sábado, 30 de agosto de 2014

No Solo de Rock Vive el Hombre..."Ch'ella mi Creda" por Placido Domingo - "La Fanciula del West" de Giacomo Puccini


Muchas veces pienso el porque no ha aparecido por aquí una de las mayores, y digo sinceramente lo de mayores, pasiones de mi vida: La Ópera.
Concentrado en el rock, el soul, el blues, el country, el folk...bueno, siempre sumergido en esa marmita de adictivo elixir que es el rock y sus satélites, la ópera es un reducto que guardo para mi, en otro tiempo lo compartí o al menos lo intenté, pero terminé comprendiendo que era un terreno diferente, complicado de ararlo en compañía y que debía ser en soledad o con la compañía casi única de mi hermano que debía ser trabajado, los últimos dos lustros he seguido disfrutándolo con mas calma, desde el conocimiento que creo que tengo del mismo, conocimiento razonable y siempre con eternos margenes de aprendizaje, pero sin el ansia por aprender que me atenazó en los noventa, desde una posición mas observadora y degustadora.
Mas de sesenta operas completas forman mi discografía, mas de una docena de operas en audio e innumerables selecciones, discos de arias interpretados por uno u otro interprete y muchos recuerdos de los tiempos en los que de manera casi amateur dedique junto a mi hermano entre otros, no pocas horas a trabajar de figurante en la ABAO (Asociación Bilbaína de Amigos de la Opera), organización que me hizo pisar el escenario de forma cuasi profesional y compartir minutos en el con importantes figuras de la lírica, en aquel escenario del desaparecido teatro Coliseo Albia de Bilbao me enganche al genero lírico, absorto de emoción mientras las tablas temblaban debido al sonido que desde abajo insuflaba la orquesta y la gloria que brotaba de las gargantas de Roberto Scandiuzzi y Margareth Price entre otros, además de la masa coral entregándose a tope en un inolvidable Auto da Fe del "Don Carlo" Verdiano...en aquellos minutos mi alma fue seducida para siempre a la ópera, pocas veces he vivido y sentido la música de forma tan intensa y emocionada, casi sentía miedo de lo hermoso que me parecía lo que estaba escuchando...
Así que hoy me he decidido a colgar algo de ópera en Rock and More...y me ha parecido correcto hacer un guiño al country que como sabéis tanto me gusta, y para ello era de cajón hacerlo con la opera de Puccini: "La Fanciula del West" que se desarrolla en pleno salvaje oeste, es un western-ópera.
Y como esta obra tiene un aria famosa y hermosa, pues la ocasión la pintan calva, y como este país cuenta con uno de los tenores mas mastodónticos de los 50 últimos años, y de la historia también, como es don Plácido Domingo, que además domina el canto propio del especial verismo de don Giacomo Puccini, pues 1 + 1 = "Ch'ella mi Creda" de "La Fanciula del West" en la portentosa voz de Placido Domingo y compuesto por el infinito Giacomo Puccini.
Espero que os guste, pincharla, es una melodía realmente bella y Pacido hace un auténtico milagro sonoro con su voz.
Un poco de ópera de cara al fin de semana porque No Solo de Rock Vive el Hombre...



jueves, 28 de agosto de 2014

Malcolm Holcombe - "Pitiful Blues" (2014).


Confieso que me ha sorprendido la publicación de este nuevo disco de Malcolm Holcombe, este tipo tan poco acostumbrado a ver su nombre impreso en papel o emitiendo luz en pantallas de ordenador, no pone fácil la tarea de seguirle la pista, claro que es mas que probable que no sea culpa suya.
El caso es que mientras aún de forma bastante habitual sigo pinchando su anterior artefacto, aquel "Down the River" (2012) que hizo de él uno de mis favoritos de entre los cantores que expulsan silabas de su vientre como si fueran escupitajos de veneno de serpiente extraído de una herida hedionda, de los que en la garganta dejan vivir y oxidarse los desamores hasta que su hiel forma parte de su aliento y de los que se quedan escuchando como el dolor transporta su cuchillo por las arterias hasta que termina clavándose en su nuca, me sorprende la publicación de este nuevo trabajo de este juglar de la desolación.
Uno de los que, enamorados de un perpetuo silencio, parecen vagar por las praderas, guitarra y zurrón en ristre esperando el siguiente garito que acoja durante un par de horas sus suspiros ácidos de pasados amargos y futuros inciertos, sus melodías nacidas de desamores polvorientos, perdiéndose su recuerdo entre la polvareda levantada por la tormenta nocturna de su memoria...uno de esos que hacen de la música su forma de seguir adelante, a golpe de folk, de country y de la poesía bella y sincera de los perdedores.
Y cuando lo tuve ante mi sentí miedo, este año mas de un artista de los que más me han hecho sentir durante el último lustro me han decepcionado con sus últimos discos, y me daba miedo que me volviese a ocurrir con Malcolm y este "Pitiful Blues".
Nada mas abrir el disco se descubre que al menos estilísticamente no va a ofrecernos este trabajo sorpresas raras ni sobresaltos, suena como acostumbra el tipo, a música de vagabundo, cansado y castigado pero insuflado de una extraña fuerza que emana del duende adquirido tras años rodando por los caminos mas sinuosos de la vida, adivinamos en sus arrugados pentágramas cansancio pero no derrota, desencanto pero no desesperanza y todo el veneno que puede salir de una rasposa laringe y de unos dedos callosos de pellizcar cuerdas y pisar trastes.
Sonido básico y pantanoso, vocalidad que nos recuerda al Dylan de los últimos trallazos, al John Lee Hooker mas desquiciciado y como siempre, (al menos a mi) recordando la elegancia y aristocracia en el fraseo de John Hiatt.
Folk empapado de la humedad fangosa del delta y herido por los dardos envenenados del blues mas oscuro y sombrío que oyó el Mississippi allá en su desembocadura, clavándose estos en la textura de este sonido seco y silvestre, Robert Johnson en la retaguardia estilística de las canciones de este tipo de Ashville (Carolina del Norte), aunque el folk es quien domina en la expresión de Malcolm Holcombe por encima de otros palos.
Y canciones, diez, arenosas, de las que reptan por tus intestinos buscando tu alma para alimentarse de ella, melodías carentes de luz, apartadas de optimismo y aparentemente decididas a quemar las naves, sinuosas y febriles que embaucan neuronas y adormecen sentidos, que te llevan al lado oscuro del hombre, que lloran sin lágrimas.
Desesperado canto acústico y abrupto el primer tema "Pitiful Blues" trae enganchado a su chepa un sucio y roñoso blues escondido tras una steel guitar.
Dylaniana expresión en el country polvoriento de la excelente "Roots", y mas folk con aires vaqueros en uno de los cortes mas luminosos y frescos "Sing for a Sally" que es casi un canto de alegría.
Pantanosa aparición de una fantasmagórica voz pertrechada tras una espesura sonora a base de arpegios, extraño y negro tema: "Savannah Blues" que da lugar a otro corte de soleado recitar y cálidas acústicas que se enredan con steels, dando forma a un animado estribillo, hablamos de la estupenda "Another Dispair".




Vaquera y crepuscular "By the Boots" es uno de los temas mas destacados del disco, country sincero y profundo. Mas tópica se nos antoja en cambio el folk manchado de sonoridades texanas de la no obstante bonita "Words Not Spoken" que prepara el camino para la enraizada "Words of December" country-folk de altura, o mejor dicho...folk-country de altura.
Ligera y bienintencionada, suena realmente agradable este genuino airecito titulado "The Music Plays On".
Fin de fiesta con la elegante y hermanada con cualquiera de los temas que merodean por los surcos del ultimo LP de Hiatt, (al que le veo ciertas similitudes con este que nos ocupa), hablamos de la guinda del pastel, o mejor dicho, del hielo en la penúltima copa, del colofón "For the Love of a Child" que no desmerece a ningún otro corte, aunque transmite mas humanidad y amabilidad que otros momentos mucho mas escurridizos.



