sábado, 28 de febrero de 2015

Gene Clark - "White Light" (1971)

A veces pienso que soy un tipo con suerte, me explico, siento que es una suerte que a pesar de tener unos cuantos años y lucir mas de una cicatriz de esas que no se curan con mercromina sino con tiempo y sudando la camiseta del corazón, siga manteniendo la capacidad de ilusionarme por las mismas cosas que ya me ilusionaba cuando de adolescente eran nuevas y por ello perfectamente asumible la emoción.

Fijense que cosa mas bonita
Esta semana he recibido una llamada que llevaba tiempo esperando, la legendaria Power Records, tienda de discos bilbaína de toda la vida, me llamaba notificandome que había llegado el vinilo que les había reservado hace unas semanas...¡Por fin!.
Baje a la tienda ilusionado como cuando con trece años me acercaba a la ya hace tiempo desaparecida Long-Play a por el último cassette de The Police o de Miguel Ríos, la verdad es que sentía la misma ilusión, nada había cambiado, creo que es motivo suficiente para considerarme un tipo con suerte.
El vinilo en cuestión es: "White Light", segundo Lp del ex-cantante y compositor de The Byrds: Gene Clark y cuarto si contamos los dos facturados inmediatamente antes a este junto a Doug Dillard.



Los que me conocen saben de mi admiración por Gene Clark, admiración y además apego personal, por lo que sea me cae bien, y siempre me he sentido atraído por su personalidad, él encarna como muy pocos en el mundillo del rock al perdedor injusto, al hombre al que la suerte le es esquiva, el destino se burla de él y los gozos se le vuelven esquivos e incluso enemigos declarados.
No importaba la elegancia de su fraseo ni la belleza de su voz, no llegaba a deleitar a casi nadie, tampoco parecía contar para el gran público la belleza de los trazos melódicos de sus composiciones, la humanidad intrínseca a sus textos o la nostalgia que empapaba sus construcciones acústicas, los discos se acumulaban en la montaña de los fracasos como si de casettes de gasolinera se tratasen, las canciones pasaban fugaces por emisoras de radio y se perdían entre los pliegues del tiempo.
Parecía que solo unos pocos entendían la grandeza de sus álbunes, las soberbias composiciones que atesoraban aquellos discos que pasaban desapercibidos para casi todos, aquellos discos, muchos a día de hoy considerados obras maestras de crepuscular belleza y artesano moldeado melódico, aquellos discos decía, poco a poco han sido retirados del montón de olvidados en el que se encontraban y empiezan a ser considerados como lo que son, auténticas joyas que deben tener un lugar en la historia mucho mas elevado artísticamente.


Por supuesto "White Light" no es una excepción, producido por Jesse Davis atendiendo únicamente a la impresionante belleza de las partituras, su trabajo en los controles es el de dejar que estas se desarrollen, balanceandose sobre acústicas, la bella y nostálgica voz de Clark y fugaces armónicas, el resto quedaba en manos de la magia que impregnaba de melancolía un trabajo sublime y portentoso.
Todos y cada uno de los temas son perfectos, y comienzan con la inicial: "The Virgin", tema de aroma country que hace volar la voz de Clark sobre la pradera y que posee una letanía de melancolía que ya no se separa de los surcos del vinilo en todo este viaje llamado: "White Light".
"With tomorrow" es una canción de puro songwriter, acústicas enredando sus quejidos y la voz doliente del artista creando un estado de sosiego impactante,



Mas animado el corte que da titulo al disco, con un toque festivo y luminoso, digerible y fluido con el ritmo inofensivo de las escobillas sobre los parches y la armónica alegre, estupenda canción.
Lenta, desarrollándose sobre un órgano y las omnipresentes acústicas: "Because of You" es otro tema derrochador de tristeza y hermosura que precede a la mas eléctrica y dulce melosidad de la grandiosa: "One In A Hundred", tan impregnada de crepúsculo, de melodía imposible, de elevación emocional en la voz oscura de Gene, tan bella, como un atardecer de primavera...POM.




Y la cara B empieza con la que Dylan reconoció que le hubiese gustado componer...no me extraña, "For a Spanish Guitar" es una de las mas deliciosas composiciones que jamas haya escuchado este escriba, una conjunción de guitarras, armónica y voz que flotan sobre un mar de nostálgicas lágrimas y melancólicas olas mecidas por una melodía tan bella que no parece real, si que sabe al viejo Bob lo que dice si...



Un country áspero y soleado que precede a los sonidos y evocaciones que brillaron un año después con el "Harvest" de Young, se trata de: "Where My Love Lies Asleep".
Y unas guitarras y un hammond que parecen importados de otro disco nos saludan y acompañan en la aventura de: "Tears of Rage", el sublime tema de The Band al que Clark adorna con su voz y su acariciadoras maneras sin que pierda la original esencia dada por los canadienses un par de años antes, grandiosa versión.



"1975" da el portazo al disco, se trata de otro tema country-folk de inquietas guitarras eléctricas y abierta vocalidad, otra piedra preciosa mimosamente tallada a golpe de emoción.
Decía que soy un tipo con suerte por seguir manteniendo la ilusión que de adolescente me hizo engancharme a la música, si, es cierto que tengo esa suerte, me tengo que alegrar de mi fortuna, aunque el haber conocido discos como este me han ayudado a mantener la ilusión y la alegría...y que no falte.
Este articulo fue publicado el 27/02/2015 en otra de mis casas La Comunidad del FFVinilo, y traído hoy aquí para todos vosotros.

viernes, 27 de febrero de 2015

La Gran Esperanza Blanca - "Tren Fantasma" (2015). - Discos en la lengua de Cervantes.

No diré que soy veterano seguidor del grupo capitaneado por Cisco Fran, no es así, las primeras noticias que tuve de la existencia de esta banda formada en Mallorca hace ya tres décadas me llego a través de blogs amigos y con cuentagotas, en dosis de canciones sueltas y recuerdos o reivindicaciones varias.


Pero en los últimos meses del pasado año el nombre de La Gran Esperanza Blanca ya me era familiar y su música ya había hecho acto de presencia en mis audiciones ocasionales.
Pero lo habitual fue ganando terreno a lo ocasional y con la llegada del 2015 empezaba a anhelar el anunciado nuevo disco de la formación, los adelantos de temas que llegaban a mis oídos no hacían otra cosa que hacer mas deseable la escucha de este: "Tren Fantasma" que de forma sorpresiva ha llegado a mi hogar junto a otros productos que había adquirido de mis queridos Doctor Divago, decir contento es decir poco cuando vi el disco aparecer entre el papel marrón y el plástico de burbuja en que venía envuelto.


Y finalmente pincho el disco, con los únicos antecedentes conocidos por mi de su homenaje a Kempes y el anterior: "Derrota", me sumerjo en el cálido aire que dota de temperatura los doce cortes que figuran en el tracklist, cortes grabados en dos estudios diferentes y con producción y arreglos pertenecientes a dos profesionales diferentes, Pepe Cantó se dedica a estos menesteres en Estudio Ca' Cantó y Luis Martinez en Little Canyon Studios, siempre con la participación en dichas labores de LGEB.
Y desde el primer corte podemos disfrutar de unas guitarras arcillosas, como el terreno desértico y lírico al que viajas mecido por las melodías y las letras de enraizado americanismo sónico, de carácter con sabor a country y a rock engendrado en el sur del país del Tío Sam.
Y las canciones, de buena formación melódica y textos crepusculares y vivos, épicos y arenosos como "Aquí Estoy" (En vía Muerta)", la tradicional americana "Railroad boy" traducida como "El Chico del Tren" y que aporta plañideros violines gracias a la colaboración de Raff Deen (Badlands), o la extraordinaria, que da título al disco y que hizo de adelanto del mismo.
También nos encontramos violines en la que cierra el disco, la bonita "Cantad Conmigo", puestos en marcha por Raff Deen de nuevo y la acordeón de Juanlu Tormo (Senior i el Cor Brutal).



Acústicas enredadas con armónicas que dan un tibio color a la lírica: "Tu Risa" y la evocadora pedal-steel de Johnny Patillas en la soberbia: "Los Años de Felicidad".
Más armónicas, esta vez rodeadas de electricidad en la excelente "Estrella de Mar" y con acompañamiento de las teclas de Gilberto Aubán en "Payaso".
Fabuloso rock de acentos campestres y preciosos rasgados eléctricos en: "La Última Copa", una de mis favoritas. La electricidad manda también en las rockeras: "Azúcar y Miel" "Música Antigua".



Preciosa gema de soleada melodía y poética letra, es otra de mis favoritas: "Mar del Coral", con genuinos y hermosos solos de guitarra.



