miércoles, 28 de agosto de 2013

Discos Menores de Artistas Mayores - "Anatomía de una Ola", (1998) - Antonio Vega... Tiempo de Magia.


Mi despacho, polvoriento y caótico es un espacio en el que el silencio tiene eco, los armarios dejan sus alaridos suspendidos en el aire y la visión del mismo se produce en blanco y negro.
Las ventanas, con vidrios traslucidos, dan a una yerma extensión, también en blanco y negro en la que por mucho que quieras estirar la goma del alcance de tu mirada, solo conseguirás que el efecto rebote de la misma te termine golpeando en en su violento retroceso las cuencas de los ojos produciéndote un instantáneo dolor de cabeza y, por supuesto, vista cansada.
La música suena espesa, como el derramar de un bote de bechamell demasiado concentrada y falta de hidratación. falta de leche.
Y es que la música en este pesimista lugar no parece tener leche, mas bien parece estar compuesta de betún, negro, sucio y empalagoso, feo, desagradable.


No era este el mejor ambiente para escribir algo hermoso, algo optimista o esperanzador, y precisamente por eso llevaba ya 1/4 de hora mirando en la pantalla del ordenador el espacio blanco que esta destinado a ser invadido por palabras que den forma a una crónica, creativa o didáctica, positiva o al menos alegre, musical y creyente, creyente en algo bueno y honrado, creyente en el arte y en el hombre.
Pero en una esquina del despacho, una esquina que quizás tocada por la barita mágica de un hada, mi Nata debió tocarla algún día con su gracia, hada divina y poderosa donde las haya, debió descansar sus huesos sentada en el suelo en esta esquina y así, quedo aislada del negror circundante...en esa esquina de apenas 50 cm3 el sol brillaba, las arañas deslizándose por sus hilos, al llegar a su luz se convierten en hermosas mariposas y el polvo daba lugar a brillante purpurina y alegre confeti derramado en encantador desorden... allí, en ese oasis de luz en medio de la oscuridad descansaba un disco, no lo había visto, lo cogí y le quite la capa de verde, morada y rosa purpurina, y al volar esta y mezclarse en la oscuridad atravesando la frontera del hilo de sol convirtióse en negro humo, humo de fuerte olor a plástico toxico, quemado, a negrura venenosa.
El disco en cambio, no tubo problemas para adentrarse en el opresor ambiente de tristeza y decaimiento del espacio, y no puso oposicion en recalar en el terreno de la mesa que gozaba de la amarillenta luz del flexo, es mas, juraría que pesaba mas, adquiría mas salud, se encontraba consigo mismo, se veía mas en su salsa...- ¿Que disco es este carajo...?.


-¡Coño!..."Anatomía de una Ola", según cierto periodista que me niego a mencionar aquí, el peor disco de Antonio Vega, el gran Antonio...que curioso que haya venido a mi esta tarde, a este lugar que tanto parece hacer juego con la torturada mente del maestro, con la humeante nostalgia del poeta maldito, del músico hechizado por alguna bruja mala, hechizado a vivir en la nostalgia, dejando charcos de desesperación tras de si, y canciones a cual mas sangrante, pero también mas evocadora, deliciosa, intensa y maravillosa, a cual mas mágica, pero de buena magia, de la magia de alguien que a pesar de presidir su existencia conforme a  los estatutos de la pena y el desconsuelo, no puede evitar que la bondad y los buenos sentimientos... la nobleza, sean las características de su persona y también de su arte, de su música.
No puede ser tan mediocre este disco como dice un compañero mio del curro, ni como narra alguna crónica en este mundo virtual de internet, repleto de profetas de la opinión y el sentido de la oportunidad.
Lo pincho y recupero el pulso de un disco que hace años no circula por mis oídos, y ahora empieza a hacerlo, el sonido rechinante, zigzagueante del vinilo, el rozar de la aguja con el plástico sienta genial a la plañidera actitud canora de Antonio, que inunda de tristeza el despacho de Addison, tristeza bicolor, pero que de repente, al llegar al estribillo inunda de color la estancia, colores intensos, oscuros pero hermosos, y su voz, de un tono naranja, atravesando la niebla antes negra como un rallo láser, las guitarras hacen que el polvo abandone su flotar y se pose, sumiso y rendido al paso de la balleta en las mesas y escritorios del ahora grande, no lo sabía tan grande, despacho de mi alter ego, una guitarra despide un tema mágico, bello, de los que pone la piel de gallina, la maravillosa "La Hora del Crepúsculo"...¡Joder pues no empezaba nada mal este disco!, no se si en otros discos tiene Antonio, mi Antonio muchos temas tan bellos como este.


"El silencio como abrigo, dio calor a una amistad", 
"La distancia me hace recordar que tu y yo"
"Somos fieles al latir de nuestro corazón"
"Su dictado es la mejor canción"
"Mi secreto es conocerte como la lluvia al Sol"... En un disco que aparece dicho algo así ya no puede ser menor, ni mediocre, ni flojo...Es la primera estrofa de la hermosa "Como la Lluvia al Sol", tema compuesto a Luz Casal.
Un triste arpeggio inicia el lento y pesaroso caminar de "Tuve que Correr", compuesta por Nacho Bejar, y con letra de Antonio, deprimida, intima, sincera, desnudo retrato del estado de su alma, de los anhelos de su corazón de las necesidades de su espíritu...y esa guitarra, llorona y rendida al desencanto...un disco menor...
...De repente llega un olor a mis fosas nasales... alguien ha encendido una barra de incienso, de mi favorito además, el de vainilla pero, pero si yo estoy solo...¿quien ha podido...?, estoy solo, siento una presencia...
-¿Antonio???, ¿estas por ahí maestro?, honrando mi casa...dando color y olor a este lóbrego lugar, rendido ante la muerta y seca alma de mi alter ego, Mr. de Witt, que es quien paga las facturas...
O quizás mi hada amiga, mi compañera mágica hizo alguna mas de las suyas antes de emprender su personal travesía por la eternidad...Fuerte aspiración de vainilla, color marfil y blanco, olor de dulce y suave humo de sedante efecto.
Plácida y narrativa, electrica y jazzistica, asi discurre dejando notas de decoración de papel y corcho en las paredes y muebles del aparador de la esquina, de donde ha desaparecido el cenizero repleto de puros mal apagados que siempre estaban vomitando humo, ese gran gran tema que es "Murmullo de tus Manos", y el jazz, la influencia negra continua en "Tributo a", la voz de Antonio suena ahora en una dimensión distinta, mas metálica, mas lúcida, pero también mas breve.


Con la voz del poeta de Malasaña, mas animada en el siguiente corte, en el magnífico "Mi Hogar en cualquier sitio" llega el aire libre y puro a este lugar maldito, una ventana que nunca había visto se ha abierto, deja entrar olor a azahar y jazmin, por ella se escapa el amenazador humo, que invadía el espacio con su olor a flores muertas, a cortezas de arboles podridas por la lluvia contaminada, el olor a desespero, a incertidumbre, a ambición frustrada, a ambición nunca satisfecha, a leche picada y pescado rancio...Creo que Antonio esta agradeciendo desde el mas allá que hoy su disco mas intimo y susurrante este haciendo de las suyas en el corazoncito de alguien, en el mio, y creo que alguien le ayuda, alguien que habita un mas allá mas cercano, un mas allá, que tiene como limites las intangibles paredes de la biscosa y temblorosa nebulosa de los fármacos, de los delirios que buscan salida y no la encuentran, la salida de ese castillo inexpugnable que es la locura, la falta de lucidez, mi pobre hada buena...Entre los dos me están cambiando el despacho hoy, ¿y este es un disco poco importante???
"Angel Caído" es triste, hermosa, hiriente, afilada y evocadora, bella como un amanecer plateado sobre el horizonte del mar, nostálgica como el recuerdo del primer amor cuyo nombre ha desaparecido del disco duro de tus recuerdos, pero que la peca mas ínfima y pequeña tiene un hueco enorme, un sitio de privilegio a la derecha del Dios padre de tu memoria...un tema tan bonito que debería estar prohibido, que grande señor Vega, que genio, pero, ¿donde estas escondido Antonio?