No me ha decepcionado Malcolm Holcombe, nos ha vuelto ofrecer, como recientemente ha hecho también su compadre John Hiatt, un excelente disco cuya escucha recomiendo a todos aquellos que gusten de los pantanosos sonidos del sur y de los pesarosos discursos vocales de los perdedores que cantan, como es el caso de Malcolm Holcombe, con las cicatrices del alma sangrando.

Este post ha sido escrito para su publicación en ZRS el pasado 27 de agosto de 2014, para acceder desde allí al post pinchar aqui.

miércoles, 27 de agosto de 2014

Los discos de los 80 de Iron Maiden reeditados en vinilo.



Así lo ha anunciado Parlophone Records, los míticos discos que los británicos Iron Maiden grabasen en la década de los ochenta volverán a las tiendas a partir del próximo 13 de octubre en vinilo con la publicación de los tres primeros Lps de la doncella de hierro y sus singles:

Álbumes:
Iron Maiden
Killers
The Number Of The Beast


Singles:
Running Free b/w Burning Ambition
Sanctuary b/w Drifter (live) and I’ve Got The Fire (live)
Women In Uniform b/w Invasion
Twilight Zone/Wrathchild
Purgatory b/w Genghis Khan
Run To The Hills b/w Total Eclipse
The Number Of The Beast b/w Remember Tomorrow


Los tres siguientes discos con sus correspondientes singles verán la luz el próximo 27 de octubre:

Álbumes:
Piece Of Mind

Powerslave
Live After Death


Singles:
Flight Of Icarus b/w I’ve Got The Fire
The Trooper b/w Cross-Eyed Mary
2 Minutes To Midnight b/w King Of Twilight
Aces High b/w King Of Twilight
Running Free (live) b/w Sanctuary (live)
Run To The Hills (live) b/w Phantom Of The Opera (live)


Y finalmente se completará la reedición en su totalidad con los dos últimos trayazos que nos regalaron los de Bruce Dickinson el ocaso de la década. Asi el 27 de noviembre verán la luz:

Álbumes:
Somewhere In Time
Seventh Son Of A Seventh Son


Singles:
Wasted Years b/w Reach Out
Stranger In A Strange Land b/w That Girl
Can I Play With Madness b/w Black Bart Blues
The Evil That Men Do b/w Prowler ’88
The Clairvoyant b/w The Prisoner (live)
Infinite Dreams b/w Killers (live)



Si hay algo mas famoso y mítico aún que la música que contienen estos discos, la edad de oro de la banda si ninguna duda, es el cartón que los recubre, la figura terrorífica que protagoniza los trallazos visuales que cada disco supone, el zombie Eddie y las imágenes extremas a las que este ser es llevado. Gran alegría para muchos y no tengo duda de que si bien no toda la colección si que caerá mas de uno de estos artilugios artístico musicales que son ya piezas míticas del rock, del heavy-rock.

domingo, 24 de agosto de 2014

La Docena de Doce de...Radio Futura.


Otros de mis intocables son estos madrileños, Radio Futura, los respeto mas de lo que se explicar, hay tanto en los noventa que no hubiese existido sin ellos, desde el boom del rock latino iniciado por ellos a principios de los ochenta con trallazos como "Semilla Negra" o "El Tonto Simón" o el giro canalla-castizo-jamaicano que le dan a títulos como "El Canto del Gallo" o "La Negra Flor"...De hecho diría que "La Canción de Juan Perro" hoy mas que un disco es una Denominación de Origen...en resumen, un grupo bárbaro, mucho mas que pop o rock, mucho mas que movida, un estilo, una banda que como siempre en este país no esta valorado como se debería, es posíblemente la formación desaparecida que mas echo de menos, y sin duda la selección que mas me ha costado hacer.
Aquí están La Docena de Doce de Radio Futura:

1. "La Estatua del Jardín Botánico" - "La Estatua del Jardín Botánico/Rompeolas" (Single), (1982):




2. "No Tocarte" - "De un País en Llamas" (1985):




3. "Annabel Lee" - "La Canción de Juan Perro" (1987):




4. "Escuela de Calor" - "La Ley del Desierto/La Ley del Mar" (1984):




5. "El Canto del Gallo" - "La Canción de Juan Perro" (1987):




6. "Han Caído los Dos" - "De un País en Llamas" (1985):




7. "Divina - Los Bailes de Marte" - "Música Moderna" (1980):




8. "Paseo con La Negra Flor" - "El Directo de Radio Futura" (1989):




9. "Veneno en la Piel" - "Veneno en la Piel" (1990):




10. "Semilla Negra" - "La Ley del Desierto/La Ley del Mar" (1984):




11. "A Cara o Cruz" - "La Canción de Juan Perro" (1987):




12. "El Tonto Simon" - "De un País en Llamas" (1985):



sábado, 23 de agosto de 2014

Andrew Bird - " Things Are Really Great Here, Sort Of… (Handsome Family Covers)" (2014)

A veces hace falta tan poco para disfrutar de lo lindo de la música...si bien es cierto que muchas veces parece que nuestras exigencias son desorbitadas, otras da la sensación de que todo es mucho mas sencillo, y que vasta unas notas bien combinadas y ordenadas sobre un pentagrama, una acústica convenientemente afinada, un ritmo básico de bajo, sencillo y tópico y una batería funcionando con la suavidad pajosa de las escobillas, todo ello para acompañar a una voz de bello timbre mas preocupada en mimar una melodía trabajada con vocación de artesano que de obrar milagros laríngeos, para que con un par de añadidos dando dulzor y sensibilidad al conjunto, las canciones pasen por nuestros oídos y por nuestros poros para, con la suavidad de una madre con su lactante, encajonar suavemente en nuestro corazón.



Mas o menos estas características son las que definen a Andrew Bird, un violinista que comenzó su carrera a mitad de los noventa haciendo sonar este instrumento en la banda de jazz Squirrel Nut Zippers, quienes estaban especializados en reinterpretar canciones tradicionales americanas de esencia swing y procedencia años treinta. 
Da comienzo su carrera como solista en 1996 con la publicación del álbum "Music of Hair" y poco a poco su música empieza a perder en experimentación y se asienta mas en un estilo indie rock de suaves sonoridades y acercamientos paulatinos a un folk de bello trazo melódico, esto se ve plasmado a partir de 2003 y un estupendo disco que significa el punto de inflexión: "Weather Systems".
Aprende a tocar la guitarra y se destaca como experto silbador, siendo realmente conocido por su destreza con los silbidos.


The Handsome Family es una banda formada por el matrimonio Brett y Rennie Sparks y que llevan recorriendo América y Europa desde 1993 ofreciendo su country alternativo, de sugerente linea clásica convenientemente actualizado y pasado por el tamiz de una fina y respetuosa modernidad, la arquitectura fina y bella de sus composiciones es una de las características mas destacadas de este fantástico grupo.
Andrew Bird, reconocido fan de los Sparks, con quienes a girado en alguna ocasión, ha decidido dedicar su ultimo trabajo, este "Things Are Really Great Here, Sort Of… (Handsome Family Covers)" a versionar un grupo de canciones del matrimonio.
Y lo ha hecho bien, la verdad, haciendo suyos los temas, cantándolos con mimo y estrujando con su voz todo el jugo melódico de los mismos en un delicioso trabajo vocal.
Folk de calidad y finura sónica, producción que no busca tres pies al gato y deleite interpretativo, belleza musical con los mínimos argumentos instrumentales, acústicas, algún evocador coro femenino dulcificando estribillos, un poco de viento nuevaorleanesco, algunos violines marca de la casa y efectismo rítmico básico y elemental.
¡Y  a disfrutar de diez preciosos temas!



