Un grafitero que se pasó al arte amando el Hip-Hop o el Jazz, al que admiró Warhol, quien colaboró con él de tu a tu en algunas obras maravillosas, un tipo culto, consciente de los detritus de la sociedad y luchador contra ese desperdicio, inteligente, tal vez demasiado, genial.
He elegido una obra de él, en la que aparece él, su autorretrato de 1982, un lienzo tremendo, con el artista empuñando lo que parece una flecha pero que es un pincel, un retrato de alguien que se lanza al observante gritándole algo, algo seguramente justo.
¡Feliz semana!!!

Os dejo el comentario, seguramente mucho más atinado e informado que el mío que aparece en la fantástica web de arte: EPPT.

También adjunto la interesante página web del artista:
http://www.basquiat.com/index-new.htm

domingo, 29 de mayo de 2016

Los domingos photosong - Los Flechazos - "Luces Rojas"


Fin de semana anómalo, toca currar, de tarde, y coincide con el concierto en Bilbao de Alex Cooper, no se puede ganar siempre asi que nos consolaremos pinchando los antiguos discos de mis Flechazos, asi que aunque curremos en turno de tarde, seguro que el trance se hace más llevadero recordando, eso si en disco, esas canciones que han formado parte de mi vida, y lo siguen haciendo.
¡Feliz domingo!!!



sábado, 28 de mayo de 2016

Media docena de 6 discos nacionales que estoy quemando este 2016.


Ayer me refería a los discos que más están haciendo temblar las paredes de mis vecinos durante este 2016 que aún no tenemos mediado, y como no podía ser de otra manera en un tipo como el que suscribe, habitual defensor y escuchador de los buenos productos autóctonos (que no son pocos), hoy sábado nos curramos la lista, más pequeña eso si, de discos facturados por aquí y que estoy quemando en el presente ejercicio.
Tres de los seis seleccionados estarán en El Ultimo Vals de Frías presentando y defendiendo disco del año en curso, valor añadido al evento.
Justo es decir que la lista de pendientes nacionales es incluso mayor que la de internacionales, siempre analizándola en su justa perspectiva.
No me lío. aquí va la media docena de discos que estoy quemando en este 2016 grabados por peña de aquí.

- Bantastic Fand - "Welcome to Desert Town".
Qué decir de Bantastic Fand y su nuevo disco que no haya dicho ya todo quisqui, que es un disco excelente, que los de Cartagena son nuestros Jayhawks (Ya quisieran los de Louris que su último disco sonase como éste, en mi opinión claro), nuestro Flying Burrito Bros...
Excelente disco con unas ganas locas de verlo de gala en el vals de Frías.
Reseña: Bantastic Fand.


- FRANK - "The Mud and the Thirst".
Otros que presentan disco en Frías será FRANK, su Lp esta sonando y mucho, de ésos casos maravillosos y un poco agobiantes de disco que te absorbe y tienes que romper temporalmente con él para que la relación sea más intensa y larga, y para que puedas escuchar otras cosas...
Finalmente les veré antes del vals, nada menos que  teloneando a Danny and The Champs...y en mi Bilbo.
Reseña: FRANK.


- Jose Casas y La Pistola de Papá - "Memorias de una pistola invisible".
Adoro a Jose Casas, sus discos son sinónimo de calidad, powerpop de encendidas guitarras, de melodías pegadizas y de textos ingeniosos y originales, así es desde los ochenta y también lo es hoy con éste nuevo Lp que es posible que sea uno de los que más ha sonado en total este 2016.
Reseña: Jose Casas y La Pistola de Papá


- Quique Gonzalez - "Me mata si me necesitas".
De acuerdo, Quique González me decepcionó hace un par de semanas en su directo, pero amigos míos el que suscribe es fan y desde hace mucho años y discos del madrileño afincado en Cantabria, y la verdad es que su último disco es, como viene siendo norma de la casa, excepcional, de lo mejor que se ha grabado sobre la piel de toro en este año.
Reseña: Quique González.


- Biscuit - "S/T".
Los catalanes son una banda de enjundia, alejados de los focos mediáticos, lo que les permite seguir haciendo la energética música que hacen, rock guitarrero sin miramientos a la hora de consumir decibelios, 20 años pisando tablas y grabando buenos discos, éste lo adquirí en su último bolo en Bilbao donde triunfaron, tengo pendiente la reseña del mismo (la lista de reseñas pendientes también es considerable), pero adjunto una estupenda de mi amigo Johnny JJ para su espacio Woodyjagger.
Reseña: Biscuit.


- Still River - "Wood & Wire".
También tengo pendiente la reseña de éste grupo, encima que son de casa, de Bilbo, pues no se lo pierdan, también tengo pendiente su directo, mis extraños horarios de trabajo me jugaron - una vez más - una mala pasada el día que la liaron - según las crónicas - en el Kafe Antzoki hace unas fechas, pero el disco, excelente compendio de rock del de toda la vida, soul y blues, pletórico de fuerza e intensidad, ha sonado y suena muy a menudo, y así seguirá ocurriendo hasta que llegue el feliz acontecimiento de echármelos a la cara, como no, en el Vals de Frías.
También adjuntamos la reseña de un amigo, en este caso el excelente post que les dedico el gran King Nicochan en su Isla.
Reseña: Still River.


viernes, 27 de mayo de 2016

La docena de 12 discos internacionales que estoy quemando en este 2016


Como todos los años, la lista de discos publicados en el ejercicio en curso, empieza a dividirse en dos sub-listas, la de escuchados y la de pendientes. según avanzan los meses la segunda empieza a crecer mucho más que la primera, esto que es normal, nunca se había puesto tan en evidencia como en este 2016, donde el desequilibrio es realmente demoledor a favor de los discos pendientes.
Hace un tiempo que decidí tomarme mi tiempo con los álbunes que acometo, dejó de interesarme escuchar trabajos como si de una obligación se tratase, en modo marathon, con ansia y precipitación. Durante unos años, algunos discos han sido catados por un servidor como si de cumplir el trámite se tratase...¡eso se acabó!!!
Así que ahora si un disco me subyuga le dedico tantas escuchas como el cuerpo me pida, y no lo dejo abandonado en ningún rincón, tampoco el cambio de guarismos en el calendario motiva mi olvido de trabajos disfrutados o pendientes de cursos precedentes.
Con todo este modus operandi que me enorgullezco en practicar, la lista referida se esta haciendo infinita este año bisiesto, por lo cual soy consciente de los muchos trabajos que, alabados por camaradas, tengo aún en espera, y empiezo a ser consciente de que muchos tendrán que esperar aún varias semanas o meses.
El año me esta resultando menos gratificante que alguno de los precedentes, algunos discos de grandes nombres no terminan de convencerme, incluso alguno de éstos grandes nombres tras las primeras escuchas han pasado a un estado de en la reserva.
Pero si que hay discos que están haciendo las delicias de este humilde escuchador, y siguiendo con la política de explotación de materiales musiqueros comentada, algunos están siendo quemados por mi.
Aquí va una docena de discos que han sonado mucho - siguen sonando mucho, y no parece que vaya a cambiar la tendencia - en este 2016.

