sábado, 5 de septiembre de 2015

Barrence Whitfield & The Savages - "Under the Savage Sky" (2015).


Hay tipos que tienen la peculiaridad de saber lo que quieren y como conseguirlo, esto que parece una frase hecha típica de películas americanas malas no es cosa intrascendente, es habitual saber una de las dos constantes pero ignorar el otro termino de la ecuación, con lo cual ésta no se resuelve satisfactoriamente, es por ello de gran importancia esa claridad de ideas con respecto a ambas cuestiones.

Desde luego Barrence Whitfield hace décadas que ambos aspectos los tiene meridianos en su cerebro y en su corazón, lo suyo es el rhythm & blues, llevado al extremo en cuanto a energía, y dotándolo de elementos importados de un soul de tal pasión que casi suena desquiciado, y de un efecto distorsionador  garajero que conforma con lo anteriormente comentado un sonido que es como una apisonadora, imparable y destructora, acerando su paso aún más el fogoso y devastador torrente vocal de Whitfield y su actitud casi salvaje (nunca mejor dicho) a la hora de interpretar.
Las influencias son descaradas, y las expone a las claras, haciéndolas pasar por su filtro, y van desde pioneros del rock and roll como Little Richard o Chuck Berry a fieras anárquicas como The Stooges y terminando por leyendas del soul y el blues como Muddy Waters o Freddie King.
Imposible no regocijarse con la grasa que desprenden sus guitarras, no bailar con sus ritmos irreflexivos, o no envalentonarse con sus rugidos y sus falsetes frenéticos...una auténtica bestia parda que es lo que quiere ser y hace lo que le gusta hacer.
Así ha sido siempre y así es este último trabajo que firma junto a sus habituales: The Savages y que se titula: "Under the savage sky".



Los que esperen acunar sus sentimientos en dulces baladas, o solazarse en románticos ritmos líricos para mecer caderas junto a una dama (o caballero), ya se están buscando otro Lp, en este encontraran riffs y solos estridentes como en "Willow", tema de apertura que señala el camino distorsionado y radical sónicamente a seguir durante todo el metraje del trabajo, le sigue una especie de soul vociferante, escoltado por un riff sólido y falsetes desgallitados: "I'm a full grow man".



Punk desordenado con esencia garajera en vientos en la vertiginosa: "The Claw", y los influjos pioneros llegan con "Rock and roll baby", tema que lleva esos sonidos cincuenteros al despotismo sonoro mas brutal y a la interpretación vocal mas desaforada, vientos secos y roncos, un tema que, o lo bailas o te mata.
"Adjunt Street" es lo más parecido a un momento sentimental y bohemio, se trata de un bonito blues terso en melodía y ronco en guitarras, cantado con oscuridad vocal, excelente e intenso.


Mas blues, éste más pantanoso y tabernario, con prominencia de viento y aullidos en: "The wolf pack", y ritmo punkarra y urgente en: "Incarcelation".
Profundidad y suntuosidad pesada de guitarras y densidad vocal que dan una especial y atractiva atmósfera a: "Angry hands", y en "Bad news perfume" el rockabilly adrenalítico se lleva por delante caderas y tobillos bailongos.
Mas esencias cincuenteras en la fugaz y vintage, de poso garajero titulada: "Katy didn't".
Con otro corte inmediato y rockanrollero nos hace una irrechazable oferta anfetamínica en ritmo: "I'm a good man"...si el lo dice.




Termina el álbum con otra caricia bluesera que se enreda en amores nocturnos y decadentes con la bonita canción de club: "Full moon in the daylight sky".
Me confieso fan de este tipo, encima me cae de puta madre, pero es que siempre acierta, nunca se va por caminos que no son los suyos, el suyo, su sendero, lo recorre con soltura y conociendo todos los baches del firme, sorteándolos  con gracia y cayendo en los que quiere caer, porque Barrence Whitfield sabe como pocos lo que quiere y como conseguirlo, y lo vuelve a demostrar en este magnífico: "Under the Savage sky".

10 comentarios:

  1. Suena estupendo como siempre. Recuerdo verlo hace años en directo y estuvo genial. Al finalizar el concierto charlé un rato con él y acabamos hablando de la ¡NBA! Ja,ja,ja. Un tipo muy majo.

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejeje a mi también me encanta la NBA, este tio lo tiene claro, lo hace de vicio y no engaña, pero si que engancha, a mi el disco me tiene pillao.
      Un saludo.

      Eliminar
  2. LLevo el verano con el disco acuestas y siempre empiezo pero no lo termino y no porqué sea malo sino por falta de tiempo. Ya he visto por la blogosfera que la cosa pintaba excelente por lo cual he de reservar unos merecidos momentos para el mismo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que lo del tiempo es la leche, yo llevo 15 días con el de The Sonics, Nathael y este sin parar, así que toca esperar a unos cuantos, no hay manera.
      Saludos.

      Eliminar
  3. Son tantas las recomendaciones de este álbum que habrá que hacerse con él. Ya sabes que leo esos nombres (Chuck Berry, Little Richard, Stooges, Freddie King, Muddy Waters) y me pongo a temblar.

    Un abrazo, Addison.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro es que son nombres que con solo oirlos uno empieza a fantasear....el disco te va a encantar seguro.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Iba a ser mi próxima publicación pero la pospondré algo. Me alegra que le hayas sacado partido al nuevo artefacto de esta eminencia rocanrolera. Abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya me jode habertela pisado, de todas maneras esperó con inquietud tu crónica, la verdad es que era de esperar que este tenía que pasar por el Espacio ya que sé que te gusta y mucho.
      Por cierto a mi este me parece tan bueno como todos los demás.
      Un abrazo.

      Eliminar
    2. Un monstruo es el amigo Barrence, este disco lo he oído poco por falta de tiempo y exceso de música, pero el anterior lo machaque un montón.
      Sin duda un gran disco.
      Salud socio

      Eliminar
    3. Tan bueno como el anterior y el anterior y el anterior a mi me encanta este tipo, lo que me jode es que no le he visto nunca en directo.
      Salud.

      Eliminar