Recorrido que da comienzo con la preciosa "Cathedrals" proviniente del disco de 1998 "Through the Trees" del dúo de Illinois y rebautizada pro Bird como "Cathedral in the Dell".
No menos hermosa y con el violín arpegiando como si de un banjo se tratase deleita por belleza "Tin Foiled", hermoso folk incluido en el fantástico disco de 1996 "Milk and Scissors".
Melodía que se desparrama dulce y melosa "Giants of Illinois", con una steel gloriosa y un estribillo de esencia country que emana paz, un tema bellísimo de veras que podemos encontrar en el magnífico "Through the Trees".




"So Much Wine, Merry Chrismas", textura country cantada con elasticidad y delicadeza, extraída de "In The Air" (2000).
Vuelven los violines para dar consistencia a la acústica que acompaña a la voz de Andrew mientras esta se solaza con la bucólica hermosura de "My Sister's Tiny Hands" nuevamente rescatada del enorme "Through the Trees".
Mas folk de libro en las bonitas "The Sad Milkman" perteneciente a "In The Air" y la bohemia fineza de "Don't Be Scared", fabuloso tema perteneciente al mismo LP.
Folk de tendencias mas brit que se detecta desde los primeros ataques de violín que preceden a la preciosa melodía de "Frogs Singing" con pizzicatto incluido y violín reemplazando la guitarra eléctrica del original incluido en el último disco The Handsome Family "Wilderness" de 2013.
l




La relajada y poética "Drunk by Noon" del lejano "Milk and Scissors" que da paso al cierre de este hermoso recorrido folk con la mas extensa y elaborada sonicamente, a base de pellizcar las cuerdas del violín y combinar contrabajos, la bonita "Far From Any Road (Be My Hand)", tema que podemos encontrar originalmente en "Singing Bones" otro excelente trabajo de The Handsome Family publicado en 2003.
Dificil que no se disfrute de la escucha de este disco, que no pretende nada que no sea lo que se oye al primer golpe, y que no es otra cosa que gozar y hacer gozar de la hermosa calidez de diez destacados temas de los fabulosos The Handsome Family, esto puede suponer además una extraordinaria ocasión para conocer la obra de este excelente dúo americano que practica un country y un folk de muchos quilates.

viernes, 22 de agosto de 2014

Diez canciones que me ponen tontorrón...


Me quiero imaginar que no solo me pasa a mi...me refiero a que la escucha de determinadas canciones me retrotraiga a un pasado que la memoria, mentirosa y sádica donde las haya, siempre indica que fue genial y de imborrable recuerdo, si te  paras a pensarlo, en muchas ocasiones no ha sido para tanto...aunque en otras si.
Estas canciones muchas veces dejan de tener un sentido musical para quedarse en un ejercicio de remembranza, ocasionálmente para sufrir la quemazón que la sal que en el corazón vierten ciertos recuerdos dolorosos nos haga temblar párpados y labios de emoción caliente pero viscosa.
En otras, las mejores, para resucitar días y momentos de gloria, noches de pasión o tardes de sol, horas de música pegado a la espalda húmeda y perfumada de una inolvidable chica que dejo tu corazón tocado con una susurrante caricia cuyo placer nunca termina...fue tan breve, tan fugaz...viajes en coche con el sol en el horizonte y la juventud desafiando al verano, con la vista alternando asfalto y retrovisor mientras en el casette suena aquel tema...que recuerdos...que viaje...
Hoy aprovechando que el verano sigue entre nosotros y que son fiestas en Bilbao, nuestra Aste Nagusia que tantos recuerdos me trae, de los segundos casi todos, y tantas canciones asociados a los mismos, y que además sigo en plan holgazán, se me ha ocurrido otra lista de estas que reparten sus encantos entre amantes y enemigos pero que a mi me entretienen y creo que son inofensivas...
Allá va pues, diez canciones que me ponen tontorrón, aviso, hay de ambos modelos, amables y traidoras:
¡Que siga el verano!!!


1. "No More Lonely Nights" - Paul McCartney:



2. "Mediterraneo" - Los Rebeldes:


3. "(Just Like) Starting Over" - John Lennon:


4. "Ojos de Perdida" - Secretos:


5. "Jealous Guy" - Bryan Ferry:


6. "La Cita" - Ramoncin:


7. "To France" - Mike Oldfield:


8. "Cannabis" - Ska-P:


9. "No Estas Sola" - Miguel Ríos:


10. "I Guess That Why They Call It The Blues" - Elton John:





martes, 19 de agosto de 2014

Conor Oberst - "Upside Down Mountain" (2014)



Vaya por delante que esta entrada esta representando una de las mas flagrantes y no tengo nada claro si demasiado presentable improvisación que desde que un servidor decidió emborronar cuartillas virtuales ha osado practicar ante ustedes.
Intentaré explicar el porque, cuando hace unas semanas empecé a oír hablar de este disco, en muy buenos términos por cierto, me apeteció su escucha, francamente, ignoraba quien era el tal Conor Oberst, y con el álbum esperando turno en la lista de espera del disco duro me entere que este caballero era el responsable de Bright Eyes....y esto lo fastidio todo un poco.

Y alguno dirá, ¿Y este tío que tiene contra Bright Eyes?, es un grupo mas que respetable que solo con la grabación de "Cassadaga" ya justifica una favorable consideración crítica hacia sus reales.
Cierto, no negaré que se trata de un disco estupendo, y que algún otro trabajo de los de Nebraska tampoco están nada mal...¿el problema?...pues la nada gratificante experiencia que para mi supuso su concierto de hace un par de años (creo) en el Askena Rock Festival, en el que no consiguieron conectar con nadie, acumulando críticas bastante mediocres de los asistentes, tanto fue así que ni tan siguiera termine de ver el concierto dejándolo para emplear el tiempo en otros menesteres.
Reconozco que no soy demasiado piadoso cuando sufro una de estas decepciones en vivo, tenia ganas de ver a Bright Eyes en aquel verano en  Vitoria, y fue un palo lo poco que ofrecieron, es por ello que olvidé a la formación de marras (nunca fui un gran fan la verdad) y no me interese mas por ellos.
Conor pagó un poco los platos rotos de aquel bolo con la condena al ostracismo que ha sufrido su último trabajo durante unas semanas hasta que he decidido darle un poco de cancha en el día de hoy...y aquí viene lo que digo de la improvisación, pues que me he lanzado a escribir a propósito de este disco del que estoy con la tercera escucha, pocas, muy pocas para hacer una reseña seria...por ello quiero dejar claro que es una improvisación pura y dura.
Pero es que el disco me esta pareciendo realmente bonito, son trece canciones que ahora empiezan a sonar por cuarta vez consecutiva para mi y aunque cada una presenta una personalidad propia todas tienen las cuidadas melodías y la supremacía estilística del folk acústico y sedoso como nexo de unión.


Muy bien trabajada la prestación vocal de Conor que canta utilizando una amplia y sutil gama de colores vocales y fraseos siempre caracterizados por la elegancia, y con una producción que se basa en la economía de efectos y rellenos, dejando que las cualidades melódicas y vocales sean las que llevan el peso del trabajo, lo que es una buena idea.
Bonitos folks de libro como la de apertura: "Time Forgot", que recuerda al primer y mítico Cat Stevens, lo mismo que la deliciosa "Artifact #1" o la susurrante "Night at the Lake Unknow".
Igual de bonitas aunque mas alejadas del folk son: "Lonely at the Top" y especialmente "You are Your mother's Child" cuya melodía se desliza como roció por helecho bajo el sol, casi como un truco de magia de la diosa natura.



También con la magia como firma de una bella linea resulta la sorprendente "Double Life" una balada muy pop y brit de líquidas guitarras, el pop ejerce también su influencia sobre la sesentera "Enola Guy".
Evocadora y lírica la ochentera "Desert Island Questionnarie" con un estribillo de ensueño, como azúcar en un caliente café de crema en el paladar.
Además guitarras dando guerra en el inicio de la posteriormente inofensiva aunque agradable "Kick" o en la soberbia "Governors Ball" de soulero y ventoso final.