- Malcolm Holcombe - "Another Black Hole".
Los que me conocen saben que un servidor es fan irredente del señor Holcombe, uno de mis músicos favoritos, sus discos son sinónimo de calidad, sinceridad, intensidad y poesía, es increíble que este sujeto nunca falla, desde luego este año tampoco.
Reseña: Malcolm Holcombe.


- Woods - "City Sun Eater in the River of Light".
Uno de los discos que más ha sonado y sigue haciéndolo este año, variado, enigmático, embaucador de oídos... un disco que en cada escucha revela algo nuevo, será sin duda uno de los favoritos del año.
Reseña: Woods.


- The I don't Cares - "Wild Stab".
Este curioso dúo formado por el gran Paul Westerberg y la ex de Lemonheads Juliana Hartfield ha facturado uno de los discos más disfrutables y deliciosos del año, repleto de buenas melodías y estupendos medios tiempos, vitaminas para estos tiempos.
Reseña: The I Don't Cares.


- The Mergers - "Wdith a Carrot and a Stick".
¡Buff!!! Que quieren que les diga de estos germanos, no para de sonar este "With a Carrot and a Stick", y que siga la fiesta, un antídoto contra aburrimientos y estados de bajón, pub-rock de primera, con grasa garajera y buenas melodías casi pop, un frenesí...
Reseña: The Mergers.


- Those Pretty Wrongs - "Those Pretty Wrongs".
Uno de los últimos discos en llegar y que tengo más que claro que se va a quedar durante mucho, mucho tiempo es éste que trae inyectado en su ADN la magia y la dulzura que Big Star ha regalado a ese mundo que sueña. Los artífices estos dos artistas: Luther Russell y Jody Stephens, promete eternidad.
Reseña: Those Pretty Wrongs.


- Nap Eyes - "Thought Rock Fish Scale".
Y que decir de este milagro de la esencia del rock sesentero que nace para esquivar fastos artificiales y luminarias engañosas, para convertir su mensaje en legado de verdad, germen del rock facturado por amor, ambiente de local y visiones de la Velvet. Sin fecha de caducidad, los últimos serán los primeros, en este caso seguro.
Reseña: Nap Eyes.



The Jangle Band - "Edge of a Dream".
Gracias al sello alicantino Pretty Oliva Records estamos descubriendo un buen puñado de bandas que tienen los sonidos primaverales y las guitarras radiantes y sonrientes como ejemplo de buen hacer musical, estos australianos no paran de repetir sus canciones en mi equipo.
Reseña: The Jangle Band.


- Ben Arnold - "Lost Keys".
El último disco del componente de U.S Raills: Ben Arnold es una maravilla, lleno de vientos que nos llevan al soul, de allí al sonido Nueva Orleans, pasando por el gospel y sin olvidar sonidos de cabaret a orillas de Mississippi. Un disco para escuchar, bailar, ponerse nostálgico y no dejar de escuchar.
Reseña: Ben Arnold.


- Parquet Courts - "Human Performance".
Con este quinto disco largo, el sonido garajero tejido con melodías cuidadas e inteligencia en los textos que practican Parquet Courts se consolida como un proyecto al que tener fe, otro de los discos que suena sin parar, se hacen adultos pero sin dejar la fuerza juvenil.
Reseña: Parquet Courts.


- Sea Pinks - "Soft Days".
Uno de los primeros discos catados este año no se apea de mis escuchas más reiterativas, chispean las guitarras y convencen las melodías, lejos de caer en el olvido, los Sea Pinks siguen gustando como el primer día.
Reseña: Sea Pinks.


- Hurry - "Guided Meditation".
¡Viva el powerpop que vitamina el alma!!!... Decía en la reseña del otro día sobre este discazo de Hurry, que el año esta teniendo apego al powerpop y a las armonías vocales livianas y suaves...y que no pare la diversión, esta tercera entrega tiene el powerpop de los noventa en el espíritu de cada canción.
Reseña: Hurry.


- Temperance Movement - "White Bear".
Muchos dirán que este disco no inventa nada, y tendrán razón, que es blues-rock, con riffs poderosos, estribillos indómitos, ritmos sólidos y machacones, grandes voces y excelentes y encendidos puntéos, acercamientos esporádicos y medidos al hard...Pero todo muy bien hecho, para mi genial.


jueves, 26 de mayo de 2016

Nap Eyes - "Thought Rock Fish Scale" (2016)


Cuando dos bitácoras como Río Rojo y Espacio WoodyJagger coinciden en resaltar en sus páginas la conveniencia de rendir escucha a un artilugio sonoro, lo más inteligente y apropiado suele ser hacer caso y no dejar pasar demasiado tiempo en dar debido cumplimiento al consejo para evitar disgustos o sinsabores al comprobar, una vez resuelto el trámite, que la vida es demasiado corta para dejar en la nevera productos tan sabrosos.
En el caso que hoy me trae frente al folio brillante del portátil así ha ocurrido, ambos espacios han puesto su sabia lupa sobre este segundo disco del cuarteto Nap Eyes titulado: "Thought Rock Fish Scale".
Hablamos de una joven formación oriunda de las antípodas, mas exactamente de la región australiana de Nueva Escocia, lugar donde se encuentra el estudio, o más bien local de ensayo donde fue registrado el Lp en tan solo cuatro días y de forma rudimentaria, reproduciendo las ocho canciones en directo y grabándolas en una cinta analógica, sin ningún tipo de ornamento produccional.
Este procedimiento de grabación da al disco un ambiente de local de ensayo que resulta ideal, otorgándole una lírica de realidad, de falta de apego al concepto épico del rock que imprime una especie de necesidad casi física de tocar, de cantar, de componer, de expresarse...lo que podría parecer una falta de medios con la que lidiar se convierte, como por ensalmo, en el principal activo sónico del álbum.


Una vez dicho ésto, lo que el mencionado local acogió aquellas cuatro jornadas fue un ramillete de canciones, paridas por el cantante y compositor Nigel Chapman, que absorben las sonoridades propias de aquella Velvet Underground que parecía, como pasa con estos muchachos casi cinco décadas después, que habían sido fabricadas en un local de ensayo o bien, en un cabaret nocturno de baja estopa, combinando textos infecciosos de juventud y liturgias sonoras que pretendían desafiar al tiempo, que gente como estos australianos, nacidos mucho después de la disolución de VU, sigan creyendo en ese sonido y forma de expresión, deja claro que Reed, Cale y compañía se salieron con la suya.
El bajo de Josh Salter vibra y serpentea de forma sinuosa, haciendo de soporte de muchos de los temas en comandita con los parches de Seamus Dalton, una percusión que parece escondida, como demasiado lejana del receptor de sonido analógico, lo que hace que en su comunión con el bajo se logre un abrigo denso y a la vez acogedor para la voz de Chapman.
Las guitarras - Brad Laughead - suenan claras, sin estridencias pero sin virtuosismos, rasgan y arañan aportando con su luz el oportuno y necesario contraste que necesita el discurso de Chapman que suelta los textos situando su actuación canora en ese espacio indescifrable que esta entre el discurso y la emisión musical, resultando un frontman que se mueve entre el cantor y el rapsoda, muy en la linea de Reed, sin pretender además esconder ésta evidente influencia.