Y todavía queda una sorpresa que no será este escribiente quien desvele.
Fabuloso disco de esencia americana pero que viene bañado por el Mediterráneo, repleto de detalles y momentos excelentes, más que recomendable y provocador para que un servidor siga investigando la extensa trayectoria de esta banda.
Para desinformados accidentales o no, éste es otro de los grupos que tendremos en Frías, en El Ultimo Vals, es festival del verano.
Adjuntamos también bandcamp donde poder escuchar y adquirur este discazo:
https://lgeb.bandcamp.com/

jueves, 26 de febrero de 2015

The New Mendicants - "Into The Lime" (2014)


No soy de los que da carta blanca a las llamadas superbandas por el mero hecho de contar en sus filas con galmourosos nombres propios que se suponen pertenecientes a artistas dignos de confianza y de probado talento.
Prefiero escuchar antes el material que ofertan, pues en no pocas ocasiones estas formaciones, además de tener una vida efímera, han facturado trabajos mediocres, o en el mejor de los casos decepcionantes.
En el caso de esta agrupación formada por Norman Blake (Teenage Fanclub), Joe Pernice (Pernice Brothers) y Mike Belitsky (The Sadies) que sebautizaron como The New Mendicants y que ha publicado en el pasado 2014 su primer álbum, no se da el ejemplo negativo citado, todo lo contrario, facturan un muy buen disco, este: "Into the Lime".


Cierto que sé de la existencia del disco hace bastante tiempo, pero no menos cierto es que lo he ido dejando para mas adelante, tal vez por esa falta de fe ciega que deposito en los supergrupos, pero finalmente me he decidido empujado por las buenas reseñas que a propósito del trabajo he leído en los blogs de algunos insignes colegas cuya opinión suele ser un sendero fiable para un servidor.
Y con solo escuchar las primeras estrofas de "Sarasota" es fácil empezar a vislumbrar lo que este disco ofrece, canciones, breves, ninguna alcanza los cuatro minutos, de mimosas melodías y cuidado en voces y armonías, sonidos amables y poético discurrir sónico, un mas que agradable experimento la primera escucha del disco que justo es decir que mejora con ulteriores reproducciones.
Y si "Sarasota" es una bonita canción folk de acústicas acariciadas y voz susurrada, el segundo corte: "A Very Sorry Christmas" solo tiene en su contra su corta duración, pues se trata de un encantador pop de esencia brit de cuando la famosa invasión.





Preciosas armonías vocales en el comienzo de "Cruel Annette", que no tarda en recordarnos a  The Kinks merced a unas guitarras que embelesan y un estribillo precioso y popero.
"Follow You Down" es una balada de escaso aporte sónico pero cantada con infinita sensibilidad y delicadeza.
En cambio "Shouting Match" es un rock de baja intensidad en decibelios pero hiperactivo en ritmo y fluidez, estupendo y bailable.
Uno de los momentos mas íntimos y bellos del disco es la preciosa "If Only You Knew Her", preciosas voces para un tema que hubiesen firmado los mas inspirados: The Byrds, muy Teenage Fanclub también.




Precioso corte también la vaporosa y deliciosa: "High On The Skyline", de delicado trabajo coral.
Estupendo cover de un tema de Sandy Denny que versionaron excelentemente Yo La Tengo, y que no son estos tres tipos los que estropearan, ni mucho menos, ese dulce que es: "By The Time it Gets Dark".
Sencilla y casi infantil la soleada y primaveral: "Into The Lime" que da paso a la psicodelia garitera de la extraña e interesante: "Lifelike Hair".



Toca tirar de refranero y entonar aquello de: Mas vale tarde que nunca, por la demora en desenredar los diez temas, bonitos, elegantes y digeribles de este primer estupendo trabajo del supergrupo: The New Mendicants.

Articulo escrito originalmente para la publicacion ZRS donde podréis encontrar esta y muchas mas reseñas interesantes pinchando aquí.

miércoles, 25 de febrero de 2015

Cooper - "UHF" (2014) - Discos en la lengua de Cervantes.


Conozco la música de Alex Diez Garín desde hace mas de veinte años, entonces enrolado en sus míticos Flechazos, fue en el verano del 92 cuando tuve el primer encuentro con la banda del Leonés, y fue en León claro, mi segundo hogar, la tierra en la que junto a sus siglos de historia se agazapan gran número de recuerdos de este, hoy ya maduro, que desde su hogar titular escucha el nuevo mini-lp de Cooper esta lluviosa mañana de febrero.
Un amigo íntimo, que sigue siendolo, me mostró por primera vez su música un agosto, con la casette de: "Viviendo en la Era Pop" en el Seat 133 de Pablo nos dirigimos a fiestas de Valdevimbre, su ritmo vivo y sus adictivos y envolventes sonidos de Hammond marcaron la BSO de aquel agosto, y así todos los agostos, con la inconfundible y magnética cualidad sónica y melódica de Alex.
Los años pasan y tras la desaparición de Los Flechazos, quienes dejaron a su paso un ramillete de excelentes álbunes que marcaron mis noventa de forma definitiva, llego su etapa como Cooper, un descanso y a día de hoy con varios lanzamientos marcados por lo de siempre, calidad, ligereza melódica, sentimiento sesentero yé-yé de tendencias mod y brit-pop, aderezado con letras solventes sobre gente de carne y hueso con vidas que bien podrían estar impresas en un diario adolescente, de esos que cíclicamente se repiten a lo largo de una vida y esa inocente intensidad de latidos que se impone en  cada estrofa de las composiciones de este excelente artista que va desgranando una obra de enorme enjundia desde su trinchera de la gloriosa segunda fila que a tanto gran músico da cobijo.


"UHF" es su último trabajo, acompañado de Mario Alvarez, Daniel Montero y Nacho Martinez, seis canciones que se nos entregan bajo los parámetros ya mencionados arriba, seis canciones deliciosas y primaverales, intuitivas como la risa de un bebe y finamente delineadas melódicamente como los trazos de una obra de Bernini.
Y entramos en una espiral de aroma vintage, en la que la corriente mod, pop e incluso powerpopera nos refresca ánimo y oídos.
Romántica y encantadora "Ideal", letra de romance entre los coches y los charcos, como siempre, amor en flor entre los cláxones y las indecisiones, tremenda melodía que se disuelve entre dulces guitarras.
Similar análisis para la luminosa y coral en el estribillo: "Entre Girasoles", mas powerpopera y energética suena "Bengalas" entonada con ensoñación en la cadencia vocal.
Recuerdos a Los Flechazos pero con mas garra guitarrera la excelente: "Hipsters", letra muy característica.
Rock de genuina esencia pionera y melodía cool y pegadiza, tal vez sea mi favorita esta fantástica: "Brick Lane", y el punto final lo pone la rugiente guitarra de la mas pétrea: "Nosotros" que nos devuelve la brisa y el calorcito cuando el estribillo estalla.
Una gozada olvidarse de la lluvia bilbaína gracias al sol que se cuela por las ventanas de la imaginación escuchando este delicioso trabajo del para mi, como de casa: Alex Díez, Cooper...el disco "UHF".



Este mini-Lp se puede adquirir en la correspondiente Bandcamp en descarga, (pinchar)

martes, 24 de febrero de 2015

Proximas fechas en la gira aniversario de Doctor divago

Doctor Divago sigue celebrando su 25 aniversario en el mundillo rockero, no es baladí la cifra, y no es cuestión de escatimar medios a la hora de disfrutar de la efeméride.
Así que tras la publicación de esa imprescindible recopilación titulada: "Especial de La Casa" y el excelente documental que la acompaña: "Los Tontos Buenos Tiempos" del que es mas que recomendable su visionado, así como el excelente libro de Mariano López Torregrosa de ágil, didáctica y amena lectura: "En Tierra de Nadie" (todo ello se puede adquirir en este enlace), que menos que presentar a la gran protagonista de la historia (junto a los chicos de Doctor Divago claro) que es la música, las canciones ante el público encima de las tarimas.
Así que los valencianos están viajando con los bártulos de aquí para allá, para suerte y deleite de los ciudadanos que contarán con la presencia del Divago en su ciudad, presentando un repaso de esos 25 años de grandes discos y fabulosas canciones.
Las fechas se pueden consultar en el cartel adjunto, y aprovecho para hacer incapié a mis paisanos de Euskadi para que se fijen en los últimos días de mayo, porque les tendremos por aquí en tres fechas, 29 en Donosti, 30 en Getxo y 31 en Bilbo, ni que decir tiene que la cita es mas que recomendable, yo desde luego no faltaré, y espero veros allí a muchos de los habituales de los bolos de calidad que tienen lugar por estos lares, pero ya hablaremos.
Además el sur y centro del país contará con el directo del Divago, buen motivo de celebración con un buen concierto del cuarto de siglo que llevan estos tipos regalándonos música.
Seguiremos informando.




lunes, 23 de febrero de 2015

Cinco canciones ganadoras de un oscar...


Esta noche se han dado los oscars, la verdad es que a estas horas de la mañana, (10:30 horas), aun no tengo ni idea de cuales han sido las ganadoras, me imagino que me enterare luego en el curro, suele ser el día de hoy el comentario general entre compañeros, que si yo he visto tal peli y no me ha gustado, que si yo estoy de acuerdo, que la mejor para mi era...lo de todos los años.
Aunque hace años que esta fiesta de la industria (no del cine) dejó de interesarme, es difícil no tener una favorita y hacer una pequeña quiniela cada año, yo este año esperaba que ganase "Boyhood" o en su defecto: "El Gran Hotel Budapest", pero insisto, no tengo ni idea de los resultados.
En cambio como cinéfilo empedernido que soy, no quiero pasar por alto una pequeña referencia a los oscars, y lo haré con canciones, que es lo mio mas aún que el cine.
Canciones que han ganado el oscar, ha habido grandes temas ganadores del oscar, otros no tanto, y alguna obra maestra que increíblemente no ha ganado en el año de su nominación, yo he elegido cinco que me gustan mucho, podría haber elegido otras pero estas son las que han salido así, a bote pronto y creo que molan para empezar la semana con musiquita cinematográfica y buena, para que el lunes sea mas llevadero.
Espero que os gusten y ¡buena semana a todos!!!