Bueno, que con unas pocas escuchas a un disco que he pinchado como para justificar su presencia en el buche del ordenata creo que ya me he aventurado bastante, estoy disfrutando de el, eso si lo puedo decir y también puedo hacer la reflexión siguiente: es posible que un concierto desafortunado no sea suficiente motivo para dar por finiquitada la relación musical con un artista o grupo, se corre el riesgo de perderse uno buenos trabajos como este precioso "Upside Down Mountain"

domingo, 17 de agosto de 2014

La Docena de Doce de...Quique Gonzalez.


Conocí a Quique Gonzalez en el año 2002, sonaba en una emisora de radio su último disco "Pajaros Mojados" y entre el barullo del día a día el tema homonimo llegó a mi y se quedó...podía haber sonado y después perderse en el olvido como tantas otras canciones pero no, aquel tema era distinto, la voz, los vientos y la melodía me hicieron tilín... seguí el transcurso de canciones que aquella emisora fue poniendo en las ondas y me fue interesando cada vez mas, después silencio...le perdí la pista, me olvidé de el.
Recupere su rastro en 2007 con motivo de un concierto en el teatro Arriaga de Bilbao, como apenas se habían vendido entradas no se que caja de ahorros regalaba entradas para el evento que tendría lugar el día antes de noche buena, me acerque, estaba en plena presentación de su último disco, "Averia y Redención #7", ignoraba que tenía disco nuevo en la calle como ignoraba lo que había hecho en los últimos cuatro años, el bolo me lo pase haciendo dos cosas: una, esperar escuchar los temas que recordaba de los tiempos en que seguí al madrileño por la radio en el curro, no toco ninguno de los que radiaban unos años antes, decepción...lo otro que hice fue disfrutar de un concierto excelente, repleto de buenos temas, de fabulosas letras, de evocadores sonido...pocos días después compre su último disco, aquel "Avería y Redención #7" que terminó siendo el álbum que le dio el definitivo espaldarazo a Quique...en pocos meses tenía toda su discografía y le había visto otras dos veces en vivo, una de ellas en Sos del Rey Catolico en un precioso día de verano en la hermosa localidad maña, dentro del añorado festival "Luna Lunera" al que todos los años me acercaba una o dos veces, pero que tubo a la hora del concierto una noche bella pero fría, tan fría que nos hizo sufrir de veras, el concierto fue genial eso si...
Hoy, varios discos después y un mantón de conciertos mas tarde, Quique es un favorito absoluto para mi, le considero realmente grande y por eso hoy esta aquí, esta es la docena de doce del gran Quique Gonzalez...
¡Feliz Semana!


1. "De Haberlo Sabido" - "Salitre 48" (2001).




2. "La Ciudad del Viento - "Salitre 48" (2001).




3. "Los Conserjes de Noche" - "Personal" (1998).




4. "Aunque tu no lo sepas" - "Pájaros Mojados" (2002).




5. "Trabajan en Escenas de Acción" - "Avería y Redención #7" (2007).




6. "Tenía Que Decírtelo" - "Delantera Mítica" (2013).




7. "Miss Camiseta Mojada" - "Pájaros Mojados" (2002).




8. "Crece la Hierba" - "Salitre 48" (2001).




9. "Riesgo y Altura" - "Daiquiri Blues" (2009).




10. "Te lo Dije" - "Kamikaces Enamorados" (2003).




11. "Dallas-Memphis" - "Delantera Mítica" (2013).




12. "Rompeolas" - "Salitre 48" (2001).



sábado, 16 de agosto de 2014

¡Zorionak amigo!!!..."As Time Goes By", mi amigo vive el tiempo, no lo contabiliza...


La vida se vive, no se contabiliza como si de un libro de balance se tratase, desde este punto de vista podríamos decir que la edad se puede contar en términos de alegrías pasadas y previstas, de enemigos creados e ignorados con el paso de las estaciones, (ignorados mucho mejor que derrotados, una batalla que nos hemos ahorrado), de amores exprimidos y disfrutados o atragantados y sufridos que de todo hay y de todo tiene que haber para poder decir que una vida es plena.
¡Que si coño!, que ya se que esto que digo no es sino otra proclama onírica de este soñador empedernido, que sigue a pesar de la experiencia (otra forma de contabilizar las arrugas que se van incrustando en nuestra expresión), empecinado en ver el lado lírico y bohemio al transcurrir de los rutinarios acontecidos cotidianos.
Pero creerme, hay gente especial, inmortal, y es inmortal porque es capaz de vivir con tal intrepidez y locuacidad latente que hace que todo lo que tenga que ver con la adición de tiempo destinado a ser almacenado en la mochila que cuelga sobre la espalda de la moral y el corazón carezca de sentido y de peso específico, son personajes que cada día tienen una nueva idea romántica, y lo que es mejor, tienen a alguien como ellos a los que regalarles esta ensoñación a sabiendas de que sera recibida con amor y concupiscencia existencial, la mochila, cuando se siente, cuando se ama y se es amado, no pesa, es solo un ramillete de las flores que en cada momento el hedonista ojo del alma quiere ver y regalar, y regalarse...estos afortunados seres no cumplen años, cumplen sueños, cumplen romances impetuosos y rutinarios con sus amores diarios, esos que cuando son los elegidos son cotidianos y también eternos...esos cabrones viven vida, no cuentan años.
Uno de esos cabrones es un ser muy especial para mi, lo quiero de veras y lo quiero tanto que aunque se que hoy cumple años no se cuantos son...me la pela...Rafa cumple suspiros y sonrisas, cumple deseos y caricias, cumple amores entregados a su reina, esperanzas ofrecidas al mundo, abrazos regalados a los que le son queridos... hoy es el cumpleaños de uno de mis mejores amigos...y yo, que soy todo lo contrario a lo que explico que es mi amigo, por eso envidio a este cabrón suertudo, quiero desearle felicidad y que siga cumpliendo vivencias plenas y esperanzadas con las que nutrir su alma y rellenar de gozo la cotidianeidad de los suyos...
El necesita un Rock and Roll, yo necesito a mi amigo...¡Felicidades hermano!.
Creo que este tema inmortal de un film inmortal como Casablanca, refleja de forma genial lo que la vida debe ser, y es que Rick se parece mucho a mi colega, y eso dice mucho, de mi colega y de Rick..."As Time Goes By"



viernes, 15 de agosto de 2014

Micky & The Motorcars - "Hearts From Above" (2014).


No estaba yo del todo contento con el transcurso de este 2014 en lo que a novedades discográficas se refiere, varias decepciones de artistas consagrados cuyos lanzamientos esperaba ansioso, y que han salido rana, especialmente penoso algún caso como los de: Leroy Powell, John Frusciante, Dan Bern, Elliot Murphy o Bruce Springsteen, cuyos discos me resultan francamente deficientes.
Otros en cambio, aunque no me merecen un comentario cargado de sadismo como si se podría hacer con los anteriores, si han dejado en mi indiferencia por la poca enjundia que entiendo que poseen dichos productos: Drive By Truckers, The Black Keys, Buford Pope, Luther Dickinson o Rich Robinson figuran en este doloroso pelotón...resumiendo, que el año no era todo lo bueno que uno siempre espera y desea, a pesar de muy buenos discos como los grabados por Rodney Crowell, Chuck Mead, Bap Kennedy, Doug Peisley o Benmont Tench entre otros. Además de mucha medianía que ni fú ni fá.
Pero llegó el verano, y en especial la segunda mitad del curso y da la sensación de que todo ha cambiado, tal vez solo sea la suerte, pero los últimos discos me están saciando y los estoy disfrutando...¡Que no pare la racha!!!, ha habido de todo, algunos que esperaba con ansia: Tom Petty, John Hiatt o Old Crow Medicine Show que como era de esperar han cumplido con lo esperado editando fantásticos trabajos, si a esto sumamos algún descubrimiento de esos con los que te tropiezas haciendo arqueología por la red, o que rescatas de algún blog amigo que te sorprende con la última joya de un artista que desconoces y que tras dar con el y escucharlo parece que el cielo empieza a irradiar mas luz aun que la propia del vigoroso sol del verano, me refiero a los discos de artistas que recientemente me han atrapado como: Seth Walker, Rory Kelly, Scott H. Biram, The Novaks, Aaron West, Josh Nolan, Grant Broussard o Moot Davis cuyos trabajos ya han pasado por este humilde rincón y en cuyos comentarios se puede observar las buenas impresiones que han causado en servidor.