Un disco que atrapa, que teje una tela de araña de terciopelo en la que la víctima se deja engullir por la bestia sónica que emplean para la elaboración de unos cortes entre líricos y obsesivos, con el añadido de esa verdad desinteresada que destila este rock antiguo pero sin fecha de caducidad.
Bajo el influjo de la Velvet se desgranan unos temas que no dejan de crecer y que no sueltan a la presa, entre luces y sombras es fascinante ir descubriendo ocho perlas que reptan y flotan en un ambiente humeante, canciones que cada vez que mueren lo hacen con la promesa y certeza de una resurrección novedosa y que las hará aún más adictivas, más misteriosas y más grandes. Compruébenlo.

martes, 24 de mayo de 2016

Those Pretty Wrongs - "Those Pretty Wrongs" (2016)


La Gran Estrella de la música tardó en hacer visible su brillo a un mundo ya demasiado cegado por el apabullante fulgor de los astros de la época dorada del rock, los años y el boca a boca han ido poniendo a cada cual en su lugar, y desde hace ya unos cuantos lustros que Big Star alcanzó la parcela que le correspondía en el firmamento del rock, ganando con el paso de los años en luz y brillo, además las sucesivas formaciones que han cogido las maravillosas coplas que dejaron los profesores Alex Chilton y Chris Bell como legado, para a partir de ellas construir sus canciones y discos, han hecho de la banda de la estrella una leyenda que con solo tres discos editados soporta más gloria que muchos artistas con nutridísimas discografías.
Ninguno de los numerosos admiradores de Big Star tardará una décima de segundo en sentir sobre la piel la caricia que provoca la estela de la citada estrella en el sonido de Those Pretty Wrongs, no en vano la formación, que debuta con este disco de título homónimo esta formada por el guitarrista y frontman de The Frewheelers: Luther Russell y el antiguo batería precisamente de Big Star: Jody Stephens.


Ambos producen el disco y componen los diez cortes que lo alimentan, sin dejar demasiado margen a la especulación en cuanto a estilo e influencias, pero plantando en los surcos del vinilo un ramillete de canciones sumamente hermosas, de delicioso pop y powerpop caracterizado por las melodías perfectas, las armonías vocales amplias y cristalinas, las guitarras de sutil y brillante discurso, tanto con electricidad de por medio como en acústico decir, teclas de acento vintage y en ocasiones con un regusto psicodélico, y una base rítmica que redondea el conjunto sin hacer ruido pero dejando constancia de su enorme peso musical.
Siendo la magia de Big Star la que toca con su varita la concepción del Lp, es fácilmente imaginable los recordatorios musicales que nos encontramos en este emocionante, lírico y en ocasiones melancólico recorrido, ecos de The Beatles, The Kinks, Badfinger, Beach Boys, The Who o The Byrds nos asaltan atropellando con su alquímico aliento y haciendo del oyente una presa rendida sin lucha a su hechizo, una vez más.
Es posible que nos encontremos más retazos de Bell que de Chilton, las acústicas sixties, el pop de liturgia invasión británica y las dulcineas melódicas y vocales se hacen divina evidencia en: "Ordinary", que con una sola frase ya coloca todo en su inamovible lugar, la preciosa: "Lucky guy", la beatlemana: "Never goodbye", o la melancolía, firma de la estrella de "Star again".



Power pop de Rickenbakers y ecos inconfundibles en la maravillosa: "I'm for love", o en la de esencia Who y no menos excelente: "Mystery trip".
Las teclas dejan su impronta en la nocturna: "Empty city" y en la envolvente y de reducida capa psicodélica: "The cube", de embriagador ambiente cabaretero.
En "Thorn away" se hace hincapié en el soul y el funk por medio de unas armonías y unas guitarras que se mezclan con unos tímidos vientos.



Cierra el disco la milagrosa: "The heart", tema que en mi opinión no permite demasiados comentarios más allá de su escucha, tal vez como en mi caso, en bucle.
La Gran Estrella sigue derramando magia, su estela es eterna y cual polvo de campanilla nos vuelve soñadores y niños a todos aquellos que nos dejamos seducir por su sortilegio, Those Pretty Wrongs nos invitan a subir a la cola de esa estrella para dejar que la piel, el corazón y los lacrimales se exciten y no olviden, imprescindible.
Agradecer a Bernardo de Andrés Herrero que me acercase a este disco cuya gestación me pasó desapercibida, pero que descubrí en esta reseña de MTD.

lunes, 23 de mayo de 2016

Los lunes, arte...Vassily Kandinsky - "Yellow - Red - Blue" (1925)

Segunda semana con la iniciativa de colocar una obra pictórica en la cabecera del blog, la semana pasada inauguramos esta sección con una pintura de la obra africana de Barceló, y ésta vamos a optar por un lienzo emblemático de uno de los padres del arte abstracto, el moscovita Vassily Kandinsky, la obra titulada "Yellow - Red - Blue".
Como no soy un erudito en el tema, referire unas notas simples encontradas en espacios en la red que si saben de lo que hablan, en este caso la página web dedicada al autor es la que nos ilustra con éste copia-pega.
En lo que a mi respecta la obra me gusta mucho, los colores, las lineas rectas y curbas, finas y gruesas que se mezclan con figuras geométricas, la aparente anarquía, una pintura que me pasaría horas observando como un fogonazo de vida.

Amarillo-rojo-azul fue creado por Wassily Kandinsky en 1925. Los colores primarios en las características pintura cuadrados, círculos y triángulos y hay formas abstractas mezclados con éstos. También hay líneas negras rectas y curvas que pasan por los colores y las formas. Esto es para ayudar a provocar el pensamiento profundo en la persona que ve la pieza.

Amarillo-rojo-azul en realidad se puede dividir por la mitad con lo diferente que cada uno de los lados son. El lado izquierdo tiene rectángulos, cuadrados y líneas rectas en colores brillantes, mientras que el lado derecho cuenta con los colores más oscuros en diversas formas abstractas. Estas dos lados muestran diferentes influencias y están destinados a crear variadas emociones en el espectador. 


Fuente: http://www.wassily-kandinsky.org/

domingo, 22 de mayo de 2016

Los domingos photosong - Luis Eduardo Aute - "Rosas en el mar"