Porque esta aquí, conmigo...y mi hada buena también, han venido ha darme ánimos este día gris, a dar color a mi entorno, y olor; y mientras suena la preciosa "Agua de Rio", como al prota de la canción, me vence el sueño y siento las caricias de ternura, la ternura de las aguas de la canción, el tacto mágico de quien me quiere, precioso tema, Antonio en plena forma, en sus mas altas cotas de nostalgia, de melancolía y tristeza, Antonio en si mismo, Antonio intrínseco... en su salsa, en la salsa que le hace eterno...


"Entre tu y yo"...¡coño! parece escrita para mi y para ella, de repente noto sus manos entre las mías, pero la luz es ahora tan brillante y bonita, tan calida y revitalizante, que no puedo abrir los ojos sin lesionarlos, pero me solazo con el tacto de mi brujita, su dulce presencia en mis manos...la guitarra de Antonio me la arrebata, seguramente debe ser asi, debe ser asi porque los primeros acordes del ultimo tema suenan a despedida, a hasta aqui hemos llegado, y a mi espalda se escucha un triste y sigiloso click, y el picaporte termina de girar justo cuando mi vista se fija en el, a traves del vidrio traslucido de la puerta intuyo dos besos en las mejilla y él desaparece por la izquierda y ella se va por la derecha...Me quedo solo con los acordes de "Anatomía de una Ola", el tema que da título a este disco maravilloso, nada menor, es mas, lo tengo claro, tal vez el mejor disco de Antonio Vega, y desde luego nadie me podrá convencer de que se trata del mas mágico.


Con el último acorde levanto la frente de la mesa, me duele, llevo demasiado tiempo dormitando con la cabeza descansando en la fea y sucia mesa de escritorio, abro los ojos y descubro con horror que todo a sido un sueño, un precioso sueño, pero un sueño, pues todo esta como antes, oscuro, humedo y lobrego...
desesperado me levanto de la incomoda silla, chillona y quejumbrosa de vieja y amargada que está.
Vuelvo a pinchar el disco, igual me vuelvo a quedar dormido y vuelvo a disfrutar de la presencia de los inmortales...O a lo mejor no ha sido un sueño...

lunes, 26 de agosto de 2013

Marijaia ha muerto, Viva Marijaia...- Crónica de unos días de fiesta...


¡Vivaaaaa!!!! coreaba el gentío que, bajo  la lluvia, aferraban sus manos con crispación a la baranda que les separa de las crecientes aguas de la ría, coreaban con emoción y cansancio, ambos reflejados en sus rostros y también en sus huesos, doloridos después de aguantar sobre sus estructuras nueve días de excesos, de horas de pie y caminando, y bailando y disfrutando... ahora toca pagar las consecuencias...coreaba el gentío con la temblorosa voz que la emoción impone a las gargantas, emoción que se desata al paso de Marijaia por la ría, sola, entregada a su suerte, a su destino, a su final, al fuego depurador y purgante de excesos, es hora de purificar el alma pecadora que durante algo mas de una semana no ha reparado en la necesidad de respetar los valores morales impuestos y ha decidido actuar con libertad, (a quien se le ocurre), y lo que es casi peor, con frenesí.


Una marcha fúnebre, que no deja de ser una versión orquestada del "Egoak" del gran Mikel Laboa, pero que con unos chelos que suenan a madera añeja ofrecen un efecto fúnebre y oscuro realmente efectista, es la melodía triste y agorera que acompaña a Marijaia, el resto es silencio, pena mezclada con alivio, pena por lo que supone de triste un funeral, el funeral de un viejo conocido que sabes portador de buenas cosas, y alivio por la marcha del mismo. que de continuar con su fatal influencia conseguirá que acabes mal, o demasiado bien no lo se...
No obstante en cada rostro triste se esconde, tras la mirada impávida a la orgullosa figura de Marijaia navegando hacia el fuego, se esconde decía, la sonrisa socarrona de quien sabe que esto no es definitivo, que dentro de unos meses Marijaia resurgirá de sus cenizas y  nos hará su anual visita, llenando la ciudad de confeti, música, vasos de plástico vacíos y papeles de bocadillos devorados con voracidad a medianoche, nos visitará inundando el aire de humo de toro de fuego y petardos, de agua de aspersor madrugador que da alivio al parterre en los arrasados jardines bilbaínos, de chorros de agua que escapando de la manguera del sufridor operario de la limpieza intenta reparar los estragos creados en los suelos y mobiliarios de la ciudad, para que, en unas horas puedan volver a ser mancillados por el grueso del pelotón que, un día mas, desea hacer de estos días inolvidable frenesí, merecido esparcimiento y pecador abandono a los deseos de la carne y el vino.
Pero ahora estamos de funeral, y la marcha por la ría es inexorable, triste y oscura, pero feliz y aliviadora, todo ha salido bien, la ciudad a vibrado, a disfrutado y se ha desahogado, se ha olvidado de los problemas y ha dado la espalda a los terribles acontecimientos que asolan el mundo, que destrozan la inexistente aunque pretendida y presumida reputación del ser humano, del ser humano...
Hoy vuelta a la rutina, a la reparadora rutina, con los reflejos dorados del fuego aún haciendo brillar las retinas de los bilbaínos y visitantes, aún con el aliento fatigado de los excesos, aún con los poros exalando suspiros de abusos convertidos en vida, recuerdos e ilusiones...
Marijaia ya no esta, su sitio ahora sera cubierto por otras figuras menos queridas, menos agradables y mas lascivas, tenebrosas y desesperanzadoras...las figuras de los políticos, que recuperan su cetro con avaro afán de protagonismo, y desde el volveran a degradarnos con sus mediocridades y sus exibiciones publicas de indecorosa ambición personal disfrazada de vocación de servir, ¿de servir?, ¡jajajaja!!!, servir si pero, ¿A quien?, a nosotros no. También vuelven a ocupar sus espacios los inefables comentaristas y tertulianos, pedantes y mediocres seres que se creen perfectos desde sus tronos de comunicación, creando opinión, (esa frase es terrible, crear opinión en la gente...madre mía) cetros que no dejan de ser incómodas sillas plegables de currela entregado y humillado a un sueldo.
Agentes sociales, presentadores de noticias, corredores de bolsa, abogados que pasean sus trajes por las avenidas centrales de la ciudad dejando tras de si un incomodo aroma de chanel y soberbia... resumiendo... el día a día de una ciudad, que en el año 2013, y a pesar de todo, no deja de seguir latiendo bajo su caparazón de asfalto y baldosas, observando indefensa las debilidades con las que ese día a día alimenta su corazón de aluminio, ese corazón que, enfermo y humillado ha adquirido la forma de cámara acorazada de algún banco poderoso, en la que se encuentran millones, sobre todo en degradación, las venas que distribuyen las suciedades de la sociedad mas depravada y de reputada burguesía y que no son sino las cloacas de la ciudad que hacen de hogar a la sucia y olorosa sangre putrefacta de los podridos que estos últimos nueve días se han ocultado en sus segundas residencias, no osando mezclarse con la gente de bien, con los bilbaínos que amamos la vida mas que el dinero y los trajes de Gucci...
El día a día... pero, ¡que nos quiten lo bailao!, lo bailao, y lo bebido y lo comido y lo disfrutado...
Por eso anoche, bajo la lluvia Bilbao, un año mas se agolpo a las orillas de la ría para rendir homenaje a la mas fiestera y popular de las bilbaínos, a Marijaia que se va pero...¡volverá!!!
¡Gora Marijaia, Gora Aste Nagusia!


martes, 20 de agosto de 2013

Truth & Salvage Co. - "Pick Me Up", (2013) - Vamos a pasarlo bien.