Bueno, pues los últimos en adherirse a esta esperanzadora lista son Micky & The Motorcars quienes recientemente han presentado un disco, el septimo en su discografía que es una auténtica pasada: "Hearts From Above".
Y ¿quienes son estos elementos?...tal vez muchos ya los conozcáis, pero para los que como yo hasta hace unos pocos días, no os suene ni el nombre, os diré que se trata de una banda de Austin (Texas), lo que ya supone una pista sobre por donde van los tiros, formada por los hermanos Micky y Gary Braun, guitarra acústica y voz el primero y multi-instrumentista el segundo, Dustin Schaefer guitarra lider, Joe Fladger al bajo y Bobby Paugh a la batería y percusión; los hermanos Braun son a su vez hermanos, menores, de Willy y Cody, quienes lideran la banda de americana Kelly Reckless.
¿Y que tipo de música practican?...pues la típica argamasa de estilos centrosureños que a muchos nos hace hervir la sangre y que todos por aquí conocemos y la mayoría amamos, y que es lo que se encuentra en este excelente trabajo, es decir: rock, de acústica constitucion sónica, con retazos folk, evidentes en la perfección de las melodías, siempre cuidadas y de hermosa arquitectura, el country aparece por herencia genética y por tenerlo escarificado en el corazón cada uno de ellos por culpa de su procedencia, y rematando con ese conglomerado de estilos que fluyen de forma natural y que enriquece los espacios vacíos de su propuesta sónica sin que nadie los mande, pues como nacen del alma son indomables e innatos.


Finos y elegantes en la utilización de sus instrumentos para la consecución de un sonido luminoso y germinal de bello color, voz de Micky seca, sin un color expectacular pero con un discurso sincero y que suena convencida, rellenos instrumentales atinados, hermosos, fiddles, armónicas o acordeones que nos acercan a tradiciones british-folk y melodías de ensueño, como en las baladas: "From Where the Sun Now Stands", acústica y bella,  "One in a Lifetime Girl" melancólico tema country con fidles llorando y steels aullando tras la capa de dolor echo hermosura melódica.
La amargura de la electricidad se alía con la madera de las acústicas para crear un soporte eficiente y racial a temas de medio ritmo en los que se puede disfrutar del optimismo y luminosidad que emanan títulos como: "Hearts From Above", "Destine to Fall", "You Led Me The Wrong The Way", "Sister Lost Soul", mas tranquila pero con un estribillo que es un huracán de aire cálido y acariciador.





Mas rockeras aunque nunca alejadas de la sal de la tierra que les vio nacer nos encontramos la cañera "Tonight We Ride" que cierra brillántemente el album, "Hurt" con unos hammond y unos pianos que dan un toque honky-tonk irresistible y ardiente solo de guitarra y que decir de la radiante orgía de guitarras de "Southbound Street", sin olvidar la mas norteña "Fall Apart" aderezada con armónica de clásica traza sonora.


Raciales y tabernarias, entre el folk y el country se mueven las juguetonas melodías de "My Girl Now", "Long Road To Nowhere" tema de concentrado sabor sureño en su simple base rítmica y su hermosa sonoridad folk a base de acordeones, fabulosa.
Insisto... ¡Que no pare la racha!!!, pues en estos mediados de agosto me encuentro en la dulce encrucijada de no saber por que titulo decantarme de entre los pelotazos que han llegado a mi vida las últimas semanas, este es el último y es soberbio...y hay alguno mas que promete, os iré contando.
¡Que no pare el verano musiquero y calentito!!!

jueves, 14 de agosto de 2014

Moot Davis - "Goin' in Hot" (2014).


Aviso a navegantes...bueno mas que a navegantes a jinetes, a vaqueros, a viejos lobos de la estepa, solitarios, emergidos de la forja de los outlawders mas auténticos, la forja de la que salió Waylon Jennings o Willie Nelson, las brasas que dibujaron a golpe de martillo sobre yunque el perfil de Dwight Yoakam y Kris Kristofferson, los fuegos que sin duda han puesto su temperatura en la materialización del espíritu de este Moot Davis que comparte con los anteriormente citados un linaje común e idéntica mirada fija en el mismo punto del horizonte que al crepúsculo alumbra con su luz de cobre las llanuras de Texas y Tennessee.
Aviso pues a Honky Tonks de todo tipo y condición: -¡ha llegado el nuevo disco de Moot Davis!, y se trata de algo que no puede pasar por alto ninguno de los avisados-, pues no debe haber par de botas que no castiguen suelos y sacrifiquen suelas en mecer cuerpos al son de los nuevos temas de Davis, bien para patear parquets cerveza en ristre, bien para flotar sobre ellos con vaporosa dama entre los brazos.
Absolutamente indiscutible su propuesta, es difícil encontrar mas talentoso músico en el ámbito del country actual, del country rico en texturas e influencias, el country que se deja querer por el folk, se va de marcha con el rockabilly y se entiende en añoranzas románticas y lujuriosas, hasta que el sol del ocaso se convierte en de la alborada, con el rock.

El nuevo trabajo de Moot Davis se titula "Goin' in Hot" y lleva un tiempo entre nosotros, esperando en la celda del disco duro de mi portátil su turno hace unas cuantas semanas, ha sabido esperar su oportunidad y, como un buen pistolero, ha aprovechado el momento justo, el instante preciso para hacer fuego sobre mi corazón y no errar el tiro, raudo y certero, sin pestañear y seguro de si mismo ha derribado de un solo disparo mis hipotéticas reservas hacia un trabajo del que esperaba mucho pero con la acostumbrada prudencia que la irregularidad y muchas veces mediocridad de los tiempos imponen como aconsejable, y que ocasionálmente no es sino una enemiga de los sentidos a la hora de adjudicar méritos y sobre todo administrar paciencia traducida en escuchas a los trabajos de jóvenes artistas como es el caso que nos ocupa.
No se precisa paciencia en esta ocasión, la prudencia cae herida de muerte tras la demostración de punteria y clase de Moot, y el disco se convierte en pocos minutos en un inquilino del equipo sin intenciones de dejar sitio para otro y sin ganas de urgirlo a que abandone su emplazamiento.
Con la producción sabia de Kenny Vaughan, la encontradiza y racial pedal steel guitar de Gary Morse y la guitarra demoledora del gran Bill Corvino, virtuoso en la técnica, preciosista en el fraseo y contundente en la presentación; ellos, junto al firmante del trabajo forman las claves para hacer de "Goin' in Hot" un disco absolutamente imprescindible de elegante country, clásico y moderno, glamouroso y silvestre que se extiende, como no puede ser de otra manera a lo largo y ancho de 13 composiciones perfectas, impolutas.
Desde las mas enraizadas y texanas como "Frood Stamps" bailable y tabernaria, "Used to Call it Love" crepuscular y melancólica con impagable steel guitar, "Huntin' for Real" bella balada de broncíneo color en la que canta acompañado de Nikki Lane, la ortodoxa y pura "The Reason" y la nostálgica y evocadora del Elvis mas racial del hermoso corte: "I Wanna Go Back", pasando por las mas rockeras y pétreas sónicamente: "Just Left Home" con ese aire rockero en las incisivas guitarras de Corvino la áspera "Made for Love" o la intrépida y vitamínica "Midnight Train".
Mi amigo (una vez mas le debo el conocimiento de un disco) bernardo indica en el artículo que sobre este disco escribió en Mi Tocadiscos Dual hace un mes aproximádamente y que se puede visitar pinchando aquí, el innegable apego estilístico que existe entre "Love Hangover" y la interacción country que se estableció ente el gran Gram Parsons y los Stones en tiempos de "Sticky Fingers" o "Exile..."