Hace unos años, un servidor, tal vez en una demostración de candidez inusitada, intuía que España era un país que había superado definitivamente y con éxito las precariedades que aguanto durante décadas en materias de igualdad, democracia y libertad.
Es posible que durante unos años la fastuosidad de la vida capitalista cegó un poco a la población, estábamos más concentrada en meter horas extras en busca de unos sueños que con el parecían realizables, y no imágenes inconexas salpicadas en los anuncios del cuponazo como sueños imposibles para la mayoría salvo golpe de suerte en los ciegos. Es posible digo, que todos, o al menos muchos, viviéramos esclavos de esas luminarias y no atendiéramos a unas carencias que se escondían a nuestra vista, tapadas por el coche recién adquirido, la segunda vivienda, o las clases de esquí...yo conocí a gente que incluso empezó a jugar al golf, lo digo en serio.
La crisis, si es que ésto existió alguna vez, el paro, el reventón de la burbuja inmobiliaria...La realidad en definitiva, nos hizo abrir los ojos, y éstos fueron cegados por la infecciosa y brillante luz de esa verdad que bien permanecía oculta o bien estaba esperando su momento, agazapada en los anuncios de hipotecas y los carteles de promociones inmobiliarias que harían de un viejo secarral un paraíso destinado a un pueblo que había perdido su identidad como tal.
Y llegó el PP, que llegue al poder un partido formado por gente que apenas tiene respeto y fe de lo que es la igualdad, la libertad o el progreso, es terrible, hablo de tipos formados en colegios clasistas religiosos en su mayoría, educados en familias burguesas de escaso poso humanista, también en la mayoría de los casos, que de todo habrá. Un partido que no contempla una sociedad que no sea la que ellos conciben como normal, que desprecia nuevos modelos de familia, zancadillea sexualidades y emociones que no son nuevas y que ya es hora de que sean libres y puedan vivir y expresarse en igualdad con todos y con todo, que ignora a todo aquel que no le sirve para que gire la muela del egoísmo económico y de poder, que entiende al pueblo como una esponja a la que hay que estrujar mientras tenga agua entre sus poros, para abandonar cuando ese agua ya ha terminado y la sequedad no implica ya ningún beneficio, un grupo de gente que desprecia la libertad de la mujer a la hora de decidir sobre su cuerpo, que no respeta los sentimientos ajenos, entendiendo que la patria la imponen ellos, pasándose por el arco de triunfo los orígenes y sueños de todos aquellos que no enarbolan su bandera, que exigen respeto a unas víctimas y claman por olvidar en cunetas a otras, que ponen mordazas a la libertad de expresión y pensamiento, que insisten en ignorar que éste es un país aconfesional, que rehuyen condenar dictaduras pasadas y presentes, que desprecian a los desheredados que buscan un poco del futuro y la suerte que ellos encontraron ya en la cuna, dejando sus países y familias tras de sí en una odisea no tan gloriosa como la de Ulises, que dan coartada y cobijo a corruptos y malhechores...que este partido gobierne decía, es terrible, que lo haga con mayoría absoluta es apocalíptico.
Por eso hoy empiezo a pensar con tristeza, que o bien no ha llegado nunca ese punto de libertad a España que intuí durante un tiempo, o que en los últimos años el PP ha ido erosionando esa libertad, igualdad y progreso que creí asentado en los "años felices"...el caso es que tras una semana en la que se han pretendido prohibir banderas de libertad y esperanza, que jamás han entrañado violencia, al mismo tiempo que se ha permitido una manifestación de ideología neonazi, a pesar de varios suplicatorios para que no fuese autorizada...después de una semana así, empiezo a dar veracidad a la frase de esta canción de Aute que reza: "La libertad, derecho de la humanidad, es más facil encontrar rosas en el mar"...
¡Feliz domingo!!!



viernes, 20 de mayo de 2016

Hurry - "Guided Meditation" (2016)


Por motivos que desconozco el año en curso esta siendo en lo musical muy de armonías, meticulosidades melódicas, guitarras chispeantes, y coplas no muy dadas a tonelajes sónicos, lo que no las excluye de encerrar una energía desbocada.
Llevamos escuchado en este bisiesto mucho jangle, mucho powerpop, mucho noise-pop...No me canso de los candorosos acordes que abarrotan los discos de Jangle Band, Star Trip, Wellgreen, Nada Surf...cada uno en su envoltorio están endulzando y vitaminando este 2016.
Y ahora llegan estos tres tipos de Filadelfia: Hurry, con su tercer larga duración que lleva por título: "Guided Meditation".
Y en este caso la temática nos lleva a sonidos más orgánicos, menos de años en Blanco y Negro y con más noventeo, más Posies, Matthew Sweet, Teenage Fanclub, Wezer...ya me entendéis.


Con guitarras más malotas que otros, pero los mismos mimos en la construcción melódica, Matt Scottoline y los primos Joe y Rob de Carolis despliegan en este trabajo un muestrario coherente en lo sónico, pero variado y ágil que se distribuye a lo largo de 9+1 temas que sin hacer dientes de sierra en cuanto a su linea, de alta estima musical, conforman un excelente trabajo.
Ya se ve venir algo grande con la inicial y gloriosa: "Nothing to say", de guitarras brillantes y estribillo de cantos en agudo y perfección geométrica. La continuación no podía ser mejor: "When I'm with you" es delicada como una pieza de nácar, melodía tan simple que parece que no tiene merito.
La briosa: "Fascination" imprime ímpetu para seguir con la preciosa: "Love is elusive".
Años noventa es lo que transpira la excitante: "Shake it off", y también aunque en un tono más informal, la herencia cronológica nos lleva a la última década del siglo XX en: "Sinking feeling"...aunque realmente sentimos aquella década en todo el disco.
Las guitarras se enervan en otro excelente tema: "Telepathic", que nos recuerda en qué consiste aquello que se dio a llamar indie y que tan hábilmente ha sido prostituido por la industria, escondiendo una demasiado repetida mediocridad en distorsiones y decibelios, nada de eso hace falta aquí.



Tras "Under her thumb" le toca el turno a la estupenda y deliciosa, pletórica de notas y sensaciones eléctricas: "Wanna be you".
Terminamos con el bonus track: "Nothing to say" que nos lleva al tema de apertura en una lectura más lírica aunque igualmente exquisita.
Otro excelente disco, el tono suave y acariciador de guitarras luminosas y voces cristalinas sigue dando buenos momentos este año, y que siga la racha.
Bandcamp de Hurry donde escuchar y adquirir este estupendo disco (y los anteriores):
https://hurry.bandcamp.com/

jueves, 19 de mayo de 2016

Cuenta atrás para el BBK Music Legends Festival - 2016

Menos de un mes es lo que resta para el inicio del BBK Music Legends Festival, que tendrá lugar en los jardines Centro Ola BBK, en la localidad Bizkaina de Sondika los próximos 10 y 11 de junio.
El festival pretende dar continuidad a los ciclos que con el mismo nombre se vienen programando en la Sala BBK del centro de Bilbao, y en los que se viene trayendo a artistas legendarios de diversos palos de la música en el entorno íntimo, de cercanía y calidad que solo es posible en una sala o teatro.
La localización elegida para el evento, un bonito espacio natural, y el escaso aforo, aproximadamente 4000 personas, deja claro que no será un festival al uso, también otras características organizativas lo alejan de lo ortodoxo, a saber: parking incluido con la entrada o abono, buena gastronomía o una lanzadera ferroviaria que comunicará directamente con el festival.
Tampoco el cartel definitivo es acorde a lo que se suele ver en otros festivales, formado por artistas de diferentes estilos que perféctamente podrían ser protagonistas de cualquier concierto de los que jalonan el calendario en el ciclo ordinario en Bilbao.
Destacan: Los Lobos, Corizonas o el habitual de la sala BBK: Elliott Murphy (esta vez con banda) en la jornada del viernes día 10, y Jethro Tull, con Ian Anderson, al que ya se le vió hace algunas ediciones en sala, el legendario Graham Nash o Bob Geldof en la edición del sábado 11. Pero también pasarán por los jardines del Centro Ola BBK: Nina Hagen, David Lindley o nuestros Fakeband.
Se busca ambiente tranquilo, familiar y amable, buena música y contacto con la naturaleza en un entorno agradable, seguro que reune bondades que harán de este festival un evento deseable para muchos.
Para los que se sientan tentados dejamos información en la página web diseñada para la ocasión en el siguiente enlace.
Y para que no quede la cosa sosa, os dejamos con dos temas que es posible que suenen en Sondika los días de autos.