-"Es solo Rock & Roll...Pero me gusta...", esta frase es una de las que define el sentimiento por el rock & roll que anida en el corazón de muchos de nosotros, solo rock and roll, pero, ¡joder!!! como nos gusta tíos, como nos pone y que cantidad de cosas nos remueve por dentro, hace que afloren las ganas de cambiar el mundo, que te sientas invencible en medio de una crisis personal, mandando a golpe de riff la depresión a tomar por el culo, que seas capaz de entender, que eso que sentías es amor, no lo otro no, es amor...y ahora te das cuenta de que la has cagado otra vez...¡En fin!, Siempre nos queda ese rock sangrante, lento que apacigua el alma para salvarnos de entre el oleaje de la tempestad sentimental, esa balada que nos empuja a la orilla y allí nos deja, secándonos bajo el seco y castigador sol, en la arena caliente de la playa...los efectos enfermizos, adictivamente enfermizos del Rock and Roll way of life.
Las cervezas corren por las cañerías de tu cuerpo, asimilando cada golpe de batera, lanzando ese redoble a las piernas, que se mueven como si no hacerlo supusiese quebrarse, romperse como estatuas de sal, como las columnas de Samson...Quizás si no bailas ese tema que te eleva el espíritu y te hacer robar vida al resto del mundo, quizás, digo, se te quiebren las piernas, embuchadas en los baqueros estrechos, en los pantalones negros de cuero, en las mayas...y las lágrimas, saladas y etílicas que inundan la camiseta de The Who, que queman la piel, allí donde antes estaba la pulsera que ella te regalo y que ahora echas de menos, y lo harás mientras los arpegios de ese tema evocador sigan taladrandote el corazón, recordándote que fuiste tu, otra vez, el que la cago... y así toda la vida, pero siempre con el rock and roll como fiel compañero, inasequible al desaliento, a tu vera, en los días de frío y en los de calor, incluso cuando la tempestad amenaza con detenerte, hacerte retroceder, y ...no lo consigue...

Así creo yo que entienden el rock and roll estos chicos de Truth & Salvage Co., es decir de la forma tradicional, humana, mortal, sencilla y real de la mejor forma posible, los que saben que el rock and roll es eso en lo que piensas antes de caer en los brazos de Morfeo,y que es el primero de tus pensamientos cuando la consciencia se hace hueco entre las nebulosas del sueño, justo antes de abrir los ojos por primera vez cada día.
Y así lo manifiestan en su música, así se siente, así entra por la piel alterando el pulso, modificandolo, maltratando el corazón a cada segundo que el vinilo se empeña en lanzar destellos de rock and roll humilde, aseado pero sin colonia cara, solo jabón de marca blanca, un buen cepillo para ordenar las greñas y los vaqueros gastados de los domingos de bolo. la chupa, echa polvo de tantas horas de resistencia animal y el cerebro acostumbrado a sentir la materia encefálica de gallina, con esa balada que ha modo de bis hace que tus ojos tiemblen como hojas, desafiando tu actitud de chico-a rockero-a, firme en su actitud pétrea e indómita, así manifiestan estos tíos su música, su rock and roll, como un muestrario de dibujar en el aire sentimientos, de trazar las coordenadas de las reacciones humanas a golpe de pellizco a cada cuerda de esa amante fiel y que nunca pide ser esposa que es la guitarra.
Así con este disco nos divertimos, gozamos con los pies en plena efervescencia, cual pastilla contra la resaca, perdemos la vista en el vacio imaginando que hubiera pasado si aquel día yo...que mas da ya, este tema cabrón me esta matando, me esta rallando el corazón con un tenedor de oxido. Nos hace correr, beber, querer follártelas a todas o a todos depende del oyente claro, y aquella letra, que razón tiene, mañana mando a mi jefe a tomar por el culo...agarro la guitarra y vuelvo a empezar... a los 40...¡Si! que coño a los cuarenta...
Dicen que con Dan Baird el rock and roll esta a salvo, con Truth & Salvage Co. me atrevería a decir que también, y para comprobarlo no os perdáis este discarraco, descarado, rockero, indómito y clásico, sin pretensiones de nada mas que insuflar rock and roll en las almas condenadas de los oyentes inocentes que no lo son tanto, de empapar con su veneno los cerebros receptivos de los adolescentes que empiezan a acariciar la guitarra que su padre tenia guardada desde que le hicieron fijo en la empresa y decidió casarse y dejar de ser libre.
Hablamos de 13 corte que no tienen relleno, ni desperdicio, que hacen sentir, vivir y soñar.
Desde la balada clásica, pianera, dulce y hermosa que abre el disco y que se atreve a llevar por titulo "The Bad Times" y que tras minuto y medio escaso da paso a un trallazo guitarrero que muestra la intención rockera, corrompedora y bailable de la estupenda "Siver Lining". "Bird on the Wind" es un medio tiempo con estribillo corto y lírico, de esos temas que calman el alma, la ácida y temblorosa "Island", muy americana y facil en cuanto a estructura, un divertimento genial y fugaz.
Folk, balada, country...llega la americana en un gran tema, de hermosos sonidos y plácido avanzar por las praderas de tu interior mas escondido, el de tu alma..."Appalachian Hilttop".
La extraordinaria versión de la famosa "Game Peoples Play" de Joe South, un tema que no puede fallar, y aquí tampoco lo hace. Armonías vocales, por momentos nos recuerdan a los Eagles mas tonales, sentimiento apoyado en acústicas timoratas y slides que no se dejan ver del todo, es la bonita "I'm Not Your Boyfriend".
Bailable "Back in Your Love", mas seria de lo que parece, "Pick me Up", empieza como un tema Springsteeniano de la época de "The River", luego se convierte en otra cosa, un poco de almíbar para endulzar el corazón dolorido, "So Sad", es simple y llanamente una gozada, rítmica, divertida, bailable, rápida y osada pero inofensiva...disfrutable hasta la repetición que no puedes evitar...
Mas afilada y amenazante suena la interactiva explosión rítmica, escondida pero sutil de "Shady River", mucho mas intensa de lo que parece, un gran tema en mi opinión... de los que las mata callando.