BING CROSBY POR "WHITE CHRISTMAS" DE LA PELÍCULA: "HOLLYDAY INN" (1942).



FRANK SINATRA POR "HIGH HOPES" DE LA PELICULA "MILLONARIO DE ILUSIONES" (1959).


CARLY SIMON POR "LET THE RIVER RUN" DE LA PELICULA "ARMAS DE MUJER" (1988).


BOB DYLAN POR "THINGS HAVE CHANGED" DE LA PELICULA: "JOVENES PRODIGIOSOS" (2000).


RYAN BINGHAM POR "THE WEARY KIND" DE LA PELÍCULA: "CORAZON REBELDE" (2009).


sábado, 21 de febrero de 2015

Graham Parker & The Rumour - "Squeezing Out Sparks" (1979)


Pop, Rock, Power-Pop, baladas acústicas, humor, temas sociales, polémica...con estos ingredientes era complicado no confeccionar un plato, un postre diría yo, que hiciese las delicias y llevase a la perdición a todo énte susceptible de disfrutar y desparramar anímica y sensorialmente con este invento llamado música.
Tras ciertas tiranteces habidas en las últimas grabaciones entre Parker, The Rumour y la discográfica (Mercury Records), el británico Graham Parker, tipo listo donde los haya y que se sabía (y sabe) moverse por el mundillo de la música y por los pasillos enmoquetados del negocio, recurre a uno de los grandes productores de aquel momento y de todos los momentos: Jack Nitzsche, para que relaje tensiones y oficie de cocinero del citado postre, poniendo para ello a su disposición los ingredientes referidos y añadiendo otros diez, los mas importantes, las canciones.
Y claro, como el norteamericano es un cheff de primera, se puso de inmediato a los fogones, y con tamaña materia prima elaboro un dulce rico, rico...de esos a los que no puedes dejar de incar la cuchara y  engullir bocados con infantil ansia y golosoneria, y lo llamó: "Squeezing Out Sparks".
Y es que este disco es lo mas parecido a un pastel adictivo y dulce que se puede imaginar uno en la música, todo en él es delicioso, pero ojo, como ocurre con la repostería fina, delicioso pero fino y exclusivo en la calidad del acabado y la presentación.


En el disco caben todo tipo de sabores, desde el pop-rock de acelerado discurso musical y melodía perfectamente hilada a unas guitarras rugientes y una voz desparramada de la incendiaria: "Discovery Japan" con la que nos dan la bienvenida.
Y si esta tiene gancho y furor sónico, que os voy a decir del segundo corte, una locura gracias a la infecciosa base rítmica y el zambullido en el néctar melódico de "Local Girls".
Rock de riffs nerviosos y caluroso entorno sónico a ritmo de rock and roll glamouroso y rotundo, a mil grados se cocina la cobertura de: "Nobody Hurts You".




Llega una calma relativa con la bonita balada acústica: "You Can't Be Too Strong", en cuyas tristes estrofas se cuela una dura experiencia con aborto de por medio, preciosa y comprometida.
Se cierra la primera cara con la lírica y encantadora: "Passion is no Ordinary Word", guitarras que encandilan, y eso que no se acojonan a la hora de gruñir, y la voz que pisa fuerte, estribillo desgarrador para un tema perfecto con un título que empieza a ser una semblanza para algunos de por aquí gracias al amigo Joserra.



La cara B nos recibe vestida de rock and roll, de guitarras llenas de luz y color, riffs anfetamínicos y estribillo que mira a los ojos a Ramones, todos los ingredientes para perderse en las arterias de una noche de lujuria rockera en la tremenda: "Saturday Nite is Dead".



Tras hacer el vampiro en la anterior, pisamos de nuevo suelo consagrado con el medio tiempo de cariz pop, de sensible melodía e irresistible piano y bajo: "Love Gets You Twisted". Y de aquí a uno de los temas que mas irresistibles me resultan de cuantos existen, mas irresistibles a la hora de perder los papeles, de encender la mecha del optimismo y hacer explotar el buen rollo y que todo se vaya al carajo..."Protection".



Mira directamente a la realidad estilística que estaba a punto de imponerse en los inminentes 80's la premonitoria: "Waiting for The UFO's" que precede a la última cucharada que le queda a este postre, la también prematuramente ochentera, que se mimetiza con aquellos inolvidables The Cars: "Don't get Excited", que nos deja endulzado el paladar del ánimo y cansadas las piernas de bailar.
Abosluta obra maestra de un artista que a pesar de los altibajos mantiene una carrera exquisita y no siempre valorada en su justa medida, pero que en este 1979 y acompañado de Rumours y de Nitzsche sacan del horno una auténtica delicia apta para todos los públicos, aunque no sean que seán golosos.

viernes, 20 de febrero de 2015

Dudas Strummer - "Y Su rock Castizo Rioplatense" (2015). Discos en la lengua de Cervantes.

Este nombre: Dudas Strummer llevaba días viéndolo merodear por diferentes rincones de la red, pero fue verlo en Mi Tocadiscos Dúal (pinchar) y me convencí de que algo tenía que haber detrás de ese llamativo nombre, después apareció una reseña en referencia a su disco en el remodelado blog de mi amigo Niko (pinchar reseña) y el tema era mas que evidente, algo hay por huevos.


Si a esto añadimos que el propio Dudas ha tenido el detalle de dirigirse a mi para sugerirme la escucha de este: "Y Su Rock Castizo Rioplatense", oferta que desde luego acepto de buena gana, el tema estaba más que claro.
Y nada mas pinchar el disco (por bandcamp, donde se puede adquirir según parece por descarga únicamente), recibo una ráfaga de viciado y familiar aroma a taberna castiza en plena hora del aperitivo con el dulce tufo a calamares y el sol invitando a que corra la cerveza...Estupenda "Francisquita", simpática y bailable, recuerdos a Gabinete y a las verbenas típicas de las fiestas patronales rurales.
Indago y descubro que la producción corre a cargo de Candy Caramelo y José Nortes...¡coño, canela en rama a los controles!... Uno de los mas celebrados de entre los nacionales y el señor Avello, bajista de enjundia cósmica, dando el toque rioplatense...el resultado se ve por ejemplo en la impresionante: "Mago Equilibrista" tango empadronado en Huertas que el señor Dudas canta con nasal y burlona vocalidad, y que hace bailar al mas estático.
No menos diabólicamente divertida, y sobre todo castiza, nos hace bailar sobre las baldosas enserrinadas de la tasca, la barrio-filosófica: "Pereza".





Como un ska-reggae guitarrero y caribeño que a servidor recuerda a los inolvidables Tijuana in Blue me suena: "Todos Fingen" y con acústicas y tiempos calmos se abre: "Para el Arrastre" donde nos recuerda en parte a Ronaldos y en parte a los Gabinete.
"Me Invento" esta tocada por la mano de Candy, y mira a tiempos pasados de rock argentino, eléctricas con intención que arañan rompiendo la seda del Hammond.
Una especie de Bossa Nova disfrazada de funk es la original: "Menú del Día".
Siguen tendencias jazzisticas mas del norte con la interesante: "A Granel", buena letra y vocalidad tirante, un tema que a diferencia de otros requiere mas de una escucha para revelarse como un muy buen corte.
En cambio bajo los adoquines del Arrabal se esconde el adictivo ritmo y la dulce acidez del bandoneón de la estupenda: "Candombe Calling", ¡temazo!!!



Nos deja con el medio ritmo tanguero con estribillo que es ska de postín, puro Ska-P, y además texto notable, Tango+Ska= "Tengo".
Imposible no disfrutar con este disco, letras afiladas en las que oficia de emperadora la ironía, en ocasiones vestida de sátira, y la vocación festiva y un tanto frívola, no se pierdan este trabajo porque encima tiene calidad de sobra para que entusiasme a los mas exigentes.

jueves, 19 de febrero de 2015

Elliott Smith - "Figure 8" (2000)


Admito que siento devoción por Elliott Smith, ¿porqué no admitirlo?, la siento y no únicamente por la belleza de sus melodías, también por la pasión contenida, atrapada en la finura estilística propia de su sonido, por el fuego vital que esconde una producción caracterizada por la economía, el ímpetu de unos sentimientos que explotan de desencuentro con la realidad, deflagración que se produce en la sorda y aterciopelada textura de su voz (voces, cuando esta doblada).
Hace poco hablábamos de "XO", y lo hacíamos como si este fuese el disco clave del autor, clave desde el punto de vista orgánico, vital, y como una alegoría al comienzo de una guerra interior que habría de ser la definitiva, hoy nos enfrentamos a la segunda contienda de esta guerra empezada con aquel trabajo. En este "Figure 8", con pocas expectativas de alzarse victorioso en la batalla, la música es mas relajada y luminosa, como un tirar por la calle de en medio, como un ahí queda eso...
Por lo cual entiendo que tamaña colección de temas hermosos y perfectos merecen un análisis que haga justicia a sus virtudes, dejando de lado tristezas biográficas que no dejan de ser hipótesis o intuiciones personales.