Los Lobos:




Graham Nash:


martes, 17 de mayo de 2016

Danny and The Champions of the World - "Hearts & Arrows" (2011)


Todo estalló para mi con "Stay True" en 2013, después llegó "Live Champs" donde presentaban éste Lp en directo junto a otros temas anteriores, el impacto de este live fue ya, definitivo.
El año pasado estuvo marcado en parte por la publicación del extraordinario "What Kind of Love", y en paralelo a la llegada del vinilo se sucedió la escucha de "Streets of our Times" (2010) y este "Hearts & Arrows" que vió la luz en 2011 y que me tiene enganchado desde su primera escucha, que nadie se haga líos, los otros también, pero este más.
Y como además tendremos al gran Danny Wilson y sus campeones del mundo en el ya célebre festival del último vals en Frías, no he podido resistirme a dedicarle unas lineas esta tarde que le tengo sonando, haciendo que el sol que hoy brilla en Bilbao tenga un poco más de calor y color.


Hoy toca Bruce Springsteen a unos Km. del botxo, ya dejé claro que no iba a ir a ver al Boss en esta visita, y aunque lo dije con firmeza, lo cierto es que me hubiese encantado estar esta noche en Anoeta...pero creo que he encontrado antídoto para este mal de amores rockeros, porque en Bruce hay rock del que cuenta historias, de carreteras que se pierden en la noche, de desamores llorados en el asiento de un Cadillac entre los fantasmas del alcohol mezclado con lágrimas...pero también hay soul, y luz, y brisa alborotando cabelleras que se asoman a ventanillas en busca de atracones de vida, experiencias respiradas a borbotones...y canciones que insuflan optimismo y juventud, y guitarras radiantes de ternura, y saxos que desembocan su belleza al pie de un escenario diminuto en cualquier pub... osea, lo mismo que hay en este: "Hearts & Arrows", así que mientras lo escucho una vez tras otra, no me acuerdo de que Bruce esta en la vecina Donosti, y me ilusiono - más si cabe - ante lo inminente de tener a estos tipos ante mi en Frías, haciendo que me cobre justa revancha del desamparo vivido hoy, antes de empezar el tronar de sonrisas de: "Hearts & Arrows".


Aquí hay menos soul, menos swing, y menos terciopelo que en discos posteriores, pero hay un desparpajo rockero sin igual, que no puede dejar de recordar al de New Jersey, pero tampoco a Gaslight Anthem, a Wilie Nile, o a mis queridos Temperance League.
La  voz de Danny, con su inigualable metal, zigzaguea de forma callejera, rockera y sobrada en: "Ghosts in the wire" o en: "On the Street", con deleites de falsete en: "Colonel and the king", o como latigazos entre tormenta de guitarras en: "Soul in the city".
Ecos románticos y de tono etílico y nocturno, el pub rock de fondo para: "Brothers in the night", acústicas y sencillez en: "Too tough to cry",  y con carencia a un Graham Parker del otro lado del atlántico en: "You don't know (my heart is in the right place)".
Casi como de un Tom Petty del mar del norte se nos muestran: "Every beat of my heart" o la magnífica: "Heart & arrow".


El soul blanco se esconde tras la excelente: "Can't hold back" para terminar con un precioso corte acústico titulado: "Walk with me".
"Hearts & Arrows" es el tercer disco de Danny and the Champions of the World tras la disolución de Grand Drive, más nocturno y tabernario que los que le siguieron, igualmente maravillosos, pero éste es el que hoy ha sido medicina de la buena para olvidar penares y pesares.

lunes, 16 de mayo de 2016

Damos un toque de arte a Rock and More...


Además de la música, la literatura, la ópera, el cine y el teatro, el amigo Addi es también aficionado al arte, en especial a la pintura, cierto que lo es de forma humilde, teniendo como casi única función la de aprender, observar y recoger experiencias y sabiduría de los que más saben.
Pero en cambio esta afición no tiene apenas sitio en el blog, el motivo es precisamente el perfil de alumno que tiene el bueno del señor de Witt, no esta preparado para hacer reseñas dignas a este respecto, y menos cuando hay lugares que se ocupan del arte de manera sobresaliente.
Pero como apetece que el arte tenga un lugar en esta bitácora, no se le ha ocurrido al bueno de Addison cosa mejor que utilizar la cabecera para incrustar obras pictóricas del gusto del interfecto.
De esta manera durante lo que resta de primavera y el verano, cada lunes propondremos una obra que será la que ilumine y de el toque artístico al blog.
Para este primer lunes, inaugurará la iniciativa una obra de uno de los favoritos de Addi, el mallorquín Miquel Barceló, la elegida es una de las estampas de la obra africana del autor, caracterizada por los colores y el tono enraizado, además de la sencillez.
Espero que os guste la iniciativa.

domingo, 15 de mayo de 2016

Los domingos photosong - Quique González - "No es lo que habíamos hablado".


La cara de la moneda del bolo del viernes de Quique González, que no me gustó, ha sido que he recuperado su último disco, es posible que debido a la rabia que me dio la insatisfacción del concierto, el caso es que ha sonado este fin de semana "Me mata si me necesitas" y la recuperación del Lp tras unas semanas en el dique seco le ha venido de maravilla, al vinilo y a mi, pues lo he redescubierto y me gusta más aún de lo que me gustó tras las primeras escuchas hace unas semanas, por lo cual concluiremos con un: No hay mal que por bien no venga.
Nos quedamos con este: "No es lo que habíamos hablado".
¡Feliz domingo!!!



sábado, 14 de mayo de 2016

Concierto: Quique Gonzalez - Bilbao, Kafe Antzoki 13/05/2016


Abarrotado, demasiado para mi gusto, el Kafe Antzoki para asistir en sesión doble de jueves y viernes a la presentación del último disco del madrileño Quique González, el estupendo: "Me Mata si me Necesitas".
Sigo a Quique desde hace muchos, muchos, muchos años y le he visto en directo muchas, muchas, muchas veces...lo que quiero decir es que conozco al Quique González de antes y al de ahora...intentaré explicarme.
Anoche salí del concierto de Quique bastante descolocado, no me gustó lo que vi ni lo que oí. Quique González no ha sido la alegría de la huerta nunca, más bien tímido e incluso soso, parecía que le costaba plantarse ante el respetable y eso le daba a sus conciertos un aire de autenticidad, de coherencia con lo que se cantaba y tocaba, era lo idóneo aunque parezca extraño.
Los discos de Quique entonces pasaban desapercibidos, a pesar de ser excelentes, y sus conciertos eran cosa de cuatro. Esto empieza a cambiar con el directo de 2006: "Ajuste de cuentas" y sobre todo con "Daquiry Blues", entrada la segunda década del nuevo siglo el cambio empieza a radicalizarse y progresivamente los conciertos de Quique empiezan a ser objeto de deseo de casi todos, hasta el punto que ya son varias las visitas del madrileño a Bilbao que son con doble cita, pues se agotan las entradas en tiempo record.