Sin olvidar el contundente pelotazo del tema de apertura "Goin' in Hot" que te pone a tono al primer son de guitarrero honky tonk con unos vientos arrasadores...El resto de temas cierran a la perfección y sin bajar el pistón ni la nota media del LP, un trabajo absolútamente irresistible para pies acostumbrados al abrigo de las botas, testas que viven bajo sombreros cow-boys y corazones country-rockeros en general, entiendo que es tal vez,  el disco country del año, y uno de los trabajos mas destacados de este 2014.

miércoles, 13 de agosto de 2014

La Docena de Doce de... Loquillo (y Trogloditas).


Al final me he picado con el tema este de la docena de doce, me resulta entretenido eso de buscar algunos de mis temas favoritos de tal o cual grupo en la red para anclarlos en el post, y además recuerdo canciones que si bien no están olvidadas, si están ocultas en mi memoria, y a alguna incluso la estoy volviendo a descubrir, volviendo a recordarla, volver a darme cuenta de cuanto me gustaba y comprender de nuevo el porque.
Creo que este aspecto sentimental y nostálgico del asunto es el que esta propiciando que hasta ahora los protagonistas hayan sido grupos nacionales, de los que habitaron en mi corazón cuando la adolescencia luchaba contra el resto de mi mundo en una batalla que nació perdida pero que fue divertida y genial, y que dejo innumerables recuerdos que contaron con los temas de estos artistas que estamos recordando en este serial como artífices de la banda sonora de los mismos.
Hoy viene hasta aquí Loquillo (y Trogloditas)...uno de mis favoritos de siempre, me sigue atrayendo a pesar de los años y de los altibajos a los que los tiempos han sometido a esa impostura tan personal e impertérrita de Jose Mª Sanz, estas pueden ser mi docena de doce...o no, pero son doce muy representativos momentos de la carrera del Loco y de la vida de un servidor.

1. "Cadillac Solitario" - "El Ritmo del Garaje" (1983).




2. "John Milner" - "Mientras Repiremos" (1993).




3. "Rock and Roll Star" - "Los Tiempos Estan Cambiando" (1981).




4. "La Mataré" - "Mis Problemas con las Mujeres" (1987).




5. Autopista" - "Autopista" (Single, 1982).




6. "La Edad de Oro" - "Feo, Fuerte y Formal" (2001).




7. "Chanel, Cocaína y Don Perignon" - "La Mafia del Baile", 1985).




8. "María" - "El Ritmo del Garaje" (1983).




9. "No Surf" - "El Ritmo del Garaje" (1983).




10. "Todo el Mundo ama a Isabel" - "Morir en Primavera", (1988).




11. "El Ritmo del Garaje" - "El Ritmo del Garaje" (1983).




12. "La Sonrisa de Risi" - "Cuero Español" (2000).



lunes, 11 de agosto de 2014

The Novaks - "The Novaks" (2005).


Hay bandas que exigen que te posiciones ante la escucha de su música, quiero decir que son artistas que presentan una propuesta muy concreta que no es fácil que sea bien recibida sin hacer ese esfuerzo de posicionamiento, o como en el caso de este grupo canadiense, de aceptación del producto presentado.
Y es que The Novaks son un grupo con las cosas claras, y su oferta es directa, simple y en cierto modo, deshinibida: ellos practican rock and roll, setentero, obvio y climático, asentado en el sonido Stones, en el sonido Stones claro, puro y duro, evidente e innegable, apabullante y entregado sin complejos, incluso con orgullo.
La no concienciación de este hecho puede llevar consigo el rechazo que un excesivo mimetismo sónico y estilístico con sus satánicas majestades puede provocar en el oyente, pues el parecido es, en ocasiones, exacerbado y bestial.
En cambio si se admite este echo y se trata de no tenerlo en cuenta, de esconder la oreja debajo del ala, de ser un poco pasota intelectual...entonces nos encontramos ante un disco absolutamente demoledor, bestial, de los que muchas veces pensamos y lamentamos que ya no se graban, que pertenecen a un pasado que ya no volverá, que forman parte de la edad de oro...


"The Novaks" es el primer disco de una banda canadiense formada por Mick Davis (Voz y guitarra), Mark Neary (Bajo y guitarra) y Elliot Dicks (Batería) que obtuvo muy buenos comentarios críticos y que tubo su continuación en un segundo disco titulado "Things Fall Apart" (2009) y en un EP de únicamente 3 canciones titulado "Big World" (2010), desde entonces como si la tierra se los hubiera tragado, no he sido capaz de encontrar rastro de ellos, cosa que lamento pues este disco, descubierto por casualidad, me parece una olla a presión a punto de explotar con toda su carga de rock, blues y grasa garajera combinada con las oportunas dosis de esencia Rolling Stoniana haciendo de cloratita y tintes mas amables a lo Petty haciendo de dinamita.
Los doce cortes que forman el álbum no dejan, como digo, lugar a la duda en cuanto a su inspiración y sus intenciones, sus influencias son tan evidentes que asombran y sus sonoridades tan conocidas que extrañan por la efectividad de los resultados conseguidos y el poderoso efecto que provoca en escuchantes afines a los riffs mas fibrosos de la factoría Richards y los discursos canoros mas sensuales del Jagger mas ardiente, además de poseer la seda melódica del Petty mas inspirado y lírico, todo sin perder de vista la esencia mas pura y limpia del rock luminoso y soleado de los Stones mas directos y afilados empapados en un setentismo estilístico mostrado sin vergüenza y con la testa alta.
Lo mejor es escuchar el disco y disfrutarlo, no pensar demasiado en procedéncias o imitaciones y dejarse llevar por los riffs bailables y energéticos de bombazos como "No One Quite Like You" o "If You Can Do It", una explosiva solución venenosa en la que intervienen sedimentos del Petty mas melódico con los musculados riffs mas rockeros típicos de los mas duros de los setenta, temazo con hammonds y guitarras que sudan ácido.





El blues de caída Stoniana se da en "Don't Worry Baby" o "Dullsville", los sones mas pesados y la mas adictiva base rítmica vigorosa y frenética la encontramos en mazazos como "It's a Shame".
Los Stones viven de forma muy evidente y especial en los recovecos de temas como "Ann" o "I'll Give You a Ring" cuya evidencia sónica es tal que no precisan ningún comentario por mi parte.
"Doesn't anybody Hear It" es uno de sus temas mas populares en la tierra que los vio nacer por motivos evidentes.
"Good Bye Rock and Roll Band" es una tormenta blues-rock que resulta irresistible para hacer funcionar cuellos y cervicales y en "Man By The Door" es imposible no pensar en el rubio de Florida.





En resumen, escuchar este disco, olvidaros de alegatos de autenticidad sonora y entregaros a la servidumbre que exige el rock and roll para disfrutar de su energía y estoy convencido de que será cuestión de segundos que os enganchéis a este pedazo de disco de The Novaks, como me ha pasado a mi.
Buena semana a todos.

domingo, 10 de agosto de 2014

No Solo de Rock vive el Hobre...- "Jesus Christ Superstar" (El Musical)


Otro de los géneros musiqueros que me gustan es el musical, pomposo, grandilocuente y en ocasiones freaky hasta el sonrojo, pero me gusta. Esa espectacularidad de cartón piedra de sus construcciones orquestales, ese querer y no poder empatar en musicalidad, vocalidad y perfección con la ópera, esas producciones de gomaespuma y cartón que dan el pego que no veas, esos movimientos de masas con el ruido de los tacones sobre las tablas, esas baladas amaneradas, esos tenores que cantan los agudos en falsete y con micro...¡Joder que me encanta el musical!!!
Cierto que mi afición por este genero ha ido a menos en los últimos años, pero el visionado el año pasado de "Los Miserables", excelente e histórico musical muy bien llevado al cine en 2012 por Tom Hooper me ha despertado otra vez el gusanillo que dormía narcotizado por el rock y el blues, el country y el funk, el soul y el hard-rock que dominaban repartiéndose el pastel de mis preferencias auditivas durante los últimos dos lustros.
Son muchos los títulos que en años han hecho las delicias de un servidor, pero para no ser muy original, que es verano y fin de semana encima, me quedare con una de las obras mas populares de las últimas décadas, y una de las que mas fama a otorgado a sus famosos autores, nada menos que Andrew Lloyd Weber y Tim Rice...me refiero a una de las además, mas rockeras, "Jesus Christ Superstar".