Muchos dicen que en este último disco que el artista edito en vida hay novedades sónicas o de modus operandi de cierto relieve, yo lo creo parcialmente, como digo si parece por momentos mas luminoso y regido por un cariz menos tenso, hay mas riqueza instrumental, pero por lo demás no advierto cambios dignos de merecer tal nombre, además ni falta que hacen, continúan los aspectos ya relatados mas arriba y que definen su estilo como lo que es, una delicia, entre pop y folk que dispara bombazos de belleza y sensibilidad, que encierran tanta pasión, angustia, dolor y fuerza como pocos han conseguido transmitir en décadas, y menos aún encerrados en cofres de tal orfebrería en el discurso melódico.
Disco grabado en cuatro estudios diferentes, bajo la producción de Tom Rothrock,  Rob Schnapf y el propio Smith, repitiendo el mismo equipo que ya ocupo la silla de los controles en el anterior "XO" y bajo el mismo sello, Dream Works.
Foto de portada realizada en la fachada de un establecimiento dedicado a la fotografía en L.A. y que hoy se ha convertido en mausoleo de culto y recuerdo al artista.
Nos quedan pues las canciones, que empiezan con la preciosa, maquillada de voces oníricas y piano impenitente, estribillo furioso y embrujo, la alucinante: "Son of Sam".
"Somebody That I Used to Know", imposible escucharla solo una vez, ligera y sencilla, casi un insulto a las controvertidas y retorcidas creaciones que tras trabajo y destrozos cerebrales quedan a años luz en belleza a esta barbaridad.





Temas que responden a esa mayor luminosidad y desgarro sónico al que me refería antes son las escurridizas y líquidas melodías: "Junk Bond Trader", "L.A." o el encantador folk-pop de "Wouldn't Mama Be Proud".
Demuestra la capacidad de relatar sentimiento dotando a su voz de un precioso color pastoso en la serena: "Everybody Reminds Me of Her", acercarse a The Beatles en la endomingada: "Stupidity Tries" o demostrar como se canta en falsete en el bucólico  folk: "Easy Way Out".
La susurrante y susurrada: "Can't Make a Sound", la breve y juguetona: "Color Bars" que vuela sobre el ánimo del oyente con su hechizante batir de alas acústicas y su suntuosidad en pianos y violines.



No hay tema flojo o de relleno, no lo es  el single: "Happiness/The Gondola Man", ni mucho menos el folk elegante: "Pretty Mary K", o la belleza pop acariciadora y artesana de "I Better Be Quiet Now"...Solo el instrumental final "Bye" me resulta prescindible





Disco que encandila, que no puede no enamorar, no deleitar y no embelesar, belleza esparcida gratuitamente, sentimiento a peso, y color, mas que en anteriores ocasiones...y mas voracidad instrumental, un disco genial que como pasaba en el caso de "XO" deja claro que esta protagonizado por alguien, un cantautor muy especial, tanto que como dije entonces en su interior libraron batalla fuego y seda, dejando POM como este "Figure 8".


miércoles, 18 de febrero de 2015

Esos escritores de canciones..."Antonio Vega"

El rock, el country, el blues, el soul, el folk, el pop...Música popular, claro que si, y a mucha honra. me molesta la pedante y falsa mirada por encima del hombro que algún iluminado saca a pasear cuando la palabra popular se mezcla, o lo intenta, con el término arte...Hay que ser muy tonto, hay que ser muy ignorante, hay que ser muy olvidarizo, hay que ser ser mas soberbio que sensible, mas egoísta que generoso, mas ensombrecido que iluminado, para no entender que el arte no tiene sentido sin el pueblo.
Cualquiera con un poco de, no ya cultura, simplemente sentido común, comprenderá que "eso" que se denomina arte, definición que nunca he entendido desde donde empieza a ser válida, donde esta la linea que dice: -A partir de aquí, esta disciplina empieza a merecer ser considerada con el vocablo arte-, eso que se define como arte es la consecuencia de la tradición, del pase generación tras generación de unas formas de interpretar el entorno, agradecer a la vida y a los seres queridos que existan, ensalzar a la naturaleza, expresar amores, tristezas o terremotos de cualquier tipo que agitan vísceras y revuelven neuronas, hacer que la historia perdure con un toque de sensibilidad y encanto, con duende, gracia, desparpajo o lirismo...
Así nació la pintura de Lautrec, en los cafés parisinos, entre el fuego de la absenta en la garganta, el perfume de las mujeres en la nariz y la suavidad de la seda de las enaguas de las bailarinas en las mejillas, la fotografía sobre lienzo de Goya, observante de la vida en La Corte, las praderas bajo el sol, en los caminos o en las entrañas en sol y sombra de la guerra, en las cuartillas heridas por la tinta en los caprichos...pintura popular
Los hay que han escrito sobre héroes, hombres de una épica machista e inalcanzable que hacen que confundamos hazañas con temeridades imposibles, pero también que han relatado lo que el hombre esconde, Delibes nos narra lo que ocurre en el medio rural, a la orilla de los ríos poblados de truchas, nos da luz a lo que mentes y corazones esconden, a lo bueno y lo malo, y nos demuestra que en no pocas ocasiones se mezclan ambos conceptos, y que además no entienden de educaciones ni dineros. Escarban en zonas oscuras aparecidas contemporáneamente al asfalto, el neón y la urbe, escritores malditos...Kafka, Bukowski...literatura popular.
En la música basta enumerar palos como los expuestos al principio de la presente reseña para dejar claro que es la música popular...como también lo es el tango, bolero, bachata, opera o zarzuela...
Los obtusos a los que me refería antes hablan de compositores, yo en este orden de cosas prefiero hablar de escritores de canciones, de observantes de citas amorosas, de pensadores de verdades y mentiras cotidianas, de azotes de injustos y desalmados de todo tipo (esos que hoy nos acorralan y que parece que nacen de la tierra como las setas, pero estos de la tierra contaminada), me gusta hablar de cronistas de historia, de historia de pueblos, ciudades o gentes, hombres, mujeres que estrujan sus meninges y su tejido interno en escribir libros encerrados en los tres minutos que tardan unas cuerdas vocales en dejar escapar los suspiros de humanidad que viven bajo ellas, sangre que empapa lienzos que se proyectan en la pantalla que se forma cuando los párpados se cierran y la mente, y el alma de deja llevar por esa canción que pulveriza imágenes sonoras e inspiradas, música popular...escritores de canciones,.. para la gente, para el pueblo...es normal que algunos no las entiendan, las menosprecien, prefieran a compositores...(creo que esa palabra es de extraña aplicación, no se me ocurre un artista que no quiera ser oído por la gente).


Y amigos, será por grandes escritores de canciones, este post, nacido como reacción de una entrevista que escuche ayer a uno de los mayores anormales que he tenido la desgracia de echarme a las orejas (omito su nombre, por respeto y porque paso de él), va ha hablar de alguno de ellos, y de este modo hacer un homenaje a esos genios que escriben canciones, que nos iluminan el alma, nos explican como funcionan algunas cosas y nos hacen bailar, soñar, creer o reaccionar, nos emocionan y activan...y encima hacen de nosotros gente, que se relaciona y se agrupa en torno a las canciones y sus escritores.
Hoy quiero empezar con un señor que es (bajo mi punto de vista) el que mejor se adapta a este concepto de escritor de canciones, hay muchos mas pero permitirme que hoy me acuerde de Antonio Vega, mi Antonio...enséñales a esos lo que es pasión, belleza, verdad y arte Antonio.












lunes, 16 de febrero de 2015

Andrés Calamaro - "Honestidad Brutal" (1999). Gracias Niko...


En muchas ocasiones me he sentido tentado ha soltar una perorata de las mías a propósito de cualquiera de los dos primeros discos de Andrés Calamaro sobre el lienzo de LED del portátil, para verter luego su contenido sobre el carril central de este  rincón blogero que sirve para desparrame musiquero-intlectualoide de mi álter ego: Addison de Witt.
Nunca lo he hecho...para dar repuesta al inevitable: -¿Porqué?-, tengo que indagar un poco en mi interior y en mis recuerdos, esos que marcan mi carácter de forma tan persistente que ya hace lustros que rendí mi resistencia al albor de la bondad con que tengan a bien visitarme en los momentos de ímpetu, o a la mala sangre con que quieran hacer batir sus alas de cuervo sobre mis noches mas humeantes.
Falta de valor de enfrentarme a un pasado que tanto tiene de bonito como de doloroso, pero también exceso de respeto hacia una de las obras que mas han ejercido influencia en quien suscribe, muchas horas de escucha y canturreo de aquel enorme "Alta Suciedad" y mas aún del posterior y glorioso "Honestidad Brutal" que finalmente se esta viendo impreso en el blanco y virginal lienzo que espera los dardos que mojados en veneno y miel le son disparados desde los últimos meses del siglo pasado.