En paralelo a este fenómeno se va observando un cambio también en la actitud de Quique en escena, empieza a dejar de ser aquel chico rockero al que parecía que solo le salían medios tiempos románticos y tristes, casi más de cantautor que de músico de rock.
En la gira con Lapido de hace un par de años esto se nota de manera evidente, allí vimos a un Quique que parecía liderar una banda mas que cantar tímidamente sus canciones.
¿Cual es el problema?, pues que no me creo a este Quique González en vivo, sus discos siguen siendo magníficos, y creo sinceramente que sigue siendo el mismo cuando compone y graba, pero el directo nos muestra a una estrella que no tiene madera y de ello, y a mi no me convence.
Por supuesto que yo no soy quien para decir quien debe o no debe ir a un espectáculo, pero es que el público que llena las salas en los bolos de Quique tampoco me parece el ideal para las tonadas melancólica y muchas veces amargas de Quique, esos cantos de soledad, abandono y de personajes que siempre sacan ojos de serpiente no van demasiado con los gritos y vítores que se escuchan en los bolos de Quique desde la gira de "Daiquiry Blues", respeto que cada cual reaccione en el show como le dicte el corazón, para eso ha pagado la entrada igual que yo, pero con todo el respeto, el público me parece más el de un concierto de Malú que de uno de un músico de rock.
Y sin duda el ambiente que había en la sala me influyó, y ésto junto a todo lo relatado se unió para no sentirme agusto en el bolo, tampoco me gustaron algunos momentos del concierto, sin duda las canciones del último disco fueron las más conseguidas, con protagonismo del violín y los coros de Nina, vocalista de Morgan con la que interpreta la, según parece, exitosa "Charo".
Pero empecemos por el principio, a mi si me gusta el escenario, como un suburbio de película de serie negra de los años cuarenta, farolas de la época, una cabina de teléfono, un local sórdido con las persianas bajadas en las que se recorta la silueta de una banda de gangsters...y el teléfono suena insistente, inquietante...entonces sale la banda y empieza a tocar "Detectives", primer corte del Lp y nombre del grupo que acompaña a Quique en el disco y la gira.
Tras los temas de la primera cara de "Me mata si me necesitas" entre el bullicio del respetable que cantaba a todo trapo, empieza una serie de temas en consonancia con el decorado de peli de polis, llegan: "Kit Chocolate", "Por Caminos extrechos", "Donde esta el dinero", "Tenía que decírtelo"...posteriormente y aprovechando la reedición de "Salitre 48" que se ha puesto en las tiendas a un precio prohibitivo suenan varios temas del que para muchos es mejor disco del protagonista de la noche, no me gusta como suenan los temas de "Salitre", creo que se pierde el ambiente acústico y songwriter que les hacía grandes, suena: "Crece la hierba", "De haberlo sabido" cantada por Nina con subrayado de violín, "Jukebox", "La ciudad del viento" y una revisitación de "Salitre" que no me gustó, este tema tiene que sonar y oler a Mediterráneo, y en la versión nueva para el live no lo hace.
Hasta la fecha el concierto esta muy estructurado (demasiado) en cuanto al setlist y un tanto rígido.
Vuelta al último Lp, ahora con temas de la cara B, y vuelven los mejores momentos de la noche, para ir terminando con los últimos temas y vises.
Se opta por algunos cortes salteados y suena: "Pequeño Rock and Roll" en una toma incomprensible, sin amargura y desamor este tema no es nada, "Avería y redención" (desgraciadamente la única de éste disco), "Su día libre" (un oasis en el desierto, sonó muy bien la para mi, mejor canción de "Daiquiry")...Y llega el final con todo el grupo en escena y el gran Cesar Pop por allí, "Kamikaces enamorados" y fin de fiesta con "Dallas - Memphis".
Un tanto desconcertado abandono la sala, con la impresión de que he visto un show de masas, como uno de esos espectáculos delimitados en tiempo y espacio, diseñados para el consumo, pero sin emocionar, porque los Stones siguen haciendo que los corazones lleguen al límite, pero Quique no, porque no es lo suyo, lo suyo es lo que nos cuenta en sus maravillosos discos, de todas formas le comentaba a mi brother Joserra, que a lo mejor es que me estoy haciendo viejo.

viernes, 13 de mayo de 2016

Britta Phillips - "Luck or Magic" (2016)


La historia de este "Luck or Magic" empezó su caminar en el año 2012. Tal vez motivado por la sequía discográfica que Luna - grupo en el que nuestra chica oficia de bajista - viene arrastrando desde el magnífico "Rendezvous" de 2004. También esta la cosa un tanto parada en lo que a publicaciones se refiere en su proyecto paralelo: Dean & Britta, sin material nuevo desde 2010.
La cosa es que Britta Phillips se ha soltado el pelo y ha lanzado su debut en solitario, poniendo su nombre en lo alto del cartel, dando así lustre a un nombre que no merece permanecer en la sombra, aunque esta sea tan alargada como la de su pareja sentimental y capitán de las formaciones mencionadas, el excelente Dean Wareham.
Y es que esta rubia de Michigan lleva en el mundillo más de 30 años, entregando su talento en los grupos apuntados, ejerciendo de productora, actriz y como cantante doblando al personaje protagonista de la serie de animación de los ochenta: "Jem". Una carrera más que respetable que ya iba mereciendo un proyecto personal, desde luego éste merecía la brillantez finalmente conseguida, aunque no fue fácil, tras el fallecimiento del productor con quien empezó el proyecto Scott Hardkiss, éste se detiene en 2013, para ser retomado de nuevo con la producción de Eric Broucek y la colaboración de su chico: Wareham a las guitarras.


Britta tiene una voz de bonito timbre y elegante fraseo, emisión fácil y gusto exquisito, no es una voz de grandes dimensiones ni de proyección imponente, pero esta tan bien utilizada que estas cualidades no se echan de menos en todo el metraje del Lp.
Con una producción que no hace demasiado incapié en la electrónica como podría ser de esperar, y que consigue un sonido envolvente y sugerente, pop deluxe, guitarras, percusión - Roger Brogan - y teclados que parecen confabularse para escoltar la voz de Philllips y que ésta entre por la puerta grande en los paladares auditivos más exigentes.
Cinco composiciones del puño y letra de la rubia y cinco versiones conforman un tracklist caracterizado por le homogeneidad y el buen gusto, discreto y equilibrado, un disco que se escucha con facilidad y sacia sin empalagar.
A alguien como a mi, a quien ABBA le produce auténtica urticaria, el encontrarse con una versión de un hit de la rubia del cuarteto sueco Agnetha Fältskog titulado: "Wrap your arms around me" le pone en guardia, pero justo es decir que el tema suena genial, muy superior al original gracias a un aporte lírico que no poseía el corte de 1983.
El resto de covers son resueltos de modo sensacional, utilizando como armas el buen gusto y la idoneidad sónica y vocal, Realmente excelente revisitación del exitoso "Drive" de The Cars, acariciador y carnoso en la voz de Britta.
También se aprueba con nota la versión más cercana al original de "Fallin' in Love", - titulada en el original "Lady" - de Dennis Wilson, similar comentario merece la revisión del tema de Evie Sands: "One fine summer morning".