La recta final la cubren al sprint dos temas energicos pero distintos, un rithm and blues clásico, a lo Berry que hace que tu cuerpo se estremezca con "Middle Island Creek" y un medio tiempo de pretendida solvencia sonica, con unas guitarras rítmicas de esas que arañan el aire y un fraseo vocal notable en la estupenda "All Stand Tall", perfecta para acabar este pedazo de disco de rock and roll, sin mas, pocas valoraciones sesudas permite el trabajo de estos chicos, jóvenes, californianos pero asentados en Nashville, capital de las canciones, y que van avanzando por este mundo haciendo solo rock and roll, pero como nos gusta...Y os aseguro que el contenido en este "Pick Me Up", no sera distinto.

lunes, 19 de agosto de 2013

Hoy es el Cumple de mi ama... Se hace grande...


Hoy mi ama se hace grande, cumple una edad redonda, bonita y sonora...no se si decirla, igual se enfada, ya sabéis que las chicas cuando empiezan a dejar de ser adolescentes guardan el secreto de su edad con mimo, si solo es un numero...
Mi ama ya tiene edad de votar, y también de comprar tabaco...y de que le den de beber en los bares...Pero no solo eso, no.
Ahora puede pedir un papel por el cual le sale mas barato el metro, y el bus, y el tranvía...Además ahora puede ir al Guggenheim por menos dinero y con visitas guiadas.
Va de viaje con mas peña en plan cuadrilla, les reservan hotel y les cobran cuatro pelas... y todo esto a cambio de nada...Solo por cumplir años, por cumplir una edad redonda, bonita y sonora. ¡Que suerte tiene mi ama!!!
¡Zorionak ama!!!!


domingo, 18 de agosto de 2013

Rejunteando las losas de mi memoria - Cadillac - Pergola del Parque de Doña Casilda - 17/08/2013 - Bilbao (Aste Nagusia).


Ayer empezaba la Aste Nagusia-2013, y como decía Sabina, "a mis cuarenta y pocos tacos", ya ves tu...Pues eso, que ya no es lo mismo que de jovenzuelo, que salías tal día como ayer a comerte la ciudad, a beberte la ría y a reventar las caderas que te pusiesen por delante... cierto que luego hacías lo que podías o lo que te dejaban... pero eso era otra historia.
Hoy el txupinazo y demás lo veo desde una distancia, en la tele, recordando mis tiempos de txupinazo, antes en la plaza nueva, después pasaron a su actual ubicación en el Arriaga...recuerdos, que también alimentan.
En cualquier caso es un día especial, y por la mañana ya sientes en el temblor del estomago que es un día especial, es un día de pasar con esa mezcla de ansia, espíritu critico e ilusión las paginas del programa festivo que encuentras en las barras de todos los bares de la ciudad. No lo había hechado un vistazo este año, demasiada polémica formada por los de siempre, los que quieren vivir en paz pero todos los años rebuelven la mierda para que no podamos vivir en esa paz que dicen pretender... en fin!, la política, o mejor dicho, el electoralismo, la especulación aritmética de la política, que llega a todas partes, por desgracia...¡gentuza!
Polémica también con los conciertos, en cuanto a la ubicación, demasiado lejos algunos la verdad, la calidad, la falta de rock and roll...En resumen un batiburrillo de todo que me ha tenido a bastante distancia de las fiestas este año.
Pero ayer todo cambio, y es que encontrábame yo con mi ama tomando una cervecita antes de comer y echando una ojeada al cartel veo algo que me llama la atención: -¡coño, pero si en la pérgola tocan esta noche los Cadillac!, jajaja estos son los de los ochenta, los de "Arturo", y no es la primera vez que los veo.
Inmediatamente recordé el último concierto que dio Nacha Pop en Bilbo, en Barakaldo mas exactamente, fue la última vez que vi a mi amado Antonio, estuvo fastuoso aquella noche, débil como un guiñapo y con mas fuerza interior que un supernova, firme, rotundo sujetado a su guitarra, profundo, magnético...Antonio Vega.


Aquella noche la sorpresa fue precisamente que los teloneros fueron Cadillac, que volvían para girar, para grabar otro disco, para hacer caja vaya!!! y que coño, me parece bien.
Ver el nombre de Cadillac me recordó de inmediato a Antonio, y me entraron unas ganas tremendas de ir al bolo, la ubicación es la de los "viejillos", dicho con respeto, en la pérgola suelen tocar Los Diablos, Formula V y compañía y Cadillac no me pegaba mucho, pero bueno, podía ser divertido, se lo propuse a mi madre y me dijo que si, tocaban después de los fuegos así que cenamos en casa, vimos los fuegos y dando un paseo nos presentamos en la pérgola, esperando a Guzmán y compañía...
Salieron puntuales, y tras un dubitativo comienzo, allí estábamos cuatro gatos, apenas seríamos 100 personas, empezaron a presentar a la banda, los cuatro miembros fundadores y un teclista francés, que no lo hacía nada mal la verdad.
Falta de público, público bastante despistado que no sabe muy bien a quien tenía delante, cosa que le ocurría también a los músicos con respecto a la concurrencia y la banda que hace lo mejor que podía hacer...tirar de tablas, empezar a tocar aquellos temas que siempre se quedaron a medio camino del éxito popular y radioformulero  y el culto de minorías sesudas y pretenciosas.
Pero ojo, buen sonido, actitud positiva en escena y buen rollo a pesar de la baja aportación del público, allí solo bailaba yo y un matrimonio algo mayor que yo, que a mi izquierda cantaban todos los temas, se los sabían todos los tíos, unos fans del grupo sin duda.
Empezaron a sentirse bien en el escenario, y el público lo noto, reacción y el tema se iba calentando, tocaron "Se ha cruzado un tonto" y muchos la recordamos y nos activamos, nos adherimos a la nostalgia, notamos como se movían las losas que hacen de soporte a nuestra memoria, era buen día para una labor de rejunteamiento de las mismas, usando los recuerdos que las canciones de Cadillac como argamasa, las voces a lo CSN como herramientas y la magia de la música el resto.
Eduardo Ramirez, el flaco bajista de toda la vida, y Pedro Sanchez se empiezan a unir a la fiesta y se ve que empiezan a disfrutar y ha hacer disfrutar, llega el momento recuerdo, recuerdo a aquel último bolo de Nacha Pop en tierras Bizkainas, y mención a su participación como teloneros, y recuerdo a Antonio...un bella y relentizada versión de "Me Dejaba Llevar"...emoción, Antonio haciendo cosquillas a mi corazón, allí estubo un rato, y luego se fue...
Versión de "You've got a Friend" de Carole King, el público la canta, empieza la segunda parte, mas gente, la banda mas centrada, versión de un tema de James Taylor, buen rollo, buen tema, bien interpretado, los tíos mantienen las voces afinadas y siguen practicando una música tonal de forma notable.
Van desglosando sus éxitos ochenteros, o semi éxitos, y van cayendo poco a poco, ante la cada vez actitud mas receptiva de la concurrencia: "Pensando en Ti", saltarina, juguetona, divertida...algo se mueve en las tripas..."Cuanto tiempo perdido"...mas recuerdos, nebulosos, lejanos envueltos en sombras, las alargadas sombras que a este grupo le ensombrecían entonces la voluminosa masa musical que vivía frente al sol y que formaba el grueso del pelotón de "La Movida", ya sabéis: Radios Futuras, Gabinetes, Alaskas...como para competir.
Y Suena "Hong-Kong", rockera, con ese sabor ochentero típico y oxidado, pero un tema ácido y bailable que suena francamente bien, casi actual..."Llegas de Madrugada", mas madera, buen humor, chistes, nos estamos divirtiendo la verdad, mis padres tienen los rostros relajados, mi madre incluso baila un poco, despacio pero rítmica, estoy contento de compartirlo con ellos, a pesar de lo esperpéntico de la situación, todo funciona bien.
"I.E.O" es otro divertido y bailable tema que calienta un poco mas el ambiente, llega el momento baladas con "Y te Vas", la famosa "Perdí mi oportunidad"...
Y cuando mejor marchaba el bolo, llegan los bises, fantástica "Tres Noches de Verano", cantada de forma enérgica por el bajista Eduardo Ramirez, que buen tema que estaba perdido en mi cerebro, fluido, melódico, influenciado claramente por Antonio y sus Nacha Pop.
Termino de rejuntear las losas de mi memoria, ahora la siento solida, fijada al terreno, renovada y joven...
"Soy un soñador, a golpe de riff y emocional base rítmica, pone punto final al bolo, que por momentos pareció una verbena, pero una verbena llena de rock, pop de calidad, armonías vocales que no envidian a las de los CSN que tanto adoran y veneran los chicos, ya no tan chicos, de Cadillac.
Buen recuerdo, buen rato, rejuveneciendo por un par de horas y de buen humor a la cama, compartir el bolo con mis padres, tan frikie como entrañable fue un placer, en definitiva, que me alegro de haberme animado a ver a una banda que es lo que fue, una buena banda, unas buenas voces y un ramillete de temas elegantes, finos, melódicos y, también es cierto, un poco infantiles a veces.
Memoria rehabilitada, sin falta de derrama, losas como nuevas, un poco mas jóvenes.
¡Gora Aste Nagusia!