El culpable de que este fusilamiento nostalgico-rockero se esté produciendo hoy, no es otro que nuestro querido Nikochan, quien en los comentarios a propósito del excelente repaso que dio al mencionado "Alta Suciedad" en ese apasionante Exilio dorado que comparte con otras insignes plumas musicocinéfilas de esta blogosfera y que hace las delicias de muchos, entre los que me encuentro; en esos comentarios digo, me reta a que pierda miedos y respetos y me lancé a comentar este disco sobre el que en varias ocasiones he reiterado mi devoción...bueno, recojo el guante (de cuero claro) que me lanza, y aquí esta este "Honestidad Brutal" bajo la perspectiva de un servidor.
(No dejen de visitar la mencionada crónica Nikochaniana pinchando aquí).
El segundo disco de Andrelo tras el "Hasta Luego" de Los Rodriguez trae consigo la sorpresa de ser doble, costumbre que no se da en demasiadas ocasiones en la década de los noventa y menos aún en artistas que utilizan la lengua de Cervantes como modo de expresión, este hecho asustó a mas de uno, por falta de costumbre, pero no a mi, mucho disfruté en los noventa con los discos de Los Rodriguez y no menos con los primeros disparos tras su disolución de Ariel y Andrés en solitario, además la gira de "Alta Suciedad" me llevó a un inolvidable concierto de Calamaro defendiendo el disco en el Antzoki, uno de los primeros conciertos que vi en la ya mítica sala bilbaina, y en la que un apagón se vio solucionado por Andrés con la ayuda de una acústica y un canuto, se sentó en las escaleras que dan acceso al escenario y tras pedirnos que nos acercásemos, cantamos todos con él un par de temas hasta que se vio restablecida la electricidad...momento!!!.



Desde la primera escucha del disco me dí cuenta de que tenía entre manos un disco de esos que nunca van a desaparecer del primer plano de mis preferencias, uno de esos artefactos que jamás se despistarán por la enredada y cada vez mas concurrida autopista de la memoria.
Como él se autodefinió en un tema del posterior "El Salmon", Andrés esta dotado de violencia intelectual, cosa que se refleja en las letras de sus temas, en especial en las de este álbum, contaminado de angustia, de dolor (se concebió tras una ruptura sentimental), de metafísica en los ataques filosóficos y de tango, mi tango amigo (parafraseando a Don Antonio Bartrina).No falta el Dylan eléctrico que vivía en aquel Calamaro que volaba libre desde el punto de vista creativo como el gran genio de Duluth, tampoco ataques roncos a un rock nocturno y enfermizo, de infección sónica y literaria, ni alusiones políticas e incluso futbólisticas, expresando admiración a Maradona en la célebre, frívola y festiva: "Maradona".
En este tremendo disco conviven los psicóticos anagramas artísticos e ideológicos del noctambulo Lou Reed, las reclamas de autocomplacencia en el sufrimiento personal tan propio del tango callejero de curda y lágrimas, que arrastraba la voz del "Polaco" y las corcheas de Expósito o Piazzolla y a las que Andrés se acerca en el cover antológico y entregado del legendario: "Naranjo en Flor" de los hermanos Expósito.



También este espíritu lo plasma en dolorosas canciones como la introvertida y genial: "Son las Nueve", la enésima narración del final que nos ha dado la música (en cualquier palo) en la sincera: "Clonacepan y Circo", este espíritu esta también en el intento de salvar del naufragio los buenos recuerdos en la imponente: "Cuando te Conocí"....¡joder que tema!!!....reza:

"En el fondo es tan hondo mi dolor,
poque me voy y no se puede cambiar
de corazón como de sombrero...
sin haber sufrido primero"



Pero además el single de reafirmación tras la ruptura que sono en FMs del momento "Te Quiero Igual", la preciosa y melódica, triste y digna: "La Parte de Adelante", el romántico aire latino, casi una habanera: "Los Aviones" con la tristeza impregnando el color vocal del joven Calamaro.
Acidez y psicodelia en las complicadas: "Mas Duele" con aires funkys, el reagge de "Las Dos Cosas" y la jazzistica "Prefiero Dormir".



Completan este enorme primer CD, la pegadiza: "Una bomba", el texto de herida mortal que pone a la tanguera partitura de M. Mores para la excelente: "Jugar con Fuego" o la oxidada electricidad distorsionada del imponente rock que abre esta POM: "El Día de la Mujer Mundial", además del impresionante homenaje a una leyenda como Miguel Abuelo que cierra el CD: "Con Abuelo".



Si Bob Dylan se hubiese empapado con la sabiduria que salpicaban los adoquines sueltos de la plaza de Mayo tras la tempestad hubiese escrito una obra maestra como: "No tan Buenos Aires", que abre el segundo compact disc (como se decía entonces).



Y es que en la segunda parte del álbum seguimos en la misma, música de todo tipo y genialidad, de exclusiva violencia intelectual (insisto), incluso le quedan ganas de güasa para la optimista y sublimemente morbosa: "Victoria y Soledad", y ternura en la bella: "Negrita" que nos ofrece un encantador fondo de piano, como también ocurre en la no menos hermosa: "Me Pierdo"...una de esas melodías con carencias sangrantes que sabía escribir Andrelo en aquellos años...
Románticas, bohemias, remembrantes y dolientes, habitadas por pasados brumosos y acústicas plañideras, emocionan temas como: "Mi Propia Trampa", "Aquellos Besos" o "No son Horas", no me preguntéis, no tengo ni puta idea cual es mas gloriosa...




Rugen las guitarras, asqueadas de tanta angustia volando por los cables que conectan su vitalidad al ampli en rocks ardientes y quebrados de incomprensión como: "Eclipsado", la catadrióptica "Hay" o la jamaicana "Las Heridas" de hipnótico Hammond.
Sones souleros, crooners o cabareteros con elegancias sucias en "¿Para Qué?" o "No va Mas", enraizado y sangrante blues de local humeante y enfermo que comparte en composición con Fogliatta.
Balada reflexiva y cotidiana: "El Ritmo del Lunes", la optimista ranchera que ¿canta? junto a Maradona: "Hacer el Tonto" y el coutry beodo y tristón, pero bailable y saltarín de "Mi Quebranto" completan un tracklist de imposible repetición junto al cover de "La Parte de Adelante" que cierra el álbum como "La Parte de Atrás".



Ah!!! y no, no me olvido de "Paloma", pero este tema si que ni Niko me convence de que diseccione, os dejo escuchándolo una vez mas, y otra, y otra...



Todo lo dicho es posible gracias al estado de gracia/desgracia que vivía el autor en aquellos días, estado que se junto con un grupo de amigos artistas...no! artistazos que pusieron su ser en los temas del Lp y entre los que citaré a algunos como: Gringi Herrera, Javier Calamaro, Coti, Candi Avello, Guille Martín (el inolvidable Guille), Mariano Mores, Ciro Fogliatta, Cuino,..Casi ná.
Ahora que ya esta hecho, deseo dar las gracias a Niko por invitarme ha hacerlo, me alegro y creo que he cumplido conmigo mismo, con mis deseos cobardicas y con mi pasado (el bueno y el malo).

sábado, 14 de febrero de 2015

Two Gallants - "We are Undone" (2015).

"En la variedad esta el gusto", eso reza el famoso dicho y yo estoy de acuerdo, hay un momento para todo y cada momento tiene un algo que le es idóneo, no siempre se da con ese algo, pues a veces permanece oculto, pero en otros momentos se da la bendita conjunción, y entonces se alcanza como por arte de magia, una atmósfera irrepetible y tremendamente placentera.


Esto que digo, es mas gráfico y comprensible en el terreno de la música que en cualquier otro, pudiendo llegar en ocasiones a modificar la escucha de una canción o melodía un estado de ánimo, e incluso un día completo, para bien, se entiende.
Hoy se ha dado una de esas sublimes casualidades, pues tras una semana difícil, de esas en las que parece que los obstáculos consiguen ponerse de acuerdo para agruparse y así impedir el feliz, o al menos tranquilo, transcurrir de los acontecimientos, he decidido dar un giro a la música que desde hace días me acompaña, discos de rock patrio que en gran parte han sido ya comentados aquí en fechas precedentes.
Y he considerado oportuno optar por algo diferente y nuevo, no quería algo que me permitiese escucharlo y seguirlo sin concentración excesiva gracias al conocimiento previo de letras y melodías, precisaba sumergirme en la música para que esta auyentase fantasmas y bichos que me han acompañado estos últimos días; y en estas me he acordado que hace unas semanas escuche el adelanto el nuevo disco: "We are Undone", quinto ya, de la banda californiana Two Gallants, el dúo de San Francisco formado por el cantante, guitarrista y teclista Adam Stephens y su amigo  de la infancia Tyson Vogel empleado en baterías, guitarras y voz.