Existen un montón de versiones de este musical, incluida la de la película de Hollywood, mala como un dolor de oídos (la película, la versión musical no esta mal), o la no menos famosa lectura en castellano, que no esta nada mal se diga lo que se diga y que cuenta con un Camilo Sexto absolutamente apoteósico en el papel titular...pero mi favorita es la correspondiente a la versión teatral de Londres, creo que la primera que se grabó, y que cuenta con el inconmensurable Judas Iscariot de Murray Head, la deliciosa Mary Magdalene de Yvonne Elliman y el fogoso Jesus de Ian Gillan; con la música de esta versionaca os dejo para disfrutar del musical porque no solo de rock vive el hombre...







sábado, 9 de agosto de 2014

Platero y Tu - "Vamos Tirando", 1993


Confieso que estoy entre los que renegó de este disco hace ya mas de veinte años, confieso que fui de los que acuso a mis paisanos de hacerse blandos y comerciales, admito que solo me fije en la grasa que resbalaba de los riffs de sus primeras entregas, en especial de aquella maqueta convertida después en disco de escasa repercusión titulado "Voy a Acabar Borracho" (1991),y del que en Bilbao todo el mundo disponía de una copia en casette virgen y que terminó plasmándose en el no del todo convincente "Burrock'n Roll" (1992).
No negare que la aparición de este cuarto álbum, entre medio quedaba el estupendo "Muy Deficiente" (1992), me causó una sensación de vacío sónico y de desolación argumental importante al perder cierta rabia los textos y bastante grasa y anarquía el sonido, en especial de las guitarras, encima daba la sensación de que Fito cantaba mejor que en los precedentes Lps.
Pero no es menos cierto que este disco es el que colocó al grupo vasco en la primera linea del rock urbano patrio, menos heavy, menos gamberrismo de callejero sentido del humor, menos reivindicación y menos punk, eso es lo que los veinteañeros de la época echábamos de menos en aquel 1993 en que parecía que la actitud y la palabrería eran tan importantes como las virtudes musicales a la hora de valorar un disco de rock.


Pero los años pasan, y además de enfriar calenturas propias del ansia por vivir de la adolescencia y primera juventud también proveén al espíritu de la capacidad de asimilación de virtudes plásticas que no parecen tener importancia cuando lo mas lejos que extiendes sus miras es a la noche del próximo viernes.
Y llegan días de recuperación de discos, películas, libros e incluso amigos...y entonces llega la hora de la verdad, alguno de estos se queda, otros se van para siempre, otros se quedan en un discreto segundo plano.
En ese segundo plano se ha quedado este "Vamos Tirando", bueno este y el resto de la discografía de Platero, pero este disco es el que mas ha mejorado su valoración en quien suscribe, escuchado hoy no me parece ni blando, ni tan comercial, ni tan traicionero. Sencillamente es que Platero ya no eran los jóvenes inexpertos recién salidos del barrio, ahora necesitaban algo mas que escupir decibelios y hedonismo al mundo, ahora querían decir algo, sonreír mas que romper a carcajadas y sonar con arte, no solo con distorsión y furia.


Y para ello presentan un ramillete de temas de cuidadas melodías, mas tratados sónicamente y con tendencia a dejarse querer por otros estilos como el blues o el rock mas americano y menos ingles, mas Aerosmith y menos Clash.
También las letras están mas miradas y apartadas de cualquier sombra de vulgaridad, sentido del humor que busca la inteligencia mas que la inmediatez y reclamas mas maduras y menos viscerales, resumiendo un meritorio disco de rock, de buen rock.


El especial efluvio que se necesita para confeccionar un buen blues lo buscan en las teclas del Reverendo, quien interviene en la divertida y de esencia boogie "No me hagas Soplar", en la americana "Bobo" que encuentra en la producción una mezcla muy efectiva de blues y tradición del heavy hispano de los ochenta y que el hammond del profesor enriquece con un sutil y elegante aporte que se hace aún mas evidente y decisivo en el blues grabado en directo: "Mirame".



No faltan los temas mas fluidos y rockeros como "Mari Madalenas" con ADN de himno para entonaciones éticas y en vivo, la también popular "Tras la Barra", o los éxitos mas convencionales pero nada desdeñosos musicalmente como "Yo Haría" dotada de un energético estribillo y unos riffs fibrosos y vitamínicos con guiño a los Burning ochenteros (buscar el guiño), ritmo disfrutable de rock ortodoxo, como también ocurre con la apertura del disco en la fantástica "A Un Tipo Listo".
Sorprende el punk de serrín y taberna ochentera en el RRV "R&R Batzokian", primer tema cantado en euskara por la banda.
"Marabao" suena a las primeras entregas del grupo, y "Lo que os Merecéis" mantiene la valvulina de sus inicios gracias a un vigoroso ritmo de guitarra que emparejaba a los bilbaínos con sus hermanos de Extremoduro gracias a la influencia que en este tema ejercía Uoho, y que se ve confirmado en el supersónico solo guitarrero.





La melodía lenta, el ambiente opresivo, las mentes empapadas de dolor, el crepúsculo y la sombra en la magnífica "Me dan Miedo las Noches", excelentemente cantada por Fito.
En resumen, que nos encontramos ante un muy buen disco de rock que supuso el punto mas alto del gráfico de éxito de la banda del botxo, luego llegarían discos de oro, giras interminables con Extremo, dudas sobre el futuro y definitiva separación amistosa, de los proyectos personales de los cuatro chicos de Platero solo diremos que Uoho termino como no podía ser de otra manera en las filas de Extremo y Fito...bueno Fito es un exitoso artista que vende discos por contenedores y llena arenas y cosos sin aparente dificultad, aquellos noventa era otra cosa ¿verdad Fito?



Entrada aparecida originálmente en el blog La Comunidad del FFVinilo, artíclulo y página que podéis visitar pinchando aqui.

viernes, 8 de agosto de 2014

La Docena de Doce de...Baron Rojo.


Pues ¿Qué queréis que os diga?...que ya me ha gustado la experiencia de: La Docena de Doce de...así que me he dicho que - ¿porque no repetirla de cara al fin de semana?, para un viernes veraniego y vacacional va perfecta y parece que al personal lo de las listas le entretiene así que no me lo pienso dos veces y me voy a por la segunda entrega.
Varios candidatos, todos nacionales y finalmente me decido por el Barón...¿poque?...Pues porque me apetecía un poco de sudoroso y satánico heavy rock ochentero patrio de la mas poderosa factoría metalera que ha dado la piel de toro, es decir Barón Rojo.
Y aquí va la huevera de temas del Barón, todos ochenteros como no podía ser de otra manera, haber que os parece:


1. "Concierto para Ellos" - "Volumen Brutal" (1982).




2. "Siempre estas allí" - "Metalmorfosis" (1983).




3. "Barón Rojo" - "Larga Vida al Rock'n Roll" (1981).




4. "Tierra de Vándalos" - "Metalmorfosis" (1983).




5. "Resistiré" - "Volumen Brutal" (1982).




6. "Los Rockeros van al Infierno" - "Volumen Brutal" (1982).




7. "Las Flores del Mal" - "Volumen Brutal" (1982).




8. "Hijos de Caín" - "En un Lugar de La Marcha" (1985).




9. "Con Botas Sucias" - "Larga Vida al Rock'n Roll" (1981).