sábado, 17 de agosto de 2013

Punto Final a un Año Maldito...


Este último año ha sido una locura para mi, desde las vacaciones del año pasado todo han sido cosas raras, o al menos inesperadas, que me han pillado de sorpresa y me han meneado a base de bien, algunas, casi todas, han sido malas, desagradables y alguna incluso seria y preocupante de veras.
Poco a poco se han ido superando y, casi un año después de que todo empezase a torcerse puedo decir que la mayoría están superadas, no hablo de cosas que me han pasado a mi en exclusiva, no, hablo de cosas que han ocurrido en mi entorno también y que han afectado directamente a gente que me rodea y que es importante para mi, y que sumadas a las que si me han afectado a mi de forma directa han dejado para la historia (personal, mi historia) un año complicado, difícil y lleno de sinsabores.
Pero "with a little help of my friends" hemos ido superando los obstáculos que aparecían en el camino y hemos podido retirar muchas piedras del sendero y empezado a caminarlo, a caminarlo en busca de lo que hay que buscar... vida, experiencias, gente, historias bonitas, de las que aportan, a las que aportas algo...legado vital positivo, en este camino he buscado y encontrado gente, seres humanos, vidas llenas de anhelos, dignidad y positivismo, gente en mayúsculas, amigos.
Y alguno hemos encontrado, Frías fue un ejemplo claro de ello, allí tube el privilegio de pasar uno de  los mejores fines de semana de mi vida rodeado de alguna de las cosas que he encontrado en este camino del que hablo, mentalidad positiva, disposición de amar y sobre todos amigos, gente de puta madre que hace que este paseo merezca la pena, sirva para algo, tenga sentido y además sea una experiencia enriquecedora y fascinante. 
Gracias entre otros, a estos seres que allí se congregaron hemos salido adelante y hoy puedo decir que la mayor parte de los tragos amargos de los últimos meses están ya digeridos e incluso expulsados, escupidos o meados y olvidados en un sórdido y húmedo recoveco del camino, y este se presenta con sus bifurcaciones lógicas (y benditas), pero soleado y en paz, ante mi, insinuando un caminar repleto de buenos momentos escondidos detrás de cada curva, agazapados en cualquier cuneta, o escondidos, observando desde la rama de cualquier alcornoque o pino de los que dan sombra reabilitadora al caminar. Y todo esto no hubiese sido posible sin la gente que ha estado ahí, muchos, la mayoría sin saber nada de esto, seres tan poderosos que lo han conseguido sin querer, sin pretenderlo, solo con ser ellos mismos...un milagro, y es que el ser humano, cuando de verdad es humano es un milagro.


Este post esta dedicado a la gente que se ha cruzado en mi camino este último año, a los que han aparecido de la nada y cual magos han puesto en mi su poder, su influencia positiva y, sin pretenderlo, pero gracias a ser como son, han conseguido asirme de las axilas y sacarme del charco de arenas movedizas en el que me estaba sumergiendo poco a poco, y que ahora, afuera, en suelo firme de nuevo, puedo decir que sin ellos no hubiese salido.
La gente que siempre ha estado, ha estado y esta... los mios, los de siempre...mi familia, la de sangre y la otra, esos son simple y llanamente parte de mi, de mi carne, de mi masa encefálica, de mis vísceras y de mi vida, circulan por mis arterias dando impulso a mi corazón como la sangre que hidrata mi interior, me dan vida y no tengo palabras para agradecerles su existencia, no tengo palabras para agradecerles lo que les debo, y se lo debo todo...
Para unos y otros van estos temas, elegidos, sobre todo, porque molan, como ellos.
Os quiero a todos...





viernes, 16 de agosto de 2013

Hoy cumple años mi colega... y punto!!!


Hoy mi colega Rafa cumple años...es la primera vez que lo celebro, y es la primera vez porque antes de esta, para mi desgracia, no le conocía.
Lo celebro desde la distancia, sin su presencia fisica, imponente por cierto, pero si cósmica, por decirlo de alguna manera, porque le siento, desde hace tiempo le siento.
Desde que le conocí a el y a su chica, no puedo evitar echarles de menos, pronto nos volveremos a ver y entonces, ademas de la alegria y la cerveza, que ambas, cogidas de la mano, corretearan por nuestros cuerpos, tendre la ocasión de tirarle de las orejas, y además unas cuantas veces ¿Eh Rafa???.
Hasta entonces desearte un feliz cumpleaños, que se materialice todo lo que deseas, que pases un día genial con la Reina y tu familia, tus colegas y tu Rock & Roll, que te necesita tanto como tu a el, y como yo a ti...
¡Zorionak amigo!!!



jueves, 15 de agosto de 2013

"Long Wave", (2012) - Jeff Lynne... Digamos, ¡tropezón!

No seré yo quien a estas alturas de la vida descubra a nadie a un artista como Jeff Lynne que lleva vinculado a la música mas de 40 años en diversos ámbitos: como compositor, músico, productor, cantante, en solitario y formando parte de bandas, y también de superbandas...
Que voy a contar, le avalan mil y un trabajos impolutos, realizados con la inolvidable orquesta de la luz electrica, y que también en solitario ha dejado pinceladas de su talento; y por supuesto a nadie se le escapa su labor como productor, que es la que a ocupado su tiempo de modo mayoritario en los últimos años y donde ha dejado firmadas algunas producciones que ya pueden ser consideradas de históricas y referenciales, con artistas como Tom Petty, George Harrison o Roy Orbison.