Conocí la música de estos tipos hace un par de años gracias a su anterior disco, el estupendo "The Bloom and The Blight", y si bien es cierto que hacía tiempo que no les hacía sonar, este último lanzamiento me ha interesado al recordar lo mucho que me agradaron anteriores trabajos.
La verdad es que a estos chicos se les podrá acusar de otra cosa, pero de carencias en cuanto a personalidad, valentía y caracter , necesario para defender su difícilmente descriptible estilo, no.
Porque en un álbum de Two Gallants nos encontramos tanto guitarras aceradas y embrionarias de vocación indie tronando un rock juvenil y ruidoso, como melodías transportadas por acústicas de esencia folk, apareciendo temas de poso tradicional y blues, todo ello enredado en cortes mas complicados y elaborados al estilo experimento, con intrincadas percusiones y melifluas melodías de no muy fácil entrada pero magnético efecto como la sedante "Heartbreakdown".
Pero el disco empieza a interesarme desde el primer corte, tema que se inicia con una informe melodía de distorsiones que rugen sin agredir y que operan de introducción a un sonido mucho mas encendido y brillante en clave de punteo bluesero-rockero y la voz de Adam acariciando toda esta suciedad eléctrica, baterías con presencia y bonita melodía, un tema que hace cambiar de el color de mis últimos días cuando el sumami se desata en el feroz estribillo, un fenomenal tema que además da título al disco.
No le va a la zaga el segundo episodio del disco, el tema que sirve de presentación al trabajo y que se titula "Incidental", otro trallazo de guitarras que atacan una melodía fácil de digerir y un ritmo rotundo, rock grasiento y ruidoso que tiene continuación en la extrema "Fools Like Us", que es otro kilolitro de energía y glotonería sónica en guitarras y baterías al abordaje.



Son sin duda estos rocks de temperamento y contaminación sónica, con fricción en las melodías lo que mas me gusta del trabajo.
Esto no quiere decir que otras propuestas no sean interesantes, lo es y mucho el pop de exquisito trabajo al piano y sincopado ritmo que recuerda los mejores momentos de Supertramp: "Invitation to the Funeral", una entregada vocalidad  para uno de los bombones del trabajo, los acordes mas campestres tenían que llegar y llegan con "Some Trouble", un southern rock ronco y en el que conviven aspectos countrys con otros mas negroides.
El aire de la pradera tiene continuación con la mas bucólica y susurrante "My Man Go", tema de guitarras quejicosas y sueños melancólicos.



También el tema que cierra el tracklist muestra querencias folks y delicadezas en pianos, vaporosidad en platillos y nasalidad en la voz, una bonita balada que deja un buen savor de boca y que se titula: "There's So Much I Don't Know".
La suite: "Murder The Season/The Age Nocturne", se muestra irregular y un tanto densa dentro de una diabólica ceremonia sónica de nudosos guitarrazos y percusiones mudas.
Solo falta por analizar la breve y juguetona actividad en cuerdas y voces asentadas en la enraizada tradición de "Katty Kruelly".
Un disco sorprendente, diferente y personal que ha tenido el don de la oportunidad al cambiar el aspecto del horizonte a un servidor que no tiene duda de que ha sido reproducido en el momento exacto.
No obstante  creo que tiene recorrido y que puede ser un mas que interesante trabajo, variado, con personalidad y osado, características que no se destilan demasiado en la mayoría de las formaciones actuales pero que estos jóvenes agotan en cada una de sus grabaciones.

viernes, 13 de febrero de 2015

Siniestro Total - "Menos Mal Que nos Queda Portugal" (1984) - Discos en la Lengua de Cervantes.

Hoy me he despertado temprano, era consciente de que debía unas letras, para traerlas aquí. El trabajo últimamente no me ha dejado demasiado tiempo para otros menesteres y cuando me disponía (hace unos minutos) a sentarme ante el ordenador a escribir esto que ahora voy tecleando, no tenía ni idea de cual sería el protagonista del post.
La pista me la ha dado una melodía que se ha levantado conmigo hoy, lo cierto es que no sé cuando se ha metido en mis sueños, pues hacía años que no me visitaba, y eso que del disco que la contiene, que cuenta con mas de 30 años de vida, un servidor fue testigo de su publicación y asiduo visitante de lo que sus surcos disparaban cual masacre sanguinolenta de locuacidad y disparate, con la sociedad, el hombre y la mujer o el amor como víctimas de la trituradora en la que machacaban tales términos a golpe de distorsión, gamberrismo y total falta de miramientos textuales y sónicos.
Hablo de los inconmensurables Siniestro Total de 1984, cuando sus productos eran auténticas bombas de actitud, fe en ellos mismos y pasotismo hacia el mundo traducidos en un rock anfetamínico, guitarrero, sucio y grasiento en ocasiones y con guiños al blues en otros momentos. y que se aleja un tanto del punk que mas caracterizó a la formación en los primeros discos.
"Menos Mal Que nos Queda Portugal" es, ha sido, y creo que a estas alturas puedo decir que será siempre mi disco favorito de los Vigueses.
Segundo Lp que publican como aquel terceto formado por Julián Hernandez, Miguel Costas y Alberto Torrado, con colaboraciones especiales y esenciales de Ruben Losada, Llorca y Paco Trinidad que además de gritos y palmas vuelve a dedicarse a la producción del disco.
En cuanto al contenido, un grupo de canciones, hasta catorce, de impacto inminente, breve tiempo para el desarrollo, apenas ninguna alcanza los tres minutos, pero que van al grano desde el primer segundo, sin contemplaciones desarrollan lo que son y lo que quieren ser, temas que muestran la mecha, la encienden y estallan en un abrir y cerrar de ojos, fugaz pero disfrutable, efectivo y contundente, provocando un estado de desparrame anímico, gamberro e incluso filosófico total, algo así como -corramos que el tiempo es breve y a las puertas del infierno no se convalidan los días perdidos...-


Todo es entre disparatado y surrealista, desde la historia del poblado de indios gobernado por Manitu y que aporta psicodélicos teclados y ruinosa guitarra de "Tipi, Dulce Tipi", el punk anfetamínico de "E.L.E.V.E.N. (El Famoso encuentro de Matt Murdock y Ray Charles)" con alusiones a la ONCE, e intromisiones en el tabaquismo para la garajera: "Que Corra la Nicotina" de irresistible cresccendo.
No le van a la zaga en lujuria sónica y locuaz: "La Matanza de Taxis", que recrea un incidente en la parada de taxis con las famosas sierras mecánicas del film de similar título como protagonistas, la famosa "Asumpta", -...era una chica muy mona...que vivíva en Barcelona...-, pop sesentero en esencia para un tema vacilón que coge el título de la actriz Asumpta Serna, (por ser el nombre mas catalán que conocía entonces el trío).
"Menea el Bullarenque" nos lleva sobre una hiper-actividad rítmica a la famosa: "Miña Terra Galega", genial versión del famoso "Sweet Home Alabama" de Lynyrd Skynyr que deja oír un piano estupendo y honky-tonk.
"Keke Rosberg" es el tema que se ha acomodado en mi cabeza esta noche, un sudoroso relato en torno al campeón de F-1 francés en un entorno de guitarras roncas y estribillo pegadizo y la voz en off de Llorca.
No menos famosa es la filosófica: "¿Quienes Somos, De Donde Venimos, Adonde Vamos?", famosa e imprescindible en los conciertos de la época, popera con ascendente brit: "Señor, Ilumina mi Corazón".
Breve y directa la atutosatírica: "Oh Que Raro Soy", "Te Quiero" fue el segundo single y es un irresistible ritmo que conduce una historia pseudo-romántica hilarante y genial, el tercer single fue la festiva y verbenera: "Si Yo Canto", que cierra el disco con nostálgicos sonidos de guitarra y veraniego trasiego sonoro. Y terminamos con el punk desordenado y raudo: "Sonorice su Templo".
Alocado, irreverente a veces, con toques filosóficos e incluso con opiniones políticas, desparpajo y osadía al servicio de un sonido mucho mas serio de lo que pueda parecer, es la edad de oro del pop y el rock español, aquel en el que bandas como esta no fueron del todo comprendidas ni aceptadas, pero que se hicieron con un grupo de incondicionales que disfrutamos con artefactos como el presente de lo lindo, y que aún hoy, mas de treinta años después son capaces de introducirse en las noches de descanso de algunos.






jueves, 12 de febrero de 2015

Doctor Divago - "Revuelta Elemental" (2006)


El último disco de Doctor Divago en llegar a casa ha sido esa sensacional recopilación de temas que oficia de fastos al vigesimoquinto aniversario de la banda: “Especial de la Casa”, llegada celebrada con emoción y alegría, pero unos días antes, aquí el que suscribe, llegaba un jueves a casa ilusionado como un colegial con otro de los artefactos sonoros del doctor entre las manos, el que hoy vamos a comentar, aquel que publicasen en 2006 y que hacía el número 7 de los lanzados por la formación: “Revuelta Elemental”.
A estas alturas no diré que el disco me ha sorprendido, pues en él me encuentro todo lo que espero escuchar en un álbum de estos chicos, es decir: rock y  pop, sonidos elegantes mezclados con corrosivos arañazos a unas guitarras que ni en la mayor intensidad de su aspereza pierden sutilidad, y por supuesto melodías de perfecta arquitectura y textos que dicen mucho y además bien.
Es decir, que estamos otra vez ante un disco de muchos quilates, poblado por canciones redondas y ágiles, con fuerza intrínseca y finura en los acabados.