10. "Larga Vida al Rock'n Roll" - "Larga Vida al Rock'n Roll" (1981).




11. "Tierra de Nadie" - "Tierra de Nadie" (1987).




12. "Casi me Mato" - "Metalmorfosis" (1983).



jueves, 7 de agosto de 2014

Boz Scaggs - "Boz Scaggs", 1969.

Hoy toca clásico, artista y disco, ambos en esta ocasión con el mismo nombre, pues el primero es el cantante, compositor, empresario y guitarrista Boz Scaggs, y el segundo, su primer disco solo tras su marcha de la Steve Miller Band con la que grabase dos discos emblemáticos para esta formación en la recta final de los psicodélicos sesenta, recibió el nombre del mencionado músico.


Disco alumbrado bajo las luminarias del sello Atlantic Recording Corporation en 1969 bajo la producción de Jann Wenner, Marlin Greene y el propio Scaggs en los estudios Muscle Shoals Sound Recorders en Alabama y con un personal en parte extraído de la Muscle Shoals Rhythm Section entre los que destacaba la participación de Duanne "Skydog" Allman a la guitarra, labores compartidas con el propio artista firmante del álbum y los también guitarristas Eddie Hinton y Jimmy Johnson.
De la base rítmica se encargan David Hood y Roger Hawkins bajo y batería respectívamente mientras que los teclados (gloriosos durante todo el trabajo) corren por cuenta de Barry Beckett.
Además Al Lester al fiddle y una sección de viento marca de la casa que no puede sonar mejor ni mas adecuada a lo pretendido por el autor de estas nueve maravillas sonoras.


"Boz Scaggs" es uno de esos discos que a mi me gustan clasificar de perfectos, pero perfectos en el buen sentido de la palabra, pues esta cualidad no siempre es beneficiosa cuando de obras artísticas se trata, pues estas acostumbran a precisar un toque humano, imperfecto en su alma para parecer obras artesanas y no científicas como en ocasiones ocurre con el exceso de perfeccionismo, no es el caso, este disco es perfecto en cuanto a ejecución, composición y adecuación sónica, gracias a una perfecta conjunción de labores creativas y profesionales, que esta muy por encima de etiquetas y de rigurosidades estilísticas.
Todo el recorrido sónico del trabajo es un auténtico deleite, desde el inicio con la activa y sublime "I'm Easy" imposible no disfrutar de su funky aderezado con soul de dorados reflejos sónicos.



La primera cara es una sucesión de temazos contundentes por unos motivos u otros, que discurre rápido, casi vertiginoso, un disfrute constante con la fabulosa voz de Scaggs, los sugerentes teclados de Barry Beckett, la idónea y nerviosa capacidad para hacer latir al oportuno ritmo que requiere cada corte del dueto rítmico ya mencionado, y las guitarras de ensueño especialmente de Duanne Allman.


Bella, apacible y delicioso blues pop en "I'll Be Long Gone"; mas racial y bluesera sin perder de vista el soul en el horizonte y con perfectos quejidos guitarreros que se diluyen junto a las teclas y unos tenues coros femeninos, todo ello soportado por una melodía perfecta forman la sublime "Another Day (Another Letter)".
Una suerte de folk antiguo con aires swing y la sombra de los aires del Mississippi en la relajante y enraizada "Now You're  Gone" que cuenta con un fiddle y unas guitarras que marcan la diferencia.
Sedante, tenue, vaporosa e incluso beatlemana: "Finding Her" es un tema de pop que recuerda los protocolos del estilo de la invasión británica, pero pasado por un tamiz de americaneidad limpia y genuina que hace de él una suerte de vals bañado por la brisa de la pradera, maravillosa y punto, teclados de ensueño y guitarra plañidera y susurrante...
Interior como las raíces de los árboles milenarios del Ohio natal del autor suena el último tema de esta impoluta primera cara: "Look What I Got".





La segunda cara empieza con la acústica limpia y de reminiscencias folk que desemboca en la cálida melodía del desenfadado y rural "Waiting for a Train", con armónicas y pianos bodebilescos, cuerdas y aire de saloon, un soleado y precioso tema firmado por Jimmy Rodgers.
Punto y aparte es la extensa 12:48", (y se hace corta): "Loan Me A Dime", blues de impresionante cobertura sónica, órganos gaseosos, guitarras de quebradiza hemorragia eléctrica, suaves y exquisitas, ritmo cadencioso y voz que parece arrancar de las entrañas de la tierra, absoluta obra maestra que referencia el álbum como un elegido para la eternidad, final en el que se unen a la fiesta vientos y la inolvidable guitarra de Duane que recibe el espaldarazo del piano y órgano de Beckett.
La encargada de cerrar el álbum es la no menos magistral "Sweet Release", sureña, crepuscular y atrapada en un ménage a trois con el folk, el rock y el soul, no podía acabar mejor un disco, no podía terminar mejor una obra maestra de descomunales dimensiones como la que traemos hoy a ZRS.



El verano puede y debe ser época de relajo mental y físico, el descanso y desecho de las tensiones acumuladas durante el año ayudándonos de todo lo fresco que nos ofrezca el mundo, pero hay obras maestras como este "Boz Scaggs" que reunen también las condiciones indispensables para crear el deseado efecto en cuerpos y almas también en verano y vacaciones, tal es su grandeza.
Que todo el mundo siga disfrutando del verano.

Artículo aparecido el dia 06/08/2014 en Zeppelin Rock Sabbath y recuperado para esta publicación, pinchar sobre el nombre para acceder al puerto original.

miércoles, 6 de agosto de 2014

La docena de doce de...Gabinete Caligari.


Vamos con otra sección especialmente pensada para el verano, algo fresco y entretenido que no nos haga pensar demasiado y que nos entretenga de forma fácil y apacible, que además si nos apetece permite la participación activa, aportando ideas, listas o sugerencias, haciendo incapié sobre temas temas que se echan de menos o que se echan de mas...
Además, para que os voy a mentir, a mi también me permite disfrazar mi haraganería en un ejercicio poco costoso desde el punto de vista de la laboriosidad, pues al fin y al cabo se trata de un copia/pega, pues estos calores y el currar cuando tantos están de vacas me tiene un poco holgazán este año.
¿Porque doce?...pues porque pensando (despacio eh...) en un título para la sección se me ocurrió pensar en una huevera (cosas de las mentes extrañas) y me dije, ¡Ala, una docena!!!!
¿Y porque empezar con Gabinete?...pues porque por alguien había que empezar y estos son de los que mas le gustaban a servidor cuando allá en los ochenta estaba aún en proceso de aprendizaje musiquero, dando los primeros zapatazos al rock y a todos sus aledaños.
Tengo mucho cariño a este grupo, fue al primero al que llame: "mi grupo favorito", y siempre tendré la pena de no haberlo visto en directo nunca.. si a Jaime, pero nunca a los tres juntos, creo que este deseo no se podrá hacer realidad.
En resumen, que he resumido la docena de doce que mas me ha inspirado en este momento, doce temarracos de los madrileños que he debido escuchar y cantar mas de mil veces.
¡A seguir con el verano señores!!!


1. "Esclavo de tus Pies" - "Cuatro Rosas" (1984).




2. "Mas Dura Será la Caída" - "Cuatro Rosas" (1984).




3. "Como un Pez" - "Camino Soria" (1987).




4. "Caray" - "Cuatro Rosas" (1984).




5. "Camino Soria" - "Camino Soria" (1987).




6. "Lo Mejor de Ti" - "Cien Mil Vueltas" (1991).




7. "Al Calor del Amor en un Bar" - "Al Calor del Amor en un Bar" (1986).




8. "Golpes" - "Paralisis Permanente/Gabinete Caligari" (1982).




9. "Cuatro Rosas" - "Cuatro Rosas" (1984).




10. "Tocala, Uli" - "Camino Soria" (1987).




11. "Solo se Vive una vez" - "Privado" (1989).




12. "Olor a Carne Quemada" - "Olor a Carne Quemada" (Single, 1982).