A pesar de todo lo dicho, un servidor le tenía perdida la pista totalmente al bueno de Jeff, hasta el punto de que el otro día, y gracias a este mundo virtual que es internet, me entere, con un año de retraso, que existía un disco de Jeff Lynne reciente, no de hace décadas como imaginaba, sino de hace apenas un año.
Claro que yo no he sido nunca un gran fan de Lynne, pero presumo de saber valorar lo bueno, y Lynne acostumbra a trabajar sus huertos con buena semilla, simiente de calidad, agua abundante y precisa, y a procurar a sus frutos el mimo y cuidado que su buena formación y crecimiento merece y es recomendable para que el resultado sea: una cosecha de deliciosos frutos, nutritivos y que dejen un poso agradable y si es posible inolvidable en el comensal. Es por ello que no podía dejar pasar la ocasión de sentarme, ponerme la servilleta a modo de babero y prepararme a degustar unos prometedores productos marca Jeff Lynne.
La primera sorpresa con la que me encuentro es que se trata de un álbum de versiones, (otro mas), indago y según parece son temas elegidos minuciósamente por el exlider de la ELO a modo de pretendido homenaje al suponer decisivos e importantes momentos en su vida, desde el punto de vista sentimental, quiero pensar.
Golpe, me repongo y me digo...Venga ¡empezamos!..."Long Wave", que es así como se titula esta recopilación de super-hits revisitados por el británico, consta de 11 cortes que conforman un tracklist mas previsible que un disco de villancicos grabado por los chicos de "La Voz" en plena campaña navideña.


Buenos temas, sin duda, alguno histórico e inconmensurable, pero sobre los que lo que queda por aportar es poco, y este poco no muy positivo para la composición original. De hecho la aportación que ofrece un artista tan importante como Jeff Lynne a estos temas es inocua, vacía y en ocasiones digna de algún adjetivo mas grueso que intentare evitar pronunciar.
Producción elegante, por momentos perfecta, tan perfecta que molesta, se trata de esa molestia que te lleva al ahogo, la impoluta colocación alrededor de tu cuello de la presencial corbata en la boda de turno, esa corbata tan cara, tan bonita, tan bien anudada por tu chica, tan perfecta...tan molesta...Igual pasa en ocasiones con el sonido que destilan algunos de los clásicos homenajeados por Lynne, que de tan engalanados, están incómodos consigo mismos, ejemplo de esto es la apertura con la preciosa "She", insuperable la original de Aznavour, y relamida aquí, con acústicas excesivamente estudiadas, percusión de orquesta de segunda en local barato, de aquellos que vendían alcohol toxico en plena ley seca a la clase obrera...Como anillo al dedo le viene al bueno de Lynne el tema de Roggers y Hammerstein "If I Love You", que a pesar de un incordiante muro de sonido, cuenta con la prestación vocal perfecta y acertada de un Jeff Lynne que se las sabe todas, de lo mejor del disco.
Como una guitarra en la misa de siete del domingo, esa a la que van los que se aburren viendo el "Que tiempo tan feliz", suenan los primeros acordes de "So Sad", y a partir de ahí no mejora demasiado, una eléctrica haciendo el contrapunto y la falta de pulso durante toda la versión son las notas características de este corte, fallido y lejos, lejísimos de la gran original de Don Everly.
Algo mas de garra, cosa que se agradece, mas arena en el frasear, percusión un poco de verdad y vida tiene "Mercy, Mercy", un country inofensivo pero divertido.
"El Final del Verano" de los ínclitos Duo Dinamico, parece el principio de "Running Scared", la cosa no mejora según avanza el reloj y cada vez nos encontramos mas cerca de los españoles del "Lucia" que del autor original que es nada mas y nada menos que Roy Orbison, admirado y querido amigo de Jeff, que aquí falla clamorosamente, una pena.
"Bewitched, Bothered and Bewildered" es un aire que se adapta mucho mas a lo que pretende el cantante, fraseo elegante, casi aristocrático, sonido tenue, dulce y elegante, introduciendo una fallida sofisticacion, pero brillando aquí, por discreto y fino, mejora la cosa.
Sigue la mejora en una deliciosamente cantada "Smile", a la que dota de una guitarra de perfecta sonoridad cabaretera, brillantemente ambientada con sus falsos dorados de latón, pero que cuenta con una voz hermosa y una linea tan impoluta que salva la cara, aunque no mejora la versión de Batiato, ¡increíble!.
"At Last", falla como todas o casi, en la absurda y cansina percusión, inofensiva hasta el insulto, mojigata y aburrida, que efectos orquestales de orquestina de tercera no ayudan a arreglar, prueba no superada...Y no quiero acordarme de la maravilla que en los sesenta firma Etta con esta composición, que entonces apago el ordenata y me dedico a otra cosa.
Bonita, fluida y que anda sola, así es la melodía de "Love Is A Many Splendored Thing" y aquí, ni la percusión, ni las tontunadas orquestales, ni el pertinaz muro de sonido pueden hacer de este aire maravilloso algo desagradable, y claro, queda bonita.
A Chuck Berry no se le estropea así como así, y no lo hace Jeff Lynne, con pulso, manteniendo la vida y el punch intrínseco de la canción le vale para salir airoso, y es que Berry es Berry...
Y terminamos con la glamourosa y archiconocida "Beyond The Sea", bien cantada, tan conocida que le acompañas sin querer, pero otra vez, sin pulso, con una fallida percusión y unas guitarras mas bien inadaptadas al tema, y unas cuerdas que no voy a definir para no ponerme desagradable, aun así la melodía es tan grande que un servidor no puede evitar saltar de la silla y echar un bailecillo a la luz de la fluorescente...
Resumiendo, otro disco de versiones, este de Jeff Lynne, artistazo como la copa de un pino, que aquí no acierta, ni con la idea ni con la forma de llevarla adelante, abusa de una producción que de puro lineal resulta geometrica, y las aristas poco flexibles en la música provocan visiones demasiado evidentes, y esto en temas tan famosos no es positivo.
Recomiendo eso si, la escucha de todos estos temas por sus artistas originales, pues se trata de 11 temas absolutamente maravillosos.
Jeff... Otras veces fue, y ahora debo decirte, que otra vez será...

 
 
 
 

miércoles, 14 de agosto de 2013

2x1 - "Tears of Rage" - The Band/Gene Clark

Quienes me conocen bien, saben de mi profundo amor por The Band, y en especial por esos tres primeros discos, (Si tres, no dos, tres), que me parecen tres autenticas catedrales musicales de pureza, clase, elegancia y sobriedad, un autentico engalane para el rock and roll, vestir al rock and roll de caballero sin que deje de ser un canalla, un canalla a veces encantador, otras no tanto...
Y precisamente el primero de estos álbunes, el inmenso "Music From Big Pink" se abre con un tema que, en la casa rosa precisamente, compusieron Richard Manuel y Bob Dylan que lleva por título "Tears of Rage", tremenda declaración en clave de titulo de canción.


Parece que con este tema empieza todo, una aventura musical de enorme calado, que empieza a andar al son de las mágicas notas de esta canción soberbia, sublime y afilada hasta la desmesura.
¡Insuperable!, es lo mas lógico de pensar tras esta elocución... pues si y no, insuperable pero quizás no tanto.

Quienes me conocen bien, saben de mi profundo amor por Gene Clark, y en especial por sus discos en solitario editados en los últimos años sesenta y primera mitad de los setenta, difícil, muy difícil encontrar un cantante con mas emoción en la voz, mas contención en el fraseo, mas precaución en el flujo del discurso, mas belleza en el decir.