Me entran ganas de certificar que este, y no cualquiera de los otros ya comentados, es mi favorito, el que más me seduce y encandila, pero ya no me atrevo, creo que esa sensación la he tenido con todos y cada uno de los Lps del Doctor con los que me he enfrentado, con lo cual lo trataré como a cualquiera de los cuatro que ya han pasado por aquí, como un disco que contiene un número, en este caso 13, determinado de excelentes canciones.
Y excelentes lo son desde la optimista “Los Tontos Buenos tiempos”, tema festivo que hace de bola de demolición de rencores y de acercamiento espiritual y beodo a todos los que desaparecieron sin dejar su dirección, e incluso a los que nos dejaron tirados…un mensaje positivo a un estribillo pegado, un tema así para empezar un disco, y date por atrapado.



Sueños y realidades se mezclan en la sugerente “Insomnio”, y con la incorruptible temperatura de la armónica de Chumi da comienzo el relato de alguien que parece destinado a recoger “La Mala Herencia”, con uno de esos estribillos que rememoran el gran pop hispano de los 60’s y la voz en esta ocasión de Victor Ortiz (Los Huracanes).
“Camino de Regreso” es uno de esos temas puramente Mediterráneos, hermosos,  y como mecidos por la cálida brisa cargada de sentimiento del Mare Nostrum, mas pop de alto contenido en suavidad.
Y vuelta a las guitarras y los chillidos eléctricos para otro de los grandes momentos del trabajo, la excelente: “Tengo Amigos”, y es que se puede decir que no siempre es malo el paso del tiempo, y menos a lomos de estribillos tan mods como el de este temazo.
No puedo evitar pensar en mi Antonio Vega cuando escucho esta preciosa balada de amor, que se mete entre los recovecos de las vísceras cuando la armónica hace su aparición, se trata de: “Con Tanto Amor”.



Tremendo texto, ritmo y rock and roll, guitarras, Chumi a lo suyo, líneas de bajo canturreántes…otro gran corte: “Dios en el Lóbulo Parietal” que da paso a otro rítmico tema de sonoros guitarreos y afilada letra: “Tres billones de Latidos”. Suciedad en los riffs, que transportan la voz, aquí ancha de color y tremenda de fraseo, a través de una efectiva melodía galopante con el trotar de bajo y batería para redondear la excelente: “El Vagabundo de las Azoteas”.
Blues ensimismado y de vocación primitiva para “El Manual de la Equivocación”, suntuosidad y densidad en las sondas eléctricas que crean el trasfondo sónico de: “Todas las Lágrimas” y letanías ochenteras en la bonita: “Un Ángel Volando Bajo”.





Y como no podía ser de otra manera, el final nos depara un elemento genuino y cincuentero en su motivación guitarrera y su ADN melódico, genial estribillo y vacilón latido que invita a bailar, para con “Exceso de Compatibilidad” despedir este nada sorprendente (por lo bueno) disco de Doctor Divago…señores suma y sigue….

martes, 10 de febrero de 2015

¡Ya estan aquí los vinilos de The Fakeband!, ¡Gracias Joserra!!!, ¡Gracias chicos!!!


Como digo los vinilos de The Fakeband ya están en casa, en casi todas las casas, he visto fotos de algún que otro mecenas mostrando contento los álbunes, preciosos de forma y hermosos de fondo.
Para la mayoría estos vinilos son algo mas que una obra musical en el formato físico de reproducción predilecto de los melómanos, además del componente iconográfico y sentimental que el vinilo representa para los tipos como nosotros, estos vinilos son el receptáculo en el que almacenar unas canciones que han significado una época de nuestras vidas y que van unidas a unas vivencias y recuerdos que serán inmortales para muchos, algunos hemos visto casi nacer el álbum, no se cuantas veces he visto a los Getxotarras en vivo en los últimos doce meses, muchas, además de disfrutar en mas de una ocasión de su "The Last Waltz", o de tener charleta en alguna ocasión con ellos.
Encima no olvidaremos algunos de los por aquí frecuentes el fin de semana de Frías, aquel inolvidable homenaje a Neil en el que no podían faltar los Fakeband haciendo de las suyas, pilotando temas del viejo tito Neil con tremendo gusto y clase.
Un día nació la idea de recopilar sus dos discos en vinilo, como una edición especial para los que sentimos esas canciones como parte de una edad de nuestro paso por la vida, como un bonito tesoro.
El empeño no era fácil, no están los tiempos en la industria como para satisfacer los sueños de un grupete aislado de freakys, los deseos un tanto vintage de unos locos por la música...¿Como hacer posible el sueño...????


Entonces apareció él, como un caballero andante, armado con amor y bondad en lugar de lanza y escudo, cabalgando sobre unos zapatos de gamuza azul mas ligeros y litúrgicos que cualquier corcel, endomingado con la chupa de cuero y las chapas de los dioses en los que algunos creemos, nada de pesadas armaduras con cruces troqueladas sobre el pecho, que en Bilbao llueve mucho y estarían condenadas al oxido...como los hijos musicales de Neil...
Cuando la carga que se tiene es de ilusión, esperanza y fe es muy difícil que nada ni nadie te pueda parar, mi amigo Joserra de eso tiene para exportar, ilusión...se le sale por los ojos y la sonrisa, la esperanza la lleva escarificada en el corazón y la fe canta ruidosa y alegre entre las palabras de su discurso, en su vocalidad entusiasta y cariñosa...movilizó a todo dios, nos hizo mecenas de un proyecto y además nos enseño a creer en él...y creímos, y nos pusimos en marcha, siempre detrás de él (corre mas que nadie impulsado por esa ilusión de la que os hablo), y en un tiempo record se consiguió el necesario vil metal.


Todo era cuestión de tiempo, este tiene de bueno y de malo que se agota, en esta ocasión fue bueno, se agotó y los vinilos llegaron, ni los virus, ni las nieves podían parar a Joserra, nos los enseñaba por Face, los fue repartiendo y ahora el que mas y el que menos los tenemos en casa...¡No te jode que el tío lo ha conseguido!!!, tenemos estos preciosos vinilos en casa, para tocarlos, leer la entrada, preciosa que Joserra escribió para la ocasión en el interior del "Shining on Everyone", e incluso para pincharlos una vez tras otra (yo soy de los que los pincha por muy valiosos que sean).
Es necesario agradecer a The Fakeband que se dediquen a la música y que encima lo hagan como lo hacen, de puta madre, agradecerles estos dos discos, excelentes, fabulosos de verdad, agradecer su directo, que crece a cada bolo...¡Eskerrik Asko!!!
Pero me parece vital agradecer a Joserra su empeño, en todo lo que acomete, y que ese empeño sea limpio, sincero e ilusionante, con el bien del colectivo en el horizonte de su mirada, con la sana fe de un niño, pero con la firmeza y la determinación de un titán, y bendecir la suerte de algunos que por geografía le tenemos cerca para ser testigos del tremendo espectáculo de la humanidad puesta a servicio de fines hermosos. ¡Eskerrik Asko bro!!!
Este sábado tenemos una fiesta de presentación de los vinilos, allí The Fakeband nos obsequiara con otra dosis de música en vivo de primera calidad, el buen rollo esta garantizado y la presencia de Joserra también, es una fiesta también en su honor, en honor de un gran señor, porque sin él esto no sería posible, el sábado nos vemos allí.
Hasta el sábado...





domingo, 8 de febrero de 2015

Chencho Fernandez - "Dadá estuvo aquí" (2014).


Parece increíble que apenas lleve un mes la música de Chencho Fernandez en mi vida, lo cierto es que escuchando el disco sobre el que vamos a charlar hoy, este "Dadá Estuvo Aquí", me da la sensación de que es la tropecientos vez que mi equipo me la muestra y que es por ello que canturreo las canciones con la parsimonia y desparpajo que normalmante se hace con discos asimilados tras años de escuchas y análisis.
Nada mas lejos de la realidad, no ha sido hasta que el año 2015 se ha instalado en el calendario que he conocido a Chencho Fernandez, pero ha sido tanta la tralla que le he dado a su bandcamp (el disco ya esta adquirido, y la descarga con que obsequian la compra es la que ha sonado incesantemente), que no exagero si cuento por decenas las escuchas de este artilugio sonoro.
Mucho tengo que echar la vista atrás para recordar un álbum en la lengua de Cervantes que tanto me haya horadaro el coco como el que hoy nos ocupa, algo en la textura sónica del trabajo actúa de adhesivo del que mis neuronas no consiguen despegarse, algo en la poesía urbana, oscura y polvorienta que rellena los sórdidos rincones de su linea melódica atrapa cual tela de araña a las células grises de este desarmado oyente que solo puede rendirse a una nueva escucha de "Dadá Estuvo Aquí".
El espíritu nocturno y en ocasiones decadente, romántico y pastoso propio de otros urbanitas noctámbulos como Lou Reed o Tom Waits se mezcla con la luminosidad propia de la Sevilla natal de Chencho cuya coincidencia en un mismo espacio musical lanza una sombra bohemia y nostálgica sobre el alma de unos temas de vaporosa humedad sónica y bella auscultación melódica que evocan también el penetrante olor a galipó de gente como Burning.
El resumen: un disco adictivo, embaucador y maravilloso que atesora todos los ingredientes del rock internacional y la esencia castiza del genero cuando se elabora sobre la piel de toro, configurando así un trabajo delicioso que es imposible reproducir y permanecer ausente a su hechizo.
Los temas, diez, se van desarrollando sin altibajos, cada uno con una historia independiente de las demás, todas bucólicas, alguna incluso enfermiza, bellas e irresistibles.
Desde la inicial: "La Estación del Prado", tan hermosa como la capital en la que se encuentra la mencionada estación, tan hermosa como el recuerdo al amor soleado que rememora en la misma, tan hermosa como la frase que engalana el estribillo: - "Ya nada será igual porque hoy te he vuelto a ver".