Completa el lote de versiones con una bonita versión del "Landslide" de Fleetwood Mac, cantada con fluido y nostálgico decir y acompañada de la aullante guitarra de Wareham.
El capítulo de composiciones propias no hace descender el nivel del álbum, destacando "Daydream", un tema de cierta épica muy en la onda de lo que factura su media naranja, con cierto toque cinematográfico, también "Do it last" es un tema destacado, con un mayor uso de sintetizadores y un sonido menos carnal, pero de romántico estribillo.
"Milion dollar doll" es un tema de aire comercial, directo, para derramarlo en la pista, el tema que comparte nombre con el disco es una pieza relajada, de esencia nocturna y manta sónica de clásico pop ochentero.



El tema que cierra el disco es "Ingrid Superstar", un corte más controvertido, menos delineado en lo melódico y con un sonido más industrial y cierto deje undeground, un tema en cambio, hipnótico.
Elegante disco pop, con prominencia de sonidos sencillos y sin abuso de ornamentos, donde Britta Phillips debuta de forma satisfactoria, tal vez se pueda achacar a la chica una mayor personalidad vocal, que seguro que llegará en futuros trabajos, un disco para escuchas nocturnas, teñidas de nostalgia o en entornos románticos, me gusta el disco, y no poco.

jueves, 12 de mayo de 2016

The Mergers - "With a carrot and a stick" (2016)


No negaré que me siento a gusto en los bares, me gustan las barras y escuchar música acodado a las mismas, con buena charla y cerveza fresca lubricando penas y encendiendo alegrías.
Si hay música en vivo, como ocurre de vez en cuando, mejor que mejor...Esto viene a cuenta del grupo que hoy presento, recogido del Espacio WoodyJagger para variar, y que desde la primera décima de segundo me ha recordado a la música idónea para escuchar en tan gratos lugares - como cantaban aquellos Gabinete ochenteros - se titula: "With a carrot and a stick" y lo firman los germanos The Mergers.
Auténtico rock sixty de efervescencia pub y acento garajero no exento de melodía y finuras instrumentales que acarician el pop de aquella época de invasiones británicas.
12 pelotazos nacidos para divertir, ahuyentar malos humos y  poner osamentas en funcionamiento de forma automática e irresistible.
Con estribillos más pop, que recuerdan aquellos primeros Fab-Four que declamaban pensando en Buddy Holly que se hacen evidentes en la carnosa: "Achilles heel" y la inminente: "I'll never give it up", aires más grasientos y cavernarios en el single: "I'll be a better man", también en: "Pie in the sky", "Better stop right here" o en "Little barney", no faltan tampoco ritmos expídicos y cincuenteros en la vibrante: "Shop window dummy".
El ambiente de acera y paso de cebra, semáforo y trafico denso propio de la urbe es inherente a la idiosincrasia del disco, lo que recuerda a Kinks o Seeds y que se respira en estupendos temas como: "Hunt the mahster" y "You set your life".
Algunas luminarias pop como: "Drag my dream around" u "Oh lord", sin olvidar el fronterizo instrumental:  "Hunt the hamster" contribuyen a redondear un tracklist rico y excitante, que lo pone difícil para no entregarse a su energía y devorar las vitaminas que se escapan entre guitarrazo y redoble.



Música para zambullirse en élla, entre espuma cervecera, botas bailando sobre el tubo metálico que bordea la barra junto al suelo, carcajadas, y miradas de reojo a las señoritas que se dejan llevar por la danza que provoca "With a carrot and a stick".

martes, 10 de mayo de 2016

Las bandas del Último Vals de Frías: La Gran Esperanza Blanca.


"Celebrar lo que ya de por 
sí fue una gran celebración 
de la música americana 
y hacerlo en este entorno 
y junto a las mejores bandas 
nacionales de ese estilo musical 
es un honor, pero sobre todo un placer. 
Gracias a la organización y a Frías por acogernos"

(Cisco Fran, cantante de La Gran Esperanza Blanca)




El sol brilla en solitario más días de los que se embosca entre las nubes, el olor a hierba recién cortada indica que que los cielos cenicientos van dejando paso a los azules blanquecinos, y que la lluvia se vuelve remolona y cuando golpea el suelo deleita con ese inconfundible aroma a tierra seca remojada.
A la primavera le da continuidad el verano, y con éste llegará el último vals, homenaje a aquél que no necesita mayor recuerdo entre esta parroquia habitual, pues me consta que tenéis los ojos embadurnados de las lámparas arañas y las alfombras que rodó Martin Scorsese en el día de autos....y las canciones...y The Band.
El nuestro no será un vals que cuente con Martin oteando el escenario desde el objetivo, pero estarán Twobaskos para contarlo en imágenes, y los nombres de los que deshojarán margaritas melódicas no serán tan rimbombantes ni glamourosos como aquellos...pero es que nosotros cambiamos San Francisco por Frías, y el Winterland por el castillo medieval de la mentada ciudad...no se crean que vamos a salir perdiendo...
Los que no conozcan el entorno que se vayan preparando para el impacto visual y sonoro de rockear entre muros centenarios que han sido testigos de historia y que son a día de hoy tan discretos que callan, pero enseñan.

Y las bandas que harán temblar esas almenas, les aseguro que son humildes en floripondios mediáticos, pero orgullosas de ilusión y verdad - los que no conozcan de memoria el cartel que le echen un vistazo -, comprobarán que no miento.
Así que vamos a proceder a presentarlas, no merecen ni ellas ni ustedes menos.
Yo tengo el placer de hacerlo con La Gran Esperanza Blanca, no ha sido elección mía, pero me alegro de que así haya cuadrado el asunto, hace unas semanas asistí en su Valencia natal a sus 30 años de tablas y canciones, (aquí lo explico),  y a este grupo le tengo un cariño muy especial.
Les diré que LGEB es una banda de country, folk y rock que sin separarse de los parámetros marcados por los maestros del género allende los mares, consiguen mantener una identidad local tan marcada que parece que el genuino palo de la música texana tenga sus ancestros junto al Mediterráneo, estos chicos serán amigos y camaradas sobre un escenario que evocará humanidad y relatos vivos.
Grupo formado por Cisco Fran (guitarra y voz), Spagnolo Ferocce (guitarra solista), Chiti Chitez (bajo) y Chuso Al (batería), sus canciones se entienden y asimilan como propias a tal velocidad, que tras la primera escucha de cualquiera de sus coplas es fácil sentirse entre sus acordes e historias paisanas como si llevases años recorriendo cada estrofa con la garganta.
En sus canciones aparecen recuerdos manchados de melancolía y nostalgia, pero de las buenas, de las que nos son comunes a todos, sus personajes viven y sufren, pero también aman y ríen, y lloran, y ganan y pierden...pero como lo hacemos todos, como si no tuviese mayor importancia, los héroes que brillan entre la niebla de un pub, en la madrugada, como si el mundo les pidiese permiso para seguir girando, esos personajes los dejan para otros, porque éstos saben donde esta la importancia de la vida.
Sus historias fronterizas saben a salitre y huelen a azahar, el guante de baseball lo cambian por un par de jerseys haciendo de portería, aquí se juega al fútbol, y sus mujeres no son fatales, son apasionadas y tienen brillo en los ojos.
La nostalgia, el amor y el desamor (dos caras de la misma moneda), los recuerdos, la juventud, la tragedia, el honor, la amistad, la familia, la niñez, la esperanza...¡joder! el ser humano esta en sus canciones, lo cuenta la voz cercana de Cisco y lo recogen aquellos que tienen la suerte de estar presentes en su parlamento.
En Frías los tendremos contando cuentos de vida y sueños de niños, en un marco que les viene como anillo al dedo, y en un entorno humano que empasta con la idiosincrasia de la banda de forma, vaticino, ideal. Una suerte y un acierto que semejante formación haga temblar párpados, excitar epidermis y sonreír bocas en tan inigualable acontecimiento, el castillo será testigo y nosotros, mucho menos discretos, lo contaremos...country medieval en la atardecida.

lunes, 9 de mayo de 2016

El aguijón del destino, Toño Martin y Pepe Risi nos dejaron un 9 de mayo como hoy.