 
Y no menos difícil encontrar un compositor con mas facilidad para encontrar la belleza en cuatro acordes básicos, en melodías de construcción frágil, lineas que viven en el brete de romperse de puro cristalinas que son... cristal de bohemia.
Capacidad para crear belleza del dolor, de la soledad, del desamor, de la enfermedad, del despropósito, de la mala suerte, de la autodestruccion, y lo que es mas increíble, siempre con elegancia, con un tono relajado, plácido, susurrante, casi pacificador...Único.
Pues mi adorado Gene Clark no tubo mejor idea que para su disco de 1971, el maravilloso "White Light", dejar un hueco entre todas las celestiales composiciones que abarrotan este disco, para una versión dolida, intima, tímida, casi diría que asustada de este rabioso tema que lo fue en la concepción de Robertson and company tres años antes, y el resultado es... sorprendente, la rabia convertida en ternura, y sin embargo expresando lo mismo.
¿Cual es mas grande?... ¡Ni idea! a mi no me preguntéis si quiero mas a papa o a mama, quiero a ambos, a cada uno a su manera, ¿Y vosotros?, ¿A quien queréis mas?...
Espero que disfrutéis de las sublimes concepciones que de este gran tema tienen unos artistas tan grandes como los que se citan hoy en esta sección.

 

martes, 13 de agosto de 2013

Un Privilegiado, de Paso por la historia y por la vida...


Un fin de semana paseando, disfrutando, viviendo rodeado de ecos de historia, susurros de un pasado medieval tan oscuro como romántico, tan terrible como épico, tan ruin como hermoso, tan abominable como geométrico... un fin de semana que fue mas un viaje en el tiempo a la edad medieval, en compañía de caballeros, criados, soldados, condes pútridos y doncellas enloquecidas de dolor, un fin de semana con mi gente, un fin de semana digno de un privilegiado.

Me gustaría saber transmitir lo vivido, pero  no encuentro las palabras precisas, quizás la amalgama de situaciones, la mescolanza humana que se estableció en nuestro entorno, poco ortodoxo pero a la vez compenetrado en el común denominador de dejarnos llevar por la magia que irradiaba la ciudad, dejar que nuestra voluntad se humillase a las exigencias que el pasado imponía desde las almenas de la fortaleza que luego...a la noche...serviría a las escasas y escuálidas huestes fredenses a defender su villa, no las piedras que conforman las murallas y las casas no, a defender su honor, su linaje de argamasa, su leyenda, la que,como un buen vino, adquiere status de leyenda encerrada en esas cubas que son los pergaminos y las memorias transmutables de generación en generación, memorias de villano pobre, analfabeto pero sabio, sabio por instinto, sabiduría que trae arrastrada el aire, sabiduría humilde e inocente, tan inocente que le permite ganar y lograr el milagro, de propio desconocimiento del mundo, un villano tan sabio que no sabía que era imposible...y lo consiguió.

Y ahora mirando a Frías por el espejo retrovisor, ese que cada vez hace mas pequeña la imagen, despacio, cruel pero realista, me resisto a olvidar estas horas, no quiero olvidarlas, no tan pronto...
A toda la gente que compartió conmigo este fin de semana, mi agradecimiento por ser como son, por sus sonrisas y sus chistes malos, mi recuerdo en forma de canción o canciones, dos de las que Savoy incluyó en su fantástica pinchada bajos las estrellas brujas de la noche de san Lorenzo...

Bilbao, 13/08/2013  -   Martes/13

 

viernes, 9 de agosto de 2013

John Hiatt - "My Kind of Town, The Lost 1993 Chicago Broadcast", (2013)


Como a escondidas ha llegado a las tiendas, especialmente virtuales, este bootleg del inigualable John Hiatt grabado en 1993, en una etapa de su carrera especialmente prolífica en cuanto a cantidad como a calidad.
En los conciertos que sirvieron de presentación del extraordinario "Perfectly Good Guitar", (1993).
El set-list esta en consiguiente compuesto por temas de la época final de los ochenta y principios de los noventa, incluyendo lo mas granado de discarracos como "Slow Turning", (1988), "Bring The Family",(1987) o "Stolen Moments", (1990), es decir, de lo bueno lo mejor de lo mejor lo superior en lo que a la carrera de este artistazo se refiere.
Rodeado de una banda de auténtica enjundia, tirando tanto al soul como al rock mas rugoso, como al blues o al folk, con su reconocido registro vocal, perfecto de extensión y color, cantando como pocos y con actitud, en todo momento enchufado y dejando escuchar los comentarios que hace al público, se trata de un directo mas que recomendable y totalmente imprescindible para el artista de Indianapolis, vivo , caliente y como no, fino, tenemos en esta grabación al mejor John Hiatt en vivo, remasterizado el sonido es mas que aceptable.
Consejo de Addison: No os lo perdáis...



                                          

Aqui os dejo el fantastico trac-list que luce este discarraco:

Track Listing
1. It'll Come to You
2. Drive South
3. Paper Thin
4. When You Hold Me Tight
5. Child of the Wild Blue Yonder
6. Straight Outta Time
7. A Thing Called Love
8. Cross My Fingers
9. Feels Like Rain
10. Have a Little Faith in Me
11. Perfectly Good Guitar
12. Seven Little Indians
13. Bring Back Your Love to Me
14. Rock Back Billy








miércoles, 7 de agosto de 2013

Henry's Funeral Shoe - "Everythings For Sale" - (2009).

Mentiría si no dijese que la primera escucha de este disco no me resultase extraña, contradictoria y un poco difícil, en cambio también es cierto que al acabar de sonar el ultimo corte de este "Everythings For Sale" de los jóvenes Henry's Funeral Shoe me quede con ganas de mas, por lo cual volví a escucharlo entero, y en esta segunda ocasión las cosas cambiaron, y en mi interior empezaron a trazarse unas lineas mas o menos claras que irían formando el contorno y la forma de lo que su propuesta musical imprimia en mi cerebro, oscuridad, vida a ras de suelo, de la que se arrastra protegida por la noche, impulsos de bajos instintos en las esquinas mas oscuras del alma..


La luz es un elemento lógicamente de vital importancia en cine y pintura, pero en la música también tiene su importancia. Cuando escucho los temas de estos dos hermanos, Aled y Brenning Clifford, guitarra y voces y batería y voces respectivamente, no puedo evitar evocar el cine realista alemán de principios del siglo pasado, no puedo evitar asociar sus riffs, sus lineas de bajo, su ritmo, la voz y forma de cantar de Aled con esos paisajes urbanos presididos por la oscuridad, muchas veces rajada de parte a parte por un rallo de luz normalmente sucio, oscurecido por una suerte de humo, inofensivo pero amenazante, inquietante y que impide que la luz aporte su cualidad a un escenario que sigue oscuro a pesar de esa luz, en tinieblas, en unas tinieblas claras, donde todos nos vemos pero nos sentimos cautivos de esa abrasiva oscuridad humeante, nebulosa, casi peligrosa.