Suena a medianoche la amalgama sónica de guitarras que dan entrada a la voz tranquila y acariciadora que nos relata la historia de la bonita "Chica Rural", preciosa de veras, como también lo es el parisino periplo de nuestro chico en la chanson française titulada: "La Garçonne".
Un rock mas ruidoso y efectista es la formidable y luminosa "Radio Fun Club" que no obstante no pierde ni un ápice de misterio.
El humo de un local taciturno de los bajos fondos se cuela en la densa textura de la bohemia y bruja: "La Canción". 



Mayúsculo ejercicio de rock and roll personal y universal al mismo tiempo que se manifiestan en las finas y elegantes lineas de dos temas de tremenda enjundia como son la carraspeante: "Dada Estuvo Aquí" y la lírica crudeza de la imponente: "Si Alguna Vez Mueres Joven".
"Este Matrimonio no Casa" es un vehículo melódico de fluido caminar y poética enseñanza sobre un muro sónico de contenida electricidad, un rock y un tema excelente de veras.



Llega sin hacer ruido, como reptando, y nos planta ante la sombra que dejo fija en el género Lou Reed, se trata de la voluptuosa narrativa del corte titulado: "El Rayo a Punto de Caer".
Y la nocturnidad y decadencia que se respira en el entorno de la letra musculosa y densa de la balada eléctrica y maldita realmente enorme que cierra el Lp, nos transporta a un lugar repleto de soledad, oscuridad y amargura, se trata de "Una Buena Noche".



No tengo dudas sobre este disco, no me ocurre demasiado a menudo pero sé que este grupo de canciones se van a quedar en mi interior siempre, deleitando mis oídos, acariciando mi alma, adormeciendo a los sentimientos secundarios y excitando a los vitales y verdaderos. Sé que siempre va ha existir un momento en que "Dadá Estuvo Aquí" va ha ser un trabajo propicio e incluso necesario, se que este es un clásico que nunca morirá para los que hemos tenido la suerte de encontrarnos con él.

jueves, 5 de febrero de 2015

Temperance League - "The Night Waits" (2014).

Si algo tienen claro estos seis chavales de Charlotte, es que no tienen miedo a las críticas del tipo: son unos imitadores, son unos plagiadores ...etc.
Que una escucha de un par de segundos es suficiente (y sobra), para que su sonido se rebele como heredero impenitente del sonido de Bruce Springsteen, no se le escapará a nadie con un mínimo de conocimiento al respecto de la música del Boss.


El anterior artefacto
Ahora bien, esto no es nuevo, en su anterior trabajo, el magnífico "Rock and Roll Dreams" (2013), ya pusieron de relieve el camino que tomaba su sonido, y lo hicieron sin complejos, asumiendo similitudes, sin intentar esconder o disfrazar pequeños matices sónicos con la intención de despistar...no,  hicieron un sonido en el que se notaba que creían, y lo hacían para vestir una colección de temas impolutos de melodía y pletóricos de espíritu, aquel que hizo de Bruce algo mas que una Rock & Roll Star al uso.
En aquel álbum un servidor encontró dosis de velocidad vital enmarcada en paisajes urbanos y vidas simples, de esas que discurren amenizadas por las grandes emociones vitales de la gente sencilla, con los sentimientos inoculados en personajes con los que es fácil sentirse identificado, historias de juventud soñadora que también sirve para los no tan jóvenes, pero que viven de unos recuerdos que tienen canciones como estas de BSO...en definitiva, con  Temperance League disfruté hace unos meses de aquellos latidos que solo Bruce parecía ser capaz de provocar, eso si, hace demasiado tiempo, tanto que casi no los recordaba, pero me los han recordado: Eric Scott, JayGarrigan, David Kim, Bruce Hazel, Shawn Lynch y Chad Wilson.

El último pelotazo
Su último Lp: "The Night Waits", aparecido en los últimos días del pasado 2014, nos ofrece otra remesa de temas que mas o menos coinciden en actitud, melodías, letras y duende con las de su antecesor, y decir esto, es al menos para mi, mucho decir.
Como ocurriese hace un año, la primera toma de contacto con el material nuevo ya me dejo con hormiguitas en la tripa, ganas de volver a pincharlo, sones y guitarras que pululan en viajes de ida y vuelta cual autobús de linea entre las paradas de mi cerebro y mi corazón durante toda la jornada laboral, vuelta a casa, ya de noche tras el aburrido turno de tarde y a sisarle horas a Morfeo para escucharlo con la compañía de la soledad del lecho y la oscuridad de la noche.
Y descubro que la formula vuelve a funcionar como un tiro, desde los primeros acordes de las guitarras de Lynch y Wilson para abrir disco, y temazo: "The Night Waits", que pasea la tierra amontonada en los tacones de las botas de  Bruce por el barro de terrenos que comparten otros como Elliot Murphy, estribillo de oro y la voz sorprendente, genuina y poderosa del Bruce Hazel, vocalidad, tono y fraseo que demuestra que no solo coincide en nombre con el de New Jersey, un tema adherente al alma para comenzar.
Preciosa balada y guitarras que desgarran los corazones de los malos y acarician la de los buenos, se trata de la excelente y soñadora "Stick Together", que da por terminado el disco.
Y entre ambas vuelve el rock urbano y guitarrero, de ritmo convencido en la ortodoxa pero sensacional "Land of Oportunity", rock nacido del asfalto y de los semáforos que trabajan en las solitarias noches de lluvia, sangrante punteo de guitarra incluido.
Mas densa, batería y bajo llevando el peso de una melodía que se arrastra y estribillo con remembranzas ochenteras y teclas inequívocas, con la sombra de Seger proyectandose sobre el estribillo, soberbio tema titulado: "This City is Mine".




Tremendo ritmo con piano y guitarras jugando y deleitando, la voz de Hazel suena preciosa y cancionaca al canto para bailar, gozar y vivir el rock desparramándose por todo el cuerpo, con el corazón de epicentro de la deflagración, el artilugio se llama "Neon Lights".
Nostálgica balada la que cierra la cara A del disco, y lo hace a lomos de pianos y guitarras, con ritmo de letanía y bajo que manda, la bonita: "Feels Like Home".
Una batería rauda abre con "The Gap" la segunda cara del vinilo, con ritmo de bajo trepidante y vocalidad mas carraspeante, un estribillo bañado por la luz de las guitarras y rock mas machacón, un poco mas lejos de Jersey.
Pero seguro que ustedes recuerdan aquel: "The Wild, The inocent...", aquella ensoñación visible gracias a la luz de la luna, aquel sentimiento de expectativa...eso se concentra en "While The City Sleeps", otro temazo de otro tiempo...
Mas ochentera y enraizada, con coros exactos y familiares para la fluidez melódica y los bronces en la voz de Bruce en "Lonely Time", y cerramos el resumen de temas con la disfrutable y saltarina esencia rítmica y coral de: "Why's it Gotta Be So Hard".
Tercer álbum de esta banda que tiene el espíritu del Boss en el ADN de su música y posiblemente de su alma, no me molesta, habrá a quien si y me parece respetable, pero yo percibo autenticidad en su propuesta, en sus canciones, y sobre todo en el veneno que inoculan sus textos, sus guitarras, sus ritmos y sus voces, un disco que no desmerece en nada al anterior que fue el que me los presento, recomendable para locos del rock y seres afines a Springsteen y que no deseen ver en ellos a simples imitadores, creo que no lo son.
Quiero agradecer a Bruce Hazel y a toda la banda la deferencia que conmigo han tenido, es genial comprobar que la música, el rock, es capaz de hacer saltar kilómetros de agua por los aires y tender caminos de fácil recorrido entre personas con un mismo ideal y sueño, gozar de la música y vivir del espíritu que a muchos nos insufla.
Deseo a Temperance League toda la suerte que creo que merecen porque son muy buenos, realmente creo que son cojonudos, ojalá, ¿Quíen sabe?...podamos verles pisar escenarios cercanos cualquier día...
Aquí dejo link con el bandcamp de la banda para poder catar este trabajo.
phttp://temperanceleague.bandcamp.com/