La juventud y el amor por el rock and roll les unió siendo casi adolescentes, en La Elipa soñaron con vivir el rock and roll way of life de forma canalla y eternamente joven, y en cierto modo lo consiguieron. La marcha les volvió a unir poniendo misma fecha a su paso a la eternidad.
Los últimos setenta les vieron conquistar la cima, aunar el rock de Reed y los Stones con el glam de T-Rex o Slade, la actitud de barrio se fundía con el señorío propio de los príncipes de la ciudad, derrapando en las esquinas de los excesos cuando el neón alumbraba las arterias por las que habría de circular una juventud explosiva y despreocupada del mañana.
Pero como no podía ser de otra manera el stop en la bifurcación les hizo plegar velas, el amor puso a Toño entre la espada y la pared, apostó finalmente por traicionarse a si mismo y sucumbió al filo y el metal de la espada...
Antes dejó testamento de su desconcierto empapado de amor por sus princesas en "Atrapado en el amor"...desgraciadamente Toño, la voz más gloriosa, canalla, elegante, viciosa y aterciopelada de la historia del rock and roll patrio, estaba atrapado por varias cosas además del amor, pero la que le llevo a convertirse en inmortal tras atravesar el tormentoso y solitario desfiladero de la desaparición temprana y precipitada fue la cárcel de la que nunca consiguió huir, el mismo, el propio Toño. (9 de mayo de 1991).



Risi es el rock and roll, punto!, su figura escuálida, como un fantasma entre el humo de colores que se dibujaba sobre él en cada escenario, cada noche, con su negrita colgada entre su entrepierna y su corazón son más rock que muchas canciones que hablan vacíamente de él.
Cuando decidió, se decantó por Burning, porque él era Burning y Burning era (y es) el rock and roll...y ya hemos dicho que Pepe es el rock and roll, punto!
Imposible ejemplificar de modo más noble, entregado e indómito el rock de barrio, de gente que vive al límite, al límite de la sociedad, del vicio, de la noche, de la amargura, de si mismos.
Así vivió Risi, al límite de si mismo y todo lo que exhalaba era rock and roll, lo dibujaba en cada sonrisa bajo las gafas de sol, en cada frase escrita que aún huele a bourbon, a tequila, a ginebra seca, lo que dibujaba su silueta eterna en las retinas de los que amamos a Burnin y no nos cansamos de dar las gracias al mesías de La Elipa porque gracias a Pepe - "Ha muerto el silencio en las calles de Madrid", y de todo el país...se fue pero sigue aquí, es imposible no vislubrarle entre los neones en cada concierto de los Burning del heroico Johnny. (9 de mayo de 1997)

domingo, 8 de mayo de 2016

The Doors - Been Down So Long (Subtítulado en español)


Admito que hoy estoy deprimido, me toca currar y eso un domingo no suele sentar bien, pero como es lo que toca y dicen que tenemos que estar contentos (y tal y como esta el tema es cierto), pues haremos de tripas corazón, nos llevaremos un poco de música al tajo, y nos enfrentaremos a una semana un poco más larga, así que no se me ha ocurrido mejor tema para un domingo como el presente que este de la obra póstuma de The Doors, un tema de un tipo que esta deprimido, en mi caso no es para tanto la verdad, pero como el tema mola...
¡Feliz domingo!!!



sábado, 7 de mayo de 2016

Van Morrison reedita "It's too late to stop now" con tres CDs y un DVD de material extra.


Hace unos meses comentábamos las bondades- muchas por cierto - del disco en vivo de Van Morrison: "It's too late to stop now" publicado en 1974 (pinchar).
Ahora recibimos la noticia de que en fechas próximas, exactamente el próximo 10 de junio del presente curso, Legacy Records lanzará una caja con tres CDs y un DVD que pretende completar aquel doble vinilo que retrataba al gran Van the man en un momento pletórico de su carrera, acompañado de la magnífica Caledonia Soul Orchestra.
Aquellos 18 cortes fueron registrados durante la gira de 1973, y correspondieron a 8 conciertos ofrecidos por el irlandés en el Troubadour de L.A, el Civic Auditorium de Santa Monica y el Rainbow de Londres.
Este lanzamiento contará con grabaciones no contenidas en la copia de 1974  más un DVD que encerrará un concierto ofrecido en 1973 y retransmitido en su día por la BBC desde Londres.
Se aprovecha la ocasión para reeditar el documento del 74 debidamente remasterizado en CD y doble Lp.
La innegable calidad de este directo invita a la adquisición de esta caja, aunque tiene pinta de que no vaya a resultar barato el capricho.
Adjuntamos listado de canciones contenidos en la mencionada caja que será titulada: "It's too late to stpo now vol. II, III, IV & DVD".

VOLUME II (Recorded live at The Troubadour, Los Angeles, May 23, 1973)
‘Come Running’
‘These Dreams of You’
‘The Way Young Lovers Do’
‘Snow in San Anselmo’
‘I Just Want to Make Love to You’
‘Bring It on Home to Me’
‘Purple Heather’
‘Hey, Good Lookin’’
‘Bein’ Green’
‘Brown Eyed Girl’
‘Listen to the Lion’
‘Hard Nose the Highway’
‘Moondance’
‘Cyprus Avenue’
‘Caravan’


VOLUME III (Recorded live at the Santa Monica Civic Auditorium, California, June 29, 1973)
‘I’ve Been Working’
‘There There Child’
‘No Way’
‘Since I Fell for You’
‘Wild Night’
‘I Paid the Price’
‘Domino’
‘Gloria’
‘Buona Sera’
‘Moonshine Whiskey’
‘Ain’t Nothing You Can Do’
‘Take Your Hand Out of My Pocket’
‘Sweet Thing’
‘Into The Mystic’
‘I Believe to My Soul’


VOLUME IV (Recorded live at the Rainbow, London, July 23 & 24, 1973)
‘Listen to the Lion’
‘I Paid the Price’
‘Bein’ Green’
‘Since I Fell for You’
‘Into the Mystic’
‘Everyone’
‘I Believe to My Soul’
‘Sweet Thing’
‘I Just Want to Make Love to You’
‘Wild Children’
‘Here Comes the Night’
‘Buona Sera’
‘Domino’
‘Caravan’
‘Cyprus Avenue’


DVD (Recorded live at the Rainbow, London, July 24, 1973)
‘Here Comes the Night’
‘I Just Want to Make Love to You’
‘Brown Eyed Girl’
‘Moonshine Whiskey’
‘Moondance’
‘Help Me’
‘Domino’
‘Caravan’
‘Cyprus Avenue’