Y así es la música de estos londinenses, oscura, humeante, sucia y aprisionadora, casi inquietante, casi y sin casi agresiva, de parecer peligrosa.
Se trata de un blues rock de negros sentimientos melódicos, sórdida en su sonar, silvestre en su ritmo, tan siniestro como anárquico, unos temas que cual pájaro de mal agüero penetran en tu conciencia condenándolo todo a la oscuridad, a la incertidumbre, al desasosiego, pero con un acento desesperado, sufriente en la excesiva caracterización canora del frontman que hace que tomes partida activa en todo ello, introduciéndote en ese escenario opresor y de húmeda temperatura sonica.
Blues de pantanoso sonido, que arrastra cenagosos riffs, desordenados y enfermizos, que navegan en el mar de confusión de una sección rítmica inquieta, asustada, nerviosa...
Sin embargo el conjunto resulta redondo, silvestre, casi primitivo pero efectivo, expresivo y que no deja indiferente a nadie, un sonido que renuncia a la sutilidad musical, que no quiere saber nada de cánones establecidos y que se dedica a vagar por los recovecos mas prohibidos y asustadizos de tu aparato nervioso, que se cuela por las rendijas que llevan a los rincones oscuros de tu alma, de tu cerebro, de tu memoria, tintándola de negro mate y contaminándola con el humo del rescoldo que el ultimo amor quemado dejo en la hoguera del cerebro de alguno de los hermanos responsables de estos temas.
Sin dar opción al virtuosismo instrumental todo el montante sonico es de una pieza, con una voz que puede resultar tanto plañidera y asustadiza como arenosa y alarmante, casi amenazante, dispuesta a todo.
Resumiendo, que me gusta la propuesta de estos jóvenes británicos que, osados y con evidente personalidad desglosan un total de 10 temas de intensa actividad sismicosonica en terribles ambientes de negro pensamiento musical que comprenden brillantes aportaciones en algún muy recomendable corte como la extresante y siniestra "Henry's Funeral Shoe", dotada de un histriónico estribillo rematado por un enfermizo riff que se repite hasta el extress. No menos extresante puede resultar "Down the Line", machacona en su base rítmica opresiva y sudorosa.
"Don't Lose The Rythm" nos da un respiro, resultando un blues mas asequible a aparatos nerviosos sensibles y mas cercana a la ortodoxia. Vuelve la histeria vocal, sonica y rítmica con la extraña "Stranger Dig". 
Otro descanso con "It's a Long Way" y seguídamente la  Crazy Horsiana "Maria Maria", tema de ritmo inquieto, tempo inconstante, falto de pulso y regular discurrir, pero que resulta adictiva y envaucadora, uno de los mejores cortes del disco en mi opinión.
Siniestra, gótica o que se yo se me antoja "Empty Church", incluso la voz parece querer asustar a quien ose quedarse pegado al altavoz para rendir escucha a esta suerte de amenaza divina, o antidivina...
"Coming on Through" es un tema mas ligero, rítmico, digerible y fluido, dotado de un fibroso y atrapador riff y un bajo obsesivo en su insistencia, ritmo loco para otro gran e interesantísimo tema. Mas cerca del punk que del rock o del blues esta la histérica "Second and Prayer", que cantada con una rabia destartalada nos invita a mover el cuerpo como en un baile satánico que puede costarnos caro, de apariencia enfermiza es un tema hilarante, y se cierra el disco con"Mary's Tune", unico momento en que la acustica y la harmónica tienen oportunidad de allanar el camino a la luz, a los sentimientos limpios y sanos, hasta la voz de Aled suena distinta, a ser no poseído, una balada que quiere ser un folk de románticas y cálidas texturas y que lo consigue solo a medias, pero que esta bastante bien, un quiero y no puedo ser el Neil Young de Comes a Time o de Harvest Moon.
Curioso y personalísimo disco cuya escucha me parece francamente recomendable y cuya segunda escucha creo que es imprescindible si no lo has desecho después de la primera, una banda personal que rula por los vericuetos sonicos de gente como Black Keys y que juguetea con ecos de The Doors o incluso en ocasiones del heavy iniciatico.
Interesante y adictivo, a mi me gusta mucho y me ha atrapado, lo recomiendo sin paleativos, buen disco y diferente opción, para los que dicen que todo dios hace siempre lo mismo, hay excepciones, quienes prefieren la oscuridad a la luz.
De cualquier modo estoy deseando echar el oido a su segundo trabajo "Donkey Jacket".







domingo, 4 de agosto de 2013

Tom Keifer - "The Way Life Goes" - 2013


Ha hecho sufrir el cabrito de Tom Keifer a su parroquia, y es que son casi 20 los años que llevaba la voz de Cinderella callada, sin ofrecer material nuevo a la concurrencia, que antaño disfrutamos y de lo lindo con el rock and roll afilado y directo de la formación americana.
Y tras 19 años, vuelve a aparecer, (si, si han pasado 19 años desde aquel "Still Climbing"),el hombre que daba identidad y expresión al grupo, el carismático Tom Keifer, y lo hace con un nuevo álbum, su primer trabajo en solitario, bajo el brazo.


Con el titulo de "The Way Life Goes" se presenta ante el publico el señor Keifer, aportando su voz, característica, superados los problemas pretéritos a primera vista, y recordando, como no podría ser de otra manera a sus míticos Cinderella.
Si bien es evidente que Keifer es la voz de Cinderella, y que el recuerdo de aquellos discos asalta el cerebro del oyente, si me da la sensacion de que en este "The Way Life Goes" hay bastante de Keifer, de un Keifer aparte de Cinderella, mas Keifer y menos Cinderella, algo diferente y nuevo, no tan comparable como podría parecer en una primera escucha al rock ofrecido antaño en compañía de sus esbirros y compañeros de banda..
Y la vuelta es mas que satisfactoria, pues Tom nos hace entrega de una colección de temas que estan dotados de todo lo que se espera de un rockero embaucador y de raza como este.
Temas de fluida linea melódica y rockera actitud sonica e interpretativa, dotados de esa característica capacidad de penetración lírica que tenían también los temas de Cinderella y que aquí no se ha perdido, si también es cierto que no alcanza el disco los grandes momentos de la inolvidable agrupación de Philadelfia.
Mas que suficiente, disfrutable y en momentos demoledor disco que salvo algún tema, que resulta como mínimo sorprendente, sorprendente en el sentido negativo del termino, como la absurda y ultracomercial "A Different Light" o la empalagosa "Ask Me Yesterday", que no aportan demasiado y que parecen viajar de polizones en esta nave de rock y glam que es "The Way Life Goes".


Si satisfacen plenamente otros temas como la fantástica "Solid Ground" que abre el disco de forma rotunda, dejando claro lo que tenemos por delante, el glam ácido y de solida construcción de "It's Not Enough", que da paso a la sencilla pero distraida melodía de una tópica pero atractiva "Cold Day in Hell", tema de estribillo efectivo.
Baladas como "Thick and Thin" o la citada "Ask Me Yesterday" también tienen cabida en el tracklist de este trabajo, variado y completo. "Fools Paradise" es un tema clásico de Keifer que en mi opinión se queda un poco corto, en general, no se como explicarlo, quiere y no puede, sin ser un mal tema, mas comercial y sin embargo mejor tema y con mucho mejor funcionamiento sensorial tiene en mi opinión el corte que da titulo al Lp: "The Way Life Goes".



Al Rod Stewart de los buenos tiempos me recuerda la ligera y digerible "The Flower Song", y a Aerosmith me suena la tranquila pero excelente "You Showed Me".
El rock mas ácido y correoso aparece, y con cierta brillantez en enérgicos y afilados temas como "Mood Elevator" y "Ain't That a Bitch" que hacen que nuestros corazones bailen al ritmo de estas piezas de eléctrica y jugetona base rítmica, el glam mas sofisticado y plateado se asoma a los aires blues de dos muy buenos temas como "Welcome To My Mind" y "Babylon" que cierra brillántemente el disco.
Gratificante y superdivertido disco, que te hace bailar, ensoñar y rockear dentro de un entorno aún juvenil, feliz retorno al infierno rockero de Tom Keifer que, creo, todos celebramos y disfrutamos, siendo este retorno con un muy buen disco como sin duda es este "The Way Life Goes".